Páginas vistas en total

miércoles, 3 de marzo de 2010

La dictadura de la incompetencia

Vuelo Barcelona-Asturias a las 7 de la mañana. Dos sesiones de coaching en el Principado, con sendos directivos muy bien preparados, comprometidos y con ganas de hacerlo cada vez mejor. Por la tarde, he estado grabando un vídeo para una compañía de telecomunicaciones cliente y amiga. Están lanzando un Plan de Motivación innovador y muy personalizado.

Entre la noche de ayer y los vuelos de hoy he estado leyendo La dictadura de la incompetencia, de Xavier Roig. Roig, que este 2010 cumple 53 años, ha sido Director General de Sema Group y Schlumberger, multinacionales de consultoría. Ha escrito un libro valiente, profundo y que da mucho que pensar, que en su versión en catalán ha vendido entre 15.000 y 20.000 ejemplares y que en castellano será a buen seguro un gran éxito de ventas.

Comienza el libro con una vivencia personal del autor. Un conseller de la Generalitat convocó a diez “representantes de la sociedad civil”. En realidad, sólo tres (entre ellos Roig), estaban en el sector privado. Se debaten, comenta el autor, los sueldos en la banca privada y no que las cajas de ahorros que reciben ayudas del FROB no sean reemplazados. “Todo aquello que es privado es malévolo o tiene segundas intenciones; todo aquello que es público es honesto y está pensado para nuestro bien”.

Roig da mucha caña, y hace bien. Por ejemplo, “el caso de Cataluña, paradigma (falso) de ‘sociedad emprendedora’. Los que conocemos como ‘empresarios importantes’ o bien no son empresarios o bien no son importantes. (…) Siempre están arrimados al poder, no creen en la libre competencia”.

Lo más interesante no es la polémica que Xavier Roig alimenta, sino los datos que aporta. Como decía Otero Novas, gallego sabio que fue dos veces ministro con Suárez: “usted puede tener opiniones distintas a las mías, pero no datos distintos a los míos”. Me quedo con dos: el origen laboral de los parlamentarios. En el Parlament de Catalunya, el 68% son funcionarios. En el Congreso de los Diputados, el 72% (el mismo porcentaje en las Cortes de Castilla y León). En la Asamblea de Madrid, el 75% (no hay datos de Andalucía, Extremadura o Galicia). En la Asamblée Nationale, el 50%. En la House of Commons, el 47%. En la Camera dei Diputati, el 43%. En el Scottish Parliament, el 40%. Funcionarios que no son precisamente, por lo general, abogados del Estado, ingenieros civiles o jueces. El segundo grupo de datos es sobre la Formación Bruta de Capital ligada al sector de la construcción: el 30%.

La educación y la cultura son los sectores donde el pesebrismo funciona más y mejor. “El Liceo es un claro ejemplo de cómo los miembros de las administraciones públicas y las sociedades sin accionistas se pagan la fiesta con el dinero de los clientes”. En contraste, EEUU destina el 8’5% del PIB a actividades culturales no lucrativas (Francia el 4’2% y Alemania el 3’2%); el 9’3% de la población activa trabaja en la cultura; el 50% son ingresos propios, el 35% donaciones y sólo el 7% financiación pública. En la educación, Roig cita el estudio de McKinsey. ¿Por qué los mejores son Finlandia, Corea, Singapur, Hong Kong, Canadá? Seleccionan para profesores a los mejores, se forman continuamente, dedican un sobreesfuerzo del 20% a los alumnos que lo necesitan (responsabilidad en los resultados). Talento, talento, talento. No hay otra manera. “Ningún sistema educativo puede tener una calidad superior a la de sus maestros”. Conclusión del autor: la educación no parece una inversión para el futuro de nuestros hijos, sino para el futuro del Estado.

Xavier Roig es firme partidario de la globalización (“la única salida, a pesar de sus defectos”), porque será el triunfo del libre mercado, y no de la “simpatía solidaria” con el dinero de los demás.

No en todo estoy de acuerdo con el autor. Por ejemplo, Roig escribe “¿de veras hay alguien que piense que la actual SEAT tiene los días contados? No me lo creo. Las autoridades ocultan la verdad. Gobiernos y sindicatos saben perfectamente que la SEAT tarde o temprano cerrará o deberá convertirse en algo radicalmente diferente a lo que es ahora.” Un servidor tiene la convicción de que SEAT saldrá adelante, porque es una de nuestras empresas emblemáticas y porque su talento (individual y colectiva) aflorará y marcará la diferencia. Tampoco coincido con su opinión sobre el turismo, que llama “prostitución macroeconómica”. Para un servidor, el turismo bien entendido, sostenible, es cultura en el mejor sentido del término.

¿Y la justicia? Según el ranking anual del Fraser Institute, Alemania, Holanda, Israel, Noruega, Australia, Dinamarca, Reino Unido, suiza. Todos aprueban (EEUU, con un 6’6). España es la 64ª, con un 4’5 (Italia, 68ª, con un 4’3). Por delante, toda la OCDE. Tanzania está en el puesto 56º, Túnez o Egipto (puesto 41º). ¿No se nos cae la cara de vergüenza?

Roig dice que hay funcionarios excelentes, pero que el sistema es perverso (dinero barato, inmuebles baratos, financiación irregular de los ayuntamientos, falta de cultura del trabajo y el esfuerzo).

La dictadura de la incompetencia, de Xavier Roig, es un libro imprescindible en estos momentos. Lúcido y muy bien documentado. He decidido enviar cinco ejemplares a los Presidentes de las Comunidades Autónomas con las que trabajamos y hemos trabajado, para que lo lean con detenimiento.

2 comentarios:

Oriol M. dijo...

Este libro es magnífico. Demoledor. Llama a las cosas por su nombre, y está bien escrito.
No sé si ya ha salido la edición en castellano (el original catalán lo publica La Campana), pero si no leen catalán, en cuanto salga, corran a la librería! merece muchísimo la pena!!!

Roger Sangenis dijo...

No será del gusto de los poderes establecidos tanto en política como en entidades financieras y los comparsas de ambos, los periodistas. Es un magnífico libro de la sociedad civil para la sociedad civil. Es un punto de vista mayoritario entre la gente que se gana la vida produciendo valor añadido y que será sin duda ninguneado por la docta crítica de quien tiene el altavoz agarrado.
Un derroche de clarividencia y sentido común. Un texto que deberían leer obligatoriamente los que se desplazan en coche oficial y/o cobran su sueldo de los impuestos. Los voceros profesionales deberían renunciar momentáneamente a sus dependencias y dar luz a este compendio de verdades como puños, duela a quien duela.