Páginas vistas en total

jueves, 25 de marzo de 2010

Esto sólo lo arreglamos con empresas

Jornada entre Madrid y Bilbao. Vuelo de las 9.35 horas de la mañana A Coruña-Madrid para asistir a la entrega de los Excellence Awards 2010, organizado por el CRF Institute, presente en 12 países, entre ellos China y Sudáfrica. Tras la salutación de Robert Schaefer, responsable de CRF en España, hemos visto un vídeo sobre cómo va a cambiar el mercado laboral en la próxima década y Maite Saénz, directora de la revista Observatorio de Recursos Humanos, ha moderado un debate con José Manuel Casado (socio-director de 2C Consulting) y un servidor (Pilar Jericó, que tambien estaba invitada, no ha podido venir por estar aquejada de fiebre).

He recordado que anoche, tras la cena organizada por APD Noroeste, estuve viendo en la tele un programa de 59 segundos dedicado a Cómo arreglamos esto con Julio Anguita, Enrique Barón, Antonio Garrigues, Manuel Gómez Navarro, Manuel Pimentel, Josep Piqué. Más del 80% de ellos han tenido responsabilidades políticas (ministros o similares), unos dos tercios son empresarios y sin embargo hicieron por lo general un discurso macro (modelos productivos con o sin construcción e inmobiliarias, déficit público, etc). Esto no es que lo arreglemos entre todos (como proclama la campaña de 4 M € que lidera Gómez Navarro). Esto lo arreglamos las empresas. Y hay ganadores y perdedores (de hecho, cerraron más de 200.000 empresas en 2009, un 20% del total, y 242.200 en 2008).

En este debate he tratado de compartir tres ideas:
1ª. Ligada a la existencia de ganadores y perdedores, la importancia de ad-mirar (reflexión) frente a en-vidiar o idealizar. Miras o ves, como escuchas u oyes, olfateas o hueles, palpas o tocas, degustas o gustas. Tenemos que poner los cinco sentidos (la clave de La sensación de fluidez), pero de verdad. Las empresas asistentes merecen nuestra ad-miración.
2ª Esto sólo con empresas… meritocráticas. En el último congreso de empresas familiares se comentó que si cada compañía fichara doce personas más, se acababa el desempleo. Las meritocracias atraen, fidelizan y desarrollan talento porque cuentan con una estrategia eficaz (incluyendo visión, misión y valores), un diseño organizativo adecuado, gestión del desempeño profesionalizada, una cultura corporativa como es debido, climas de satisfacción, rendimiento y desarrollo, políticas activas de compensación y un auténtico liderazgo.
3ª La clave de la competitividad y la productividad es la Calidad Directiva. La nuestra, como país, es baja (la novena economía del mundo y la 6ª en escuelas de negocios es la 33ª en competitividad y la 28ª en calidad directiva). O hacemos algo en la práctica o vamos para atrás como el cangrejo.
Los diez finalistas han sido Axa, Campofrío, Deloitte, France Telecom, Leaseplan servicios, Oracle Ibérica, Steria Ibérica, Vodafone, Wolters Kluwer y Zurich. El tercer premio lo ha ganado Axa, con el Programa “Vive las actitudes Axa”. La medalla de plata, Zurich, con sus Programas de Desarrollo Directivo. Y el premio premio, para el HR Team, Vodafone, con “Vodafone Wellflex”. CRF me ha concedido el honor de entregar este primer premio a Pedro Díaz (DRH de Vodafone España) y parte de su equipo (entre ellos, Paco Torrecuadrada). Un acto muy intenso y positivo en el Ouimad del Palacio de los Deportes. Una oportunidad de distinguir a las empresas que merecen nuestra admiración.

Vuelo de las 15.30 a Bilbao y reunión a las 17 horas en el Guggenheim con Mikel Madariaga (DG de APD Norte), Javier Irureta (jugador, entrenador y actualmente Director Deportivo del Athletic de Bilbao), María Ruiz de Oña (psicóloga deportiva del Athletic), Josu Urrutia (ex jugador del Athletic y responsable de procesos de acompañamiento de Loop Consultores) y Gregorio Arbizu (Jefe del departamento de RRHH de la Autoridad Portuaria de Bilbao).

Octava edición del Cine Fórum empresarial APD con la película Buscando a Eric, de Ken Loach, con Eric Cantona, patrocinado por Adecco. A las 18.30 horas, han presentado el acto Juan Ignacio Vidarte, DG del Museo Guggenheim de Bilbao, y Álvaro Videgain, Consejero de APD Zona Norte y Presidente de Tubacex. Después de la proyección de la película (cine social con optimismo y esperanza), he tenido el privilegio de moderar el debate con Gregorio Arbizu, Jabo Irureta, Maria Ruiz de Oña y Josu Urrutia, durante una hora, hasta las 21.30. Ha sido muy interesante la reflexión de los intervinientes sobre la utilidad del coaching, las emociones, el desarrollo, el presente y el futuro, el deporte y la empresa…

Una vez más, ha quedado claro que el cine es el método del caso del siglo XXI.

2 comentarios:

Oscar dijo...

Ayer levanté la mano en las butacas traseras y, debido al tiempo, no pude comentarlo.
Además de otros detalles, lo que más me recordó a coaching fue la mención de Cantona (coach), por 2 veces, de "tienes más caminos" en clara alusión a los beneficios de que otra persona (con otras gafas) te muestre más opciones (o perspectivas) para que Eric (coachee) elija por sí mismo.
En ese sentido, aún siendo una persona que se ha formado en coaching ontológico que cree firmemente en el lenguaje como creador de la realidad, considero que Goio afinó demasiado con Jabo (el coach no aconseja) y con Alvaro (el coaching no es una herramienta).
Me quedo más con la fluidez y con la autenticidad del proceso en clave de aceptar el consejo (si se considera útil y explicitando su uso) y las palabras (como herramienta) si funcionan con el coachee y con la organización que contrata el servicio.
Finalmente, también quería comentar que tampoco me gusta el término "coachee" aunque no me convence su "sustituto" (pupilo); también me he formado en CTI (Co-Active coaching) y comparto su criterio de situar a coach y coachee en el mismo nivel y la palabra "pupilo" no me suena así.
La pregunta hubiera sido para María: ¿Cómo encaja el coaching en el fútbol profesional y, más concretamente, en Lezama? Seguro que las herramientas de coach con muy útiles para entrenadores, directores deportivos, presidentes, agentes, etc. pero probablemente al coach se le vea como una ingerencia que costará integrar.
Como conozco a María seguro que encontramos un momento para compartir la inquietud.
Un saludo.
Oscar Garro

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Gracias, Óscar.
Efectivamente, como destacó Goio, el proceso que vemos en "Buscando a Eric" no es en puridad Coaching. Sin embargo, ¡qué buena sensación te deja comprobar que Eric el cartero, que lleva una vida miserable al principio de la cinta, es capaz de desarrollarse y encauzar su vida!

Estoy contigo que "pupilo" no es un término perfecto; ahora bien, como tú mismo señalas, "coachee" es una palabra fea y no debemos abusar de ella.

Cuando compartas tu inquietud con María, por favor cuéntanoslo.

Gracias por estar ahí, en el Cine Fórum y en la comunidad del blog.

Un abrazo,

Juan Carlos