Páginas vistas en total

martes, 9 de febrero de 2010

Sudáfrica, La Roja y el Invictus Raúl

Esta tarde hemos celebrado el Cine Fórum de APD en Kinépolis, con el título “Valores para un país, Valores para la empresa” con la proyección de la película “Invictus” de Clint Eastwood y posteriormente un debate con el Sr. Embajador de Sudáfrica en España, Vusi Bruce Koloane; el capitán del Real Madrid, Raúl González Blanco; el portavoz de la Real Federación Española de Fútbol, Jorge Carretero y la DG de Creade Lee Hecht Harrison, Nekane Rodríguez, moderado por un servidor. Un privilegio único.

Ni que decir tiene que la expectación ha sido enorme. La sala 7 de Kinépolis, con capacidad para unas 800 personas, es una preciosidad, estaba prácticamente llena. Antes de empezar, hemos obsequiado al Sr. Embajador con una camiseta de Raúl firmada por él. y le hemos pedido al Sr. Koloane que nos firmara un gran libro sobre Mandela, que conservaremos en Eurotalent como un gran trofeo. El Sr. Bruce Koloane ha comentado que sus hijas y los hijos de Raúl van al mismo colegio y que su hija le había sacado una foto al capitán y enviado a su país. Raúl es conocido en todo el mundo. El portavoz de la RFEF ha destacado que Raúl es un referente mundial por sus valores y uno de los tres jugadores de la selección (junto con los porteros Zubizarreta y Casillas) que disputado más de 100 partidos internacionales con La Roja. Sus valores dentro y fuera del campo le han convertido en uno de nuestros mejores embajadores en todo el mundo.

Tras la proyección de la película, que ha encantado a los asistentes, Enrique Sánchez de León, DG de APD, se ha dirigido a los mismos sintetizando las claves de una historia tan especial, la que narra John Carlin en su libro “El factor humano” y nos muestra Clint Eastwood. Después, en el coloquio, el Embajador ha comentado el Liderazgo de Mandela, su capacidad de integrar un país. Raúl ha hablado de su labor de capitán, de su estilo de liderazgo como capitán. Jorge Carretero ha destacado la enorme ilusión que generó La Roja con la consecución de la Eurocopa de Naciones y la importancia de detalles como que se reunieran “los héroes del 64”, que había ganado la Eurocopa anterior con la selección actual antes de partir a Austria y Suiza, así como el impacto del fútbol en nuestra economía (el 1'5% del PIB). Y Nekane Rodríguez ha llevado los valores y el Liderazgo del mundo del deporte a la empresa.

En El País, Eleonora Giovio ha escrito: “Es posible que a todo aquél que oiga la palabra capitán se le vengan a la cabeza Zubizarreta, Hierro, Puyol, Maldini o, cómo no, Raúl. En una gala especial, con la lucha contra las discriminaciones sociales como fondo y junto a Vusi Bruce Koloane, embajador de Suráfrica en España, el madridista vio ayer en el cine Kinepolis las hazañas de otro capitán. Las de François Pienaar, uno de los protagonistas de la película Invictus. Llevaba el brazalete de la selección de rugby de Suráfrica que se impuso a los imbatibles All Blacks de Nueva Zelanda bajo la mirada de Nelson Mandela.
Ningún presidente de Gobierno, hasta ahora, ha llamado a Raúl para preguntarle, como hizo Mandela con Pienaar, cuál es su estilo de capitanía. Pero él tendría clara su respuesta. Ayer, tras emocionarse con la obra dirigida por Clint Eastwood, dijo que prefiere jugar al fútbol a sentarse a hablar del liderazgo, pero, puesto a debatir, confesó que su referencia siempre fue Butragueño y que para ejercer de capitán utilizó los valores que le transmitieron Sanchis y Hierro, del que heredó el cargo en 2003.
Por aquella época, el siete ya llevaba nueve temporadas en el Madrid. Ahora son 16: "Siempre me he sentido un privilegiado. Nací en un barrio humilde y tuve la suerte de hacer lo que más me gustaba: jugar al fútbol. Encima, fiché por el Madrid. Mi espejo siempre fue El Buitre. Se puede jugar peor o mejor, pero a los niños nos llenaba. Soñaba con parecerme a él para dar ejemplo".
Todavía recuerda Raúl la portada de los periódicos el día siguiente a su debut, en La Romareda, ante el Zaragoza: "Bebé a bordo". "Efectivamente, con 17 años, era un bebé. Las palabras se las lleva el viento. A mí me gustan los hechos: luchar y progresar. Es lo que llevo haciendo en los últimos 16 años en el Madrid", dijo.
A Raúl le hicieron de cicerones, además de Hierro y Sanchis, Buyo, Chendo y La Quinta del Buitre. "Cuando llegué, me transmitieron unos valores: ganar y jugar bien, sí, pero lo más importante era saber perder y respetar a los rivales", relató Raúl, a quien Koloane puso en apuros cuando pidió para él un aplauso al "mejor embajador del deporte". Raúl tiene su proprio concepto de la capitanía y el liderazgo: "Hacer fácil la integración de los que llegan, decirnos todos las cosas a la cara y rebajar la euforia si sube demasiado".
La Suráfrica de Pienaar ganó el título mundial contra pronóstico. Algo parecido a España en la Eurocopa de 2008. Raúl, que no estaba en La Roja, recordó, nostálgico, las sensaciones de otra final, la de la séptima Copa de Europa del Madrid, en Ámsterdam: "Fue el único día que un partido me quitó el sueño. No conseguí echarme la siesta. Redondo apagó las luces y cada diez minutos me preguntaba si estaba dormido". "Todos queremos jugar el Mundial, aunque algunos lo tenemos más complicado", bromeó al despedirse.”

Me ha encantado el carácter de Raúl, del embajador de Sudáfrica (un gran representante de un gran país, al que adoro) y del portavoz de la RFEF (La Roja va al Mundial de Sudáfrica como nº 1 del ranking FIFA). Como ha dicho Jorge Carretero, España tiene en estos momentos el mejor equipo del mundo, pero en un mundial puede pasar cualquier cosa. La palabra clave para nuestra selección es Responsabilidad.
Gracias, Raúl. Gracias, Vusi. Gracias, Jorge. Gracias, Nekane. Y Gracias a APD, a Creade, a Kinépolis, a los centenares y centenares de personas que hicisteis posible una noche tan mágica.
Soy dueño de mi destino y capitán de mi alma ("master of my fate, the captain of my soul").