Páginas vistas en total

viernes, 15 de enero de 2010

Tragedia en Haití

Hoy ha sido una jornada mágica. Varias propuestas estratégicas (para el gobierno de una comunidad autónoma, una gran institución educativa, una importante empresa del sector de alimentación y otra del “cuarto sector”) con una alta probabilidad el mismo día, para acabar la semana. En todas ellas, se destaca la necesidad de mejorar el Liderazgo a través del coaching, lo cual es estupendo. Algo se mueve en los inicios del 2010: adiós al capitalismo salvaje, bienvenido el talentismo…

Todo el planeta está consternado por la catástrofe de Haití, un terremoto de 7’3 grados en la escala de Ritcher (35 veces más potente que la bomba de Hiroshima) antes de ayer miércoles a las 16:53 horas, dejando unos 50.000 fallecidos. La red social UIMP 2.0. nos recuerda que podemos ayudar a ese país a través de las distintas cuentas que se publican en la página de RTVE (http://www.rtve.es/noticias/20100114/como-se-puede-ayudar-a-haiti/312140.shtml). En la misma página web, me he puesto a ver el episodio de “Españoles por el mundo” sobre Haití (http://www.rtve.es/mediateca/videos/20090316/espanoles-mundo--haiti/450209.shtml).

Haití, del taíno-arawak, significa "tierra montañosa". ¿Qué le pasa a este país, el más pobre de América, con un 70% de la población en la pobreza? En varias de las ocasiones en las que he estado en la ciudad de Santo Domingo, ha habido compatriotas que querían visitar esta nación (Haití y la República Dominicana comparten la misma isla, La Hispaniola, 1/3 Haití y 2/3 RD). Siempre lo desaconsejan las autoridades (en 2008 hubo en Haití 262 secuestros, 50 de ellos de niños). Colonia francesa hasta 1804 (fue el 2º país de América en conseguir la independencia tras EEUU, en 1804), es el primer caso en el que los esclavos abolieran el sistema de forma autónoma. Por el comercio ilegal de los criollos en la parte oeste de La Hispaniola, el gobernador Antonio de Osorio ordenó en 1605 la despoblación de la parte oeste de la isla, de la que se apropiaron bucaneros y filibusteros de origen francés. Por el tratado de Ryswick (1697), Francia se quedó con el territorio e impuso un férreo control esclavista (300.000 africanos, 12.000 blancos libres). Hoy, el 95% de la población es de color y el 5% restante, blanco y mulata. La religión oficial, junto con el catolicismo, es el vudú.

Pasado esclavista, gran inestabilidad política, invasión de EEUU de 1915 a 1934, dictadura de los Duvalier de 1957 a 1986, los cascos azules intervinieron en 2004 (todavía, antes del terremoto, mantenían 7.000 soldados)… Una historia terrible, uno de los cuatro países más peligrosos del mundo. En 2008 el país sufrió cuatro huracanes, con más de 900 muertos.

¿Cómo es posible que la República Dominicana, con un clima similar al haitiano, no esté en condiciones tan lamentables? Porque tuvo una política forestal mucho más eficaz y mantiene una cubierta vegetal sostenible. Haití ha sobreexplotado sus bosques por la demanda de madera, lo que ha provocado la escasez de agua y la erosión del suelo. El 80% de los haitianos con estudios se ha ido del país (principalmente a EEUU) en busca de mejores oportunidades. Sin medio ambiente, sin talento, ¿qué se puede esperar de este pobre país? Ocho millones de habitantes, sólo la mitad de la población está alfabetizada, una esperanza de vida de 57 años, 4’8 hijos por mujer (la tasa de fertilidad más alta de América)… En los 80, la clase era el 2% de la población y tenía el 44% de la riqueza (hemos de temer que la desigualdad ha empeorado).

Tras el terremoto, más de un millón y medio de personas sin hogar, saqueos frecuentes y una absoluta falta de Liderazgo. Se estima que el 15% del escasísimo PIB haitiano se ha perdido. Nicolás Sarkozy ha propuesto a Lula y Obama una “gran conferencia” para reconstruir Haití. Confiemos en que la consecuencia de esta terrible desgracia sea un cambio en la historia de Haití para siempre.