Páginas vistas en total

viernes, 22 de enero de 2010

El mito de la superwoman

Primer puente aéreo a la ciudad condal. Me acompaña, como dije ayer, el libro de Mar Galtés (redactora de la sección de Economía de La Vanguardia) y Esther Casademont (presidenta de la Asociación Española de Empresas de Búsqueda y Selección), El timo de la superwoman. Es la historia de una directora de marketing, madre de tres hijos, que lucha contra viento y marea por ser perfecta en todo lo que hace. Prólogo de Maravillas Rojo, secretaria de Estado del Ministerio de Trabajo: “Hasta el presente, las mujeres tenemos una visibilidad más que escasa”.

He quedado antes de la primera sesión de coaching estratégico, en el World Trade Center, con Laura Mari, una de las mayores especialistas en Inteligencia Emocional de nuestro país, que ha tenido la amabilidad de incluirnos en un importante proyecto con uno de sus principales clientes. Laura Mari i Barrajón, Directora de Inteligencia Emocional Interpersonal, es profesora universitaria (en la UB y en el MPA de la Escuela de Negocios del CEU, entre otras instituciones educativas) y realiza una extraordinaria labor social con el Instituto Jane Goodall, la primatóloga de fama mundial Premio Príncipe de Asturias y Embajadora por la Paz de Naciones Unidas.

Cuando Laura y una servidor estábamos tomando un café al aire libre, ha aparecido por la plaza del World Trade Center… Esther Casademont. El tipo de “causalidades” que si vemos en una película nadie creería. Con Esther y Karina hemos compartido el café, nos ha comentado la génesis y el propósito de su mencionado libro, ha tenido la amabilidad de dedicármelo y después nos hemos ido cada uno a nuestras reuniones (en mi caso, un par de sesiones de coaching).

El mito de la superwoman intercala la historia de esa directora de marketing, malabarista como muchas de las que conocemos, con las opiniones de admirables directivas y empresarias: Glòria Bosch (Mattel), Rosa Clará (empresaria), Rosa Cullell (Ràdio i Televisió de Catalunya), Bettina Farreras (Bassat O’Gilvy), Laura González-Molero (Merck), Sol Jorge (USP Hospitales), Cristina Marsal (banca privada), Clara Menéndez (Hospital Clínic de Barcelona), Sita Murt (empresaria textil), Mercedes de Pablo (Port Aventura), Ana Ribalta (directiva en un banco), Carme Ruscalleda (tres estrellas Michelin) y Anna Tarrés (entrenadora de natación sincronizada). Una alineación de auténtico lujo.

Este libro nos recuerda que entre las Fortune 500, sólo el 2’4% tiene como presidenta a una mujer; las mujeres ocupan poco más del 15%; en 74 de ellas, no hay ninguna mujer que ocupe un alto cargo. Las mujeres ganan en España un 27% menos que los hombres y, en puestos directivos, el diferencial es del 15%. ¡Qué desperdicio de talento en esta transición del capitalismo al talentismo! ¿Qué es un superman? “Es un hombre guapetón, cachitas, defensor de la justicia, que no se despeina ni cuando lucha contra la muerte. Es un personaje de ficción.” ¿Qué es una superwoman? “Una superwoman es una mula multarea y sin superpoderes, es una loca estresada y despeinada, que llega a todo como puede, intentando no perder la dignidad y coleccionando manchas de dedos con chocolate en la falda que sólo puede lavarse con la tintorería. Un ser imperfecto, pero real”.

Lo he pasado genial con El mito de la superwoman. Como me ha escrito Esther Casademont en su dedicatoria, un servidor es uno de los hombres a los que sí nos gustará el libro. Evidentemente. Estamos en plena revolución social y este libro nos marca el camino de la plena igualdad de géneros.

1 comentario:

Mar BERNAD dijo...

Mi querido Juan Carlos, hermoso comentario a un libro que sin duda como mujer atareada, estudiante eterna, madre e hija, profesional atareada, luchadora frente a mil crisis en estos tiempos habré de leer ... Superwoman no sé, pero Cabo de muchas disciplinas a diario sí que soy.
Un saludo.