Páginas vistas en total

sábado, 31 de octubre de 2009

La incoherencia del camello en el zoo


Segundo día de clase en el Executive MBA de la Deusto Business School. Hemos tenido la fortuna de que nos acompañara a lo largo de toda la mañana mi gran amigo José Mari Ulazia, que forma parte de esta escuela de negocios desde el 1 de julio.

Hemos utilizado, como texto a comentar, un reciente artículo de José María Larrañga titulado La coherencia del camello y publicado en septiembre de 2009 en la revista de MCC. José Mari Larrañaga es un hombre sabio, un gran humanista que se atreve a denunciar la situación actual. No me resisto a reproducir aquí el texto mencionado.

“Un bebé camello y su madre mantienen la siguiente conversación:
- ¿Por qué los camellos tenemos joroba?
- “Hijo, nosotros estamos adaptados para vivir en el desierto, y necesitamos la joroba para acumular agua y poder sobrevivir en un entorno tan seco”, le respondió la madre.
- Y nuestras patas, con el pie redondo, ¿para qué nos sirven?
- Para caminar sobre la arena. Somos los mejor dotados para andar en el desierto.
- ¡Vale! Ya entiendo, la naturaleza nos ha diseñado para vivir en el desierto, y, por lo visto, todo en nosotros está pensado para vivir sobre la arena, entonces ¿qué demonios estamos haciendo en el zoológico?

Un trabajador sin trabajo
La empresa estaba pintada de gris, con unos mínimos jardincitos bordeando los aparcamientos a lo largo de los tres edificios que albergaban talleres, almacenes y oficinas. Al trabajador le gustaba llegar a tiempo para poder ver otras secciones y enterarse de cómo iba la producción: estaba orgulloso de lo que se hacía en “su” empresa. Estaba con contrato eventual, pero se le había asegurado que se le haría socio después de algún tiempo.
Cuando pasaba frente a la empresa con sus dos hijos les comentaba, orgulloso, lo que hacía. Y lo que fabricaban en “su” fábrica se vendía porque era de muy buena calidad. Incluso vendían en el extranjero. Un par de veces hasta les prometió que les enseñaría la fábrica por dentro.
Le informaban puntualmente de la marcha de las ventas, de los beneficios y de los proyectos. A él, acostumbrado a obedecer al patrono, eso le parecía muy interesante. Por eso le extrañaba el malestar que los más veteranos mostraban ante cualquier decisión de los directivos que supusiera cambios en su rutina. Aprendió el significado de muchas palabras, desconocidas para él hasta entonces, sobre finanzas, economía, gestión de recursos, etc. y eso le producía cierta desazón y a la vez el gusto del descubrimiento de un mundo que se le antojaba misterioso.
Era un trabajador que había vivido mucho. Había pasado muchas horas fabricando cosas, era experto en solucionar contratiempos, sabía aprovechar el tiempo, gozaba del placer de hacer bien su trabajo y tener limpio y en orden “su” puesto de trabajo. Más que el dinero le importaba que reconocieran su trabajo y la amistad de sus compañeros.
Un día le llamaron a la oficina, le comunicaron que la crisis les obligaba a prescindir de él. “¿Qué he hecho mal?”, les preguntó confuso. “Nada, pero la situación es terrible, los pedidos descienden, los beneficios se evaporan, nos vemos obligados a tomar decisiones que nos duelen tanto o más que a ti. No eres el único, otros también se tendrán que ir”.
Llamó a su mujer por teléfono. Tuvo que contener las ganas de llorar y tal vez ese esfuerzo aceleró la depresión. Tras días de insomnio y dolor del alma, al saber que su sustituto era un eventual con menor tiempo en la empresa y menos experiencia en la tarea se abandonó a un estado de ira y rabia. Creyó en un complot, se encomendó a un amigo para que se enterara de la verdadera razón de su despido. No sacó nada en claro.
Pero estaba en el paro.
No era el único, pero eso no le servía de consuelo.

El mayor patrimonio de la empresa
Los recuerdos, los lazos, que el trabajador sin trabajo había acumulado en la empresa eran de los que no se olvidan. Añádase que el trabajador tenía pasta de ser el más sufrido del mundo. Cuando se veía obligado a prolongar el horario no refunfuñaba como otros, cuando debía cubrir la baja de un compañero se aplicaba en que no se notara la ausencia, hasta era capaz de incrementar su ritmo de trabajo para compensar la torpeza de algún compañero menos hábil que él.
El trabajador había comprendido hace tiempo que había nacido para depender de otros cuando palpó la posibilidad de cumplir aquel sueño dorado suyo de tener un taller propio con dos ayudantes por lo menos. Llegó, gracias a mil ahorros, que eran mares de sudor y purgatorios de privaciones, a formalizar un proyecto y no pasó de ahí; antes de poder comprar la necesaria maquinaria se vio obligado a renunciar al sueño. Su esposa, musa de la economía de su humilde hogar, le repetía a menudo que se portara bien en su trabajo: “Cuida de hacer bien tu tarea; es nuestro sustento”.
Se sentía un fracasado.
Un día escuchó de labios de un compañero de paro: “No te enamores de la empresa, porque nunca sabes cuándo te va a abandonar por un puñado de euros”. Se dio cuenta que él había creído aquello de que el patrimonio más importante de una empresa son sus trabajadores. Que el éxito se debe a las personas, a sus conocimientos, a sus ilusiones, a sus ideas e innovaciones. Juró en su interior que nunca más entregaría su ilusión en manos de quienes manejan las palabras como el tahúr maneja los naipes.
Se sentía engañado.
Ahora prefería no pasar por delante de “esa” empresa y menos con sus hijos. Sin darse cuenta de que se iba envenenando el alma con el rencor y la sombra de la venganza oscureció su mente. Todo lo que tuviera que ver con “esa” empresa le parecía mal. Y los males que le sobrevinieran a “esa” empresa le producirían un malsano placer.
Un día de borrachera fue detenido por tratar de librar a los animales del zoo.
En comisaría explicó que no podía soportar que a los pobres animales se les sacara de su ambiente para divertir a los humanos. No le entendieron.
Como tampoco entienden que un trabajador sin trabajo sea un cuerpo sin alma. Que una empresa que abandona al trabajador es una calamidad social, un quiste moral, un proyecto sin objetivo, una broma trágica.

Las razones de una sinrazón
No cabe duda que las empresas deben cuidar su patrimonio y deben asegurar su futuro. La empresa, se dice, no es una ONG ni un centro de asistencia social. Por supuesto que no, y creo que nadie sensato haya defendido semejante equiparación, pero cuando se compara una empresa con una familia, cuando se dice que es un proyecto compartido, que es una asociación de voluntades, se está reconociendo un estatus de “compañeros de viaje”. Un viaje en el que llegamos todos o no llega nadie.
No podemos pretender (desde nuestra concepción de empresa) hacer compañeros de viaje por etapas. En las etapas gratificantes unidos, y en las etapas de dificultad desprenderse del “peso muerto”. Como si el barco en dificultades conservara la carga pero arrojara por la borda a los marineros que “sobran”. Y pedirles cuando pasa la tormenta que se suban de nuevo a la nave para remar todos unidos por un proyecto común.
Tal vez sea la hora de demostrar que el patrimonio de la empresa no es exclusivamente su cuenta financiera, sus instalaciones, su mercado. Hay un patrimonio humano no menos valioso que el dinero o las máquinas. ¿Es una blasfemia pedir que se trate a los trabajadores con la misma consideración que al dinero? ¿Es mucho pedir que se asegure el futuro de las personas con el mismo énfasis que el capital económico? Seamos sinceros; todo es una cuestión de prioridades. Y las prioridades de las empresas cooperativistas son las personas y las de las empresas capitalistas el dinero. No es una diferencia que se pueda echar en el olvido.
“Se suele decir que no hay en el cosmos manifestación de fuerza o de poder que no logre repercusión y reciprocidad, ni grito que no se ahogue sin eco. La única excepción constituye el corazón impasible al dolor ajeno. Ese tal es un monstruo, que no llega a la categoría humana y menos a la cristiana” (nº 297; “Pensamientos”).
Pongamos a los trabajadores a trabajar y a los camellos en el desierto.”

Magníficas reflexiones las de José Mari Larrañaga. Un camello en el zoo es una incoherencia. Una empresa que no fomenta el orgullo de pertenencia y que se comporta como si el talento no fuera lo esencial, está condenada a su desaparición.

viernes, 30 de octubre de 2009

De Donosti a Wall Street

Hoy he estado dando clase en el Executive MBA de la Deusto Business School en San Sebastián. Un grupo excelente, muy cohesionado y especialmente interesado en la gestión y el desarrollo del talento. Hemos estado revisando por qué estamos ante un cambio de época y repasando los distintos subsistemas de la función de Recursos Humanos, desde la captación y selección hasta la desvinculación y el outplacement, pasando por la clarificación de expectativas, la gestión del desempeño, la formación y el desarrollo (coaching), la comunicación y la reputación, la promoción y la retribución/compensación.

Según los participantes (24 profesionales, 15 de ellos ingenieros, entre 28 y 45 años), los temas de hoy que más les han interesado tienen que ver con el talento como puesta en valor, cómo elaborar un perfil de competencias (aptitud + actitud), cómo seleccionar por evidencias de comportamiento, cómo superar el “principio de Peter” a través de la matriz de desempeño y potencial, el proceso de gestión del desempeño en la práctica, el coaching estratégico…

Y mañana por la mañana, el Liderazgo y el Equipo.

He dejado las cosas en el hotel y me he dado un paseo hasta la zona de la catedral. En la FNAC de Donosti he comprado un par de vídeos: Wall Street, Edición 20º aniversario (el próximo jueves tenemos Cine Fórum de APD en el Guggenheim con esta película de Oliver Stone) y una española, Oviedo Express, de Gonzalo Suárez.

Tras cenar en el Asador Arriola (una carne deliciosa en un restaurante prácticamente vacío; pero como ha dicho la dueña, “llevamos 37 años abiertos y resistiremos otros 37 como mínimo”), me he puesto a ver Wall Street en la habitación del Astoria 7.

Inquietante. Una peli muy de los 80; sin embargo, el proceso de perversión de Buddy Fox (Charlie Sheen) por Gordon Gekko (Michael Douglas) desgraciadamente sigue estando muy de actualidad.

Y la banda sonora, “Fly me to the moon”, interpretada por Frank Sinatra.

Fly me to the moon
let me play among the stars
let me see what spring is like
on a-Jupiter and Mars
in other words, hold my hand
in other words, baby, kiss me
Fill my heart with song
and let me sing for ever more
you are all I long for
all I worship and adore
in other words, please be true
in other words, I love you
Fill my heart with song
let me sing for ever more
you are all I long for
all I worship and adore
in other words, please be true
in other words,
in other words
I love <3> you

La canción es de 1954, la grabó Sinatra diez años después. Ha sido interpretada por Tony Bennett, : Paul Anka, Shirley Bassey, Nat King Cole, Perry Como, Bobby Darin, Doris Day, Ella Fitzgerald, Judy Garland, Groove Armada, Joni James, Jack Jones, Julie London, Bobby Womack, Al Hirt, Diana Krall, Mabel Mercer, Astrud Gilberto, Wes Montgomery, Anita O'Day, KT Sullivan , Sarah Vaughan, Tom Jones, la banda irlandesa Westlife, Nancy Wilson, Matt Dusk, Agnetha Fältskog, Paul Gilbert , Claire Littley (en la serie anime Neon Genesis Evangelion), Utada Hikaru, Astrud Gilberto, hellogoodbye, Ray Quinn, Dinah Washington, Oscar Peterson, Charlie Haden, Michael Bolton, Michael Bublé, Paula Toller, y muchos otros.

jueves, 29 de octubre de 2009

Pellegrini, Guardiola, Raúl

Estoy en la habitación 401 del Hotel Astoria 7 de San Sebastián. Se trata del antiguo cine Astoria (que tenía siete salas), reconvertido en establecimiento hotelero dedicado precisamente al séptimo arte. La habitación 401 es la de Marisa Paredes, la actriz que fue Presidenta de la Academia de Cine y con la que tuvimos ocasión de charlar distendidamente en el Palacio de la Magdalena de Santander (sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo) el pasado verano, cuando le concedieron la medalla de la universidad. Un honor alojarme en una habitación dedicada a ella, con varias fotos de la actriz.

Hoy se han cumplido 80 años del inicio del crack del 29 (29 de octubre de 1929), cuando precisamente los datos de Estados Unidos animan a pensar en el final de la recesión. Y también 15 años del estreno de Raúl González en la primera división (29 de octubre de 1994). Fue un Real Zaragoza –Real Madrid en La Romareda. Falló cinco goles, pero dejó su impronta. En el diario As, su representante, Ginés Carvajal (un profesional al que admiro especialmente) ha lanzado el mensaje de que Rául tiene alma de entrenador. Pedro Pablo San Martín, en la misma página, imagina a Raúl entrenador: “Tendría el talante ganador de Hugo Sánchez, el conocimiento global de Del Bosque, el madridismo desbordante de Camacho, el buen gusto de Laudrup, la pasión por el fútbol de Míchel y… la experiencia de Raúl”.

El debate sobre Pellegrini sigue abierto tras la derrota en Alcorcón (hoy bromeaba telefónicamente con Raquel Casero, directora de Eurotalent Sports, sobre la jornada que tuvimos de Coaching deportivo precisamente en Alcorcón: “¿qué diablos les enseñamos para hacerlo tan bien?”). Me ha entrevistado la cadena SER sobre el entrenador del Real Madrid y si debe ser despedido. Creo que los clubes de fútbol son, como todas las comunidades humanas, sistemas vivos. No se trata de un único culpable, sino de una cultura (de mayor o menor logro, esfuerzo, mérito) que debe cambiar. Debe clarificarse el liderazgo del presidente (y de su equipo directo: director general, director deportivo), del entrenador y del capitán, generar un clima de satisfacción, rendimiento y desarrollo, fomentar el talento individual y colectivo…

Pep Guardiola, cuyo equipo ganó ayer en León, declaró en rueda de prensa: “Me sorprendió el Alcorcón, jugó magníficamente bien. Demostró que si haces las cosas excesivamente bien, se te complican, cuesta pasar de ronda, porque los entrenadores de esta categoría están muy preparados. Con la Cultural vimos una buena demostración”.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Brawn GP

Me ha gustado mucho el libro de Antoni Gutiérrez-Rubí Lecciones de Brawn GP. Las 10 claves empresariales para competir con éxito. Antoni es asesor de comunicación y consultor político y dirige una empresa de asesoramiento en comunicación desde hace 25 años.

Como él mismo comenta en el inicio del libro, el germen de la obra es un artículo suyo en Cinco días el 11 de mayo de 2008, titulado Lecciones de Brawn GP. Y después se puso en contacto con Leonor Gallardo y con un servidor, como autores de La Roja. El triunfo de un equipo. Con esa “cadena de acontecimientos”, como dice Antoni, se puso en contacto con la editorial. La fortuna ayuda a los audaces. El resultado es un texto muy didáctico y entretenido.

Las 10 lecciones empresariales de Brawn GP son las siguientes:
1. La irrupción de lo imprevisto.
2. El triunfo de la creatividad y la simplicidad.
3. La estrategia ganadora.
4. La combinación de experiencia y juventud.
5. La ambición calculada.
6. La rapidez como actitud colectiva.
7. El desafío de lo establecido.
8. El caos es una oportunidad.
9. El tiempo de los audaces.
10. El triunfo del trabajo bien hecho.

“Sólo los lúcidos y los ágiles superarán el desconcierto”. Qué gran verdad. El autor desgrana estas diez claves en sendos capítulos, de los que podemos aprender mucho, porque ilustra la historia no sólo de una escudería prácticamente sin patrocinadores, que aprovechó una oportunidad tecnológica, que contaba con un piloto jubilado y un chaval, sino que también nos habla de La Roja (con mucho acierto) y de los estilos de Pep Guardiola, Marta Domínguez o Rafa Nadal.

Antoni recoge asimismo los “10 mayores riesgos para los negocios globales” según Ernst & Young en 2009:
1. Crisis del sector bancario
2. Cumplimiento normativo
3. Recesión económica
4. Ecologismo radical
5. Nuevos competidores
6. Recorte de costes
7. Gestión del talento
8. Alianzas y transacciones
9. Redundancia de modelos de negocio
10.Riesgos reputacionales

Efectivamente, la fórmula uno y las empresas comparten, como dice el autor, características determinantes en su configuración:
- Alta competitividad que requiere de innovación constante
- Valor de la experiencia y del trabajo en equipo
- Capacidad de adaptación al modelo, a los cambios
- Acción inmediata orientada a los resultados

Para Antoni Gutiérrez-Rubí, la empresa del siglo XXI es Velocidad + Talento + Redes. Una gran ecuación.

Como nos recuerda Antoni en el libro, “el mundo pertenece no a quien sabe, sino a quien aprende”. De un artículo de Jaume Llopis (IESE) en La Vanguardia el agosto pasado, extrae las “nuevas reglas” (es mejor ser ágil que ser grande; encontrar un nicho y crear algo nuevo que ser el nº 1 o nº2; dar valor al cliente que al accionista; mirar fuera y no dentro que reducir costes; contratar gente apasionada que a empleados A; mejorar a largo plazo que los resultados a corto). Nos comenta que el Banco Santander obtuvo en 2007 una rentabilidad del 400% por su inversión en McLaren-Mercedes, que cada minuto se suben 20 horas de vídeo a YouTube (el equivalente a 86.000 películas de Hollywood a la semana), que hoy el rápido se come al lento, que la palabra “crisis” viene del sánscrito “kri”: limpiar, purificar y que en griego significa “decidir” y que la audacia española supone dos grandes premios (Montmeló y Valencia), un doble campeón del mundo (Fernando Alonso), pilotos como Marc Gené, Pedro Martínez de la Rosa y Jaime Alguersuari, y ahora una escudería: el equipo Campos Meta. Además, el Santander patrocinando a Ferrari.

Hoy, en Cinco Días, Antoni Gutiérrez- Rubí escribe una columna titulada Redes y empleo. Se refiere a las redes sociales y su papel creciente en la búsqueda de empleo. “La empresa 2.0. empieza a comprender el mercado 2.0. El uso profesional y laboral de las redes sociales se adapta bien a un contexto de nueva economía sin fronteras y globalizada, al desarrollo de modelos laborales más flexibles y descentralizados y a la rápida generación de nuevos perfiles laborales en sectores emergentes. Muchos profesionales ya saben que la mejor manera de mantener su empleo (y su empleabilidad) es ser muy activo en las redes sociales como una nueva concepción de la creación de la identidad profesional.
Crear y gestionar la propia identidad digital y establecer de manera continuada, y mucho antes de precisar un cambio de empleo, una nueva forma de relacionarse construyendo vínculos estratégicos alrededor de intereses comunes o complementarios será la clave de un nuevo modelo de relación laboral. El tiempo del CV estático se acabó. Tener un currículum competitivo es tener un currículum digital, en constante construcción, relacionado y abierto donde, además de acreditar conocimientos, se demuestren lazos reputacionales y rastros digitales que acrediten las verdaderas competencias”.

Así es. En la medida que el talento es “poner en valor lo que uno, sabe, quiere y puede hacer”, son nuestras relaciones las que lo ponen de manifiesto. Brawn GP como caso de éxito y las redes sociales así lo atestiguan. Enhorabuena, Antoni, por difundir tus reflexiones de una forma tan acertada.

martes, 27 de octubre de 2009

El método del caso del siglo XXI

He repetido en varias ocasiones (entre otras, esta misma noche) que el cine, el séptimo arte, es el método del caso del siglo XXI. En la era anterior, el método del caso convencional era un escrito de muchas páginas (a veces demasiadas), que pretendía sintetizar una situación empresarial (con frecuencia, alejada en el tiempo y/o en el espacio) y que buscaba que el alumno pensara y diera una solución más o menos acertada.

En esta nueva época, en la era conceptual (en la que la imagen predomina sobre el texto) y en la economía conductual (en la que ese “animal spirit”, lo no racional, es lo que determina en gran medida nuestras decisiones), el método del caso ha de ser audiovisual y ha de apelar no sólo al raciocinio, sino a las emociones. Por eso, el cine (ver y reflexionar sobre una película) es lo más adecuado.

La Asociación para el Progreso para la Dirección (APD) lo entiende muy bien y por ello, en distintas ciudades españolas, organizamos Cine-Fórum sobre un tema que pueda tener un aplicación empresarial.

Hoy ha sido en Madrid (gracias a la iniciativa de Loreto Sanmartín y su equipo) con la película Millennium 2: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina. La versión cinematográfica de la segunda parte de la trilogía de Stieg Larsson, que tanto éxito está teniendo. Unas 700 personas han acudido a la llamada de la APD en el Cine Proyecciones.

La película ha comenzado puntualmente a las 7 de la tarde y ha durado 121 minutos. Posteriormente, Enrique Sánchez de León, DG de la APD, ha contextualizado lo que significa el Cine Fórum para APD, Adecco (patrocinador del acto) y para Eurotalent, las razones que para él han motivado el extraordinario éxito de Millennium y ha confirmado que a finales de enero APD organizará el Cine Fórum de la tercera parte de la trilogía.

Un servidor ha tenido el privilegio de facilitar el debate tras la película, con Eduardo Montes (que ha sido el primer ejecutivo de Siemens en España, el primer no alemán en su Comité de Dirección mundial y el Presidente del Club de Excelencia en la Gestión) y Orestes Wensell (Director de Creade – Adecco HCS). Les he formulado una serie de preguntas como las siguientes:

- ¿Contratarías para tu empresa a una persona como Lisbeth Salander? Desde la apariencia, es una chica de 25 años, 1’50 m de estatura y 40 kilos de peso. Según los informes policiales y psicológicos, una chalada con graves problemas y que probablemente ha sido prostituta, de orientación bisexual. Para los que han trabajado con ella, la mejor investigadora que hay; una persona con valores muy claros.
- Talento femenino. En la película muchos desprecian a las mujeres en el entorno profesional. ¿Cómo está la cosa?
- Meritocracia. En las obras de Larsson, comprobamos que Suecia no es tan meritocrática como la pintan. Hay “hombres que maltratan a las mujeres”, mafias, corrupción. ¿Cómo está tu organización como meritocracia? ¿qué le falta?
- ¿Es la “avispa” Salander un ejemplo de Liderazgo? ¿por qué?
- Larsson es un optimista cuyos personajes principales son idealistas que hacen lo posible por mejorar este mundo. ¿Hay esperanza en el futuro?

Me gustaría que los lectores del blog (especialmente los que habéis leído los libros de Stieg Larsson o habéis visto alguna de las películas) compartierais con nosotros vuestras reflexiones al respecto.

lunes, 26 de octubre de 2009

Con sentido de Estado


¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

Ayer falleció un espíritu valiente, un leal servidor público. Sabino Fernández Campo (Oviedo, 1918 – Madrid, 2009), ex jefe de la Casa Real, ha sido un ejemplo de discreción, prudencia y lealtad. Su intervención durante el 23-F en ayuda del monarca fue decisiva, y pasará a la historia por su frase respecto al golpista Armada y su llegada a la Zarzuela: “Ni está, ni se le espera”.

Su último artículo fue el siguiente:

Treinta años de la Constitución
No hay duda de que a través de una vida en la que se han alcanzado los noventa años- como a mí me sucede- se acumulan recuerdos desgraciados y momentos dichosos, en una mezcla ineludible. Pero el acierto consiste en saber olvidar los primeros y concentrar el pensamiento en los segundos. Y si paso revista a ese pasado que se puede calificar de feliz, me satisface mucho traer a la memoria la transición política española, a la muerte del General Franco. Pienso que fue un ejemplo de sensatez y de buena voluntad, en el que cada persona, cada grupo, cada partido político y los españoles en general, supimos prescindir de una parte de nuestras ideas, de nuestros planes o de nuestros deseos, para acomodarlos a los de los demás, salir de una situación delicada y aprobar una Constitución que nos lleva rigiendo treinta años.
Tal vez las generaciones que vivimos aquellos tiempos, teníamos aún muy presentes una cruenta guerra civil y la triste situación que siguió a su final.
El temor, que tantas veces influyen en la solución de los acontecimientos, produjo sus efectos ante el pensamiento de que tan trágicas situaciones pudieran repetirse.
Como reflejo de aquel ejemplo de sacrificios mutuos, he considerado siempre el simbolismo que encerró el discurso de Luís Gómez Llorente, representante del Partido Socialista en la Comisión de Asuntos Constitucionales, que elaboró para mantener su voto particular al párrafo tercero del artículo primero del Anteproyecto de Constitución, a favor de la República. Pero después de numerosos racionamientos sobre las ventajas de este sistema y los inconvenientes de la Monarquía, terminaba diciendo: “Finalmente, señoras y señores diputados, una afirmación que es un serio compromiso. Acatamos democráticamente la ley de la mayoría. Si democráticamente se establece la Monarquía, en tanto sea constitucional, nos consideramos compatibles con ella”.
Hay muchas clases de situaciones en las que podemos tener miedo y el éxito consiste en superarlo con valor, decisión y unidad.
Quiera Dios que frente al miedo a la violencia, a la injusticia, al terrorismo o a las dificultades económicas, se despierte nuestra decisión de combatirlos unidos, lo mismo que supieron hacerlo los españoles hace treinta años, para bien de todos, por encima de egoísmos e intereses partidistas."

En momentos difíciles como los actuales, la figura de Sabino Fernández Campo ha generado un consenso absoluto de admiración en todas las fuerzas políticas. Un ejemplo para todos nosotros.

Por lo demás, he tenido suerte de no viajar hoy, puesto que Iberia ha cancelado el 20% de los vuelos programados. He tenido una comida muy interesante con Rosa Heredero (San Pablo CEU) y un proyecto esta tarde, en el que hemos trabajado unas siete horas con la empresa cliente. Un día intenso para comenzar la semana.

domingo, 25 de octubre de 2009

Retrato de ganadores

Día tranquilo de domingo. He ido con mi hija Zoe al Museo de Cera, en Colón, donde estaban aquellas figuras que recordaba de la infancia (los hermanos Tonetti, Ramón y Cajal, Antonio Machado, Manolete, Gabi, Fofó, Miliki y Fofito, Ángel Nieto, Félix Rodríguez de la Fuente, Einstein, Lincoln, Gandhi) con las estrellas actuales (Rafa Nadal, Pau Gasol, Torres y Casillas, Obama, Sarkozy, Zapatero, los Simpson).

De la prensa del fin de semana, me quedo con la entrevista de Montse Mateos a Dave Ulrich en Expansión & Empleo: “Deberíamos evaluar al empleado por lo que aporta, no por el lugar en el que trabaja”. Destaca el profesor de Michigan siete claves para encontrar sentido a la actividad laboral: Identidad, Propósito, Relaciones, Ambiente de trabajo, Lugar de trabajo (ergonomía), Desarrollo y Disfrute. Sí, así es el Talento.

También en este suplemento, Ángela Méndez trata el libro Alt@ Dirección de Alicia Kaufmann, del que ya he hablado en estas páginas. Quique Rodriguez escribe sobre la necesidad de buenos directivos en el mundo del deporte, Tino Fernández sobre el nuevo modelo de relación que incluye las redes sociales, Beatriz Elías sobre la integración de personas con capacidades diferentes y Montse Mateos (doblete) sobre la relación directa entre el compromiso de los profesionales y los resultados de negocio. La media europea es del 24% (uno de cada cuatro personas, comprometidas con su compañía); en España llega al 26%. Proyecto y credibilidad de la dirección son determinantes. Enhorabuena al quinteto de Tino, Montse, Quique, Beatriz y Ángela. Su trabajo merece ser reconocido.
No he podido encontrar Cinco Días ni ayer en Tarragona ni hoy en Madrid (en dos VIPS). No sé qué habrá ocurrido.

En El País, un estupendo artículo de Lola Galán: Más talento, menos trabajo. Dos tercios de los jóvenes entre 25 y 29 años viven con sus padres. De 16 a 25 años, el desempleo es del 38%. Apenas 30 empresas cuentan con la certificación Top Employers de CRF (en el artículo, una muy buena foto de Salvador Ibáñez, Victoria Alcober y Robert Schaefer, de CRF España). Lola Galán cita a Cristina Bermejo (CCOO), a Pilar Jericó y a un servidor para destacar que “las cualidades que aprecian las empresas no se enseñan en la universidad”. También en este diario, Moisés Naím distingue entre Brasil y México (“Brasil es la esperanza y México, la desazón”; “México está secuestrado por partidos, empresas, sindicatos y gremios que impiden los cambios”). Leyendo a Moisés, uno se pregunta si estamos más cerca los españoles de la ilusionada Brasil o del empantanado México.

En El País Negocios, entrevista de Julián Rodríguez a José María Arias, Presidente del Banco Pastor: “2010 representa una paradoja. Por un lado parece que vamos a vislumbrar el final del túnel, con crecimientos del PIB en la segunda mitad. Pero, por otra, será el año más difícil de la crisis. La capacidad de resistencia de las empresas se empieza a agotar. La morosidad seguirá creciendo, marcando tendencias más ralentizadas. El paro va a seguir aumentando, y nos enfrentamos a menores volúmenes en general. Este cóctel pondrá aprueba la capacidad de las instituciones financieras”.
Antón Costas, catedrático de la Universidad de Barcelona, nos recomienda Cinco erres para mover la economía: Rescate (“los bancos son un bien público, pero los banqueros no”), Recuperación (de la actividad económica: consumo e inversión privada), Reconversión industrial y financiera, Reforma de las instituciones y reglas, Reequilibrio de las cuentas públicas. “Hace falta política. Buena política”. A ver cuándo llega.

Eso sí, habrá ganadores y perdedores. También en El País Negocios, David Fernández nos cuenta que El IBEX se desmarca del PIB. La razón es muy sencilla: cinco valores condicionan más del 70% de la bolsa española. Según Factset, se preven en 2009 grandes crecimientos en Acciona (183’18%), Gas Natural (47’96%), Grifols (26’59%), Red Eléctrica (12’89%), ACS (9’89%), Abengoa(9’10%), Enagás (8’54%), Técnicas reunidas (6’99%), Indra (6’39%) y Mapfre (5’75%). Según el FMI, la economía española caerá un 3’8% en 2009 y un 0’7% en 2010, pero el IBEX lleva ganado un 27’6%.

Ganadores. Las páginas de Economía del ABC destacan al Santander (el tercer banco del mundo por beneficios), a Telefónica (presente en 25 países), a Iberdrola (33.000 empleados en 40 países) y a Inditex (nº 1 en moda: 4.430 establecimientos en 73 países). María Güell se hace eco de la “megastore” de Desigual en Berlín (1.400 m2). “Estamos en un momento especial de expansión”, ha declarado el Consejero Delegado, Manel Adell. En 7 años, Desigual ha pasado de 40 empleados a 1.700 profesionales. 75% de crecimiento en ventas en 2008 y este año la cosa no quedará muy atrás.

También en el diario del Grupo Vocento, la importancia de las tecnologías de información y comunicaciones (TIC) para el empleo de calidad. En España representa el 2’3% del PIB (en Finlandia, más del 20%) y el 4’4% del empleo (en Alemania, el 25’9%). Cada 1.000 M € de inversión representan 98.500 puestos de trabajo. En las páginas de management, Cristina Martín Frutos escribe sobre que La crisis pone al jefe en el punto de mira de la empresa. Cita a Borja Vilaseca: “el ser humano está en el centro de la empresa”. Y se hace eco del premio Directivo Plus a Jaime Echegoyen (CEO de Bankinter) y Joshua Novick (Consejero Delegado de Antevenio).

Y de las revistas dominicales, el artículo de Eduardo Punset ¿Realmente las palabras nos afectan? en XL Semanal: “En la mayoría de las parejas que fracasan, él o ella eran muy tacaños en los cumplidos”; el de Jenny Moix en El País Semanal sobre la empatía: Comprender a los demás, con dos citas interesantes: “Quien no haya sufrido lo que yo, que no me dé consejos” (Sófocles) y “Si de veras llegásemos a poder comprender, ya no podríamos juzgar” (André Malraux). Y la entrevista de Víctor Rodríguez a la actriz Adriana Ozores en la última página del Magazine de El Mundo. Para ella, la felicidad consiste “en estar bien contigo mismo” y nos sugiere tener ilusión, “aunque sea por prepararse un filetito”.

Enhorabuena también por el éxito de “Love is the answer” de Barbra Streisand, que está arrasando en EEUU y por “Vivir sin jefe”, de Sergio Fernández, ya en quinta edición, con prólogo de un servidor. Intuía que este libro para emprendedores iba a ser un bombazo.

sábado, 24 de octubre de 2009

Cerillas y bidones de gasolina

Desayuno en Port Aventura, una vez finalizado el Congreso. Me encanta comprobar que varios de los participantes le han pedido a sus familias que se reúnan con ellos allí para pasar el fin de semana. Un buen ejemplo de equilibrio de vida. Los niños nos muestran el camino.

Tomo, junto a la profesora Silvia Damiano y su compañero Karl, el AVE que pasa por Camp de Tarragona a las 10.30 hacia Madrid. En el trayecto, converso con ellos sobre NeuroLiderazgo (cómo no aprovechar su sabiduría en estos momentos), sobre el Congreso de Los Ángeles de la semana que viene, sobre próximas iniciativas. Se nos ha pasado el viaje en un vuelo.

Por la tarde, he aprovechado un par de horas para ir a ver Millenium 2: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina. El martes tenemos Cine Fórum con APD y tengo que preparar el debate que mantendré junto a Eduardo Montes, que ha sido Presidente de Siemens y del Club de Excelencia en la Gestión.

Si en su día enfoqué la primera parte de la trilogía Millenium como Los hombres que no amaban a sus empresas (el artículo de Cine de gestión en Expansión de 29 de junio de este año puede consultarse en http://www.expansionyempleo.com/2009/06/29/opinion/1246275491.html), en esta segunda obra creo que es el desaprovechamiento del talento femenino lo que podemos aplicar de la novela y la película a la empresa.

La investigación que sigue la revista Millenium es sobre trata de mujeres (explotación sexual) y se relaciona en el relato con la vida de Lisbeth Salander (seudónimo de Internet: “avispa”). Una mujer valiente, decidida, serena, en cierto modo optimista… antisistema (con dinero y sin dinero). Una “avispa”, frágil, diminuta, que puede morir de un manotazo o puede hacer mucho daño…

La película sigue el estilo de la primera parte de Millenium. Fiel a la novela, sintetiza lo más importante, va al grano. Me ha gustado. Esto seguro que el próximo martes el Cine Fórum de APD va a ir de maravilla.

PD: Del Real Madrid y el partido jugado en Gijón, mejor no hablar. Las excusas se están imponiendo sobre la acción. Es una lástima.

viernes, 23 de octubre de 2009

NeuroLiderazgo

Segunda jornada del 44º Congreso Internacional de Dirección de Personas organizado por AEDIPE Catalunya y celebrado en Port Aventura, con el título El futuro de la dirección de personas: liderazgo, confianza y compromiso.

A las 9 de la mañana, Track 3: Nuevas competencias para nuevas generaciones. Lo ha presentado y moderado Pablo Riera, Presidente del Grupo P&A, que se ha referido a las investigaciones sobre Liderazgo (The Extraordinary Leader) y al impacto del liderazgo en los resultados de negocio. Me gusta recordar que en su último estudio en España, el equipo directivo que quedó nº 1 es el de Saprogal, liderado en ese momento por Enrique Ulloa (actualmente Presidente de AECOP Galicia). Es muy de agradecer el esfuerzo y la contribución que el Grupo P&A ha realizado en este congreso, con su stand, trayendo a varios profesionales de la empresa y a clientes y consiguiendo una figura internacional como John H. Zenger. El entusiasmo de Pablo Riera y su equipo ayuda mucho a la función de RRHH en nuestro país.

Jack Zenger es uno de los 15 autores más influyentes en organización empresarial y desarrollo de líderes según la revista Leadership Excellence. Ha escrito siete libros, entre ellos El líder extraordinario y El líder inspirador, y nos ha hablado sobre ¿Cuál debe ser el nuevo modelo competencial?

Posteriormente, mesa de debate, además de con Pablo Riera y Jack Zenger, con Manel Adell (DG de Desigual), Mercedes de Pablo (DG de Port Aventura) y Frank Candries (Plant Manager de Huthamaki Spain). Ha sido muy interesante escuchar el punto de vista de líderes como ellos sobre estos temas. He tenido la ocasión de charlar un rato con Manel Adell, con María Obiols (DRH de Desigual) y con el equipo de RRHH de la empresa que ha venido al Congreso y de comer hoy con Mercedes de Pablo y con Enrique Fontecha (DRH de Port Aventura). Los que compartís este blog sabéis que son dos organizaciones a las que admiro profundamente y considero ganadoras en esta crisis.

A eso de las 11.30 horas, Track 4: Más allá de la batalla por el Talento: fidelizando a los mejores. Lo ha presentado y moderado un servidor. Durante la primera media hora, he hablado de lo que, en mi modesta opinión, está pasando respecto al Talento. Primero, he felicitado a los organizadores por elegir un sitio como Port Aventura. Porque es un parque de atracciones (la mejor metáfora de la crisis actual), porque estamos en tiempo de Halloween (“Conecta con el miedo”), por “la que está cayendo” (ayer llovía aquí a mares) y porque en estos tiempos, para ser DRH, hay que ser “un pájaro loco”. He comentado que, como dijo en su día Leonardo da Vinci, “no estamos ante una época de cambios, sino ante un cambio de época”, que se define por la “Era conceptual” (buena prueba de ellos han sido varias presentaciones en el Congreso, comenzando por la de Ricardo Alfaro ayer) y por la “Economía conductual” (me he referido a Animal Spirits, de los profesores George Akerloff y Robert Schiller, a El Impulso irracional, de Ori y Rom Brafman, y a Exotic preferences, de George F. Loewenstein): las emociones dominan el mundo. Y he recordado, siguiendo a los autores de Animal Spirits, que los cinco factores que afectan a las decisiones económicas son la confianza, la equidad, los comportamientos corruptos y antisociales, la ilusión monetaria y el “story-telling” (las historias). He tratado de distinguir entre el miedo (una emoción necesaria para la supervivencia, pero que ahora es en exceso frecuente), la ansiedad (que es un estado de ánimo) y el terror. Esta mañana he contactado vía Skype con mi amigo William Rodríguez, el último superviviente del 11-S, que salvó la vida de centenares de personas en aquel acto terrorista, y le he preguntado por la diferencia. William sintió miedo por la falta de información, horror por los cadáveres que vio, pero el terror es diferente. En sus palabras, “la búsqueda de la noticia opacó la realidad y creó el terror”. La competencia salvaje hizo que algunos medios de comunicación dieran la sensación de que todo el mundo era un posible terrorista (incluso él, un auténtico héroe). El diccionario define “terror” como “medio expeditivo de justicia revolucionaria” y corresponde a un momento histórico en Francia (junio 1793 –julio 1794) en el que Robespierre guillotinó a miles de ciudadanos y justificó la llegada de Napoleón. Los ideales de la Revolución francesa (liberté, egalité, fraternité) transformados en el imperio napoleónico. El “nombre del juego” (the name of the game) es la productividad, y he recordado a la audiencia que en productividad/competitividad somos el país 33º (cayendo 4 puestos en un año) y en calidad directiva, que explica hasta el 60% de la productividad, el 28º (dos puestos menos que en 2008). Citando a la periodista Clara Ruiz de Gauna en Expansión, “Puede que antes no fuéramos tan listos, pero seguro que ahora no somos tan tontos. El cuento será posible si nos apoyamos en las construcciones firmes y si, en lugar de promover demoliciones masivas, reforzamos con cemento las casas de madera y paja. Porque, si nosotros mismos no creemos en nuestra capacidad de trabajo, ni la empresa más sólida resistirá el soplido del lobo”.

El segundo bloque lo ha dedicado al Talentismo, la era que comenzó precisamente el 11-S en la que el Talento es más escaso que el Capital. Si esto es así, por qué nos comportamos haciendo lo opuesto: porque confundimos Capital con Liquidez, por la ley de Gresham (el talento es una moneda, y la mala desplaza a la buena), por las tentaciones tayloristas y porque la contabilidad tradicional es muy completa y si sólo la seguimos, nos lleva a la anorexia corporativa. Debemos utilizar la formación (condición necesaria) y completarla con el desarrollo (condición suficiente).

En el tercer bloque, he tratado de introducir soluciones. He presentado nuestro modelo de “diamante protegido” (los cuatro ejes de Valores, Empleabilidad, Liderazgo y Clima, “potegidos” por la Estrategia, la Estructura y los Sistemas de Comunicación y Reputación) y he insistido en que las organizaciones han de ser meritocracias, y por tanto contar con Estrategia y Dirección por Objetivos, Perfiles de competencias, Gestión del Desempeño, Promoción coherente y transparente, Retribución variable y compensación integral, Liderazgo versátil para un Clima de satisfacción, rendimiento y desarrollo y Coaching Estratégico.

Y finalmente he hablado del Coaching 3.0., que se centra no sólo en los objetivos del pupilo (medibles, alcanzables, retadores, temporales y específicos), sino en las metacompetencias de liderazgo (valentía, serenidad, optimismo, comunicación e influencia) y en los activos intangibles que nos permiten salir adelante en estos momentos (confianza, excelencia, detección y fidelización del talento e innovación). Y he intercalado un par de vídeos de 2 minutos, que en su momento me enseñaron mis admirados amigos Jordi Martí (Amgen) y Fernando Riaño (Barclays).

Posteriormente he tenido el privilegio de presentar a la profesora Silvia Damiano, DG del Blip Group, Directora de Programas del Mount Eliza, Melbourne Business School (la Escuela de Negocios nº 1 de Asia Pacífico), profesora del MPA del CEU y la mayor experta del mundo hispano (aunque vive en Sydney, es de origen argentino) en NeuroLiderazgo, la explicación y aplicación científica de la neurociencia al desarrollo del liderazgo. Es un concepto acuñado en 2006 por David Rock (autor de libros como Your brain at work o Quiet leadership) y que ha tenido congresos internacionales en 2007 (en la Toscana, Italia), 2008 (Sydney y Nueva York) y 2009 (la próxima semana, en Los Ángeles, en el que participará Silvia). La profesora Damiano, experta en diseño e implantación de estrategias de aprendizaje organizativo, ha recibido el premio de la Australian Training & Development Association al mejor proyecto del año. Ha sido fascinante cómo nos ha explicado las últimas investigaciones sobre el cerebro respecto a cómo decidimos, por qué somos creativos o no, cómo nos relacionamos. Su artículo La biología del compromiso está en el último número de la revista Dirigir Personas de AEDIPE. Gracias, Silvia, por venir desde Australia para presentarnos el NeuroLiderazgo de una forma tan amena.


Y mesa de debate con tres ejecutivos de lujo: Félix del Barrio, VP para el Negocio de Tecnología en Ibérica y DG de Oracle; Esteban Farrero, Senior VP de Bakery Internacional de Sara Lee y DG de Bimbo; Manu Claessens, Presidente de Kinepolis y miembro del Comité de Dirección Internacional. Tres primeros espadas muy diferentes (un madrileño, un lleidatá del Pirineo, un belga) en compañías líderes en distintos sectores (alta tecnología, gran consumo, entretenimiento), que comparten su apuesta decidida por el talento. Les he preguntado que es para ellos el talento en la práctica, cómo fidelizan a los mejores, si cuentan con una auténtica meritocracia (les he pedido que puntuaran a sus organizaciones), cuál es la relación con sus DRH y cómo ilusionan y comprometen a su gente “con la que está cayendo”. Ha sido una maravilla escuchar sus reflexiones.

Por la tarde, el Track 5: Finanzas, Ética y Dirección de personas, con el profesor Antonio Argandoña (IESE) y Pilar Gómez Acebo (VP del Club de Consejeros). Las conclusiones de quienes formábamos el “Comité Científico” ha sido lanzar una serie de preguntas y que unas 15 personas del público compartieran con todos sus reflexiones. Posteriormente, Antonio Domingo (Presidente de AEDIPE Galicia) ha presentado el 45º Congreso (A Coruña, 10-12 de junio de 2010), que versará sobre La Felicidad. Y el acto de clausura, a cargo de Susana Gutiérrez (Presidenta de AEDIPE) y Ricardo Alfaro (Presidente del Congreso), que ha agradecido a todos, especialmente a Sebastiá Castells y su equipo, la realización del mismo.

Muchos coinciden en que ha sido el mejor Congreso de AEDIPE de la historia. Ese era el propósito, y modestamente creo que se ha logrado.

jueves, 22 de octubre de 2009

Congreso en Port Aventura

44º Congreso Internacional de Dirección de Personas organizado por AEDIPE Catalunya en Port Aventura. He cogido el AVE de las 8.15 horas de la mañana desde Barcelona y, a eso de las 9, he llegado a Camp de Tarragona. Desde ahí un taxi a Port Aventura y directamente a asistir al Congreso en el Centro de Convenciones. Estaba lloviendo a mares.

A las 10, han presentado el Congreso Susana Gutiérrez, Presidenta de AEDIPE y Ricard Alfaro, Presidente de AEDIPE Catalunya. Y han dado paso a Mar Serna, Consellera de Treball de la Generalitat de Catalunya, que ha hablado del Liderazgo Femenino.

Susana ha comentado que este Congreso ha batido todos los récords, con más de 600 participantes, y se ha preguntado por qué no es noticia. “¿Acaso la materia de la que tratamos no es noticia?”. Quizás se esté gestando.

Ricard ha utilizado la cita de Herman Melville, “Siempre es mejor fracasar en la originalidad que triunfar en la imitación”, para definir este Congreso como el primero de una nueva era. Ha hablado de cambio conceptual (utilizando imágenes de contraste), de la “gestión del reloj” (a corto plazo) a la gestión de la brújula (a medio y largo plazo), ha comentado la necesidad de ser catalizadores y facilitadores del talento y que los “directivos con careta” generan “empresas Pinocho”. Y ha presentado los cinco tracks del Congreso.

Mar Serna ha hablado de cambio, de la necesidad de transformar las sociedades, de aprovechar mejor el talento femenino y del fomento de la igualdad de oportunidades. En Islandia, ha señalado, quebraron tres entidades financieras y pasaron a dirigirlas tres mujeres. Entre los datos que ha aportado, el de que el 81% del consumo lo deciden las mujeres y que las empresas con mujeres en el comité de dirección obtienen mejores resultados.

El Track 1: Los nuevos escenarios económicos y su impacto en la dirección de personas, lo ha presentado Enrique Sánchez de León, DG de APD. Nos ha aportado siete pistas sobre Cambios en el Entorno:
- Hacer más con menos.
- Cambiar las formas de retribuir.
- El mundo tendrá más multiculturalidad y Europa dejará de ser el centro.
- Hacen falta grandes líderes y mucho microlíderes.
- La edad media de la población se alarga.
- La necesidad de gestionar el compromiso.
- Un sistema de valores (ética, esfuerzo, rentabilidad)

Después ha intervenido el profesor Leopoldo Abadía, que nos ha hablado de la Crisis Ninja, que en el fondo es una Crisis de Decencia. Y posteriormente Javier Fernández Aguado ha mostrado varias lecciones de la historia para superar esta crisis.
A las 12.45 intervinieron Fernando Pampillón (UNED y FUNCAS), Alfredo Ruiz Plaza (Presidente de Hertz) y Julia Pérez-Cerezo (China Team).

Por la tarde, tras la comida, el Track 2: Modelos de trabajo emergentes: Dirigir personas en la era digital, que ha presentado Pilar Gómez-Acebo y en el que han intervenido Pilar Jericó (Innopersonas) y Juan Verde (asesor de la campaña de Obama).

Pilar Jericó nos ha hablado de un nuevo paradigma 2.0 y de la necesidad de compartir. Juan Verde ha detallado el exitoso caso del candidato Obama y de cómo consiguió ganar las elecciones presidenciales.

A las 17.30 horas, mesa de debate con Rosa García (VP de Microsoft), Olga San Jacinto (Directora de Google), José Cabrera (Presidente honorario de Sun Microsystems) y Sergi Corbeto (Cookie Box). Han dialogado sobre la Generación Y y las nuevas posibilidades de la tecnología para la interacción y el desarrollo del talento.

Por la noche, cena en el Restaurante La Cantina de Port Aventura, en la zona mexicana, con una entretenida actuación.

Ha sido un día muy interesante, en el que hemos aprendido mucho sobre el presente y el futuro de la dirección de personas y un servidor ha podido compartir reflexiones con muchos buenos amigos.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Pasividad, Avaricia


Barcelona me ha despertado hoy con el Diluvio Universal. Desde la 10ª planta del Hotel 10 Marina, desde donde se ven la Torre Mapfre y la Torre del Hotel Arts, el nuevo edificio de Gas Natural y el Mediterráneo, la lluvia era incesante y el cielo plomizo. Auguraba un día de perros, que los profesionales del Hotel han aliviado prestándonos paraguas y pidiendo taxis a toda velocidad (“clase creativa en estado puro”).

Y sin embargo, ha sido un día estupendo. No sólo porque ha mejorado la climatología desde media mañana, sino porque las diferentes reuniones que he mantenido han sido a cada cual mejor. La primera, sesión de coaching con una Directora de RRHH que está creciendo enteros en su pensamiento estratégico, en su valentía y en su reflexión consciente sobre lo que ocurre a su alrededor y sobre cómo defender los valores de su empresa (que son en los que cree, sin lugar a dudas) desde la tolerancia.

Después, reunión con la Generalitat para un estudio de Clase Creativa. Estoy convencido de que va a ser el más puntero realizado hasta la fecha. Algo verdaderamente especial. Ya con sol en la ciudad condal, me ha dado tiempo a darme un precioso paseo por las librerías desde el final del Paseo de Gracia (Roquer, donde he comprado algunos libros) a la Rambla de Catalunya, pasando por Ferran y Excellence (que se traslada a la calle Balmes). Una maravilla. Librerías que quiero desde hace mucho tiempo (y en las que he hecho presentaciones de mis libros, como Excellence) a librerías nuevas, completísimas.

He quedado a comer con los periodistas Borja Vilaseca e Irene Orce, una pareja maravillosa, en un restaurante de Gran Via de las Corts Catalanes. Son unas personas muy muy especiales, que transmiten y contagian felicidad. Están profundamente enamorados, no sólo entre ellos, sino de la vida en general y están haciendo una labor muy importante (en El País y en La Vanguardia, respectivamente) de difusión de los valores, de la inteligencia emocional, del coaching, de la espiritualidad. Lo he pasado con ellos de maravilla y han tenido la amabilidad de llevarme al World Trade Center, en el puerto, donde tenía una reunión a las 16.30 h.

Había quedado en Amgen, una compañía biotecnológica que sin duda es una de las mejores empresas para trabajar. Figura en los distintos estudios (Top Employers y Leading Managers de CRF, Best Places to Work) sistemáticamente como una de las preferidas. He estado con su DG, un directivo al que aprecio mucho. Hemos estado hablando de estilos de Liderazgo, de Clima, de Valores, de Cultura Corporativa, de cómo combinar exigencia y disfrute… Me ha regalado un vídeo, titulado Pequeñas imperfecciones, que es muy interesante. Y, por supuesto, hemos hablado de Pep Guardiola (Jordi es un culé confeso, muy orgulloso de serlo) y de lo que las empresas pueden aprender de él. Después, he estado con RRHH preparando futuras iniciativas.

En la prensa de hoy, Pasividad. Así titulaba hoy Enric González su columna Cosa de Dos en El País: “Ya sabemos por qué los sindicatos permanecen pasivos: con subvenciones y subsidios acaba uno acostumbrándose a la crisis. La pasividad, sin embargo, no es sólo de los sindicatos, que al fin y al cabo son lo que son y representan lo que representan”. Para Enric, “el fenómeno es general” porque, aunque hay muchos motivos para enfadarse, el personal no protesta “especialmente los jóvenes”. Aunque están más interconectados que nunca, “la red, ha salido, de momento, de lo más sumisa. Cada uno cuelga o vomita su texto o su comentario iracundo y ahí nos quedamos: en el mejor de los casos, un mosaico de desahogos; en el peor, un océano de conformismo nihilista”. Y finaliza: “Según parece, nos resignamos. ¿Las cosas van mal? Ya las arreglará Obama. Para eso le votamos, ¿no?”

También en El País, el artículo de la escritora Monika Zgustova, La sonrisa cansada de Vaclav Havel. El intelectual y ex presidente de la República Checa no deja de asombrarse del profundo poso que el comunismo ha dejado en la mentalidad de sus compatriotas. Consideró la caída del telón de acero hace 20 años como un triunfo contra la soberbia y el poder totalitario, pero ahora llama “capitalismo mafioso” al sistema poscomunista. Así funcionan las dictaduras, hasta después de muertas.

Y Ken Blanchard, a sus 70 años, explica en La Contra de La Vanguardia que “todo nuestro sistema se fundamenta en el fomento de la avaricia sin límites”, “ahora se acumula sin ni ninguna relación con la economía productiva” porque nuestro sistema –desde preescolar hasta la jubilación- nos está educando para que confundamos nuestra autoestima con los resultados. Y forma acumuladores compulsivos obsesionados con lograr resultados cuantificables”. “La generosidad se aprende, y no la estamos enseñando”. Los Maddoff son esclavos de esa mentalidad avariciosa de esta sociedad. Las notas pervierten, dice Ken. Blanchard apuesta por “un líder que sirve y no un líder que se sirve de los demás”. Y tal vez lo más demoledor”: “Convertir la política en profesión es pervertir la democracia”. La sabiduría del Dr. Blanchard es incontestable.
Un servidor cree, En cualquier caso, que hay motivos para la esperanza.

martes, 20 de octubre de 2009

Talento femenino

Hoy la jornada es entre Madrid (coaching estratégico de una gran directiva, una de las que más admiro personalmente) y Barcelona (un gran grupo de comunicación y otra gran empresa de automoción), puente aéreo mediante.

Esta tarde he podido ver en la ciudad condal la entrevista de Jaime Pereira a Elena Gil (www.jaimepereira.es). Elena Gil, Doctora en Economía y Executive MBA, dirige el área de educación y medio ambiente de la Obra Social de Caja Madrid. Jaime le pregunta por las competencias directivas (“no se puede infantilizar a los miembros del equipo”), sobre la sostenibilidad (que significa calidad de vida y felicidad) y sobre si estamos al final del túnel (Elena ha respondido desde el optimismo inteligente y destacando que en su entidad desde luego apuestan por la salida del túnel). Una entrevista enormemente interesante, una gran prueba de talento femenino. En la página web de Jaime Pereira podemos disfrutar de video-entrevistas de Jaime Pereira con Arancha Montes (Ingeniera, abogada, PDD, 15 años en RRHH en Ericsson y actualmente coach) y con la gran conferenciante brasileña Leila Navarro, un torrente de energía positiva.

Talento femenino. Elena Salgado, VP del Gobierno de España, ha defendido los presupuestos generales del Estado en el Congreso de los Diputados. La Presidenta de la Comunidad de Madrid ha defendido, de forma directa, a su candidato a la Presidencia de la segunda Caja del país. Maravillas Rojo, Secretaria General de Empleo, ha presentado la búsqueda electrónica de empleo, una herramienta avanzada. El Talento femenino se va imponiendo a cierta velocidad.

Aquí en Barcelona, La Masía (la fábrica de talentos del F.C. Barcelona) cumplía hoy 30 años. Felicidades. Con el “Pep Team”, la Masía vive su momento más dulce: Carles Puyol, Xavi Hernández, el propio Guardiola, Messi, Pedro… El Talento se forja, no cabe duda.

lunes, 19 de octubre de 2009

Mielina

Jornada entre Asturias y Madrid. Por la mañana, dos sesiones de coaching con altos directivos de una de las organizaciones más emblemáticas del Principado, una empresa de la que se pueden sentir muy orgullosos quienes forman parte de ella. Por la tarde, sesión de trabajo en un proyecto sobre valores en la que todos los integrantes estamos aprendiendo mucho y sintiéndonos muy a gusto.

Entre vuelo y vuelo, me he terminado Las claves del talento, del norteamericano Dan Coyle. Se trata de un ensayo sobre los “semilleros de talento” en los que surgen grandes estrellas en el deporte (en Brasil respecto al fútbol, en Moscú con el tenis). La clave, según el autor, es lo que llama “práctica intensa”.

Pensemos por ejemplo en el fútbol brasileño, que domina la escena mundial desde los 70 (Pelé, Zico, Sócrates, Romario, Ronaldo, Juninho, Robinho, Ronaldinho, Kaka) . Un país de 190 M de habitantes, un 40% de los cuales viven en la pobreza. Los jugadores adolescentes entrenan 20 horas semanales, frente a las cinco de los británicos. Pero sobre todo juegan al “futebol de salao”, al fútbol sala. “Nada de tiempo más nada de espacio es igual a mayor habilidad. El fútbol sala es nuestro laboratorio nacional de improvisación”.

La clave, neuroógicamente hablando, está en la mielina. Una capa aislante que envuelve a las fibras nerviosas y aumenta la fuerza, la velocidad y la precisión de la sinapsis (conexión neuronal). Cuanto más entrena una persona, más se “mieliniza” el circuito neuronal. “La mejor manera de construir un buen circuito es activarlo, prestar atención a los errores y luego activarlo de nuevo una y otra vez. El esfuerzo no es una opción, es una exigencia biológica”.

Coyle nos presenta una serie de principios respecto a la mielina:
- La activación del circuito es fundamental: práctica intensa.
- La mielina es universal. “A la mielina no le importa quién eres; le importa lo que haces”.
- La mielina envuelve, no desenvuelve. Por eso los hábitos son difíciles de romper.
- La edad es importante. Hay periodos críticos para el aprendizaje.

“Somos seres de mielina”. La clave, según Dan Coyle, es elegir lo que a uno le gusta (agrupar), practicarlo (repetir una y otra vez) y aprender a sentirlo.

El estudio de Dan Coyle nos demuestra que el talento es cuestión de desarrollo. De contextos en los que el talento aflora (“semilleros de talento”) y de buenos entrenadores. Así es el talento, no nos quepa duda.

domingo, 18 de octubre de 2009

La cruda realidad

Después de varios peliculones (El secreto de tus ojos, Ágora, Si la cosa funciona), esta mañana tocaba una película más ligera. Una comedia romántica, La cruda realidad (The ugly truth), con Katherine Heigl (la de 27 vestidos, que aparece en Anatomía de Grey) y Gerald Butler (el Fantasma de la versión cinematográfica de El fantasma de la ópera y el Rey Leónidas en 300). La película es entretenida: Katherine Heigl es una productora de televisión que tiene problemas para encontrar el amor. La mujer contará con la insospechada ayuda de su desagradable presentador (Gerard Butler), que la asesorará en sus citas, haciéndola pasar por una serie de sonrojantes pruebas para demostrar sus teorías sobre las relaciones. Pero las tretas del hombre les conducirán a un resultado inesperado..., con un guión que no está mal. Abbey, la productora, no sabe nada de los hombres. Es una obsesa del control que recibe los consejos del rey de Esparta (misógino, chuleta, sobrado de sí mismo) llevado al siglo XXI.
Ésta es la crítica de Álex Montoya en Fotogramas: “Teoría confirmada: Katherine Heigl es la nueva Sandra Bullock. Ha heredado sus mohínes, su autoconvencimiento de que resulta graciosa, su capacidad para convertir en taquillazos sus tontas peripecias románticas, y los guiones que Sandy ya no hará por cuestión de edad. Así pues, La cruda realidad no es más que la película que la Bullock hubiera hecho hace un lustro o dos: la clásica estructura chico conoce chica (agua y aceite, por supuesto), chica y chico pendonean (él más que ella, como está mandado, que no estamos por acabar con los tópicos… pero ojo: tras su frenética actividad sexual solo hay un alma rota por los desengaños), chico y chica van notando el gusanillo en las entrañas (¿me gustará más de lo que reconozco?), chico y chica casi se lo montan, chico y chica tienen un último instante de lucidez (no, no es para mí), y chico y chica se dejan llevar por el poder invencible del amor (que nadie se lo tome como un spoiler, por Dios… ¿o esperaban perros muertos, catástrofes nucleares o una sensata reflexión sobre el cataclismo emocional de la relación sentimental?).
Nada más: ni diálogos medianamente ocurrentes (ya no inteligentes, no seamos ambiciosos), ni personajes con matices ni recovecos, ni situaciones fuera de lugar… Nada más: solo una colección de tópicos sobadísimos (ella busca a su príncipe azul, tiene una amiga solterona que es, a la vez, confesora y celestina, hay un niño…), cierto tufo conservador (sí, hay algunos gags sexuales, el más simpático tiene que ver con un vibrador descontroladamente travieso, pero el mensaje de la película es de lo más rancio) y toda la cancha del mundo para que miss Heigl luzca su supuesto talento cómico. Ahora bien: La cruda realidad nos destapa al macho-man Gerard Butler como un más que eficaz actor de comedia: está francamente simpático dando consejos sobre cómo arrasar con las mujeres o preguntándole a su partenaire por sus actividades onanistas… Algo es algo.” Dos estrellas sobre cinco (IMDB, 6’1 sobre 10).


De la prensa del día, me quedo con las entrevistas a Emilio Botín en ABC: “Hay que ser ambicioso, estar centrado y tener un buen equipo” y con Rafael del Pino. De El País Negocios, el artículo de Guillermo de la Dehesa sobre el mercado laboral español (“en cada una de las recesiones de los últimos 35 años, España ha duplicado la tasa de desempleo media de Europa, tanto en la dictadura como en la democracia”): las cuatro razones son la facilidad de despido de jóvenes y mujeres, la negociación colectiva (que provoca que los salarios poco tengan que ver con la situación de las empresas y del país, por lo que el mercado no se ajusta en precios sino en cantidades), la baja contratación a tiempo parcial y las escasas políticas activas de formación y reciclaje (y que la intermediación pública es menos del 10% de las colocaciones). Es una de las mejores explicaciones de nuestro mercado laboral que he leído.

Y también en El País Negocios, Borja Vilaseca una vez más: Cómo afrontar el despido. Utilísimo para el millón y medio de españoles que han perdido su puesto de trabajo en el último año y para los que, desgraciadamente, pueden perderlo. Efectivamente, el desempleo no es el fin del mundo, sino un estado de transición entre dos trabajos. Excelente, Borja. Enhorabuena.

Como los premios Príncipe de Asturias se entregan el próximo viernes XL Semanal (la revista dominical del Grupo Vocento) ha dedicado su portada a los premiados: el gran arquitecto Norman Foster, el naturalista David Attenborough, la atleta Yelena Ishinbayeva, el escritor Ismail Kadaré, el ingeniero creador de los móviles Martin Cooper, la DG de la OMS Margaret Chan y el alcalde de Berlín, Klaus Wovereit. Precisamente a la capital alemana le ha dedicado su último número El País Semanal, con artículos muy interesantes.

He tenido el privilegio de conocer Berlín antes de la caída del muro, en 1987, y varias veces después. Una ciudad fascinante, preciosa, que ha sufrido mucho y tiene mucho que ofrecer.

sábado, 17 de octubre de 2009

La vida puede ser maravillosa

Me ha impactado el fallecimiento de Andrés Montes, el comentarista deportivo que tan buenos momentos nos ha hecho pasar en la última década. Con la cabeza afeitada (homenaje a Yul Brynner), hijo de gallego y de cubana, su peculiar acento, su lenguaje (incluyendo los apodos que les ponía a los jugadores, Pau Gasol como ET; Ricky Rubio, Ricky Business; LeBron James, “Mi nombre es James” y “Cuponazo”; Tony Parker, “Oh la la”; Dennis Rodman, “Adivina quién viene esta noche” y “Cruela de vil”; Kevin Garnett, “La máscara”; Dikembe Mutombo, “Memorias de África”; Scottie Pippen, “Scooooootie”; Gary Payton, “Wanted”; Steve Kerr, “Wyatt Earp”; Raúl González, “Tom Cruise”; Xavi Hernández, “Humphrey Bogart”; “Sweet” Iniesta) y su optimismo contagioso, nos ha dejado un buen número de frases para la posteridad. De entre ellas, me quedo con “¿Por qué todos los jugones sonríen?”, “Hoy te quiero más que ayer pero menos que mañana” (cuando jugaban Karl Malone y John Stockton en los Utah Jazz), “El oro no está en Moscú, ¡está en Polonia!”, “¡Tiki Taka!”, “Paseando a Miss Daisy” (cuando un equipo ganaba con facilidad), “Ra-ta-ta-ta-ta (triple)”, “Bienvenidos al número 23 de Aerolíneas Jordan” y sobre todo, “Porque la vida puede ser maravillosa”.

Andrés Montes, nacido hace 53 años, empezó en 1980 en la COPE y Antena 3 con José María García como maestro. En 1996 pasó a Canal +, con Santiago Segurola y Antoni Daimiel, en esas retransmisiones de la NBA de madrugada que tanto os gustaban a los buenos aficionados al baloncesto. Hace tres años pasó a La Sexta, a retransmitir el fútbol y el basket. El pasado 20 de septiembre, tras la final de la Eurocopa de baloncesto entre España y Serbia en la que nuestra selección se proclamó campeona, Andrés Montes se despidió de sus televidentes con las siguientes palabras: “Me despido de todos ustedes. Ésta es mi última retransmisión con La Sexta y les voy a decir lo mismo que les dije hace tres años y pico cuando llegue a esta cadena: La vida puede ser maravillosa. Un saludo, amigos”.

Era un lector y un cinéfilo empedernido, aficiones que compartimos. Su mujer se lo encontró ayer muerto tumbado en su cama. Las circunstancias de su fallecimiento no han sido aclaradas. Descansa en paz, Andrés. Nos has hecho disfrutar de grandes momentos y te lo agradecemos mucho.

De la prensa de este sábado, me quedo de Expansión & Empleo (hoy en Expansión, mañana en El Mundo) con el análisis de las empresas familiares por Ángela Méndez (sólo un 10% de las 2’9 M de empresas familiares españolas supera la tercera generación), con las enseñanzas del programa “El Aprendiz” por Tino Fernández (con opiniones de mis queridos Douglas McEncroe y Luis Huete, además de un servidor), con los Directivos que juegan fuera (posiciones internacionales, como las de Emilio Cortés en BT, Dolores Sarrión en Kellog o Manuel Cervantes en IBM, a quienes admiro mucho), los Másteres para Gestionar el Talento por Quique Rodríguez (entre los 40 Masters, el MPA de la Escuela de Negocios CEU) y el Cine de Gestión sobre Ágora que he tenido el honor de escribir. También en Expansión, dos páginas de I. Elizalde tituladas Un día en el corazón de Inditex.

De Cinco Días, la entrevista de Paz Álvarez a Alejandro Pociña, Presidente de AF Steelcase: “Una oficina abierta mejora un 30% la productividad”. Alejandro comenta que hace una década un profesional ocupaba 20 metros cuadrados y ahora son 12 metros. La entrevista es una lección de ergonomía y productividad. También Paz Álvarez escribe sobre los parques científicos y tecnológicos de las universidades. Rosario Correro nos presenta el despacho de Julio Fernández, creador y Presidente de Filmax. Cine, cine, cine… más cine, por favor.

Y en La Vanguardia, la entrevista de La Contra (Víctor Amela, Ima Sanchís, Lluis Amiguet; hoy, este último) a George Freud Loewenstein, pionero de la Economía conductista y bisnieto de Sigmund Freud (su segundo apellido es el mismo de Barbra Streisand haciendo de psicóloga en El príncipe de las mareas). Nos enseña que “es la emoción y no la ocasión la que hace al ladrón”. Porque “hay millonarios que roban porque se sienten pobres: sufren sentimientos de privación al compararse con amigos aún más ricos y por eso no tienen los mismos amigos al principio que al final de sus crímenes. También por eso roban compulsivamente”. Los alcohólicos acaban con alcohólicos y los avariciosos con avariciosos. “El eufórico niega la evidencia desde su euforia. Por eso las consultas de bolsa en Internet aumentan cuando sube y disminuyen cuando baja –el efecto avestruz- de forma proporcional. Y por eso pillan al ladrón”. También en La Vanguardia, análisis de Lalo Agustina sobre la morosidad bancaria: 91.619 M €, el 4’9% del crédito (un año antes era prácticamente la mitad). Las cajas, el 5’34%; los bancos, el 4’41%. Las entidades financieras tienen inmuebles y terrenos por más de 20.000 M € (el 75%, de las cajas). Y en la revista ES de La Vanguardia, un artículo de José Antonio Marina sobre La Fortuna. En Examen de Ingenios para las Ciencias, de Huarte de San Juan, se dice que “la séptima propiedad, y la más importante de todas, es que el capitán general sea bien afortunado”. JAM nos recuerda que “la diosa Fortuna no era la divinidad de la riqueza, ni del azar propicio, sino la diosa del momento oportuno. El afortunado es el que percibe la oportunidad y la aprovecha”. “Los antiguos llamaban ‘prudencia’, palabra ahora desprestigiada porque indica apocamiento y cautela exagerada, pero que antes designaba la inteligencia para aprovechar adecuadamente la posibilidad”. Igualdad de oportunidades. “El Estado debe asegurar que todos tengan las mismas oportunidades, pero la educación tendrá que ayudarnos a conseguir el talento para la utilizarlas. Sólo la educación nos permite subir al carro de la diosa Fortuna.”

La Fortuna hay que buscarla. Ayer, en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, Mar Mellado, experta en marketing deportivo, nos recordaba aquella famosa frase de un exitoso golfista: “Cuanto más practico, más suerte tengo”.

viernes, 16 de octubre de 2009

Unas veces se gana y otras se aprende


Hoy ha tenido lugar la apertura del V Master Universitario de Gestión de Organizaciones Deportivas de la Real Federación Española de Fútbol y la Universidad de Castilla La Mancha, que dirige la Dra. Leonor Gallardo. El primer módulo, La Gestión del Talento, lo ha impartido hoy Eurotalent en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. El Máster, en su quinta edición, tiene tanto éxito que se ha cubierto el máximo de plazas y han quedado alumnos en lista de espera.

La primera clase, de 9 a 10.30 horas, la ha impartido Antonio Alemán, que ha sido DG de la Unidad de Negocio de empresas de Vodafone y con anterioridad ha sido alto directivo en Hewlett Packard, Digital (DEC), DG de Siemens y Consejero Delegado de Alcatel – Lucent Technologies. Antonio Alemán ha hablado de La importancia del People Management en las organizaciones. En su experiencia, “si no hay buenos directivos, nunca habrá Talento”. Las empresas han de buscar la diferenciación positiva a través de la estrategia, el marketing, el producto… pero sobre todo el Talento, porque “los malos principios llevan a resultados irreversibles”. Ha tratado el concepto de “Manager Malabar” y ha aportado muy interesantes ideas sobre “que el vaso rebose” (el desarrollo del talento, haciendo cantera, es mejor que la “retención”) o que “no puedes crear falsas expectativas respecto al futuro de nadie” (las “carreras profesionales” como promesa). Es maravilloso contar con la experiencia y la claridad de ideas de un extraordinario directivo como Antonio Alemán.

Después, de 10.30 a 11.45 horas, Diego Orbea (Eurotalent), coordinador del módulo, ha trabajado con los alumnos El Impacto del Talento en la Organización. Liderazgo y liberación de Talento. Les ha definido Talento como “poner en valor lo que uno sabe, quiere y puede hacer”, ha conectado el Talento con los resultados de negocio y ha tratado la versatilidad del Liderazgo a través de las distintas actividades que ha de realizar un profesional cuando lidera. Diego Orbea ha sido sistemático, riguroso y ha aportado mucha claridad en su exposición.

Tras el café, Eva Aguilera, también compañera de Eurotalent, ha explicado de 12 a 13.15 horas Cómo gestionar equipos de trabajo. Ha diferenciado un auténtico equipo de otros grupos de trabajo (el clan, la tuna), ha aportado las claves de un Equipo de VERDAD y se ha centrado en la diversidad del Equipo: visible, tangible e intangible. Eva Aguilera, desde su pasión y su ilusión a la hora de explicar los temas, ha estado muy sólida y muy didáctica.

Raquel Casero, Directora de Eurotalent Sport, ha impartido de 13.15 a 14.15 horas, Personas de Alto Rendimiento en las Organizaciones Deportivas. Desde su triple experiencia como experta en el mundo del deporte (Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Master en Dirección y Gestión de Actividades Deportivas), en la Gestión y la Calidad (Evaluadora EFQM, Club de Excelencia en la gestión) y como coach certificada (Master en Coaching Personal, Ejecutivo y Organizacional, Graduada en Inteligencia Emocional por la Universidad de Santa Mónica, coach de deportistas de alto rendimiento), Raquel Casero nos ha enseñado las claves del rendimiento a través del pensamiento, de la actitud y de las emociones. Raquel es una gran experta en profesionalizar las organizaciones deportivas y deportivizar la empresa, así como del desarrollo del talento para el alto rendimiento.

En la comida, ha venido a estar con nosotros Eduardo Beotas, gran arquitecto de instalaciones deportivas y enorme persona (un caballero de los que quedan pocos), un gran amigo que dirige también un módulo de este Master de Organizaciones Deportivas. Eduardo Beotas me ha regalado su última obra, Ocio, Juegos y Deportes, en dos volúmenes, en los que repasa De Olimpia a Madrid y De Madrid al Olimpo, los Juegos y la Candidatura de Madrid 2016. Hemos hablado de los Juegos y de Geopolítica, de Historia y de Arquitectura, de Hipatia de Alejandría y de los cristianos… Durante el almuerzo, en la residencia de la RFEF (donde se alojan los jugadores de La Roja), en la mesa presidida por Leonor Gallardo hemos compartido mesa y mantel, además de Eduardo y un servidor, Eva Aguilera, Mar Mellado, Mª José Alaminos, Consuelo Gutiérrez de Piñares, Marcelo Venerandi, Diego Orbea

Y por la tarde, de 16 a 17 horas ha contado Cómo vendemos eficazmente nuestro proyecto Santiago Puebla, Director Comercial de la zona Centro-Sur de la Kutxa (la Caja de Ahorros de Guipúzcoa y San Sebastián), la entidad más productiva del sistema financiero. Santiago, licenciado en empresarial, MBA y, como Eva Aguilera, graduado en el Curso Superior de Coaching de la Escuela de Negocios San Pablo – CEU, ha contado a los alumnos cómo aplicar la labor comercial a un producto, a un proyecto o a uno mismo, con un dinamismo ejemplar y una grandísima capacidad didáctica.

Posteriormente, un servidor se ha referido al Talento y al Liderazgo, desde la idea motriz de que El éxito no llega por casualidad. Me he referido a Ferrán Soriano (actualmente Presidente de Spanair y anteriormente VP del F.C. Barcelona) y a su tesis (y libro) La pelota no entra por azar, a las claves que del paralelismo entre deporte de élite y empresas altamente competitivas que encontramos Leonor Gallardo y un servidor y expusimos en el libro Liderazgo, Empresa y Deporte, del porqué del triunfo de La Roja en la Eurocopa y de su éxito (10 victorias en 10 partidos) en la fase de clasificación del Mundial de Sudáfrica 2010 y hemos debatido las claves del Liderazgo de Guardiola. Al final, me he referido a las organizaciones deportivas como meritocracias y qué se debe hacer desde la Gestión del Talento para profundizar en esta idea.

Finalmente, como broche de oro, Fernando Riaño, Director de Igualdad y Diversidad de Barclays Bank, ha expuesto Gestión de la diversidad, empresa y deporte. Ventajas, claves y desafíos. Fernando Riaño, riojano de nacimiento, es licenciado en Derecho y en Filosofía por la Universidad de Navarra, nº 1 en el MBA de la Universidad Pontificia de Comillas y defiende con enorme ilusión el proyecto de Barclays de Diversidad e Igualdad. Nos ha contado el viaje desde que en Gran Bretaña le impresionaron las políticas del banco al respecto, “al éxito por la inclusión” y ha tratado la Diversidad desde la doble R: la R de Responsabilidad y la R de Rentabilidad. Una magnífica exposición, muy emotiva, con vídeos sobre Tony Meléndez (el guitarrista nicaragüense no tiene brazos y toca con los pies), el Proyecto amigo de los paralímpicos y un fragmento de una película india sobre capacidades diferentes, competición y colaboración (“Physically challenged kids children”, que puede verse en YouTube) . No se trata de una película de Bollywood. En los Special Olympics de Seattle, 9 atletas, todos con capacidades físicas y mentales diferentes, corrían los 100 metros. No todos competían, pero todos querían participar. Cuando se cayó, empezó a llorar. Los otros 8 le escucharon, disminuyeron el paso y fueron a consolarle. Todos ellos. Una chica con síndrome de Down se sentó junto a él, le abrazó, le preguntó si sentía mejor y le dijo: “Ahora vas a ganar”. Los 9 fueron juntos, al unísono, a la línea de meta. Todo el estadio se puso en pie y aplaudió durante mucho tiempo… Como se dice en el vídeo, que puede verse en Youtube www.youtube.com/watch?v=wwe8DOBCKMI&feature=fvw “porque el verdadero sentido de esta vida es que todos juntos ganemos”.


Ha sido un extraordinario regalo que Fernando Riaño nos haya transmitido sus enseñanzas y el ejemplo de su positividad, su optimismo inteligente y su afán de superación. Como él dice, “unas veces se gana y otras se aprende”. Un maravilloso ser humano, ejemplo para todos.

En definitiva, han sido 11 horas (de 9 de la mañana a 8 de la tarde) llenas de aprendizaje, de emociones, de compartir con amigos. Creo que los participantes han disfrutado muchísimo de la jornada.

PD: Irene Orce me manda un correo en el que me recuerda que en su blog Metamorfosis de La Vanguardia (www.lavanguardia.es/blogs/metamorfosis.html) ha incluido la entrevista con un servidor: “¿Eres un jefe o un líder?”. Gracias, Irene, por la iniciativa. Espero que la disfruten tus lectores y que podamos vernos en Barcelona la semana que viene junto a Borja Vilaseca.

jueves, 15 de octubre de 2009

Un Equipo 10


Jornada comercial de Coaching. Por la mañana, a una organización muy peculiar que ha elegido como Director general a un profesional que asume por vez primera la más alta responsabilidad de una empresa y por la tarde a dirigentes de un partido político, muy conscientes de la necesidad de desarrollar su Liderazgo.

La prensa de hoy destaca no sólo el triunfo de La Roja ayer en Bosnia (2-5), algo que ha dejado de ser noticia en el final de la era Luis Aragonés y en la era Del Bosque, sino que en la clasificación hacia el mundial de Sudáfrica del próximo año ha contado todos sus partidos por victorias. 10 de 10. Esto de ganarlo todo en una fase de clasificación sólo lo han conseguido Brasil (que ganó el mundial del 70) y Alemania (subcampeona del mundial 82), con la diferencia de que “la canarinha” disputó 6 partidos (23 goles a favor, 2 en contra) y la RFA, 8 (33 goles a favor, 3 en contra). La Roja ha marcado en esta fase previa al mundial 2010 28 goles, y ha recibido 5 (2 ayer). Llegar invicta es una magnífica noticia. Y además estamos de récord en la portería, Casillas igualó el récord de Zubizarreta de 70 victorias, con la particularidad de que Iker lo ha hecho en 99 partidos y Zubi necesitó 27 encuentros más. A siete meses y tres partidos de llegar a Sudáfrica, esto tiene una pinta bárbara, que dirían en Galicia.

Una vez más, nuestros éxitos deportivos contrastan con el panorama empresarial. El profesor Jaime Llopis (IESE) escribe un interesante artículo en El Economista sobre El talón de Aquiles de la productividad. Según el Conference Board Europe, España es el país de la UE que más ha empeorado en productividad en los últimos 15 años. Se hace eco de otro estudio que revela que nuestro país retrocede en productividad respecto a Europa a niveles de hace 30 años. Según la consultora Proudfoot, sólo el 61% de las horas trabajadas son productivas.

En la segunda parte del artículo, el profesor Llopis nos habla de las comidas interminables, de los parones para el bocadillo, de los puentes y las fiestas, de la escasa formación de los mandos intermedios. Con todo respeto y admiración, esos ejemplos no entran en lo esencial, y es que el 60% de la productividad es (buena o mala) calidad directiva. Y más del 30% restante una muy baja utilización de nuevas tecnologías. Si sólo se aprovechan seis de cada diez horas de trabajo no es tanto por las comidas (es una forma de relación, de generar clima y de hacer negocios en nuestro país) ni por las fiestas (trabajamos 219 horas que la media de la UE), sino porque la mayor parte de nuestros directivos carecen de una estrategia bien integrada, no realizan una gestión del desempeño de sus colaboradores adecuada, se enfrasca en reuniones interminables y nada prácticas, compensan mal a su gente, delegan escasamente, no lideran como deben. La crisis del modelo productivo lo es sobre todo del modelo directivo.

Y como en aquella Castilla de la que se quejaba el poeta Machado, “… aduladora, desprecia cuanto ignora”. Muchos empresarios y directivos de nuestro país presumen de que no necesitan ponerse al día, leer, contar con asesores. Javier Sampedro, en El País, se hacía eco de las investigaciones del Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL) de San Sebastián publicadas en la revista Nature. Según Manuel Carreiras, su director, “la enseñanza de la lectura se produce durante los primeros años escolares, al mismo tiempo que se aprenden otras destrezas. Separar los cambios que se producen en el cerebro durante la infancia causados por la enseñanza de la lectura de los cambios producidos por el aprendizaje de destrezas sociales o motrices es imposible”. Así es la educación del ser humano.

El lenguaje (que hasta 5.000 años era sólo hablado) ayuda a conectar la información visual con un dispositivo que analiza sonidos. Por eso al leer aumenta la materia gris en el área fonológica. Esto significa, por ejemplo, respecto a los disléxicos, que al no aprender a leer, sus áreas de los hemisferios cerebrales no crecen.

Tenemos una selección española de fútbol que nos hace soñar e ilusionarnos. Y unas cuantas empresas, grandes y pymes (hoy, por ejemplo, mi ex compañera de estudios Mercedes Navarro me hablaba de nuevo de la suya, donde trabaja, con gran admiración). Ojalá tuviéramos más de estas organizaciones admirables. Bueno, en realidad en esas estamos.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Poner en Valor: Educación, Empresa, Deporte

Un día intenso. Por la mañana, reunión en la USC (Universidad de Santiago de Compostela) con el equipo rectoral (con el Rector a la cabeza) para planificar la puesta en valor del Campus de Excelencia Campus Vida. Paco Bas, por parte del equipo de Eurotalent, ha presentado las líneas del proyecto y el calendario.

Vuelo a las 12.30 a Madrid. He tenido la fortuna (las cosas no ocurren por casualidad) de coincidir en la T2 con mis buenos amigos Eduard Estivill y Yolanda Sáenz de Tejada, que marchaban a La Coruña a presentar sus libros (entre ellos, ¡A jugar!, un texto enormemente práctico). Me ha encantado verles y tomar un bocata de jamón con ellos.

Reunión de 3 a 5, junto a mi compañero Diego Orbea, con el Comité de Dirección de una gran multinacional industrial europea. Empezando por el Director General y el Director de RRHH, todos han asumido completar su estilo del liderazgo con el coaching a sus propios colaboradores. Hemos tenido una sesión muy participativa de debate sobre las ventajas del “líder como coach”, sobre las principales dificultades en el proceso y sobre lo que supone para aumentar la autoridad moral, detectar potenciales y cambiar la cultura corporativa hacia un mayor desarrollo.

Y a las 7, presentación en la Escuela de Negocios del CEU del Curso Superior de Coaching Deportivo, dirigido por Raquel Casero (Directora de Eurotalent). Hemos participado en la mesa, además de la propia Raquel, que ha oficiado como maestra de ceremonias, el director técnico de la Federación Española de Tenis, Tati Rascón; el responsable de marketing de la Federación Española de Baloncesto, Pascual Martínez; Manel, en representación del Presidente de AECODE Alfredo Bastida, y un servidor.
He comentado que estamos en la Edad de Oro del Deporte Español y que toda la sociedad, además de sentirse orgullosa, ha de aprender de estos logros. Pero además hemos de hacer un esfuerzo por profesionalizar la gestión deportiva, deportivizar la empresa y potenciar el alto rendimiento.
Ha sido una presentación muy interesante.

La información del Curso Superior de Coaching Deportivo es la siguiente:

CURSO SUPERIOR DE COACHING DEPORTIVO
PARA EL DESARROLLO DEL TALENTO

El Curso Superior de Coaching Deportivo es un programa de formación en fundamentos y herramientas para desarrollar y potenciar el talento y la eficiencia de deportistas, gestores y técnicos deportivos.
El coach deportivo será en breve un perfil imprescindible en la gestión de todas las organizaciones y equipos deportivos, que necesitan cada vez más optimizar al máximo sus recursos organizativos y capital humano, técnico y deportivo para alcanzar resultados cada vez más exigentes.
Este programa ha sido concebido desde la perspectiva del lema de Eurotalent Sport “Profesionalizar el Deporte, Deportivizar la Empresa”. Son fundamentos de este curso:
· Proporcionar conocimientos teóricos, habilidades prácticas y técnicas de coaching para desarrollar y liderar el talento de deportistas y gestores.
· Proporcionar las competencias necesarias, para un óptimo desempeño profesional.
· Gestionar de forma eficiente y sostenible el alto rendimiento deportivo y directivo.
· Gestionar de forma eficiente y sostenible las carreras deportivas de alta competición y la posterior vida profesional.
· Trasladar a la cultura empresarial las actitudes y estilos del mundo del deporte español.

HAZ DEL COACHING DEPORTIVO TU FUTURO PROFESIONAL
Destinatarios: Profesionales del Deporte que quieran adquirir conocimientos profundos del Coaching aplicado Deportivo.

martes, 13 de octubre de 2009

Un gran comienzo

Martes y trece (a mí es un día que me trae suerte). Por la mañana, reunión con María José Molero, Directora de Ventas del Grupo Grünenthal, una compañía líder farmacéutica contra el dolor que lo está haciendo muy bien esta temporada. Cuando decimos que en esta crisis hay ganadores y perdedores, Grünenthal claramente está entre los primeros, apostando por el Talento y el Liderazgo.

Comida rápida entre compañeros y vuelo a Santiago de Compostela, a trabajar en un proyecto con la Universidad. Hemos cenado Paco y un servidor junto al Obradoiro, picando maravillas de la tierra (en realidad, del mar: pulpo, almejas, camaroncitos, etc.).

Me alegro muchísimo del gran comienzo que ha tenido Ágora. En su estreno, 5’37 millones de euros en 470 salas. 13’5 M € en su primer fin de semana, sin contar el lunes de fiesta (12 de octubre). Es la cinta española más taquillera (Rec 2 recaudó 2’19 M €; Mentiras y gordas, 1’8 M; Los abrazos rotos, 1’8 M; Fuga de cerebros, 1’2 M) y el mejor estreno desde 2006. Sólo Ice Age 3 (con 5’4 M € en su primer fin de semana en España) ha superado a Ágora. Up hizo 4’6 M de euros. G-Force también ha funcionado muy bien: 2’6 M € (482 salas).

Ha superado las previsiones más optimistas. Creo que, además del tirón de Amenábar (que es indudable), el efecto Telecinco es muy importante. La cadena es productora de la película y sus anuncios en televisión (como ocurrió con El Orfanato) apoyan mucho.

Paolo Vasile, Consejero Delegado de Telecinco y productor de Ágora, considera que “las subvenciones son la mejor forma de acabar con el arte”. Es muy posible. Ojalá no hicieran falta. Para él, la producción de Ágora es una evolución respecto a Alatriste, El laberinto del fauno, El Orfanato y El otro lado de la cama. De momento, podemos alegrarnos, y mucho, de que una película española haya comenzado tan bien. Falta la distribución internacional (especialmente en Estados Unidos).
Buenas noticias para el cine español.

lunes, 12 de octubre de 2009

Los actores se confiesan

Día de la Hispanidad. Me ha dado cierta vergüenza el abucheo al Presidente del Gobierno de España. No sólo “Hoy no es el día” (porque era un acto de Estado, como dijo el alcalde de Madrid), sino que nunca es el día para abuchear al Primer Ministro de nuestro país, que nos representa a todos (lo haga mejor o peor): Nos estamos pasando de partidismo. Esos “ritos”, como ha dicho José Luis Rodríguez Zapatero, nos devalúan como nación. Hay maneras mucho más civilizadas de mostrar nuestro descontento ante un dirigente, pero no en el acto de las fuerzas armadas que conmemora el día de la Hispanidad.

Un servidor lo ha celebrado esta tarde con un buen libro, 25 actores se confiesan, de José Aguilar (no el José Aguilar experto en dirección de empresas, en gestión del compromiso, galardonado como conferenciante del año en Manager Business Forum y al que admiro mucho, sino el José Aguilar periodista, Premio Mariano José de Larra 2004 al que todavía no tenía el gusto de conocer). Se trata de una serie de entrevistas con varios de los mejores actores de nuestro país, de teatro y cine.

En el libro aparecen las opiniones (junto a sus obras en cine y teatro) de varias generaciones de grandes actores:
- los de más de 70 años, como Arturo Fernández (1930), Alfredo Landa (1933), Álvaro de Luna (1935), Antonio Ozores (1928), José Luis Pellicena (1933), Pepe Rubio (1971), José Sazatornil (1928) y Manuel Zarzo (1932).
- los de más de 60 años, como Paco Algora (1948), Manuel de Blas (1941), Xavier Elorriaga (1944), Manuel Galiana (1941), Juan Luis Galiardo (1940), Emilio Gutiérrez Caba (1942), Ramiro Oliveros (1941), Andrés Pajares (1940), Eusebio Poncela (1947), Pedro Ruiz (1947) y Máximo Valverde (1944).
- los de más de 40 años, como Gabino Diego (1966) y Jorge Sanz (1969).
- los de más de 27 años, como Mariano Alameda (1975), Carlos Castel (1980).
- De edad indefinida: Francisco Valladares

En general, comprobamos en las distintas opiniones el talento entendido como esfuerzo y como disfrute, la admiración por los actores y actrices que han interpretado hasta el final de sus días (como Aurora Redondo, por ejemplo), lo mal que está la escena en estos momentos (varios se quejan de que hay actores jóvenes a los que no se les entiende nada).

Me han gustado mucho las opiniones de mi amigo Juan Luis Galiardo (“hay demasiados egos luchando por ganar la batalla de las vanidades”, “España es un país despreciativo que no sabe valorar a los artistas en su justa medida”); de Mariano Alameda, que participó en la clausura del Curso Superior de Coaching (“el actor que lo hace bien es el que se cree el personaje”); de Xavier Elorriaga, con quien también he compartido ponencia en un curso de verano y en el festival de San Sebastián (“Lo más importante es que te mantengas fiel a tus principios por encima de lo que a ti te conviene. Eso es ser persona.”); de Paco Algora (“en la fama, el dinero y el poder te dejas el alma”); de Manuel de Blas (“He sido muy ambicioso porque yo no quería quedarme sólo con la carrera. A mí me interesaba todo lo demás, y al final todo no se puede hacer. Vivir el día a día con los tuyos es muy importante”); de Gabino Diego (“los cineastas más importantes son Berlanga, Buñuel, Saura y Almodóvar”); de Arturo Fernández (“me parece que el término suerte lo inventó un fracasado para poder decir: “No tengo suerte”); de Manuel Galiana (“mi cabeza dirá cuándo debo parar”); de Emilio Gutiérrez Caba (“Tampoco hay que estar todo el día mirando hacia atrás, porque eso te impide poder avanzar”); de Alfredo Landa (“estoy muy orgulloso del landismo”); de Álvaro de Luna (“en España tenemos grandes creadores y es una pena que no reciban más apoyo”); de Ramiro Oliveros (“aceptamos las ideas inteligentes, vengan de donde vengan”); de Antonio Ozores (“En la vida nada tiene tanta importancia como para preocuparse”); de Andrés Pajares (“lo peor es cuando tienes un vacío de trabajo, entonces todos éstos vienen a por ti”); de José Luis Pellicena (“la vida del teatro no es sacrificada, es muy divertida”); de Eusebio Poncela (“he luchado por componer ese icono que para algunos soy”); de Pepe Rubio (“hay mucha golfería, lo que ocurre es que yo he pasado de largo”); de Pedro Ruiz (“Creo que es más oscuro el mundo de la política que el del espectáculo, porque actores sin talla intelectual ni interpretativa fingen defender ideales para manejarse por intereses”); de Jorge Sanz (“la profesión está muy politizada”); de Saza (“para empezar una carrera, los actores han de tener mucha afición”); de Manuel Tejada (“los galanes no son siempre los mejores personajes; los malvados son mucho más completos”); de Francisco Valladares (“la revista ha muerto porque no se sabe hacer bien”); de Máximo Valverde (“soy amante de la soledad con todo lo que ello conlleva”); de Manuel Zarzo (“mis amigos son para siempre”).

Tenemos que sentirnos muy orgullosos y admirar más a nuestros grandes actores.