Páginas vistas en total

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Los libros que han cambiado tu vida

Hoy, en mitad de una jornada dedicada a un proyecto de valores en una gran empresa que parece que finalmente se convertirá también en un proyecto editorial, he ido a Punto Radio invitado por Sergio Fernández para el programa Protagonistas.
Sergio, cuyo libro Vivir sin jefe está siendo una de las sensaciones del año (ya va por la quinta edición) es el “coach de cabecera” de la parte del programa que presenta Jaume Segalés, un periodista activa y muy positivo. En esta ocasión, Sergio ha dedicado su espacio a Libros que te han cambiado la vida, aquellos textos especiales que pueden ayudarte a cambiar tu modo de pensar.
En el espacio han participado profesionales a los que admiro mucho, como el periodista Borja Vilaseca y el editor Jordi Nadal (los dos, grandes escritores, que han recomendado libros de Krishnamurti, Herman Hesse, Aldous Huxley, etc) y otros expertos.
Un servidor ha hablado de algunos textos de escritores humanistas. De El Quijote, por supuesto. La primera novela de la historia y tal vez la mejor. Una obra que debe leerse a cierta edad, y no antes, y evidentemente no de un tirón, sino volviendo a ella en algunos pasajes, incluso al azar. De Utopía, de Tomás Moro, y la Educación del Príncipe Cristiano, de Erasmo de Rótterdam, un manual liderazgo diametralmente opuesto a El Príncipe de Maquiavelo. Y de algún libro de dirección empresarial, como En busca de la excelencia, de Tom Peters y Robert Waterman. Entre estos libros también está, sin duda, El Principito, de Antoine de Saint Exupery.
La entrevista puede escucharse en
http://www.puntoradio.com/popup/audio.php?id=28287 [Primera parte: Hay que desplazarse hasta el minuto 13]

http://www.puntoradio.com/popup/audio.php?id=28288

Y para ti, ¿cuáles han sido los libros que han cambiado tu vida?
Sergio me ha entrevistado para otro programa de Punto Radio. En este caso, hemos hablado de mi nuevo libro, Shakespeare y el desarrollo del liderazgo, que empieza a llegar a las librerías. Se trata de una ficción según la cual un grupo de directivos de nuestro país le piden a un historiador y una filóloga inglesa un Programa de Desarrollo basado en Shakespeare, para lo cual se citan una vez al mes durante nueve meses (en realidad diez, porque hay una sorpresa final) y han de ver dos películas basadas en obras de El bardo y comentarlas juntos.
De Ricardo III, Hamlet, El Rey Lear, Romeo y Julieta, Macbeth, Enrique V, Marco Antonio y Cleopatra, Julio César, Tito Andrónico, Otelo, etc. se puede aprender mucho sobre:
- El poder y el miedo
- El manejo de la ira
- Los celos, la intriga
- Profecías que se cumplen
- Elegir para el tándem
- El éxito en la sucesión
- La felicidad y la pasión
- La influencia honesta
- La duda y la vergüenza
Creo, modestamente, que ha llegado tan lejos como William Shakespeare a la hora de hacernos entender la naturaleza humana.

martes, 29 de septiembre de 2009

Dos grandes empresarios

No todos los días uno tiene el privilegio de trabajar en temas de gestión de talento y de valores corporativos con dos grandes empresas como son el Grupo Santander y el Grupo Leche Pascual.

Un servidor ha pasado la mañana en la Ciudad Financiera del Santander en Boadilla, con una cincuentena de los más altos directivos de la casa, primero escuchando las presentaciones corporativas dentro del Programa Liderando el Crecimiento del Grupo y luego facilitando una sesión sobre Generar Confianza y Desarrollar el Talento como Pilares del Liderazgo.

Me ha impresionado muy positivamente el trabajo que la Dirección Corporativa de RRHH está realizando en el Grupo Santander. Su apuesta transformadora, conservando lo que ha hecho grande a este Grupo, por la Gestión del Talento a partir de la Responsabilidad y el Compromiso de sus líderes, grandes palabras que sólo se bajan a la arena del día a partir de ideas claras, una visión compartida y duro trabajo.
No me extraña nada que los 130.000 profesionales de esta entidad en todo el mundo se sientan muy orgullosos de los logros realizados y de la cultura corporativa (“el modo de hacer las cosas”) que están poniendo en marcha.
Y sin embargo, por lo visto, lo mejor está por llegar. Bajo el lema “Santander eres tú”, el Grupo está realizando una serie de acciones de generación de compromiso, de difusión de la marca como empleador preferido y de muestras de solidaridad. Entre ellas, la carrera “Santander eres tú”, que tendrá lugar entre los próximos 1 y 3 de octubre, saliendo de Pereda en Boadilla (en la Ciudad Financiera) y llegando al Paseo de Pereda en la ciudad de Santander. 510 kilómetros con relevos cada 10 kms. en 52 horas, a una media de 1h y 9 minutos por kilómetro, sin paradas y sin pasar por la autopista. En El Escorial, a las 14.25 del jueves 1, se leerá un manifiesto relativo a los valores del Santander, que son el dinamismo, la innovación, la fortaleza, el liderazgo, la orientación comercial y la ética profesional. La carrera forma parte de las celebraciones de los 150 años del banco, sirve para apoyar la candidatura de Santander como Ciudad Europea de la Cultura 2016 y para ayudar a la ONG “Save the children”.

Por la tarde, reunión en la sede corporativa del Grupo Leche Pascual con los profesionales de CIVSEM (Centro de Investigación en Valores Sociales y Empresariales), perteneciente a la Fundación Tomás Pascual Sanz, que dirige Miguel Ángel Velázquez. Es verdaderamente admirable lo que ha conseguido este grupo empresarial en los últimos 40 años, desde sus inicios en la fábrica de leche de Aranda de Duero, y su decidida apuesta por los valores.
La filosofía de actuación del CIVSEM se concreta en cuatro ejes:
- Servicio a Empresas orientadas a generar un ambiente de convivencia productiva, basada en el respeto, la confianza y la integridad de las personas.
- Ofrecer oportunidades de incorporación al mercado laboral a personas con dificultades de acceso (inmigrantes, discapacitados, fracaso escolar, etc.) orientándoles a los puestos más adecuados a sus posibilidades.
- Formación integral y positiva a nivel profesional (conocimientos y habilidades) y en valores humanos.
- Formación en Valores, Metacompetencias y Competencias a Equipos Directivos para generar sintonía con las realidades emergentes.

Y los valores de gestión del Grupo Leche Pascual son los siguientes:
- Búsqueda de rentabilidad a medio y largo plazo.
- Creación de empleo y riqueza en el medio social en el que opera.
- Respeto medioambiental.
- Compromiso con sus clientes y consumidores.

Tenemos que sentirnos muy orgullosos de que en nuestro país haya organizaciones (desde España, para el mundo) como el Grupo Santander y el Grupo Leche Pascual. Sentirnos muy orgullosos de que haya auténticos empresarios como Emilio Botín-Sanz de Sautuola y como Tomás Pascual Sanz. De que a partir de su impulso hayan generado organizaciones muy grandes basadas en valores y que además, desde la insatisfacción y la búsqueda de la mejora, están haciendo un esfuerzo para avanzar como empresas preferidas para trabajar. Se trata de grupos empresariales verdaderamente admirables.

Ayer estuve viendo el primer programa de “El Aprendiz”, la versión nacional del formato que en su día lideraron con éxito el magnate inmobiliario Donald Trump en EEUU y el empresario Alan Sugar en GB, y que aquí lleva adelante Lluis Bassat, considerado el mejor publicista del siglo XX, un empresario al que admiro mucho. Más allá de que Bassat preconiza unos valores mucho más positivos que los de sus colegas anglosajones en el programa (especialmente Trump, defensor del yuppismo y del “llanero solitario”), me inquietó que los jóvenes candidatos a trabajar con él (16 chicas y chicos, con sus masters y sus idiomas) no tuvieran ni el 10% de la garra, del empuje, de la iniciativa, del carisma, del encanto personal de emprendedores de raza como Emilio Botín o Tomás Pascual. Sé que no es fácil, pero entre más de 3.000 jóvenes que se habían presentado al “casting”, algunos podría haber. Por otro lado, aunque sé que es el primer programa, el liderazgo en los dos “equipos” (el de las chicas y el de los chicos) lo eché a faltar absolutamente. Esperemos que la cosa cambie.

De momento, más allá de los programas de la tele, admirar y aprender de los empresarios de verdad, de los que crean grandes proyectos por los que sentirse orgullosos, me parece que es una práctica. Os la recomiendo con la mayor humildad.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Consejos de sabios

El último lunes de septiembre me ha permitido impartir clase de Liderazgo, esta tarde, en el VIII Curso para Directores Deportivos de la Real Federación Española de Fútbol. 74 alumnos en un enorme y cómodo auditorio (en total, han pasado por estos cursos 570 personas). Tres horas (con un café en el “medio tiempo”) y una presentación, siempre generosa y cariñosa, de Jorge Carretero, portavoz de la Real Federación. En la ciudad del fútbol de Las Rozas, Cristiano Ronaldo estaba grabando un anuncio del banco portugués que le patrocina y entrenaban las jugadoras de la selección femenina. Ha sido una clase muy interesante (a un servidor se le ha pasado en un vuelo), con un público muy activo preguntando y aportando. Lo he pasado estupendamente. Vuelvo allí en poco más de 15 días, en la apertura del Máster de Gestión Deportiva de la RFEF.

Por la mañana, reuniones para proyectos conjuntos con Félix Cuesta, experto en marketing, organizaciones virtuales, tecnología y profesor de escuela de negocios, y con Rosario Miguélez, coach, psicóloga clínica, gran experta en desarrollo de entidades financieras. Dos personas a las que admiro y aprecio muchísimo. Y varios temas con mis compañeros de Eurotalent, relativos a diversos proyectos de coaching estratégico, coaching de equipo, actualización de la función de RRHH, etc.

Ayer, la revista XL Semanal recogía las lecciones de sabiduría de varios artistas, escritores y políticos mayores de 65 años, con fotos del cineasta Andrew Zuckerman. Me quedo especialmente con las frases siguientes:
- “Tómate tu profesión en serio, pero nunca a ti mismo. Tú importas bien poco en medio del circo que hay montado ahí fuera. Si te tomas demasiado en serio, no serás capaz de aprovechar tus mejores talentos. Estarás atrapado, mirándote en el espejo y viendo si tienes suficiente gomina en el pelo” (Clint Eastwood, 79 años).
- “En la cultura occidental creemos que la mente lo es todo, pero en realidad es limitada. Es codiciosa, egocéntrica, cortoplacista y suele equivocarse. Hay un espacio que va más allá de la mente” (Nick Nolte, 68 años).
- “No seas demasiado ambicioso. Haz una cosa al año, lo que creas que es más importante, y tu carrera se hará por sí misma” (Henry Kissinger, 86 años).
- “El teatro ayuda a la gente a mantenerse cuerda, por eso creo que es importante impulsarlo, especialmente para niños y jóvenes. Un teatro participativo, no para sentarse y mirar, sino para hacer teatro. Yo he tenido la fortuna de poder desarrollar ese trabajo en lugares en conflicto, en campos de refugiados… son las cosas que un artista puede aportar. Es curioso, porque un artista puede hacer un montón de cosas” (Vanessa Redgrave, 72 años).
- “Siempre creí que la sabiduría iba unida a la edad. Creía que llegaría un momento maravilloso en que, sencillamente, me sentiría sabia. No podía estar más equivocada. La vejez es una segunda adolescencia” (Nadine Gordimer, 86 años).
- “Tu mejor obra es la expresión de tu propia persona. Tienes que comprender que tu firma es única. Si partes de ahí, tienes una oportunidad” (Frank Gehry, 70 años).
- “El artista que quiera sumarse al debate público tiene que hacerlo por medio de su trabajo. No me parece buena idea que uno separe la faceta cívica de la profesional” (Robert Redford, 73 años).
- De Nelson Mandela (91 años), tengo que elegir varias frases: “Hay pocas desgracias en este mundo que no puedas convertir en un triunfo personal si tienes una voluntad de hierro y la habilidad necesaria. Lo que diferencia a una persona de otra no es lo que le ha sido dado, sino lo que es capaz de hacer con lo que tiene”; “Las heridas que no se ven son más dolorosas que las que se pueden ver y curar por un médico”; “He aprendido que el valor no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. Yo he sentido miedo más veces de las que puedo recordar, pero siempre lo escondí tras una máscara de descaro, de osadía. El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino el que lo conquista”; “La paz es la mejor arma para el desarrollo que un pueblo puede tener. Acabar con la pobreza no es un gesto de caridad, es un gesto de justicia”; “Si la experiencia de Sudáfrica ha significado algo para el mundo, esperamos que sea haber demostrado que, cuando gente de buena voluntad se junta y supera sus diferencias por el bien común, se pueden encontrar soluciones justas y pacíficas incluso para los problemas más intratables”.

Grandes lecciones de personas sabias. Lamentablemente, no hay ningún latino, ningún iberoamericano, ningún español. En El País Semanal ayer aparecía una entrevista de Juan Cruz a Javier Solana (67 años), “físico, político y corredor de fondo en busca de la paz”. Está a punto de dejar de ser el jefe de la diplomacia europea, y nos ha dejado importantes enseñanzas:- “Me enseñó una cosa fantástica, aparte de respetar al otro, a tener curiosidad, vivir la vida”.
- “He mejorado. Antes me animaba más el deseo de vivir que la visa misma”.
- “Creo que España sigue siendo un gran país. Ahora bien, podríamos estar en una situación mejor. A veces me entristece, cuando lo miro desde fuera, ver un país tan tenso. Siempre he tenido el sentimiento de que los grandes países se hacen con capas que se van acumulando, sin rupturas. Aquí parece que hay que empezar casi desde cero a partir de cada cambio de situación política. Me gustaría que eso no ocurriera. Los grandes países aprovechan lo que ha hecho el otro, aunque el otro no sea de tu forma de pensar. Hay que tener la responsabilidad de quitar crispación a las situaciones sociales. Creo que es posible. Me gustaría que volviéramos a tener un sentimiento de los estados y del gobierno mundial. El mundo se ha globalizado y las soluciones tienen que ser globales. Y no hay solución sin algún tipo de gobierno supranacional, que propicie una cooperación internacional más intensa… Creo que la llegada de Obama puede ayudar mucho, espero que Europa se despierte tras la ratificación del Tratado de Lisboa… No digo que sea un ingenuo optimista, pero sí un optimista”.
Deberíamos escuchar y aprender de los consejos de los sabios. Como dice un proverbio africano (y repite Zuckerman): "La riqueza de un pueblo se mide por el legado de sus ancianos".

domingo, 27 de septiembre de 2009

El secreto de tus ojos

Esta mañana he ido a ver, con mi amigo Miguel Ángel, la película argentina El secreto de tus ojos, dirigida por Juan José Campanella y protagonizada por Ricardo Darín, Soledad Villamil y Guillermo Francella.Cursiva

Me ha encantado. Es cine de alto nivel. Un guión excelente (de Eduardo Sacheri, a partir de su primera novela, La pregunta de tus ojos, y del propio Campanella), unos actores colosales, una historia que tiene muchísimo interés. El aficionado al cine agradece cintas de esta calidad. Algo más de dos horas viviendo (disfrutando, sufriendo) de un relato típicamente bonaerense, con una interpretación excepcional.
Sinopsis: Benjamín Chaparro acaba de jubilarse después de trabajar toda una vida como empleado en un Juzgado Penal. Para ocupar su tiempo libre decide escribir una novela, basada en una historia real de la que ha sido testigo y protagonista. La novela que escribe es, en apariencia, la historia de un asesinato ocurrido en Buenos Aires en 1974, y de la investigación para hallar al culpable. Pero una vez abierta la puerta de ese pasado al propio Chaparro se le volverá imposible cerrarla. Primero, porque la turbulenta Argentina de entonces se cuela en la vida de los personajes, con su carga de violencia y de muerte. Y, sobre todo porque aunque Chaparro suponga que la historia que teje habla únicamente del pasado, su búsqueda ilumina de un modo descarnado su propia vida y su presente, y lo pone de frente con un dilema de amor que lo obsesiona desde hace demasiado tiempo. Reconstruir el pasado lo conducirá a bucear en sus propios sentimientos, sus propias conductas y decisiones. Y hallar la verdad terminará por convertirse no en un objetivo literario, sino en la llave que le permita abrir la puerta para vivir el resto de su vida.
Elegida para representar a Argentina en los Óscar de este año, la película tuvo un gran éxito en el último Festival de San Sebastián, siendo una de las favoritas para la Concha de Oro que al final se llevó la película antibelicista china.
El secreto de sus ojos es una película que uno no debe perderse. Me ha gustado esta crítica en la web www.791cine.com/blog
El secreto de tus ojos es una gran película. No es una buena película de género, no es un trabajo eficaz. Es una gran película. Invitados por la asociación Darín. What else? que preside mi mujer, la vimos ayer junto al amigo cinefrick, a mi hermanito cinéfilo y a mi cuñada. Cien por ciento de ese focus group casero quedó encantado con la película. Por supuesto, pese a algunas reticencias iniciales generadas por los celos no del todo infundados del marido de la presidenta, todos nos afiliamos a la asociación, aunque participaríamos sin inconvenientes en el club de fans de Soledad Villamil y el de Guillermo Francella. Todas las actuaciones, incluyendo los personajes ínfimos de 2 segundos o incluso Pablo Rago, son buenas. La dirección de actores fue siempre una de las cualidades de Campanella pero esta vez logra algo casi milagroso. Todo, desde el arte (excelente, a la altura del de Zodiac) la música, los diálogos, la fotografía, impone un ritmo que atrapa desde el primer momento. El guión, de relojería, tiene algo de la excelente Nueve reinas de Bielinsky, aunque sin su componente mecánica. Es una historia perfectamente armada, bien contada, ambientada en Buenos Aires y desarrollada a lo largo de dos décadas, incluyendo los años de plomo, pero que milagrosamente no intenta educarnos, no nos explica que los argentinos somos así, que la vida carajo o que la tarea de cada director es denunciar injusticias. Es una película de un amante del cine que descree del prestigio del tedio.”

¿Qué nos enseña la película? Entre otras muchas cosas, que hay que ser valientes respecto al amor, porque la vida se te puede pasar en la duda.

Hablando de cine, ya ha salido la revista Fotogramas del mes de octubre. Mirito Torreiro, el maestro Torreiro, le da cinco estrellas (sobre cinco) a El secreto de tus ojos. Escribe: “un Campanella que regresa en plena forma: mostrando y escondiendo, dejando cabos sueltos que siempre serán retomados. Y moviéndose en el terreno en el que mejor sabe jugar: el cine de género (aquí, un thriller con tantas capas como historias se entrecruzan en él), con una buenísima trama criminal, una estremecedora historia de amor y unos actores superlativos: atención al duelo entre un Darínque jamás estuvo mejor, y un Guillermo Francella sencillamente magistral. Académica pero bien resuelta, siempre apasionante en su desarrollo, y con un acabado técnico que ya querríamos ver más seguido en nuestro cine, El secreto de sus ojos es una de esa películas que huelen a premios se miren desde donde se miren.”

Para el mes que está a punto de comenzar, me reservo ver la esperada Ágora, de Alejandro Amenábar; Si la cosa funciona, de Woody Allen; Millenium 2: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (con mis amigos de APD y sus invitados) y El soplón, de Steven Soderbergh. Y con mi hija Zoe, al menos Vicky el Vikingo, G-Force y Toy story 3D. Mucho cine para el inicio de este otoño.

sábado, 26 de septiembre de 2009

Miedo y Crisis

Tanto el suplemento de Empleo y Directivos de Cinco Días como el Expansión y Empleo (el sábado, con Expansión; el domingo, con El Mundo) vienen cargaditos de material para la reflexión y para el aprendizaje. Gracias a Paz Álvarez y a su equipo. Gracias a Tino Fernández y al suyo, Ojalá toda la prensa escrita brillara a este nivel.

Comienzo por Empleo y Directivos. Me ha encantado el artículo de Roberto Luna-Arocas titulado La crisis y el miedo en la empresa. El profesor Luna-Arocas, de la Universidad de Valencia (mi buen amigo “Bob Moon”, como un servidor le llama cariñosamente, expresando que si proviniera de EEUU sería un super-gurú, pero al ser de casa no valoramos tanto lo nuestro) es Presidente de AECOP Levante y dirige un Master en Gestión del Talento. Sobre la crisis, escribe que “el empleado que se queda (que no ha sido despedido) tiene la espada de Damocles sobre su cabeza, generando un sentimiento de histeria que se transmite como un virus a los demás”. Efectivamente, con esta situación difícil han reaparecido discursos que parecían superados, como “si no te gusta tu trabajo, ya sabes…”, “o te quedas más horas y demuestras tu implicación o ya sabes” o “no perdamos el tiempo en formación, lo que necesitamos es más productividad”. El profesor Luna-Arocas ha dirigido una investigación sobre prácticas actuales de gestión del talento, y ha descubierto que en un tercio de las empresas (el 31’3%), el clima laboral es de miedo. Las consecuencias son evidentes: falta de creatividad, reducción de la productividad, falta de compromiso, ausencia de comunicación… Si el miedo entra por la puerta, el talento sale por la ventana.

También en este suplemento de Cinco Días, Rosario Correro nos cuenta que La crisis cambia el discurso del empresario. Se refiere al VIII Coloquio Anual de la European Academy of Business in Society celebrado en el IESE en la que se dijeron cosas como “el sistema de incentivos debe primar el largo plazo (Peter Löscher, CEO de Siemens), “un aumento del PIB no implica siempre una mejora en la calidad de vida. Hay que reinventar la relación entre la felicidad y el consumo” (Bruno Berthon, Director de Accenture), “la cultura empresarial debe basarse en la honestidad, el respeto a los valores y la ética” (Baldomero Falcones, Presidente de FCC). Sí, el discurso está cambiando y se centra en los valores. Ojalá cambie también la realidad.

Y un especial sobre Másteres y Posgrados, del que me quedo con la columna de Paz Álvarez, El nuevo papel de las escuelas de negocios, que comienza con esta frase: “La crisis va a servir para poner las cosas en su sitio”. Paz (y un servidor) tiene sus dudas al respecto porque, como ella misma dice, cuando un huracán arrasa una ciudad no discrimina. Esta excelente periodista le confiere un papel fundamental a las escuelas de negocios (“que más del 75% de los alumnos que reciben son extranjeros”) y que “en lo que deben volcarse a partir de ahora es en los temas de responsabilidad corporativa y en los valores, la gran asignatura pendiente de la clase empresarial”. Chapeau! Paz también analiza el libro Vivir sin jefe, de Sergio Fernández, que un servidor ha tenido el honor de prologar. “El 59% de los sueños empresariales fracasa el primer año y el 85% no supera el lustro. Ocho de cada diez profesionales está insatisfecho con su trabajo”.

En Expansión & Empleo, Beatriz Elías y Tamara Vázquez se atreven a analizar las opciones de Reforma laboral. Citan a profesores, a sindicalistas, a empresarios… Nos hablan de “flexiseguridad” (el modelo danés) y nos dejan, inevitablemente, una sensación de desamparo y de escaso margen para la esperanza. Montse Mateos escribe sobre la demanda de consejeros independientes y asesores con experiencia (al menos 20 años, aunque a la vez la presencia de la mujer en los consejos es creciente, y no hay mucho talento femenino con dos décadas de dirección).
Tino Fernández y la propia Montse, en el mismo suplemento, se hacen eco de la investigación de Randstad sobre la opinión que los trabajadores tienen de sus jefes: el 52% cree que los directivos de su empresa no están suficientemente cualificados; el 50% de los mayores de 50 años diría no a la posibilidad de convertirse en directivo; el 82% de los que se negarían aluden al exceso de estrés, el 62% al papeleo administrativo y el 63% a tener que despedir a trabajadores. Según otro informe, éste de Otto Walter, que mencionan Tino y Montse, el 42% de los mandos directivos no alcanza el nivel mínimo exigible. Apenas un 43% de los encuestados logra un reconocimiento positivo de su jefe al menos una vez al año. Un 60% genera un clima de exigencia positiva y un 40% de presión negativa, estrés y agobio. Un 44% manifiesta que su jefe jamás reconoce sus errores y limitaciones. Sólo el 49’7% de los jefes dedica tiempo suficiente a su gente y sólo el 42% sabe equilibrar su vida personal y profesional.

Tino Fernández incide en otro artículo sobre Marcharse “tarifando”. Cuenta el caso de Nelsinho Piquet en la Fórmula uno. El deporte como lección para la empresa. Y hablando de deporte, mi admirado Santiago Álvarez de Mon escribe en su columna sobre Campeones: chequeo a su equipo. Ocho criterios a revisar en tu organización que son claves de equipos ganadores:
1. Confianza, paciencia y optimismo.
2. Talento. Olvídese si no lo tiene.
3. Trabajo, esfuerzo y mucha disciplina.
4. Un entrenador que entiende perfectamente su rol y que no pretende robar protagonismo a sus jugadores.
5. Comunicación sincera.
6. Compromiso, valor en declive en nuestros días,
7. Cuanto más disfrutaban, mejor jugaban y más fácil barrían a los contrarios.
8. Buen rollo (hacer una piña).
Excelente resumen, una vez más. Gracias, querido Santi, por una síntesis tan didáctica.

Ante esta crisis, o miedo o talento. Cada uno de nosotros elige.

viernes, 25 de septiembre de 2009

Soñaré

El penúltimo viernes de septiembre ha sido muy intenso. A las 8.30 horas, desayuno de trabajo con el DRH para toda Europa de una de las mejores compañías del continente. Entre otros temas, hemos compartido ideas a propósito de que su primer ejecutivo mundial se jubila y la organización le está tributando un homenaje en los principales países en los que la empresa está presente. Da gusto comprobar que hay verdaderos líderes empresariales que se van “por la puerta grande”, con el agradecimiento explícito de sus colaboradores. Un magnífico ejemplo de hacer bien las cosas.

Por cierto, quiero pediros disculpas a quienes leéis asiduamente este blog por mi tratamiento “informativo” respecto a France Telecom y los suicidios. Me dejé llevar sólo por una fuente (la de cierta prensa escrita) sin dar a la otra parte, a la propia empresa, la posibilidad de mostrar su punto de vista al respecto. Y no he sido justo, porque me gusta hablar de quienes mejor lo hacen respecto a la gestión de su talento y Orange es, sin duda, uno de los “Top Performes”, de las empresas admiradas y preferidas de nuestro país para trabajar, con unas prácticas de RRHH muy avanzadas. Flaco favor les hago a las empresas buenas si las meto en el mismo saco con los demás. Lo siento y espero haber aprendido del error.

Siguiendo con el viernes, hoy en Alcorcón (una localidad madrileña muy volcada con el mundo del deporte), Rafael Cecilio nos ha convocado a una gran jornada sobre Coaching Deportivo para el Desarrollo del Talento en las personas y organizaciones, organizada por la Fundación Alcorcón para el Deporte y Eurotalent Sport, con la colaboración de AECODE (Asociación Española de Coaching Deportivo). Han abierto la jornada Fernando Clouté, Concejal de Educación y Deportes del Ayuntamiento de Alcorcón y Rafael Cecilio, DG de Deportes del mismo ayuntamiento. Posteriormente ha intervenido Manuel Seijo, Presidente de AECOP, para hablar de fundamentos y metodología del coaching; un servidor para tratar el Talento en las organizaciones deportivas en tiempos de crisis; Raquel Casero, Directora de Eurotalent Sport, sobre Coaching para el desarrollo de competencias personales y profesionales de las personas; y Álvaro Merino, Director del Instituto de Estudios Universitarios Real Madrid, sobre Coaching para crear equipos. Unas 140 personas que prácticamente llenaban el Auditorio del Centro Cívico Los Pinos de Alcorcón. Desgraciadamente, no he llegado a tiempo para escuchar al Maestro Seijo. Raquel Casero, coach, evaluadora de EFQM, licenciada en CC del Deporte y Master en Gestión Deportiva, ha estado enormemente didáctica respecto a las competencias, el “juego interno” del pensamiento, las hormonas y las emociones y Álvaro Merino, profesor de la Universidad Europea, es un convencido del valor de los equipos y uno de los que mejor explican cómo convertir un grupo de personas en un equipo de alto rendimiento. Alcorcón, Ciudad del Deporte. Además de la cantidad de personas que han asistido, la calidad: la Dra. Leonor Gallardo, co-autora de Liderazgo, Empresa y Deporte y La Roja. El triunfo de un equipo y numerosos deportistas de alta competición, entrenadores de las más variadas disciplinas deportivas, directivos del ámbito público y privado, etc. Iniciativas como ésta sirven para elevar la calidad directiva en las organizaciones deportivas y para que nuestro país trasvase el éxito del deporte español al resto de las actividades sociales. Gracias a Rafael y todo el equipo de Alcorcón y a Raquel y el suyo en Eurotalent Sport.

A las 14.30 horas, Foro Ganivet. Elena Gil, responsable de Educación y Medio Ambiente de la Obra Social de Caja Madrid y uno de los mejores directivos de entidades financieras de nuestro país, nos ha convocado a una quincena de profesionales (economistas, historiadores, sociólogos, directores de RRHH, etc) a dialogar con Eduardo Torres-Dulce, jurista del Tribunal Constitucional, profesor y uno de los más relevantes críticos de cine (todos le hemos visto en TV, le hemos escuchado en la radio o le hemos leído en Expansión y otros medios escritos). Ha hablado de la labor del Tribunal Constitucional, de su funcionamiento, de algunas sentencias, lo ha comparado con los tribunales de EEUU y Alemania… Ha sido verdaderamente sensacional ese “espacio de libertad”, de debate, de aprendizaje. He disfrutado mucho de las palabras de Eduardo Torres-Dulce y de las preguntas y reflexiones de los miembros del Foro Ganivet. Elena Gil, al introducir el acto, ha citado al propio Ganivet en su valor de la justicia. Creo que con foros así la sociedad civil saldrá fortalecida.

Y por la noche, Concierto en Madrid de Rosana, en el Palacio de los Deportes. Es el tercer concierto de la cantante lanzaroteña al que un servidor ha podido asistir en su vida. Y siempre es un motivo de alegría, de disfrute, de mover el corazón y las emociones positivas. Durante más de dos horas, Rosana nos ha contagiado esa maravillosa alegría que ella extrae de su interior. Después de doce años de carrera artística, más de seis millones de discos vendidos y más de 500 conciertos, Rosana cada vez se supera a sí misma en entrega a su público. Esta vez, dado el momento que vivimos (inició este concierto A las buenas y a las malas diciendo que debemos divertirnos, por como está el mundo y como estamos nosotros), decidió “invitar” a 500 desempleados a asistir al concierto de forma gratuita. Un gesto que le honra y que define claramente cómo es de generosa y agradecida.
Lo hemos pasado de maravilla. La puesta en escena, muy vanguardista (ha cantado por ejemplo, Llegaremos a tiempo mientras en la pantalla se mostraba un cronómetro gigante que daba la cuenta atrás desde los seis minutos que viene a durar la canción). Su exigencia, máxima. Ha cantado entre el público. Ha combinado canciones de su último CD (A las buenas y a las malas, Llegaremos a tiempo, Con viento a favor) con temas de siempre (Si tú no estás aquí, El Talismán, Magia, A fuego lento, Sonríe)… Nos ha hecho cantar (me he quedado ronco), bailar, pensar, compartir, soñar. Rosala Arbelo es Patrimonio Nacional. Es una fuente constante de alegría, de inspiración, de ánimo, de solidaridad y de vitalismo. Necesitábamos su vuelta. Ahora sigue la gira en Iberoamérica.
Eché de menos que cantara Sin Miedo, que para un servidor está en la banda sonora de La sensación de fluidez. No es un pero en absoluto, porque no pudimos pasarlo mejor ni sentirnos mejor. Rosana se pasó el concierto dando las gracias a los que allí estábamos. Somos nosotros, querida y admirada Rosana Arbelo, los que tenemos que agradecerte la aportación tan positiva que nos haces.

La canción final del concierto, la única que cantó dos veces, fue Soñaré:
Sé que hay pobres con dinero,
ricos que duermen en el suelo,
sé que hay quien sueña en un cajero,
sé qué quiero, sé quién soy,
sé que vendo y sé que doy,
y sé que hay quien vale lo que tiene,
hay quien tiene lo que puede,
hay quien sueña y busca lo que quiere,
y soñaré, y soñaré.
Voy a hacer una fortuna con lo mucho que te quiero,
lo que más vale en el mundo no se compra con dinero.
Voy a hacer una hipoteca y a empeñar el firmamento,
juego todo lo que tengo en un cupón de sentimientos.
Sé que el mundo es un regalo,
ya sé que estamos invitados
a vivir mejor si es tu lado
y soñaré, y soñaré.
Y voy a hacer una fortuna con lo mucho que te quiero,
lo que más vale en el mundo no se compra con dinero.
Voy a hacer una hipoteca y a empeñar el firmamento,
juego todo lo que tengo en un cupón de sentimientos
que gané una vez que tuve un sueño.
Y sé que sólo sé qué voy a hacer, soñaré, y soñaré.
Voy a hacer una fortuna con lo mucho que te quiero,
lo que más vale en el mundo no se compra con dinero.
Voy a hacer una hipoteca y a empeñar el firmamento,
juego todo lo que tengo en un cupón de sentimientos.
Voy a hacer una fortuna con lo mucho que te quiero,
lo que más vale en el mundo no se compra con dinero.
Voy a hacer una hipoteca y a empeñar el firmamento,
para hacer una fortuna con lo mucho que te quiero bastará.

Es tiempo de sueños, más que nunca. De sueños quijotescos, de grandeza, acompañados de acción, de lucha positiva. Y es tiempo de felicidad, como la que nos proporciona el talento femenino (empatía, generosidad) de Leonor Gallardo, de Raquel Casero, de Elena Gil, de Rosana

jueves, 24 de septiembre de 2009

El Congreso de Port Aventura

44º Congreso Internacional de Dirección de Personas, a celebrar del 22 al 24 de octubre en Port Aventura (Salou, Tarragona). Llega camino de batir todos los récords de participación en un Congreso de estas características, algo que se agradece mucho en momentos difíciles como los actuales.
El título del Congreso es El futuro de la dirección de personas: liderazgo, confianza y compromiso. Desde que el Presidente de AEDIPE Catalunya, anfitrión del Congreso, Ricardo Alfaro (DRH de Asepeyo) y su Gerente, Sebastiá Castell, se nos preguntó a una especie de “comité científico”, que componen Ricard Alfaro, Nuria Chinchilla, Javier Fernández Aguado, Pilar Gómez - Acebo, Susana Gutiérrez, Pilar Jericó, Juan A. Sagardoy, Enrique Sánchez de León y un servidor qué debería hacer este evento para ser diferentes (Estrategia de Océano Azul), algunos propusimos al menos tres claves:
- Austeridad: No están los tiempos ni para grandes gastos ni para pagar “gurús” americanos carísimos. De hecho, para todos aquellos que se apunten antes del 10 de octubre, los socios pagarán 75 euros, los estudiantes 50 euros y los no socios de AEDIPE, 125 euros.
- Perspectiva Estratégica: Más que intervenir Directores de RRHH, como en otros congresos de AEDIPE, serán Directores Generales, Consejeros Delegados o Presidentes los que nos cuenten cómo ven las cosas en la gestión de personas.
- Internacionalidad: Abramos la mente a otras propuestas culturales, como las que nos presentarán Juan Verde (asesor del Presidente Barack Obama), Silvia Damiano (Directora de la Escuela de Negocios de Melbourne, una de las mejores de Asia-Pacífico) o Jack Zenger.
Toda la información sobre el Congreso puede leerse en la web: www.aedipe2009.es

Ésta es la carta de Ricardo Alfaro presentando el Congreso:
“Mediante estas líneas queremos presentaros el 44º Congreso de Aedipe que celebraremos los días 22 y 23 de octubre en Port Aventura, Tarragona. Aunque la tradición de nuestros congresos es tan larga como el número de sus ediciones, desde el comité organizador hemos querido diseñar un encuentro absolutamente diferente. En este sentido, el feedback recibido de los asociados en las últimas ediciones, el delicado entorno socio-económico internacional y la evolución de nuestra función en las empresas y en la sociedad, nos han obligado a reinventarnos y presentaros una edición diferente y arriesgada, pero alineada con lo que hemos entendido debe ser la dirección de personas en una nueva era. Y este espíritu rompedor con la tradición se ha materializado en varios elementos diferenciadores.
En primer lugar hemos querido destacar que en esta edición el congreso no se dirige sólo a personas con conexiones más o menos directas con las direcciones de recursos humanos en las empresas, sino a todas aquellas relacionadas con la Función de Dirección de Personas, que como todos sabemos y queremos es propia de todos los directores de equipos. Con ellos, con vosotros, queremos compartir conocimientos, experiencias y emociones en torno a los conceptos de liderazgo, compromiso y confianza, fundamentales en la configuración del futuro de la dirección de personas.
En segundo lugar, hemos repensado la estructura académica de contenidos, huyendo de mesas paralelas, exposiciones de “productos” derivados de consultoría o presentaciones comerciales (que tendrán su ESPACIO COMERCIAL PROPIO). Este es un encuentro con una misión clara –compartir conocimientos y experiencias en un buen ambiente- liderado por un panel de ponentes internacionales de reconocido prestigio entre los que encontraremos a gurús del management pero también, y sobretodo, a directores generales de empresas que han aplicado modelos de excelencia en la dirección de personas. Así pues, el reto será escuchar a los mejores pero también aprender de las mejores prácticas.
En tercer lugar, os hemos convocado en un entorno también diferente. Hemos huído también en este apartado del modelo tradicional de congreso en el centro de una gran ciudad, porque entendemos que el nuevo modelo de directivo es aquel que sabe encontrar un buen equilibrio entre vida profesional y vida personal,y quisimos que nuestras famílias pudieran beneficiarse de una extensión de fin de semana en PortAventura, a precios de congresista(una especie de “jornada de puertas abiertas” de la función de Dirección de Personas). Como un elemento más de atracción y motivación a asistir, cabe resaltar que, inauguramos el Port Aventura Convention Centre, fantásticas instalaciones sitas en el parque temático más importante y atractivo del sur de Europa. Y como podeis constatar en el apartado de inscripciones, para paliar el posible sobreesfuerzo económico de un lugar tan poco convencional, diseñamos un congreso low cost en precios, manteniendo un high level en sus contenidos."

¿A quién tendremos en el Congreso? El jueves 22 de octubre, además de las presentaciones institucionales, a Enrique Sánchez de León (APD), Javier Fernández Aguado, Leopoldo Abadía, Fernando Pampillón (FUNCAS), Alfredo Ruiz Prada (Presidente de Hertz) y Julia Pérez-Cerezo (Directora Europea del China Team). El viernes 23 de octubre escucharemos a Pablo Riera, John Zenger, Frank Candries (Huthtamaki Spain), Manel Adell (DG de Desigual), Mercedes de Pablo (DG de Port Aventura), Silvia Damiano, Esteban Farrero (DG de Bimbo), Manu Claessens (Presidente de Kinépolis), Ricardo Carramiñana (DG de Electrolux), Félix del Barrio (DG de Oracle), Pilar Gómez-Acebo, Pilar Jericó, Juan Verde, Javier Rodríguez Zapatero (DG de Google), José Cabrera, Sergi Corbeto y Susana Gutiérrez (presidenta de AEDIPE), entre otros, además de un servidor.

Seguro que vamos a aprender un montón sobre los nuevos escenarios económicos y su impacto en la dirección de personas, sobre los modelos de trabajo emergentes en la era digital, sobre las nuevas competencias para liderar a las nuevas generaciones, sobre la fidelización de los mejores (más allá de la “guerra por el talento”) y sobre finanzas, ética y dirección de personas…

Y Juan Antonio Domingo, Presidente de AEDIPE Galicia, nos presentará el 45º Congreso. En pleno Xacobeo 2010.

Por cierto, mientras estemos en Port Aventura (el 23 de octubre) se estrenará la version cinematográfica segunda parte de Millenium de Stieg Larsson. La primera ha recaudado en España 9 millones de euros. Esta segunda (La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina), podremos verla juntos el 27 de octubre gracias a la iniciativa de APD y el patrocinio de Creade Lee Hecht Harrison. Intervendremos Eduardo Montes (que ha sido Presidente de Siemens y del Club de Excelencia en la Gestión) y un servidor. En Suecia se acaba de estrenar y está causando sensación.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

La exigencia y la cercanía

Jornada Randstad en ESIC Pozuelo, sobre Cómo debemos adaptar el estilo de dirección a la gestión del talento en el próximo decenio. He tenido el honor de hablar sobre la Gestión del Talento en estos momentos de incertidumbre. En este “cambio de época” necesitamos más que nunca una Estrategia (Cuadro de Mando Integral, Océnos Azules), un Diseño Organizativo coherente (ubicación del Talento, sentido de la responsabilidad), Sistemas de información y comunicación (para generar Reputación Corporativa Interna y Externa), Valores compartidos (vividos cotidianamente, no sólo enunciados), Perfiles de Talento (para “poner en valor lo que los profesionales saben, quieren y pueden hacer”), un Estilo de Liderazgo versátil y eficaz (a todos los niveles de la organización) y un Clima de satisfacción, rendimiento y desarrollo. Posteriormente, han intervenido directivos de Google y LG, para contarnos sus experiencias de éxito. Ha sido un placer compartir con más de 150 profesionales estas reflexiones. Gracias, Felipe, Joaquín, Ugo y a todo el equipo que lo ha hecho posible.

En el café, un empresario al que conozco de hace muchos años (que fue directivo de una multinacional y decidió hace una década emprender por su cuenta, generando más de 3.000 puestos de trabajo) me ha comentado que desde su experiencia, aunque practica voluntariamente el “liderazgo humanista”, se ha dado cuenta de que si fuera más duro, le irían mejor las cosas, ganaría más dinero y su empresa crecería más. No está en su naturaleza ni en su voluntad comportarse así, pero “yendo de bueno” algunos de sus colaboradores le toman por el pito del sereno y se aprovechan. Ha probado lo del tándem (poli bueno – poli malo), pero esos mismos colaboradores se acercaban a él y “puenteaban” al otro…

Lo que dice Carlos es muy razonable. Hay personas que se aprovechan de la cercanía y conviene evitarlas, lo que no es fácil. No todo el mundo comprende la cercanía unida a la exigencia. ¿Qué puede hacer entonces? Potenciar la Dirección por objetivos (para lograr los objetivos no hay excusas) a todos los niveles, para favorecer la responsabilidad y el verdadero equilibrio de vida personal y profesional, potenciar los equipos (desde la exigencia) y “cuidar” a los empleados, pero no mimarles. Siempre agradeceré a Ima Puig, la que fuera psicóloga del F. C. Barcelona y experta en empresa familiar, que me abriera los ojos en la distinción entre mimar (no hay límites) y cuidar a las personas (hay reglas de juego, compartidas y asumidas; por tanto, sobrepasar los límites conlleva una consecuencia prevista).

Nadie dice que el Liderazgo sea fácil. Es cuestión de reflexionar, descubrir, experimentar, practicar, practicar y practicar. La alternativa, el miedo, la rutina, el aburrimiento, el poder sin autoridad moral y el control como desconfianza, es un horror. Merece la pena generar un clima satisfactorio y de alto rendimiento, porque supone casi la mitad de los resultados y hace que las personas sean felices, que es lo que merecen.

martes, 22 de septiembre de 2009

Volveremos

Un día inolvidable. Amanecer en Barajas, vuelo a eso de las 8.15 h. de la mañana a Bilbao y recogida por mi amigo José Mari Ulazia. Le pregunto por mi admirado Álex Aranzábal, profesor de Deusto, Director de Radio Popular en el País Vasco (desde el próximo 1 de octubre, Director Comercial de la Radiotelevisión Vasca, EITB) y Presidente del Eibar, club de fútbol emblemático de segunda división, austero y de presupuesto equilibrado de donde han salido grandes jugadores (Xabi Alonso, Silva, Llorente) y que en la temporada pasada bajó a 2ª B. Álex recuerda la pancarta del último partido de la 2008-2009, “Volveremos”.

Y hablando de organizaciones emblemáticas, hemos estado en Ormaiztegui, localidad sede de Irízar, la empresa más reconocida de España. Nacida en 1889, esta cooperativa fabrica autocares de lujo para 88 países, Premio Príncipe Felipe a la Excelencia Empresarial por la Gestión de la Calidad Total, Empresario Guipuzcoano del Año, Emprendedor del Año, Q de oro, Premio Europeo a la Excelencia Empresarial EFQM, Empresa más eficiente del mundo (The Economist Intelligence Unit), Empresario Vasco del Año. Las cifras de crecimiento y rentabilidad son espectaculares.

Hablar de Irízar es hablar de Koldo Saratxaga, uno de los mejores directivos que existen y a los que más admiro. Se convirtió en Coordinador del Proyecto Irízar cuando la cooperativa estaba prácticamente quebrada y la convirtió, con un nuevo estilo de relaciones, en la mejor de MCC. Koldo es, lo he dicho muchas veces, el mejor ejemplo de “quijote” (dicho en el mejor de los sentidos) de nuestras organizaciones.

Nos ha enseñado Irízar Juanje Anduaga, Presidente de Irízar durante 14 años y actualmente Responsable de coordinar las relaciones con las Personas (en otras organizaciones, DRH) y Miembro del Equipo Coordinador (en otras organizaciones, miembro del Comité de Dirección). Juanje es un admirador de La sensación de fluidez, cosa que le agradezco mucho, y practica lo que predica. En Irízar (750 personas) el humanismo es una realidad. A pesar de haber visto reducida su actividad por la crisis, no se ha destruido ni un solo puesto de trabajo. Mantener a los integrantes en el Proyecto Irízar es un prioridad, y me encanta que sea así.

Después de ver la fábrica, donde uno puede respirar un ambiente de auténtico equipo, relajante y exigente, Juanje Anduaga nos ha hecho una magnífica presentación de Irízar. Un Proyecto basado en las personas que se caracteriza por:
- Proyecto basado en las personas trabajando en equipo, con una misión final que es generar riqueza y empleo.
- Foco en el cliente, colaboradores externos y sociedad.
- Gestión por equipos, con un proceso clave autogestionado, en el que participan más del 95% de las personas.
- Aplica la mejora incremental y radical.
- La mejora de los resultados forma parte de su cultura.
- Visión de futuro y capacidad de riesgo, soportado por un sistema asambleario y un compromiso y liderazgo de las personas.
- Pensamientos estratégicos compartidos.

Sí, porque en Irízar no hay “Plan Estratégico”, sino Pensamientos Estratégicos: Misión (“Buscamos un proyecto basado en las personas trabajando en equipo mediante la continua satisfacción de las personas, clientes, colaboradores externos y nuestro entorno (sociedad y medio ambiente) permita obtener beneficios que hagan posible un crecimiento generador de riqueza y nuevos empleos en un marco cooperativo, de comunicación, libertad y responsabilidad.”), Visión (“Ofrecer autocares y autobuses en todo el mundo que aporten seguridad y confort a los pasajeros, fiabilidad y rentabilidad a los clientes, queriendo ser una referencia de Innovación”) y Valores. La Estrategia es Fidelizar a los Clientes, y se logra a través de una serie de claves: Calidad, Servicio, Coste, Seguridad y Salud Laboral, Orientación al Cliente, Experiencia Compartida.

Los Valores Comunes sirven como Perfil de Empleabilidad en Irízar (no hay descripiciones ni valoración de puestos, evidentemente) y son los siguientes:
1. La Fidelidad del Cliente es nuestra garantía de futuro, y por ello, ha de ser nuestra máxima prioridad.
2. Conseguir siempre la máxima competencia profesional.
3. Fomentar y gestionar el cambio, tomando iniciativas y riesgos.
4. Trabajar en equipo aportando ideas.
5. Confiar en los demás y merecer su confianza.
6. Ser abiertos en la comunicación e información. Adquirir y compartir conocimientos.
7. Respetar a clientes, proveedores, compañeros, entorno social y medio ambiente.
8. Convivir en libertad aceptando las responsabilidades y asumiendo el resultado de nuestras acciones.
9. Lograr Calidad, Fiabilidad, Servicio, Coste, Innovación, Seguridad y Salud Laboral, así como compartir experiencias y tener un acercamiento al cliente.

El modelo de Gestión son los Equipos multidisciplinares autogestionados. Nadie ha llegado tan lejos como Irízar en el Trabajo en Equipo: Equipo Coordinador, Equipo Pilotaje, Equipos de Satisfacción del Cliente, Equipos de Línea Caliente, Equipos de Satisfacción de Cliente. Así hasta 124 Equipos en una cooperativa de 730 personas. Un organigrama dinámico, vivo, en el que el cliente está en el centro.

¿El éxito de Irízar (25 M € en 1991, 475 M € en 2008)? Creer en las personas, Pasión por el Cliente, Relación entre las Personas, Capacidad de Decisión. Muchos lo dicen, ellos lo hacen.

He aprendido muchísimo de esta jornada en Irízar gracias al anfitrionazgo de Juanje Anduaga. Del valor de la mejora radical (más allá de la mejora continua), de que la estructura (la apuesta absoluta por los equipos autogestionados) es la estrategia, del liderazgo compartido, de lo importante que son las palabras (proyecto, coordinador, personas) y lo tangible (las oficinas –donde trabajan el 17% de las personas de la cooperativa- están al mismo nivel que la fábrica, no hay despachos), de lo ineficaz que son las jerarquías…

Y he aprendido, como siempre, mucho de José Mari Ulazia, que propone en su nuevo proyecto DBS reuniones en las que cada miembro del equipo comparta sus PR: sus PReocupaciones, sus PRoblemas, sus PRoyectos, su comPRomiso, su PResente, lo PRóximo. ComPARtir significa mostrar los PR para extraer la A de Aprendizaje conjunto. JMU ha citado a Alfonso Gorroñogoitia, uno de los fundadores de ULGOR, que a sus más de 80 años proclama: “¡Basta ya de generar cofradías de lamentadores! Faltan directivos líderes que practiquen esos valores con naturalidad y espontaneidad.”

En el avión de vuelta a Madrid, he vuelto a leer Un nuevo estilo de relaciones, de Koldo Saratxaga. Y lo he visto con nuevos ojos, tras visitar Irízar. Se trata de generar proyectos compartidos, ilusionantes, en los que “lo importante no es la cuota de mercado, sino la cuota de oportunidades que ofrece el mercado”. Es pasar de un estilo de relaciones instrumental a otro basado en valores intrínsecos de las personas (valores universales), apostar por el trabajo en equipo como la mayor ventaja competitiva y abandonar las jerarquías, sustentar la Misión en la Comunicación, la Libertad y la Responsabilidad (la “Liberté, Egalité, Fraternité” de nuestros tiempos): “las personas son responsables cuando se confía en ellas”, ofrecer oportunidades y no control, integrar clientes y proveedores, compartir experiencias (“el poder de una organización es la suma del poder de las personas que allí trabajan”), la Innovación permanente, la medición (“Lo que no se mide y analiza, no se mejora, y lo que no se mejora se pudre”), el sano orgullo (“El orgullo y el éxito hay que alimentarlos con logros eficientes, cuando son parte fundamental de la continuidad y, por tanto, del futuro”.), la visualización del futuro (“Si visualizamos qué futuro queremos para nuestra organización y éste es compartido, las posibilidades de encontrarnos con él aumentan considerablemente”.), de sembrar para recoger (con transparencia, confianza y generosidad). “Un nuevo estilo de relaciones nos lleva a crear un proyecto común y a disfrutar del éxito compartido. A todas las personas nos gusta el éxito”.

Mientras observaba la caída de la tarde, aterrizando en Barajas, pensaba que Don Quijote ha vencido a los molinos de la inercia, del inmovilismo, de la jerarquía y el control, del taylorismo… Gracias, Koldo; Gracias, Juanje; Gracias, José Mari. Un servidor ha tenido el privilegio de verlo hoy mismo, y por ello cree en el liderazgo humanista más que nunca.

En la próxima década, me atrevo a pronosticar que las empresas (los “proyectos”) serán como Irízar o no serán. La ética, así entendida como profundo respeto al ser humano, no es opcional.

lunes, 21 de septiembre de 2009

El jefe, más o menos

Cuando un equipo lo hace magníficamente bien, tiende a pensarse que liderarlo tiene poco mérito. Así, hoy El Mundo reproduce (a través de Julio Miravalls) el artículo de Eduardo Schell Cuando el jefe es lo de menos, que es el siguiente:
“El magnífico oro de Polonia conquistado por la selección española de baloncesto dispara el entusiasmo a chorros. No es la primera vez que ocurre, e incluso se está convirtiendo en una costumbre. Hace un año, EDUARDO SCHELL buscaba explicaciones y las encontraba en un modelo de gestión, que considera trasplantable al mundo de la empresa. Hay que advertir que donde el artículo habla de siete medallas ahora hay que poner ocho... y donde habla de seis seleccionadores, hay que poner siete. Pero claro, aunque el jefe no importe, es muy agradecido tener en la cancha a un líder como Pau Gasol.
*** Siete medallas desde 1999 (campeones del mundo en 2006, subcampeones olímpicos en 2008 y tres veces de Europa -1999, 2003 y 2007- además de un bronce europeo en 2001) con seis seleccionadores distintos (Lolo Sainz, Javier Imbroda, Moncho López, Mario Pesquera, Pepu Hernández y Aíto García Reneses). En los últimos cinco Europeos -un torneo más duro que un Mundial y unos Juegos- España ha disputado como mínimo la semifinal con cinco seleccionadores distintos y sólo en 2005 no se tocó metal.
Es decir, el jefe (seleccionador) es lo de menos cuando uno tiene un proyecto sólido, apuesta por él firmemente y se refuerza ocasionalmente con pequeños cambios que inyecten sangre fresca al equipo. Equipo y con mayúsculas. Esa es la clave de una selección de baloncesto que ha traspasado la frontera de lo deportivo hasta convertirse en un fenómeno social y un modelo a imitar no sólo en el mundo de la canasta sino también en el empresarial. Incluso el presidente de la Federación Norteamericana de Baloncesto, Jerry Colangelo, me reconoció en Pekín durante los Juegos que Estados Unidos le había copiado tras años de estudio el modelo y el método a la selección española para volver a recuperar el orgullo y el honor perdido tras años de sonoros fracasos. El resultado, evidentemente, no pudo ser otro que la medalla de oro... ante España.
Equipo es la clave de una selección liderada por Pau Gasol, el mejor jugador de la historia de nuestro baloncesto, y conformada por auténticos cracks como Calderón, Navarro, Garbajosa, Reyes, Rudy, Jiménez, Marc Gasol, Berni Rodríguez, Mumbrú, Sergio Rodríguez, Cabezas, Ricky Rubio y Raúl López. Ellos, los auténticos protagonistas del éxito, dejan claro dónde reside éste: en el grupo.
A partir de ahí se ha creado una maquinaria perfecta en la que todos los elementos (desde los jugadores a los fisioterapeutas, médicos y utilleros al presidente de la federación) han de estar perfectamente engrasados para que no chirríe ninguna pieza. Si esto sucede, si uno busca más protagonismo que otro, si uno no confía ciegamente en su compañero, la máquina descarrila independientemente de quién sea el maquinista (seleccionador).
Nada más aterrizar en la selección y antes del Mundial de Japón (2006), Pepu Hernández me dejó una sentencia célebre: "Yo sólo soy un barbas que intenta molestar lo menos posible". Una frase algo exagerada pero que encierra una gran verdad. Para que un grupo de trabajo, deportivo o empresarial, funcione y rinda al máximo son fundamentales una serie de valores que los jugadores de la selección de baloncesto encarnan mejor que nadie: capacidad de sacrificio, ilusión, humildad, competitividad, espíritu de trabajo, profesionalidad, compromiso, actitud positiva, generosidad, entrega, lealtad y disciplina.
Y, además, hay que ser fiel a un modelo de gestión muy claro como por el que ha apostado la Federación: "Aquí todo el mundo es necesario e importante, pero nadie es imprescindible". Un modelo que ha triunfado en lo deportivo y en lo empresarial.
Las claves están ahí. Y la primera es crear un equipo en el que los protagonistas se sientan a gusto, respetados, respaldados, felices y con confianza. Si se logra ese hábitat de trabajo llegará el compromiso, la implicación, el trabajo incansable, la dedicación y la solidaridad con el compañero pese a que a uno eso le suponga un plus extra de sudor.
Independientemente de sus contratos multimillonarios, de las pocas vacaciones y del agotamiento, todos están deseando que llegue el primer día de concentración para ponerse a trabajar con la selección en busca de un nuevo éxito junto al resto de jugadores. El método ha triunfado en la cancha y está listo para hacerlo en la empresa.
La selección de baloncesto se ha convertido en un modelo a imitar también en el mundo empresarial.***
(El artículo 'Cuando el jefe es lo de menos' fue publicado por Eduardo Schell en El Mundo, el 18 de noviembre de 2008).

Make no mistake (que dirían en la NBA): por supuesto que contar con unos cracks (talento en estado puro) es esencial, que la cultura corporativa es determinante, que los valores marcan la diferencia… pero no hay equipo sin líder (sin líderes: el capitán, Jiménez o Navarro; sin el entrenador, sin el presidente de la FEB) ni líderes sin equipo.
La Harvard Business Review de este mes lleva entre sus artículos de portada Cómo sobrevivir a un jefe del diablo. Es un caso de negocios sobre un manager microgestor y represor y lo “responden” un ex DRH, un consultor y un coach. El consejo más habitual: que escape, porque le puede costar la salud. Un jefe tóxico es muy dañino.
Cuando Phil Jackson era el “coach” de los Chicago Bulls de Michael Jordan, Scottie Pippen, Toni Kukoc, Dennis Rodman, Ron Harper, Steve Kerr, Luc Longley, Wennington, Buechler y Randy Brown, algunos periodistas comentaban que cualquier Jackson (Michael Jackson, Jesse Jackson, Mahalia Jackson) podría dirigirlo. No es cierto. La victoria es un estado de ánimo muy frágil. ¿O ya no nos acordamos de cuando a nuestra selección, hoy de oro, le estaba ganando UK y estábamos eliminados? Que parezca fácil no significa que sea fácil.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Vulgaridad, publicidad, mérito

Domingo de descanso, de inicio del otoño, de cambio de temperatura atmosférica y corporal.

La prensa de hoy se hace eco del “aluvión de apoyos al Presidente Zapatero con un discurso radical contra los poderosos”. “Parte del tejido empresarial que se ha destruido era de cartón piedra”, ha dicho el Presidente del Gobierno, que defiende “una reforma empresarial más que una reforma laboral”. A eso nos referimos algunos, cuando decimos que más que el modelo productivo, nuestro país debe cambiar el modelo directivo, porque la calidad directiva explica (para bien o para mal) el 60% de la productividad y la competitividad. “Los datos son escandalosos; los trabajadores tributan más que los empresarios”.

Si la reunión de la Ejecutiva del partido en el gobierno ayer fue un “acto de adhesión inquebrantable”, las últimas reuniones del principal partido de la oposición no han ido mucho mejor. Prácticamente nadie ha hablado, a excepción de Mariano Rajoy, en la Junta Directiva Nacional del pasado lunes (300 personas), ni en los dos Comités Ejecutivos anteriores. Necesitaríamos más espíritu de equipo, tanto en el PSOE como en el PP, en beneficio de todos.

Ejemplaridad pública. Así se titula el último libro de Javier Gomá, director de la Fundación Juan March. Es entrevistado por Tulio Demicheli en ABC y declara que “la juventud usa un trasnochado lenguaje de la liberación pero se ha vuelto consumista y prisionera del peor capitalismo”. Gomá no cree que la solución sea aprobar una Ley de Autoridad en las aulas ni dotar de un ordenador a cada estudiante, porque “la autoridad paterna y profesional hay que merecerla siendo un ejemplo para sus hijos y alumnos, que se siga por persuasión y no por coacción”. Sí, eso se llama Liderazgo, y se forja, no se improvisa. Javier Gomá expone el caso de Barack Obama, “un hombre que tiene dos carreras universitarias y no ha llegado a la presidencia de su país por sus cualidades como intelectual y profesor ni escribiendo tratados, sino a través de dos autobiografías en las que él se propone como un ejemplo a seguir”. Es más, “sólo la persuasión no coactiva de un ejemplo cívico tendrá la capacidad de transformación para elevarnos de la vulgaridad”. El Liderazgo es más necesario que nunca. Como “vivimos en una gran red de influencias mutuas”, Gomá considera que “todos tenemos el deber de que nuestra influencia sea cívica”, lo que Cicerón llamaba “impresión de vida”, el grado de confianza que una persona suscita en su entorno.

José Antonio Marina, en La frase (El Mundo) recoge una precisamente de Javier Gomá: “Necesitamos un programa de reforma de la vulgaridad”. En palabras de JAM: “El proyecto democrático de búsqueda de la justicia, de la inteligencia social, de la creación ética, no anula la distinción sino que nos impone a todos ser distinguidos” porque “debemos afirmar una igualdad de oportunidades, pero una aristocracia del mérito”. Eso es: “a partir de la igualdad hay que educar para la excelencia”. No nos engañemos. Queda mucho que hacer, dado que “resulta sorprendente que nos hayamos convertido en un pueblo tan áspero y tan zafio” (Rosa Montero, El País Semanal). “Me temo que defender los buenos modales puede parecerles a muchos una reivindicación casposa y obsoleta. Pero en realidad los buenos sociales no son sino una especie de gramática social que nos enseña el lenguaje del respeto y de la ayuda mutua. Alguien cortés es alguien capaz de ponerse en el lugar del otro”.

En la misma revista, El País Semanal, Xavier Guix trata El terrible miedo al compromiso. Y cita a Balzac: “Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso” y a Paul Claudel: “La señal de que no amamos a alguien es que no le damos todo lo mejor que hay en nosotros”.

En la XL Semanal, Lorenzo Silva entrevista a la “viuda” de Stieg Larsson. Convivió con él 30 años, pero no ha tenido derecho a su herencia. “En Mikael Blomkvist volcó parte de su personalidad y de todo lo que expresa su rabia frente a una injusticia”.

Cine de Gestión, en Expansión & Empleo. El consultor Ignacio García de Leániz (ex compañero de los tiempos de Arthur Andersen) analiza Amazing Grace para reflexionar sobre La dignidad humana. Montse Mateos, en el mismo diario, muestra que los universitarios pueden tener sueldos que superan en un 50% a los que no poseen esta formación. Tino Fernández explica que lo de “colocarse” se ha acabado (los ciclos de permanencia en las empresas se reducen) y Tamara Vázquez radiografía el mercado laboral: más desempleo, más mileuristas, más jóvenes carentes de expectativas… En Mercados de El Mundo, una estupenda entrevista de Luis Garrido a Luis Conde (Presidente de Seeliger y Conde): “Yo no ficharía ni traería a Bush. De mi mano han venido Blair, Gorbachov, Thatcher y Clinton”. Para Luis, todos son historias de éxito, pero no el último ex presidente de EEUU.

Esta semana se ha celebrado en Santander el II Congreso Internacional de Inteligencia Emocional y sólo Carmen Sánchez-Silva, en El País Negocios, se hace eco de ello (un servidor, que estuvo en la capital cántabra el pasado jueves y que suele estar al tanto del tema por razones obvias, se enteró la misma tarde por un profesor de CESINE que iba a la cena de gala; así es el desfase entre la universidad y la sociedad). Patrocinado por la Fundación Botín, fue clausurado por D. Emilio Botín, Presidente del Banco Santander. Las perlas del congreso (según el artículo de El País): “La gente no sabe que tiene inteligencia emocional” (John Mayer, co-creador del concepto); “Cómo te sientes tiene mucho que ver con cómo ves el mundo” (David Caruso, autor de El directivo emocionalmente inteligente, que señaló que el enfado es la emoción más habitual en el mundo laboral, con el 53%, y la alegría el menos frecuente, con el 19%); “La inteligencia emocional mejora el trabajo en equipo, las relaciones con los clientes, la capacidad de controlar el estrés, de liderar y asimilar los cambios” (Gloria de la Torre, Universidad de Málaga); “los métodos de medición basados en la auto-evaluación pueden resultar engañosos; la forma de medir esta inteligencia es más conductual, a través de las competencias”, “el interés y el compromiso son los valores en los que se trabaja hoy. No la satisfacción con el trabajo o la felicidad” (Richard Boyatzis); “hay que evitar estropear el desarrollo del cerebro porque luego es mucho más difícil arreglarlo” (Carlos Belmonte, Universidad Miguel Hernandez de Alicante). Emilio Botín se definió a sí mismo como optimista por naturaleza, “porque creo que facilita la obtención de resultados. Si no se confía en las capacidades que tiene una persona, una organización, una empresa o una sociedad en su conjunto, obviamente no se consiguen los objetivos”. Se declaró “un firme defensor de elementos muy importantes de la inteligencia emocional, como el saber escuchar, la empatía o ponerse en el lugar del otro, la flexibilidad y la capacidad de adaptación, el reconocimiento de errores y fortalezas o gestionar los impulsos con cabeza fría”. El Banco Santander destina 76’5 M € a la formación de sus 170.000 empleados y la Fundación Marcelino Botín ha puesto en marcha el Programa de Educación Responsable, en 98 colegios de Cantabria para desarrollar la inteligencia emocional (según el profesor Durlak, de Chicago, estos programas elevan un 10-15% el rendimiento académico de los alumnos”.

Desgraciadamente, me temo que este congreso no pasará a la historia más allá de divulgar entre expertos conceptos y estadísticas. Sí lo han hecho algunas de las campañas de publicidad de más éxito en nuestro país, según recoge M. Arroyo en La Razón. Se refiere al libro Busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo, de Sergio Rodríguez. Además de aquel famoso spot del DG de Camp, los más famosos son: “No te imaginas lo que Citroën puede hacer por ti”, “Más bueno que el pan (patés La Piara)”, “¿Te falta… Tefal?”, “La chispa de la vida (Coca-Cola)”, “Lo que hacemos, lo hacemos bien (Solac)”, “Soberano, es cosa de hombres”, “¿Qué tal? Muy bien con Okal”, “Ya es primavera en El Corte Inglés”, “Maggi te quiere… ayudar”, “El frío negro contra la sed (Nescafé Frappé)”, “Hola, Radiola”, “Rexona, el desodorante que no te abandona”, “Hola, soy Edu, feliz navidad (Airtel)”, “Un poco de pasta basta (Gior)”; “Qué menos que Mónix”, “Scotch- Brite, yo no puedo estar sin él”, “Del Caserío me fío”, “Rasca, mamá (Vernel)”, “¿Qué dices? Que te fagorices”, “A mí plim, yo duermo en Pikolín”, “Un gran vaso de leche en cada tableta”, “Vuelve a casa por navidad (El Almendro)”, “Leche, cacao, avellanas y azúcar (Nocilla)”, “Tenemos chica nueva en la oficina”, “Todos contra el fuego”, “Las muñecas de Famosa”, “Hoy me siento Flex”, “Bic, Bic, Bic, Bic, Bic”, “¿Es nuevo? Lavado con Perlán”, “Atún Calvo, claro”, “El que sabe, Saba”, “Si un desconocido te regala flores, eso es Impulso”, “Busco a Jacq’s”, “Póntelo, pónselo”, “Ñaca ñaca, La Cigala” o “El primo de Zumosol”.

Y España ha arrasado a Serbia (85-63) en la final del Europeo de Baloncesto. Después de seis intentos malogrados (el último, en Madrid hace dos años), lo hemos conseguido, con victorias contundentes en cuartos, semis y la final. We are the champions! Eso sí es mérito.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Poderosas

Poderosas. No me refiero a las personas poderosas, ni a las empresas poderosas (medios de comunicación, entidades financieras, corporaciones industriales y de servicios) ante las que el Presidente Rodríguez Zapatero ha prometido no ceder, según le ha comentado a la Ejecutiva de su partido. También ha dicho que “gobernar es improvisar”, pero no estoy tan seguro de ello. Creo que liderar un proyecto significa tener ideas claras aunque, como dijo John Lennon, “los planes sirven para cambiarlos cuando haga falta”.

Poderosas son las marcas que nos presenta el último número de Business Week: Las 100 mejores marcas globales. Las diez primeras son Coca-Cola, IBM, Microsoft, GE, Nokia, McDonald’s, Google, Toyota, Intel y Disney. Los que más han crecido en valor este año son Google, Amazon, Zara (medalla de bronce, ascendiendo un 14% y con un valor de 6.789 M $), Nestlé, Apple, H&M, Ikea, Wrigley, Danone y Heinz. Los que más valor han perdido son UBS (-50%), Citi (-49%), Harley-Davidson, American Express, Morgan Stanley, HSBC, Starbucks, Sony, Dell y Lexus. Business Week titula su artículo de portada: La gran ofensiva de la confianza. “En el mundo de las marcas, la confianza es el más arriesgado de los activos. Las estadísticas de los últimos meses muestran que cada vez más consumidores no sólo recelan de los sospechosos habituales –los bancos-, sino de las empresas en su conjunto.” Del 58% de confianza en otoño de 2007 al 44% ahora. “La confianza es la que provoca el margen y la cuota” (Larry Light, ex de McDonald’s y BBDO, CEO de Arcature, consultora especializada en marcas). “Es lo que buscan los consumidores y lo que comparten unos con otros”. Hoy “la cuota de voz y la proposición de valor única se copian fácilmente”. Para la directora mundial de marketing de McDonald’s: “La confianza y la transparencia son para nosotros más importantes que nunca”. Desde 2007, la compañía ha ascendido 8 puntos en confianza del consumidor.

Poderosas son las mujeres, especialmente las vascas. He disfrutado mucho con el último libro de Óscar Terol, Técnicas de la mujer vasca para la doma y monta de maridos. Es su tercera obra, tras Todos nacemos vascos y Ponga un vasco en su vida, también divertidísimos. Óscar Terol nos presenta a la mujer vasca en dos trazos: el pelo corto (flequillo minifalda; y pelo teñido: “¿cómo es posible que señoras que nunca utilizan un color más vivo que el ocre en el vestuario se atrevan ateñirse el pelo de rojo piruleta?”), la automedicación (“donde hay bruja no manda curandero”; junto a la aspirina, “ha irrumpido un nuevo galán que amenaza con destronar a la reina del botiquín: el ibuprofeno”), el instinto de conservación (la obsesión por embotar y congelar, el rito del baño María, la afición por los balnearios…), el poder de la bechamel, el tupperware (el poder de envasar el amor: “el tupperware o condón de las sobras, ese cómodo invento de plástico que hace posible que un guiso viaje fuera del hogar”).
Para Óscar Terol, “es fácil comprobar que un marido se está marchitando:
- Si se apoltrona en el sofá más de la cuenta y no sale a la calle.
- Si en lugar de echar una cabezadita después de comer se hace una siesta de pijama y orinal.
- Si sale Elsa Pataky en la tele y sigue leyendo el periódico.
- Si se queja por la guerra civil de Etiopía y no por el desconchado de la pared del dormitorio.”
Los puntos débiles de la mujer vasca (“el lado humano de la gran diosa”) son, para el autor, el maquillaje (“la mujer vasca trae el colorete de serie”), el labio prieto o “de cortesía” (“la mujer vasca es de un pintalabios para toda la vida”), el medio tacón (“ella el erotismo lo lleva en la frente con su flequillo minifalda y no necesita hacer alardes extraordinarios de femineidad”) y que no acepta un piropo.

“¿Cuántas veces hay que decir ‘te quiero’ a una mujer vasca?”, se pregunta Óscar Terol. Con 3-4 a lo largo de toda la vida es suficiente. “La pareja vasca no se prodiga muestras de cariño en público; a lo más que llegan en la calle es al clásico pasear agarrados del brazo o del hombro, pero sin que las manos bamboleantes toquen zona erógena”.

La tercera parte es sobre el matriarcado, “un legado para la humanidad”. Significa la gestión de la comida y el sexo (“del manantial al grifo”): “tu marido es un delfín, tu sexo es el arenque, haz que se lo gane”. La metodología es la correa extensible: “El secreto es que le hagas creer que anda suelto, pero controles ese grado de libertad y pegues el tirón en el momento oportuno”.
La monta y la doma. “A diferencias de otras especies animales para las que la doma precede a la monta, con el hombre ocurre al contrario: una monta satisfactoria asegura una doma fácil”. En los primeros encuentros, procura que no se asuste e intégrate en su cuadrilla. El primer… le implantas el chip. Y los primeros saltos (“Que le quede claro quien manda”, “Déjale tomar decisiones insignificantes que para él serán grandes conquistas”). El matrimonio es la ceremonia de adopción del marido. Y luego la doma (“El primer inconveniente que se va a encontrar la mujer que quiere formar un matriarcado es la tendencia natural del hombre al libre albedrío”), con frases demoledoras (“Tú verás lo que haces”, “Allá tú”, “Contenta me tienes”, “Te parecerá bonito”). En la monta, el primer corte de pelo (“medida disuasoria sexual; como el torero que se corta la coleta cuando no va a protagonizar más corridas”), los primeros castigos sexuales, el control por muecas, bajarle los humos en público, desilusionarle en privado…
Cuando llegan los hijos… “Un cero a la izquierda tiene mucho más valor que el marido de una mujer vasca con el óvulo fecundado”. Su madre entra en acción y el hombre sufre la travesía del desierto. Cuando el marido se jubile, Óscar recomienda a la mujer vasca animarle a salir de casa, a hacer cursillos… hasta que enviude. “El hombre vasco busca la hazaña fuera del hogar, ya que ser héroe dentro es imposible: el puesto está ocupado”. Los txokos, las sociedades gastronómicas, son su refugio. Finalmente, el libro contiene un “breve diccionario subliminal”, con unas 60 frases como: “Sólo voy a poner algo para picar (más os vale que tengáis hambre, porque voy a sacar comida como para una boda)”, “Me ducho y salimos (me ducho, me pinto las uñas, me seco el pelo, meto el bizcocho en el horno, me maquillo, doy de comer al gato, pongo el bacalao a remojar, me cambio, me miro al espejo, me vuelvo a cambiar, saco el bizcocho y salimos)”, “Deberías cortarte el pelo un día de éstos (te he cogido hora para la peluquería mañana a las doce)” o “Cariño, ¿te parece bien la opción de Salou? (cariño, sabes que vamos a ir a Salou, ¿no?)”. Óscar Terol es un hombre sabio.

Poderosas son también nuestras selecciones nacionales. La de baloncesto jugará mañana domingo la final del Europeo contra Serbia y parte como favorita. La de tenis se ha clasificado para la final de la Copa Davis, que jugará en casa, tras vencer a Israel 3-0. Somos la "eñe". Impresionante esta edad del oro del deporte español.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Animal Spirits

Vuelo de vuelta desde Santander a eso de las 8.25 horas. Les he llevado a mis compañeros de Eurotalent un paquete de sobaos pasiegos “El Macho”, que son una maravilla gastronómica. Me encantaría que la gente que viene de Cantabria se llevara sus sobaos como hacen cotidianamente los que vienen de Baleares con la ensaimada mallorquina.

Ya en la oficina, he quedado con Jaime Pereira, que me ha video-entrevistado para su blog. Jaime es uno de los grandes de la dirección de recursos humanos de nuestro país. Abogado, padre de seis hijos (de los que se siente muy orgulloso, porque “gracias a Dios, le han salido estupendos”), profesor universitario, ha trabajado en la DRH en El Corte Inglés, Unilever, Johnson Wax, el Grupo Sanitas y Manpower. Ahora está aportando valor (“a su ritmo”, como dice él) combinando la tecnología y el talento, desarrollando competencias a través de vídeo. Su blog (www.jaimepereira.es) es de lo mejorcito que uno puede leer/ver. En el blog podemos ver unas 35 entrevistas a profesionales tan relevantes como Mario Alonso Puig, Santiago Álvarez de Mon, Nuria Chinchilla, Pilar Jericó, Alfonso Jiménez, Javier Rovira, Inma Shara, Leila Navarro
La próxima video-entrevista en su blog es la de Plácido Fajardo, y creo que la siguiente, la que le ha hecho a un servidor. Hemos hablado de desarrollo de personas, de coaching político, del momento actual. Unos siete minutos que Jaime ha liderado con maestría a través de sus preguntas (sabiduría mayéutica).

El último libro que he leído y me ha llamado poderosamente la atención es Animal Spirits, de los catedráticos de economía George A. Akerlof (Premio Nóbel de Economía 2001) y Robert Schiller (padre del concepto de “Exuberancia irracional” y autor del libro El estallido de la burbuja).
“Espíritus animales”. En su gran obra Teoría general del empleo, el interés y el dinero (1936), John Maynard Keynes declaraba que “aunque la mayor parte de las actividades económicas suelen tener motivaciones racionales, también existen muchas otras actividades que están gobernadas por espíritus animales, ya que los estímulos que mueven a las personas no son siempre económicos ni su comportamiento es racional cuando persiguen este tipo de intereses. Según el punto de vista de Keynes, estos espíritus animales son la causa principal de la fluctuación de la economía y constituyen, asimismo, la causa principal del desempleo involuntario”. El neurólogo Antonio Damasio nos contaría que no hay espíritus racionales y animales (emocionales), que no podemos separar unos de los otros.
“Spiritus animalis”, en latín medieval significa el espíritu de la mente, el espíritu que anima: “la energía mental primordial, la fuerza vital”. A veces nos paralizan y en otras ocasiones nos revitalizan.
En cualquier caso, según los autores, estos “espíritus animales” nos deben hacer pensar en el papel de los gobiernos, que ha de ser como el de unos buenos padres, ni demasiado estrictos ni demasiado tolerantes. “Si a las sociedades capitalistas se las abandona a sus propios excesos, caerán en la obsesión a la que seguirá el pánico”. Tras “la nueva economía clásica” (Milton Friedman y la Escuela de Chicago) desde los 70, el keynesianismo se convirtió en una “trivialidad” (Hyman Minsky, 1982). La consecuencia la explicó George W. Bush: “Wall Street se ha emborrachado” (como ex alcohólico, Bush hijo debía saber de eso un rato).

Bienvenidos a la Economía conductual, que es la que propugnan Akerlof y Schiller. “Hemos dado una vuelta en la montaña rusa: primero vino la elevación y, a continuación, hace aproximadamente un año, comenzó la caída. Pero, por extraño que parezca, a diferencia de lo que suele suceder en el parque de atracciones, los pasajeros no se han dado cuenta de que se habían montado en un aparato fuera de control hasta que la economía ha comenzado a caer. Y como consecuencia de su capacidad para la indolencia, la gestión del parque de atracciones no ha tenido en consideración que se debían haber establecido límites a la altura a la que podían subir los pasajeros. Tampoco les proporcionaron ningún equipo de seguridad que limitara la velocidad o el alcance de la caída subsiguiente”. Ahora entiendo por qué vamos a celebrar en Port Aventura el próximo Congreso Internacional de Dirección de Personas, del 22 al 24 de octubre. La economía como “Dragón Kahn”: ¡qué magnífica metáfora de nuestro comportamiento colectivo!”

Los cinco factores que afectan a las decisiones económicas son:
- La confianza (“piedra angular de la teoría”)
- La justicia social /equidad
- Los comportamientos corruptos y antisociales
- La ilusión monetaria (“otra piedra angular”): confundimos inflación y deflación
- Las historias (“nuestro sentido de la realidad, quiénes somos y lo que hacemos, se entremezcla con la historia de nuestra vida y la de los demás”).

Desde la humildad y el sano orgullo, me encanta comprobar que estos factores se parecen mucho a los “ganadores de la crisis” que suele repetir un servidor: la Confianza, la Excelencia, la Innovación y el Talento (como “poner en valor lo que uno sabe, quiere y puede hacer”) y todo ello bajo el paraguas de la Ética (“el modo más inteligente de vivir”).
1. La confianza y sus multiplicadores: “Credo” es “creo” en latín (si hay “crisis crediticia” es que no hay confianza). La confianza puede ser racional… o no. Si falta la confianza, se reduce el consumo y la inversión. ¿Por qué España va a ser, desgraciadamente, de los últimos en salir de la crisis? Porque el gobierno y la oposición, los medios de comunicación, la patronal y los sindicatos, en lo único que se ponen de acuerdo es en cargarse la confianza de los ciudadanos con ese continuo “pues anda que tú”. Lamentable.
2. La Equidad. En los tiempos de “exuberancia irracional”, la desigualdad ha aumentado considerablemente.
3. Corrupción y mala fe. Son las conductas antisociales. Las tres últimas recesiones económicas de EEUU (de julio de 1990 a marzo de 1991, de marzo a noviembre de 2001 y la que comenzó en diciembre de 2007) son consecuencia de escándalos de corrupción: los bonos basura de Michael Milken y compañía, Enron y las hipotecas subrprime. Está clarísimo.
4. Ilusión monetaria. La curva de Phillips (1958) estableció una nítida relación entre la inflación de los sueldos y el desempleo. Aquí los costes laborales siguen subiendo y, evidentemente, la tasa de paro también.
5. Historias. “Las historias y la narración de sucesos son un elemento fundamental para el conocimiento humano” (Roger Schrank y Ribert Abelson). Para ellos, la conversación tiende a tomar la forma de una narración recíproca de historias. En 1993, Ronald Tobias escribió que sólo existían 20 narraciones fundamentales; búsqueda, aventura, persecución, rescate, huida, venganza, misterio, rivalidad, desamparo, tentación, metamorfosis, transformación, madurez, amor, amor prohibido, sacrificio, descubrimiento, excesos miserables, ascenso y caída. Sí, 20 temas. Y todos están en Shakespeare, por cierto. “La confianza de una nación suele girar alrededor de historias”. ¿No es ese el cometido principal del Liderazgo?

En la segunda parte del libro, los autores se hacen ocho profundas preguntas:
- ¿Por qué los sistemas económicos caen en la depresión? (Ejemplo, El Mago de Oz, que cuenta la depresión de 1900).
- ¿Por qué los bancos centrales influyen en la economía (si es que lo hacen)? “Sería el colmo de la necedad postergar la reacción hasta que estuviéramos obligados a actuar ante la inminencia del pánico” (Carter Glass, 1913).
- ¿Por qué hay personas que no encuentran trabajo?
- ¿Por qué a largo plazo siempre se produce un equilibrio entre la inflación y el desempleo?
- ¿Por qué ahorrar para el futuro es tan arbitrario?
- ¿Por qué los precios financieros y las inversiones corporativas son tan volátiles?
- ¿Por qué los mercados inmobiliarios experimentan ciclos?
- ¿Por qué la pobreza arraiga durante generaciones entre las minorías más desfavorecidas?

Un libro importante, menos aburrido que los manuales convencionales de Teoría Económica. El comportamiento humano (racional/emocional/visceral) nos enseña que necesitamos Confianza, que necesitamos Liderazgo, que necesitamos dar al cliente más de lo que espera, que necesitamos innovar, que necesitamos conductas intachables. Sólo así podremos salir de la crisis (y aprender de ella) en condiciones.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Padrino de Promoción

Coaching de Equipo, desde las 8 de la mañana, en el Palacio-Castillo de Magalia en Las Navas del Marqués, provincia de Ávila. El castillo fue construido en la primera mitad del siglo XVI por D. Pedro Dávila y Zúñiga, señor de Las Navas y primer marqués, sobre un castillo anterior del XIII. Fue utilizado por los comuneros de Castilla, declarado monumento histórico-artístico en 1931 y actualmente pertenece al Ministerio de Cultura.

EL Castillo-Palacio, con un precioso patio renacentista y un maravilloso torreón, es un lugar especialmente grato para reflexionar, aprender y crecer como profesional y como persona. Evidentemente, en un día (ni en dos) no se convierte un comité de dirección en un equipo de alto rendimiento, pero sus integrantes pueden conocerse mejor, diagnosticar su situación como colectivo con herramientas fiables, establecer su propia misión, visión de futuro y valores compartidos, analizar su “momento de confianza” (depósitos y reintegros emocionales, según la metodología de Covey), su “mapa de diversidad” y generar un contrato interno, unas “reglas de compromiso”, además de un plan de acción para los próximos meses. La idea de que un equipo se improvisa, surge por generación espontánea, es tan falsa como peligrosa, porque introduce en las organizaciones sucedáneos que aportan muy poco y que logran anti-sinergias (mejor solo que mal acompañado).

Vuelo a Santander desde Barajas. Un pequeño retraso de algo más de media hora y a las 8 me ha recogido Jorge Gutiérrez, de CESINE. Los alumnos de la promoción del MBA y del GESCO (Marketing y Gestión Comercial) de esta Escuela de Negocios de la capital de Cantabria me han elegido como su Padrino de Promoción. Me llena de un orgullo especial este privilegio, dada mi relación familiar (por línea materna) con Cantabria y mi sintonía con esta tierra (nací un 3 de julio y 12 días después estaba en la playa de El Sardinero con mis padres, mis tíos y mis abuelos; he trabajado en verano del 81 al 87 en la UIMP y dirigido numerosos cursos en el Palacio de la Magdalena). Ha sido un acto muy emotivo, con un protocolo entrañable, presidido por Simón Reyes, DG de ESIC, Fermín Gutiérrez, DG de CESINE y en el que Laura, alumna de la promoción, ha hablado de honradez y de un nuevo liderazgo, de aprendizaje y de hacer equipo.

Por mi parte, les he dado a mis “ahijados” de promoción diez consejos para un cambio de época:
1. Que encuentren su verdadera vocación (el Talento como Disfrute): Las “salidas profesionales” son una falacia macroeconómica, como que España tardará en salir de la crisis (hay empresas ganadoras y perdedoras) o la mala calidad de la educación en nuestro país (hay instituciones educativas magníficas y otras pésimas).
2. Que se conviertan en una Marca (el Talento como Valor).
3. Que mantengan un Proyecto ilusionante (la Fluidez parte siempre de un Reto que provoca que se eleven las capacidades).
4. Que gestionen su Compromiso, como suma de las energías mental, emocional, física y espiritual (de valores).
5. Que se conozcan a sí mismos (el lema del Oráculo de Delfos): la Inteligencia Emocional es clave del éxito profesional y de la madurez personal.
6. Que aporten Valor en lo que hagan (que formen parte de la Clase Creativa: iniciativa, integridad, trabajo en equipo, serenidad, autoconfianza, orientación al cliente)
7. Que formen un tándem (es la unidad básica de Liderazgo).
8. Que desarrollen su Talento: los líderes no nacen ni se hacen; se forjan (al menos 10.000 horas de “práctica deliberada”).
9. Que no trabajen para un jefe tóxico (no está pagado con nada y afecta seriamente a la salud).
10. Que innoven continuamente, desde la in-quietud.
Estos “diez mandamientos” se resumen en uno: la ética, que es el modo más inteligente de vivir, el único realmente humano.

Los alumnos me han entregado una preciosa placa, que pondré en un sitio especial.

Después del cóctel, he podido pasear junto a la primera playa de El Sardinero y disfrutar, desde una cafetería de la Plaza de Italia, del gran triunfo de nuestra selección de baloncesto contra Francia (86-66). Maravilloso. Ojalá gane nuestro equipo el Campeonato de Europa. De momento, ya está en semifinales.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

¿Sobrados de Talento?

Un día extraordinario e intenso. Por la mañana, reunión en la Ciudad Financiera del Grupo Santander en Boadilla. A lo largo de estos 22 años en consultoría, he tenido el privilegio de trabajar con decenas de entidades financieras… pero me quedaba la guinda del pastel. El Santander, el banco con mayor número de oficinas en todo el mundo. Todo un honor trabajar con ellos a partir de este mes. Es una entidad hiper-profesional, dispuesta a seguir ganando el futuro.
Vuelo a las 13 horas a Pamplona, a participar en el Curso de Verano sobre Calidad Directiva en ESIC Navarra. Cuatro horas tratando el Talento y la Innovación para salir de la crisis. Entre 30 y 40 directivos con enorme atención y un alto grado de concentración. Se me ha pasado volando.
Y después, vuelo a las 9 (un vuelo de 30 minutos que, a las dos horas de retraso, se canceló sin más explicaciones) y en su lugar, coche hasta Navas del Marqués (Ávila), donde mañana (desde las 8) tenemos Coaching de Equipo con un Comité de Dirección. Seguro que va a ser apasionante.
Ricardo Gómez Díez, del equipo de Justo Villafañe (Reputación Corporativa) me envía un artículo de Jordi Goula (uno de los periodistas económicos que más aprecio), aparecido el pasado domingo en La Vanguardia, titulado ¿Tan sobrados vamos de talento? Se refiere al papelón que están haciendo la mayor parte de las compañías durante esta crisis. Según Jordi, en los momentos de bonanza se amplió el abismo entre el discurso y la acción (lo que los anglosajones llaman “el Knowing-Doing Gap”) y se ligó la retribución variable de los directivos a crecer. En un mercado laboral tan rígido como el nuestro, los despidos se hacen en función del coste laboral y no de la valía de la persona. El resultado: en la calle hay muchísimo talento en busca de acomodo. Jordi cita a Ramón Adell, Catedrático de la UB y Presidente de la Asociación Española de Directivos, a Juan Torras (Egon Zender) y a Óscar Perrau (EIM España). Magnífico artículo, que pone el dedo en la llaga.

¿Significa eso que hemos de pasar del talento? Creo, modestamente, que todo lo contrario. El talento sigue siendo más escaso que el capital, especialmente en estos momentos de incertidumbre. Que las herramientas contables sean incompletas, que abunden los financieros cortoplacistas, que se tomen decisiones inmediatas con efectos devastadores a medio plazo no significa que las cosas se hagan bien. La tasa de mortalidad de las compañías se está elevando, por un empeoramiento de la calidad directiva. Pero así es la vida. Como he repetido tantas veces, habrá ganadores y perdedores.

Pero ya se sabe que a un servidor le gusta hablar (y aprender) de los ganadores, sean grandes o pymes.

martes, 15 de septiembre de 2009

Ola de suicidios

Mi amiga Mercedes, compañera de la universidad y lectora de este blog (cosa que le agradezco mucho), me comenta que hablo poco de las pymes, que son el 97% del tejido productivo. Tiene toda la razón. Ya me gustaría hablar más de las pymes (de hecho, Eurotalent no es otra cosa que una pyme, con todo orgullo). Sin embargo, las pymes españolas (a diferencia de las mittelstand alemanas, por ejemplo), salvo honradísimas excepciones, no apuestan demasiado por la innovación, por el talento, por la excelencia. Si lo hicieran más pymes, llegarían a grandes, no me cabe duda.

Ayer, en la presentación de la nueva temporada de la Escuela Superior de Coaching en la Escuela de Negocios del CEU, hablamos de la ansiedad de muchos profesionales en las empresas. El último dato que manejo es del 38% de los trabajadores con estrés, angustia, ansiedad, quemazón (burn-out), unos 7’5 millones de personas. Un dato terrible. En Francia, la compañía de telefonía líder (France Télécom) está sufriendo una ola de suicidios. El miércoles pasado, según cuenta hoy A. Jiménez Barca en El País, un operario de 49 años a quien se le iba a cambiar de puesto de trabajo, sacó un cuchillo y diciendo “¡Ya estoy harto de gilipolleces!” se rajó el vientre. El viernes anterior, una empleada, tras escuchar que iba a cambiar de jefe y de responsabilidad, se tiró por la ventana. Otra empleada de servicio al cliente, amenazada con un traslado, se intentó suicidar a base de barbitúricos. En los últimos 18 meses, 23 trabajadores de France Télécom se han suicidado, lo que quintuplica la tasa de la población francesa. Y esto no cuenta los intentos de suicidio (como el empleado que se rajó el vientre o la que se infló de barbitúricos). Los sindicatos han denunciado las estresantes condiciones de trabajo, los cambios constantes y sin explicación, las presiones exageradas a través del correo electrónico…

Nicolás Sarkozy ha forzado a su ministra de Economía, Christine Lagarde, a que la compañía (de la que el Estado francés mantiene el 26%) a que celebre un Consejo de Administración dedicado al tema. Un operario con más de 25 años en la empresa, explicaba al periodista que “en su vida había su puesto de trabajo tan degradado”. El taylorismo vuelve con fuerza.

En esa empresa están obligados a cambiar de puesto cada tres años (“para evitar que los jefes se encariñen con sus empleados”). Lo más trágico es la declaración del Director de RRHH, Olivier Barberot: “el número de suicidios no se ha incrementado respecto a años anteriores”. Si eso no es complacencia…

France Télécom cuenta con 100.000 empleados en Francia, de los que 65.000 son funcionarios. El años pasado ganó 4.000 M € y desde 1996 está en reestructuración (en ese año eran 170.000 empleados). Desde el jueves pasado ha suprimido, temporalmente, los traslados fulminantes y está contratando a 100 directores de personal y varios médicos para tratar a los empleados “débiles”. Según un sindicalista de la empresa, “esta es una empresa que sólo piensa en ganar dinero. Los empleados estaban acostumbrados a trabajar de otra manera”. En agosto, uno de los trabajadores suicidas dejó una nota: “Me suicido por mi trabajo: ésa es la única razón”.

Sarkozy pide que el PIB mida la felicidad. Debería empezar por que las empresas no se comporten cruelmente con sus profesionales.

En El Mundo, José Antonio Marina escribía una tribuna titulada Santa Bárbara y los adolescentes. Según JAM, “la juventud sólo aparece en los medios cuando plantea problemas. Con eso se lanza el mensaje de que es conflictiva”. Los padres, según mi admirado Marina, han de contar con tres recursos educativos: cariño, disciplina y comunicación. El es optimista y cree que la adolescencia es una gran oportunidad educativa. Yo también, modestamente, lo creo.

En la Comunidad de Madrid se le otorgará a los profesores la condición de “autoridad pública” (como a los jueces, a los inspectores de sanidad o de educación).y se mejorarán las retribuciones a los jefes de estudios y a los secretarios. Las agresiones (físicas y verbales) de alumnos a profesores en el curso 2003-2004 fueron 2.697 y al curso siguiente, 3.559 casos (un 32% más). Me parece estupendo dignificar a los docentes. En esa línea, está demostrado que la clave es el liderazgo de los directores de centro. Un liderazgo claro, versátil, avanzado que se puede y se debe desarrollar.

Y una opinión de Claudio Magris, un europeísta convencido: “Creo que Zapatero se ha contaminado de la política “pop”, en la que impera la imagen”. No sé si lo ha dicho como una crítica pero, si uno lo piensa, ha halagado al Presidente del Gobierno. La cultura “pop” es la cultura popular, de todos. Y el imperio de la imagen es la “era conceptual” en la que estamos. Cosa distinta sería la sociedad del espectáculo. Me parece más preocupante (y más interesante) otra de las frases de Magris: “Hoy tenemos menos información real que la que le llegaba a los lectores de Kipling”. Este Premio Príncipe de Asturias de las letras, catedrático de Literatura Germánica en la Universidad de Trieste, considera que Berlusconi es “un tipo muy inteligente que está trabajando en una dirección desastrosa para Italia”. Ha sabido sacar beneficio de la incertidumbre y “de nuestro vacío”, de la desaparición de la burguesía y del cambio de prioridades.
Suicidios, hipócritas y la imagen imperante.