Páginas vistas en total

viernes, 4 de diciembre de 2009

Dos grandes periodistas

Después de una semana muy ajetreada (y en la que, afortunadamente, todo ha ido a las mil maravillas), desde hoy y hasta el miércoles me voy a dedicar a preparar un proyecto ligado al mundo del deporte que hemos de terminar antes de que acabe el año y a saber descansar como uno debe, de vez en cuando.

Suelo hablar en este blog de periodistas económicos a los que admiro mucho, como Paz, Tino, Montse, Juanma, Tamara, Carmen, Borja, Quique, Consuelo, Pilar, Alejandro… y hoy quisiera hacerlo de dos grandes periodistas, puro talento femenino, a las que admiro y aprecio mucho.

Ángeles Caballero, en su columna Territorio femenino de anteayer miércoles en El Economista hablaba De dignidad, violencia y los males del periodismo. “El mismo día que media España portaba un lazo rosa conmemorando el día nacional contra la violencia, un joven de 24 años perdía la dignidad en Tenerife. A las 15.35 del miércoles, un teletipo de Europa Press anunciaba que lo habían detenido “como presunto autor de un delito de abuso sexual y de lesiones a una niña de tres años, según informó hoy la Benemérita a través de un comunicado”. En la información, pulcritud al máximo sin desatar alarmas, a la espera de la evolución de la pruebas y de la salud de la niña. Una pequeña de tres años que no pudo resistir los daños y que acabó falleciendo.
Vayamos al teletipo del sábado a las 18.19 de la misma agencia. “El joven de 24 años que se encontraba detenido por la muerte de una niña de 3 años en Tenerife quedará en libertad sin cargos esta tarde tras conocerse los últimos datos de la autopsia que lo exculpan de los datos de maltrato y homicidio. (…) Fuentes de la investigación han indicado, además, que el auto del juez titular de los juzgados de Arona, Nelson Díaz Frías, ha recogido que quedará en libertad sin cargos después de que la autopsia revelase que hay indicios suficientes para asegurar que la pequeña, de nombre Aitana, es fruto de un golpe en la cabeza tras la caída, tal y como habían indicado tanto el arrestado como la madre de la chica en sendas declaraciones”.
Ese mismo día, la portada del periódico ABC publicaba la foto del detenido con el titular: La mirada del asesino de una niña de tres años. Y en las páginas interiores, este otro titular. Novio, canguro y asesino. ¿Qué tal si, compañeros, nos marcamos un editorial conjunto pidiendo perdón? ¿Qué tal si nos dejamos de corporativismo? ¿Por qué no publicar también en portada que han tenido que ingresarlo en un hospital? Las palabras golpean tanto como los puños y, como en este caso, pueden dañar más”.

Gracias, Ángeles, por apostar decididamente por la ética en el cuarto poder. Por supuesto, nadie ha pedido perdón por jugar con la dignidad de sus semejantes (ha ocurrido con este joven al que le han destrozado la vida, y ocurre constantemente con políticos a los que se les deniega la presunción de inocencia y son demonizados ante medios de uno u otro signo antes de que haya juicio). Si nos cargamos de facto el estado de derecho y la confianza, tendremos un problema muy serio.

Hoy, en la contraportada de El País, entrevista a Carme García Ribas, profesora de la Escuela Superior de Comercio Internacional de la Universitat Pompeu Fabra (ESCI-UPF), que imparte un curso de liderazgo femenino. La periodista no es otra que Ariadna Trillas, a quien conozco desde sus tiempos de Actualidad Económica, y decidió volver a la ciudad condal, a su ciudad natal. Me ha pasado en diversas ocasiones estos años sorprenderme por un gran artículo y descubrir al final su firma. Como en este caso. La profesora García Ribas comenta que “su talento es la voz”, que trabajó 10 años en la radio y que le pidieron dar un curso de oratoria. Descubrió que lo que diferenciaba a los mejores oradores de los demás era el miedo. “El hombre tiene miedo al fracaso y la mujer al rechazo. Él teme no ser alguien y ella teme serlo”. Brillante. En el I Congreso de Liderazgo Femenino celebrado en Europa (Barcelona, septiembre de 2009), pidió a las 400 mujeres participantes que levantaran la mano si tenían miedo al rechazo. Fue unánime.
El postgrado de liderazgo femenino de la UPF lleva cuatro ediciones. “La mujer construye su identidad alrededor del miedo al rechazo y ésa es la clave de su escasez en los puestos de poder”. La mujer “se comporta con la docilidad del huésped”. La cultura de la igualdad “está muy bien. La mujer tiene más formación, preparación, oportunidades, una vida sexual más activa… pero de poco sirve si persiste en su actitud de sumisión”. Carme pone el ejemplo de Carrie Bradshaw, protagonista de Sexo en Nueva York y sus amigas: “Pasan por ser mujeres de hoy, profesionales, independientes, liberadas, pero en el fondo, sólo quieren que les quieran”.

El Liderazgo femenino aprovecha las cualidades de las mujeres (armonía, conexión, empatía, intuición) con la autoestima necesaria. Gracias, Ariadna, por una artículo tan interesante. La profesora García Ribas nos recomienda leer El mundo de las mujeres, de Alain Touraine. Y Ariadna nos indica que CGR ha escrito dos libros, El síndrome de Mari Pili y Miedo a ser. Promete leerme los tres, pues es un tema que me interesa mucho.

Mientras queden grandes periodistas, honestas, brillantes, comprometidas, como Ángeles y Ariadna, hay esperanza en un mundo mejor.