Páginas vistas en total

jueves, 19 de noviembre de 2009

Sugus en Gredos

Durante este jueves, el Parador de Gredos se ha convertido en un enclave de Extremadura, la Toscana de España. El motivo ha sido la celebración de la jornada del Programa de Alta Dirección (PAD) de la Junta de Extremadura, que organiza la EBS.

Me ha recogido en casa Tomás a las 7 de la mañana y me ha llevado al Parador de Gredos, donde hemos llegado dos horas más tarde. Allí estaba Carlos Ongallo, Director de la Extremadura Business School. Carlos Ongallo practica un estilo de Liderazgo similar al que le ha dado el éxito a Pep Guardiola como entrenador del F. C. Barcelona, con dos claves principales: el ejemplo (“el ejemplo hace al líder”, como escribió Albert Schweitzer; Carlos es el primero que llega –durmió en Gredos la noce antes-, el último que se va, el que practica lo que predica, siempre con una actitud positiva, constructiva y acogedora) y una atención obsesiva a los detalles para que todo salga perfecto. Por ejemplo, en las mesas coloca Sugus en lugar de otros caramelos para que al abrirlos los participantes no hagan ruido con el papel y así no molesten a sus compañeros. Todo un ejemplo de buen gusto y atención por los demás.

El Parador de Gredos es el primero de la cadena. Como cuento en mi libro “Shakespeare y el Desarrollo del Liderazgo”, que se ambienta en diez paradores de nuestra geografía, el de Gredos fue construido a partir de 1926 para albergar a los invitados a la boda del Rey Alfonso XIII. Y en Gredos, en el Parador, estuvieron trabajando los siete ponentes constitucionales (Cisneros, Fraga, Herrero de Miñón, Peces Barba, Pérez Llorca, Roca i Junyent y Solé Tura) de la Carta Magna. “Think Big” es el lema de la EBS: son dos casos históricos (la visión de futuro del monarca para crear los Paradores y la de los padres de la Constitución vigente).

Hemos empezado la jornada a las 11, tras tomar un café. Puntualidad británica. Carlos Ongallo me ha presentado muy cariñosamente como Padrino de la 1ª edición del PAD y como el mejor orador de negocios de nuestro país, cosa que le agradezco mucho. Durante cuatro horas, he tenido el privilegio de trabajar y debatir con 25 grandes profesionales de Extremadura de los más variados sectores, sobre la Estrategia como “lo que es importante para el que manda”, sobre el cambio de época: era conceptual, conductual e irrupción de “lo Gratis”, sobre el Talento como “poner en valor lo que uno sabe, quiere y puede hacer”, sobre si con talento se nace, se hace o se forja… Hasta las 3 de la tarde se nos ha pasado en un vuelo.

Una estupenda comida en el Parador, todos juntos, y una breve ruta micológica (en la zona hay unas setas espectaculares). De 5.30 a 7.30, segunda parte, sobre el Equipo, el Liderazgo (la versatilidad) y la Estrategia como Innovación (Océanos azules, la parrilla ERAC). Y de vuelta a Madrid, para llegar a las 10 a casa.

Ha sido un enorme placer participar activamente de nuevo en este PAD. Carlos, Prado y Alba por parte de la EBS hacen posible que todo salga a las mil maravillas. Y la concentración, el talento y el entusiasmo (para cerrar la jornada, Carlos Ongallo ha citado a Gregorio Marañón, apasionado de Gredos y de Extremadura, que conectaba el entusiasmo con la paz espriritual) de estos 25 altos directivos extremeños ha sido máximo (Jorge, por ejemplo, acababa de aterrizar en Barajas desde Argentina y se ha venido directamente a Gredos).

Con Talento directivo así, Extremadura tiene ganado el futuro. No me cabe la menor duda.

4 comentarios:

Abel dijo...

Hola,

no para de llamarme la atención cuando se habla de Guardiola y otros grandes líderes, en relación a predicar con el ejemplo, que se resalta que 'llegan los primeros y se marchan los últimos'. Con tanto que se habla de la falta de eficiencia española y la cultura de 'echar horas en la oficina', creo que el mejor ejemplo que puede dar un buen líder es el de ser eficiente, organizado, disciplinado, etc. y ser capaz de cumplir con su labor en el horario 'estipulado'. ´Si el jefe se va a 'su hora', es un buen ejemplo para los demás para irse también a la suya... habiendo cumplido lo que tiene que hacer.

Un saludo y gracias por el blog.
Abel

Felix dijo...

Juan Carlos, por fin te pillé.
Varios fueron los intentos de asistir a una de tus sesiones y por diferentes causas todos fallidos. En Gredos se cumplió lo que era inevitable y asistí a tu charla. Conozco bien la formación empresarial y sobre todo la directiva y quería darte gracias simplemente por esa visión diferente que hiciste de ciertos conceptos, tal vez manidos y mal utilizados.
En Extremadura hay buen jamón, buen vino, buen queso y otras muchas cosas buenas que no serían realidad si no hubiera igualmente buenos empresarios con sus pymes y sus multinacionales (también las hay), que cada vez con menos complejos se dedican a trabajar duro y a formarse con los mejores maestros.

Gracias y espero que no sea la última vez
Félix

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Gracias, Félix, por tus palabras y tu participación en Gredos. Fue un honor trabajar juntos.

Abel, tienes toda la razón al comentar que lo del ejemplo puede alimentar la tentación "presencialista" en lugar de la dirección por objetivos. En el mundo del deporte, es importante que un entrenador dé ejemplo como líder (lo del primero en llegar y el último en irse es circunsatncial). Sin ejemplo, no hay clima de confianza. "Lo haces habla tan alto que no me deja escuchar lo que dices" (Oliver Wendell Holmes).

Un abrazo a los dos y gracias por estar ahí,

Juan Carlos

eltransformador dijo...

Estimado Maestro, tu que viajas por toda España, ¿ no tienes la sensaciòn de que algo pasa en Extremadura?.
Yo estoy convencido, que si. Que hay una dinàmica de ilusiòn y de ganas de "pelea", importates y especialmente en el tejido empresarial-
Me gustarìa conocer tu opiniòn. Un abrazo