Páginas vistas en total

sábado, 28 de noviembre de 2009

Escuela con Visión

Vuelo Valencia-Madrid a primera hora de la mañana, y José Antonio Sáinz, Director General de Eurotalent, ha tenido la amabilidad de recogerme en el aeropuerto para ir juntos a Toledo, al X Congreso de Escuelas Católicas, en el que he tenido el privilegio de participar como ponente de la conferencia de clausura.

Con el lema Escuela con Visión, Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG) ha celebrado en el Hotel Beatriz de Toledo del 26 al 28 de noviembre su X Congreso, en el que les han dirigido la palabra Sebastián Taltavull, obispo auxiliar de Barcelona; Vicente Verdú, miembro de la Fundación Nieman de la Universidad de Harvard; Elena Martín, profesora titular en la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid; Howard Gardner, psicólogo estadounidense padre del concepto de “Inteligencias múltiples” y profesor de la Universidad de Harvard; Elsa Punset, licenciada y master en Filosofía y Letras por la Universidad de Oxford; Isauro Blanco, director del Colegio Balder de Madrid y psicólogo educativo y clínico; y un servidor, profesor de la Universidad de Deusto. de San Pablo-CEU y Presidente de Eurotalent. Asimismo ha tenido lugar en el X Congreso una mesa redonda bajo el título "Lectura cristiana de la realidad", con la presencia del Padre Ángel García, sacerdote diocesano fundador de Mensajeros de la Paz; Sor Lucía Caram, dominica del Convent de Santa Clara de Manresa; Jaime Mayor Oreja, eurodiputado del PP y ex ministro de Interior; y Javier Cortés, director general del Grupo SM.

Hemos llegado a tiempo de escuchar la ponencia del profesor Isauro Blanco sobre el Coaching (me encanta que un concepto tan poderoso se trate en un Congreso de estas características, ante más de 800 directores y responsables de centros educativos), sobre el cambio de paradigma (de una sociedad basada en el texto a una sociedad basada en la imagen), sobre las emociones, la calidad docente y la nueva generación de “nativos digitales” frente a la nuestra de “inmigrantes digitales”.

Tras el café, me ha presentado ante el auditorio de forma muy cariñosa y elogiosa Alejandro Córdoba, sociólogo especializado en ética y en responsabilidad social corporativa. Me he dirigido a los asistentes para hablarles de Organizaciones con visión. La visión (entendida como Visión de futuro y como reflexión sobre lo que uno ve, para educar la mirada) es privativa de los seres humanos. Somos los únicos seres de la creación capaces de tener esa “visión” y de integrarla en una comunidad. Me he referido a la visión en tres ámbitos: el estrictamente individual, desde el concepto de “flow” (fluidez, de Mihalyi Csikzentmihalyi) como experiencia óptima y como base de la felicidad, para la utilización de los cinco sentidos desde el que nos permite llegar más lejos, una visión de futuro global y compartida (la sensación de fluidez), he conectado la Visión con la Confianza, con las Expectativas (efecto Pigmalion y efecto Wallenda), con la diferencia entre error y fracaso, con la necesidad imperiosa de agradecimiento (el gran antidepresivo) y con la existencia de los sueños por encima de las añoranzas como síntoma de juventud. También a nivel individual, me he referido al talento como “poner en valor lo que uno sabe, quiere y puede hacer”; al talento como disfrute, como capacidad por compromiso en el contexto adecuado, a la práctica deliberada (al menos 10.000 horas) y. cómo no, al Coaching. A nivel grupal, he diferenciado entre grupo y equipo (“un equipo es un grupo que genera sinergias”) y me he referido a las seis claves de un Equipo de VERDAD, comenzando por la Visión Compartida. Y a nivel organizativo, he definido la Estrategia como “lo que es importante para quien manda” y me he centrado en la necesidad de que, partiendo precisamente de una Visión, de una Estrategia, las organizaciones sean auténticas meritocracias y las Escuelas enseñen, antes que a competir a compartir (como diría muy buen amigo José María Ulazia).

Agradezco mucho a José Antonio Solórzano Pérez, como responsable de contenidos de este magnífico Congreso y a Carlos Ruiz Fernández como Director del mismo, la oportunidad de haberme dirigido a los miembros de este Congreso. Todas las presentaciones, incluida la de un sevidor, pueden verse en vídeo en la red: http://www2.escuelascatolicas.es/sitios/eventos/XCONGRESO/Paginas/Transmision.aspx.

En la clausura del X Congreso han participado Inmaculada Tuset (Presidenta de Escuelas Católicas) y José Bono, Presidente del Congreso de los Diputados. Me han gustado muchísimo las palabras de la Presidenta y del Presidente Bono. D. José Bono se ha referido a un encuentro que tuvo con Joaquín Ruiz Jiménez en el que éste se mostró creyente. “¿Y usted, en qué cree?”, le preguntó Bono a d. Joaquín. “En que esto tiene arreglo”. El Sr. Bono debió de poner cara de que la cosa era escasa, y Ruiz Jiménez le dijo: “¿Le parece poco, Bono, le parece poco?”. Y añadió: “Yo creo que esto tiene arreglo, y a través del amor”.

Mi admirada Elsa Punset ha dicho en este Congreso que, a pesar de los pasos de gigante que ha dado la neurociencia y la psicología para desenmarañar el cerebro, son las emociones las que marcarán nuestra forma de convivir y de ofrecer lo mejor de nosotros mismos a los demás. Ha explicado que las emociones que solemos llamar negativas, como la ira y la tristeza, se disparan inconscientemente en un entorno que percibimos como peligroso, mientras que la empatía, la generosidad, la alegría o la creatividad, necesitan un paisaje transparente y positivo. Y ha dicho que desde la infancia deberíamos aprender en casa y en la escuela a cultivar deliberadamente las emociones positivas y transformar las potencialmente perjudiciales. Uno de los grandes cambios sociales que se avecinan, comentó Elsa Punset, responde a la certeza de que así como nos pueden enseñar a odiar y a temer, también, de forma urgente, necesitamos que nos enseñen a sacar partido, deliberadamente, a la enorme capacidad que tenemos para amar y para crear. “De la misma forma que podemos enseñar a odiar, podemos enseñar a amar”, concluyó.

Me ha encantado la cariñosísima despedida y agradecimiento a Manuel de Castro, que tras ocho años como Secretario General de Escuelas Católicas, deja su cargo el mes que viene. Ha sido una gran demostración de cariño hacia un hombre que ha hecho tantísimo por su organización.

Una Visión en la que aprendamos a colaborar unos con otros y aprendamos a amar. No puede haber otra más importante.

1 comentario:

jmbautista dijo...

Estuviste genial.
Seguro que la ponencia que más gustó de todo el congreso.
La escuela necesita de personas con tu visión.
Y la empresa y la economía necesita de la escuela.
Seguiremos en contacto.
JMª Bautista