Páginas vistas en total

lunes, 2 de noviembre de 2009

De nuevo en Txopebenta

Esta mañana hemos salido a las 9 de la mañana mis compañeros José Antonio y Eva y un servidor hacia Urdaibai, la reserva de la biosfera en la provincia de Vizcaya. Tenemos una sesión de dos días de desarrollo de equipo con directores de RRHH de algunos de los mejores Puertos del Estado. Profesionales muy conscientes de la necesidad de impulsar sus organizaciones hacia la gestión y el desarrollo del talento en este cambio de época.

Urdaibai es un sitio mágico que, gracias a La sensación de fluidez, se ha convertido en un santuario del liderazgo para muchísimas personas. Uno activa aquí sus cinco sentidos. Hemos llegado a eso de las dos a Txopebenta, el agroturismo (casa de turismo rural) de Arantza y Txope (Juan Bizkarra), dos grandes amigos. Arantza, Txope y su hijo Antxon son de las mejores personas que conozco en este planeta: generosas, optimistas, cariñosas, entrañables. Es un privilegio contar con su amistad.

Para Eva Aguilera era la primera vez que visitaba Urdaibai y que conocía Txopenbenta. Esta “casa de cuento” (es la expresión más común de quienes la conocen por primera vez) le ha fascinado.

Hemos comido, ya todos juntos (una docena de personas) en Atoxste, en Ereño, una localidad cercana. ¡Qué alubias, qué sopa de pescado, qué ensaladas, qué carne y qué pescado! Y por la tarde, hemos estado trabajando lo que significa el talento (“poner en valor…”) y cómo gestionarlo adecuadamente. Sin televisión, con la chimenea encendida, al calor del hogar.

Y por la noche, cena en Ibarrangelu, en Gorape, también deliciosa y con un ambiente muy muy grato.

Es una experiencia muy especial disfrutar de un entorno como el de Urdaibai y de un hogar tan maravilloso como Txopebenta.