Páginas vistas en total

viernes, 23 de octubre de 2009

NeuroLiderazgo

Segunda jornada del 44º Congreso Internacional de Dirección de Personas organizado por AEDIPE Catalunya y celebrado en Port Aventura, con el título El futuro de la dirección de personas: liderazgo, confianza y compromiso.

A las 9 de la mañana, Track 3: Nuevas competencias para nuevas generaciones. Lo ha presentado y moderado Pablo Riera, Presidente del Grupo P&A, que se ha referido a las investigaciones sobre Liderazgo (The Extraordinary Leader) y al impacto del liderazgo en los resultados de negocio. Me gusta recordar que en su último estudio en España, el equipo directivo que quedó nº 1 es el de Saprogal, liderado en ese momento por Enrique Ulloa (actualmente Presidente de AECOP Galicia). Es muy de agradecer el esfuerzo y la contribución que el Grupo P&A ha realizado en este congreso, con su stand, trayendo a varios profesionales de la empresa y a clientes y consiguiendo una figura internacional como John H. Zenger. El entusiasmo de Pablo Riera y su equipo ayuda mucho a la función de RRHH en nuestro país.

Jack Zenger es uno de los 15 autores más influyentes en organización empresarial y desarrollo de líderes según la revista Leadership Excellence. Ha escrito siete libros, entre ellos El líder extraordinario y El líder inspirador, y nos ha hablado sobre ¿Cuál debe ser el nuevo modelo competencial?

Posteriormente, mesa de debate, además de con Pablo Riera y Jack Zenger, con Manel Adell (DG de Desigual), Mercedes de Pablo (DG de Port Aventura) y Frank Candries (Plant Manager de Huthamaki Spain). Ha sido muy interesante escuchar el punto de vista de líderes como ellos sobre estos temas. He tenido la ocasión de charlar un rato con Manel Adell, con María Obiols (DRH de Desigual) y con el equipo de RRHH de la empresa que ha venido al Congreso y de comer hoy con Mercedes de Pablo y con Enrique Fontecha (DRH de Port Aventura). Los que compartís este blog sabéis que son dos organizaciones a las que admiro profundamente y considero ganadoras en esta crisis.

A eso de las 11.30 horas, Track 4: Más allá de la batalla por el Talento: fidelizando a los mejores. Lo ha presentado y moderado un servidor. Durante la primera media hora, he hablado de lo que, en mi modesta opinión, está pasando respecto al Talento. Primero, he felicitado a los organizadores por elegir un sitio como Port Aventura. Porque es un parque de atracciones (la mejor metáfora de la crisis actual), porque estamos en tiempo de Halloween (“Conecta con el miedo”), por “la que está cayendo” (ayer llovía aquí a mares) y porque en estos tiempos, para ser DRH, hay que ser “un pájaro loco”. He comentado que, como dijo en su día Leonardo da Vinci, “no estamos ante una época de cambios, sino ante un cambio de época”, que se define por la “Era conceptual” (buena prueba de ellos han sido varias presentaciones en el Congreso, comenzando por la de Ricardo Alfaro ayer) y por la “Economía conductual” (me he referido a Animal Spirits, de los profesores George Akerloff y Robert Schiller, a El Impulso irracional, de Ori y Rom Brafman, y a Exotic preferences, de George F. Loewenstein): las emociones dominan el mundo. Y he recordado, siguiendo a los autores de Animal Spirits, que los cinco factores que afectan a las decisiones económicas son la confianza, la equidad, los comportamientos corruptos y antisociales, la ilusión monetaria y el “story-telling” (las historias). He tratado de distinguir entre el miedo (una emoción necesaria para la supervivencia, pero que ahora es en exceso frecuente), la ansiedad (que es un estado de ánimo) y el terror. Esta mañana he contactado vía Skype con mi amigo William Rodríguez, el último superviviente del 11-S, que salvó la vida de centenares de personas en aquel acto terrorista, y le he preguntado por la diferencia. William sintió miedo por la falta de información, horror por los cadáveres que vio, pero el terror es diferente. En sus palabras, “la búsqueda de la noticia opacó la realidad y creó el terror”. La competencia salvaje hizo que algunos medios de comunicación dieran la sensación de que todo el mundo era un posible terrorista (incluso él, un auténtico héroe). El diccionario define “terror” como “medio expeditivo de justicia revolucionaria” y corresponde a un momento histórico en Francia (junio 1793 –julio 1794) en el que Robespierre guillotinó a miles de ciudadanos y justificó la llegada de Napoleón. Los ideales de la Revolución francesa (liberté, egalité, fraternité) transformados en el imperio napoleónico. El “nombre del juego” (the name of the game) es la productividad, y he recordado a la audiencia que en productividad/competitividad somos el país 33º (cayendo 4 puestos en un año) y en calidad directiva, que explica hasta el 60% de la productividad, el 28º (dos puestos menos que en 2008). Citando a la periodista Clara Ruiz de Gauna en Expansión, “Puede que antes no fuéramos tan listos, pero seguro que ahora no somos tan tontos. El cuento será posible si nos apoyamos en las construcciones firmes y si, en lugar de promover demoliciones masivas, reforzamos con cemento las casas de madera y paja. Porque, si nosotros mismos no creemos en nuestra capacidad de trabajo, ni la empresa más sólida resistirá el soplido del lobo”.

El segundo bloque lo ha dedicado al Talentismo, la era que comenzó precisamente el 11-S en la que el Talento es más escaso que el Capital. Si esto es así, por qué nos comportamos haciendo lo opuesto: porque confundimos Capital con Liquidez, por la ley de Gresham (el talento es una moneda, y la mala desplaza a la buena), por las tentaciones tayloristas y porque la contabilidad tradicional es muy completa y si sólo la seguimos, nos lleva a la anorexia corporativa. Debemos utilizar la formación (condición necesaria) y completarla con el desarrollo (condición suficiente).

En el tercer bloque, he tratado de introducir soluciones. He presentado nuestro modelo de “diamante protegido” (los cuatro ejes de Valores, Empleabilidad, Liderazgo y Clima, “potegidos” por la Estrategia, la Estructura y los Sistemas de Comunicación y Reputación) y he insistido en que las organizaciones han de ser meritocracias, y por tanto contar con Estrategia y Dirección por Objetivos, Perfiles de competencias, Gestión del Desempeño, Promoción coherente y transparente, Retribución variable y compensación integral, Liderazgo versátil para un Clima de satisfacción, rendimiento y desarrollo y Coaching Estratégico.

Y finalmente he hablado del Coaching 3.0., que se centra no sólo en los objetivos del pupilo (medibles, alcanzables, retadores, temporales y específicos), sino en las metacompetencias de liderazgo (valentía, serenidad, optimismo, comunicación e influencia) y en los activos intangibles que nos permiten salir adelante en estos momentos (confianza, excelencia, detección y fidelización del talento e innovación). Y he intercalado un par de vídeos de 2 minutos, que en su momento me enseñaron mis admirados amigos Jordi Martí (Amgen) y Fernando Riaño (Barclays).

Posteriormente he tenido el privilegio de presentar a la profesora Silvia Damiano, DG del Blip Group, Directora de Programas del Mount Eliza, Melbourne Business School (la Escuela de Negocios nº 1 de Asia Pacífico), profesora del MPA del CEU y la mayor experta del mundo hispano (aunque vive en Sydney, es de origen argentino) en NeuroLiderazgo, la explicación y aplicación científica de la neurociencia al desarrollo del liderazgo. Es un concepto acuñado en 2006 por David Rock (autor de libros como Your brain at work o Quiet leadership) y que ha tenido congresos internacionales en 2007 (en la Toscana, Italia), 2008 (Sydney y Nueva York) y 2009 (la próxima semana, en Los Ángeles, en el que participará Silvia). La profesora Damiano, experta en diseño e implantación de estrategias de aprendizaje organizativo, ha recibido el premio de la Australian Training & Development Association al mejor proyecto del año. Ha sido fascinante cómo nos ha explicado las últimas investigaciones sobre el cerebro respecto a cómo decidimos, por qué somos creativos o no, cómo nos relacionamos. Su artículo La biología del compromiso está en el último número de la revista Dirigir Personas de AEDIPE. Gracias, Silvia, por venir desde Australia para presentarnos el NeuroLiderazgo de una forma tan amena.


Y mesa de debate con tres ejecutivos de lujo: Félix del Barrio, VP para el Negocio de Tecnología en Ibérica y DG de Oracle; Esteban Farrero, Senior VP de Bakery Internacional de Sara Lee y DG de Bimbo; Manu Claessens, Presidente de Kinepolis y miembro del Comité de Dirección Internacional. Tres primeros espadas muy diferentes (un madrileño, un lleidatá del Pirineo, un belga) en compañías líderes en distintos sectores (alta tecnología, gran consumo, entretenimiento), que comparten su apuesta decidida por el talento. Les he preguntado que es para ellos el talento en la práctica, cómo fidelizan a los mejores, si cuentan con una auténtica meritocracia (les he pedido que puntuaran a sus organizaciones), cuál es la relación con sus DRH y cómo ilusionan y comprometen a su gente “con la que está cayendo”. Ha sido una maravilla escuchar sus reflexiones.

Por la tarde, el Track 5: Finanzas, Ética y Dirección de personas, con el profesor Antonio Argandoña (IESE) y Pilar Gómez Acebo (VP del Club de Consejeros). Las conclusiones de quienes formábamos el “Comité Científico” ha sido lanzar una serie de preguntas y que unas 15 personas del público compartieran con todos sus reflexiones. Posteriormente, Antonio Domingo (Presidente de AEDIPE Galicia) ha presentado el 45º Congreso (A Coruña, 10-12 de junio de 2010), que versará sobre La Felicidad. Y el acto de clausura, a cargo de Susana Gutiérrez (Presidenta de AEDIPE) y Ricardo Alfaro (Presidente del Congreso), que ha agradecido a todos, especialmente a Sebastiá Castells y su equipo, la realización del mismo.

Muchos coinciden en que ha sido el mejor Congreso de AEDIPE de la historia. Ese era el propósito, y modestamente creo que se ha logrado.

3 comentarios:

Rústico dijo...

Hola Juan Carlos, no es amor de "seguidor", pero con diferencia tu parte ha sido la mejor de los dos días. Has estado serio en el tratamiento, conceptual y práctico en el planteamiento y claro y directo en el argumento. Sobre tus tres invitados, las palabras de Esteban Farrero sobre la "reconversión" de su departamento de RH han sido claves de futuro.
No quiero decir que lo demás no me haya gustado, pero he visto duplicidades en los temas, falta de objetivos, de experiencias, de herramientas y de conclusiones y sobre todo, conferencias metidas con calzador que no pintaban nada. Por ejemplo, la de Juan Verde, siendo muy buena, era puro marketing y la de Abadía, divertidamente lamentable.
Lo de la felicidad para el año que viene me suena a contestación de concursante de GH: "yo sólo quiero ser feliz..." No sé yo si Farrero apoyaría ese tema como eje de un congreso.
Un saludo y hasta la próxima.

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Gracias por tus palabras. Siempre son bienvenidas y animan a mejorar.

Un fuerte abrazo,

Pablo Riera dijo...

Hola Juan Carlos, solo quería agradecerte personalmente tus palabras y tus referencias a mi participación y la de mi socio y amigo Jack en tu Blog. Es todo un honor y espero poder corresponderte pronto en el mío. Creo sinceramente que tu si que eres un contribuidor extraordinario al desarrollo del liderazgo y los recursos humanos en España. Un fuerte abrazo