Páginas vistas en total

lunes, 5 de octubre de 2009

Como pez en el agua

Coaching estratégico en Sevilla. He tomado el AVE de las 7.30 de la mañana. Me ha acompañado en el camino el último CD de Barbra Streisand, Love is the answer. En esta ocasión, Barbra interpreta temas de jazz inolvidables, con arreglos orquestales (en el primer CD) y de cuarteto (en el segundo), producida por Diana Krall. Un disco precioso de una de mis voces favoritas.

Además de los correos que tenía que enviar, me he llevado dos libros. El primero, Emprendedores, de mi admirado Pedro Meyer, uno de los mejores periodistas de nuestro país y uno de los mayores especialistas en emprendizaje. Durante ocho años dirigió y presentó Emprendedores en Radio Cinco. Fruto de esa labor son las entrevistas con muchos grandes empresari@s, como María Rodríguez (Transportes María), Enrique Ageno (Manzanitas), Begoña Zunzunegui (Becara), Carlos Barrabés, Paloma Frial, Carlota Mateos (Rusticae), Antonio Catalán (AC), Juan Jesús Alegría (Alegría Activity), Roberto Alcalde (Coronel Tapioca), Mikel Urizarbarrena (Panda), Federico Aparici (Naranjas Lola), Tatiana Hervás y Raquel Rodríguez (Aceites SaborSur), Mikel Urmeneta (Kukuxumusu), Alfonso Jiménez de Toledo (Cascajares) o Manel Adell (Desigual), además de expertos como Pericles (Valnalón), Anna Mercader, Pilar Jericó, Isidro de Pablo, Gustavo Marcos, Francisco Pizarro, José Mª Rey, Julio Laespada o Francesc Graell. Y además ha tenido la amabilidad de incluir algunas ideas de un servidor. Emprendedores es un libro dirigido a quienes no se rinden, a quienes creen en sí mism@s, a quienes muestran su pasión creando riqueza a través de su empresa. Un libro magnífico escrito por un gran periodista, un enamorado del emprendizaje.

El libro que he leído en el tren de vuelta es El elemento, de Ken Robinson. Me lo recomendaron en su día Ana Mª Llopis y Miguel Ángel Pesquera, dos grandes intelectuales, dos grandes amigos. Robinson tiene comprobado que todos nacemos con extraordinarias capacidades, grandes talentos naturales, que hemos de descubrir. Es nuestro Elemento: allí donde confluyen las cosas que nos encanta hacer y que se nos dan bien. Donde estamos “como pez en el agua”. Desgraciadamente, la educación convencional es jerarquizada, lineal y con criterios de evaluación rígidos.
Para Ken Robinson, el Elemento cuenta con dos características (capacidad y vocación) y dos condiciones (actitud y oportunidad). “Lo entiendo, lo quiero, me encanta, ¿dónde está?”
Las aportaciones de Robinson están en el “flow” de Csikzentmihalyi, en “la zona”, en las inteligencias múltiples de Howard Gardner. El autor ilustra esas ideas con numerosos ejemplos, desde Paul McCartney a Paulo Coelho, desde Eric Clapton a Meg Ryan. Sir Ken nos recomienda encontrar nuestra tribu (“la alquimia de la sinergia”), salvar los obstáculos (personales, sociales, culturales), mantener una cierta actitud (la que comparten quienes se sienten afortunadas), contar con un mentor (que aportan reconocimiento, estímulo, facilitación, exigencia) y pensar que nunca es tarde.

No por casualidad, el destino los ha unido (al menos en mi jornada de hoy y en los aprendizajes de un servidor). Emprendedores, de Pedro Meyer, es una crónica de decenas de emprendedores de carne y hueso que comparten sus vivencias. El Elemento, con sus casos y sus conceptos, una explicación de la pasión que necesitamos. De la práctica a la teoría.

Y en el día de hoy hemos de rendir tributo a la gran cantante hispanoamericana Mercedes Sosa, recientemente fallecida. Gracias a la vida, que me ha dado tanto…