Páginas vistas en total

miércoles, 16 de septiembre de 2009

¿Sobrados de Talento?

Un día extraordinario e intenso. Por la mañana, reunión en la Ciudad Financiera del Grupo Santander en Boadilla. A lo largo de estos 22 años en consultoría, he tenido el privilegio de trabajar con decenas de entidades financieras… pero me quedaba la guinda del pastel. El Santander, el banco con mayor número de oficinas en todo el mundo. Todo un honor trabajar con ellos a partir de este mes. Es una entidad hiper-profesional, dispuesta a seguir ganando el futuro.
Vuelo a las 13 horas a Pamplona, a participar en el Curso de Verano sobre Calidad Directiva en ESIC Navarra. Cuatro horas tratando el Talento y la Innovación para salir de la crisis. Entre 30 y 40 directivos con enorme atención y un alto grado de concentración. Se me ha pasado volando.
Y después, vuelo a las 9 (un vuelo de 30 minutos que, a las dos horas de retraso, se canceló sin más explicaciones) y en su lugar, coche hasta Navas del Marqués (Ávila), donde mañana (desde las 8) tenemos Coaching de Equipo con un Comité de Dirección. Seguro que va a ser apasionante.
Ricardo Gómez Díez, del equipo de Justo Villafañe (Reputación Corporativa) me envía un artículo de Jordi Goula (uno de los periodistas económicos que más aprecio), aparecido el pasado domingo en La Vanguardia, titulado ¿Tan sobrados vamos de talento? Se refiere al papelón que están haciendo la mayor parte de las compañías durante esta crisis. Según Jordi, en los momentos de bonanza se amplió el abismo entre el discurso y la acción (lo que los anglosajones llaman “el Knowing-Doing Gap”) y se ligó la retribución variable de los directivos a crecer. En un mercado laboral tan rígido como el nuestro, los despidos se hacen en función del coste laboral y no de la valía de la persona. El resultado: en la calle hay muchísimo talento en busca de acomodo. Jordi cita a Ramón Adell, Catedrático de la UB y Presidente de la Asociación Española de Directivos, a Juan Torras (Egon Zender) y a Óscar Perrau (EIM España). Magnífico artículo, que pone el dedo en la llaga.

¿Significa eso que hemos de pasar del talento? Creo, modestamente, que todo lo contrario. El talento sigue siendo más escaso que el capital, especialmente en estos momentos de incertidumbre. Que las herramientas contables sean incompletas, que abunden los financieros cortoplacistas, que se tomen decisiones inmediatas con efectos devastadores a medio plazo no significa que las cosas se hagan bien. La tasa de mortalidad de las compañías se está elevando, por un empeoramiento de la calidad directiva. Pero así es la vida. Como he repetido tantas veces, habrá ganadores y perdedores.

Pero ya se sabe que a un servidor le gusta hablar (y aprender) de los ganadores, sean grandes o pymes.

2 comentarios:

Maria dijo...

Estimado Juan Carlos,

estoy de acuerdo en que las empresas no deberían "pasar" del talento, pero en estos momentos de exceso de profesionales excelentes en paro, lo están haciendo, sin miramientos y sin pensar en el futuro.
Llevo unos cuantos meses en búsqueda de trabajo, y no seré yo quien me califique de talentosa, pero si soy una mujer muy trabajadora, disciplinada y con un afán enorme de superación y capacidad de esfuerzo. En estos meses, me he inscrito en muchísimos procesos de selección, de los que no he recibido ninguna respuesta, ni positiva ni negativa. Considero que como candidatos, nos merecemos una respuesta y una trato adecuado, ya que esta situación pasará y cuando vuelva el momento de bonanza, y de nuevo la escasez de talento, serán esas empresas que ahora "pasan" de nosotros, las que nos necesitarán y no nos encontrarán.
Por otro lado, me he encontrado algunas empresas, las menos, que cuidan enormemente a estos futuros y potenciales empleados. Son estas empresas las son y seguirán siendo atractivas.
Un saludo,
María

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Ciertamente, MAría.
El mercado cada vez es más dual. Unas cuantas "buenas" empresas y otras que le faltan al respeto a los candidatos, como hacen con sus profesionales y seguramente con sus clientes.

Te deseo que pronto encuentres un trabajo, y además acorde con tu valía, con tu capacidad, con tus ganas, con tu vocación...

Gracias y un saludo,

Juan Carlos