Páginas vistas en total

jueves, 17 de septiembre de 2009

Padrino de Promoción

Coaching de Equipo, desde las 8 de la mañana, en el Palacio-Castillo de Magalia en Las Navas del Marqués, provincia de Ávila. El castillo fue construido en la primera mitad del siglo XVI por D. Pedro Dávila y Zúñiga, señor de Las Navas y primer marqués, sobre un castillo anterior del XIII. Fue utilizado por los comuneros de Castilla, declarado monumento histórico-artístico en 1931 y actualmente pertenece al Ministerio de Cultura.

EL Castillo-Palacio, con un precioso patio renacentista y un maravilloso torreón, es un lugar especialmente grato para reflexionar, aprender y crecer como profesional y como persona. Evidentemente, en un día (ni en dos) no se convierte un comité de dirección en un equipo de alto rendimiento, pero sus integrantes pueden conocerse mejor, diagnosticar su situación como colectivo con herramientas fiables, establecer su propia misión, visión de futuro y valores compartidos, analizar su “momento de confianza” (depósitos y reintegros emocionales, según la metodología de Covey), su “mapa de diversidad” y generar un contrato interno, unas “reglas de compromiso”, además de un plan de acción para los próximos meses. La idea de que un equipo se improvisa, surge por generación espontánea, es tan falsa como peligrosa, porque introduce en las organizaciones sucedáneos que aportan muy poco y que logran anti-sinergias (mejor solo que mal acompañado).

Vuelo a Santander desde Barajas. Un pequeño retraso de algo más de media hora y a las 8 me ha recogido Jorge Gutiérrez, de CESINE. Los alumnos de la promoción del MBA y del GESCO (Marketing y Gestión Comercial) de esta Escuela de Negocios de la capital de Cantabria me han elegido como su Padrino de Promoción. Me llena de un orgullo especial este privilegio, dada mi relación familiar (por línea materna) con Cantabria y mi sintonía con esta tierra (nací un 3 de julio y 12 días después estaba en la playa de El Sardinero con mis padres, mis tíos y mis abuelos; he trabajado en verano del 81 al 87 en la UIMP y dirigido numerosos cursos en el Palacio de la Magdalena). Ha sido un acto muy emotivo, con un protocolo entrañable, presidido por Simón Reyes, DG de ESIC, Fermín Gutiérrez, DG de CESINE y en el que Laura, alumna de la promoción, ha hablado de honradez y de un nuevo liderazgo, de aprendizaje y de hacer equipo.

Por mi parte, les he dado a mis “ahijados” de promoción diez consejos para un cambio de época:
1. Que encuentren su verdadera vocación (el Talento como Disfrute): Las “salidas profesionales” son una falacia macroeconómica, como que España tardará en salir de la crisis (hay empresas ganadoras y perdedoras) o la mala calidad de la educación en nuestro país (hay instituciones educativas magníficas y otras pésimas).
2. Que se conviertan en una Marca (el Talento como Valor).
3. Que mantengan un Proyecto ilusionante (la Fluidez parte siempre de un Reto que provoca que se eleven las capacidades).
4. Que gestionen su Compromiso, como suma de las energías mental, emocional, física y espiritual (de valores).
5. Que se conozcan a sí mismos (el lema del Oráculo de Delfos): la Inteligencia Emocional es clave del éxito profesional y de la madurez personal.
6. Que aporten Valor en lo que hagan (que formen parte de la Clase Creativa: iniciativa, integridad, trabajo en equipo, serenidad, autoconfianza, orientación al cliente)
7. Que formen un tándem (es la unidad básica de Liderazgo).
8. Que desarrollen su Talento: los líderes no nacen ni se hacen; se forjan (al menos 10.000 horas de “práctica deliberada”).
9. Que no trabajen para un jefe tóxico (no está pagado con nada y afecta seriamente a la salud).
10. Que innoven continuamente, desde la in-quietud.
Estos “diez mandamientos” se resumen en uno: la ética, que es el modo más inteligente de vivir, el único realmente humano.

Los alumnos me han entregado una preciosa placa, que pondré en un sitio especial.

Después del cóctel, he podido pasear junto a la primera playa de El Sardinero y disfrutar, desde una cafetería de la Plaza de Italia, del gran triunfo de nuestra selección de baloncesto contra Francia (86-66). Maravilloso. Ojalá gane nuestro equipo el Campeonato de Europa. De momento, ya está en semifinales.