Páginas vistas en total

sábado, 15 de agosto de 2009

Frente al espejo

Si bien el PIB de Alemania y Francia ha crecido el 0’3%, el de España en el segundo trimestre del año ha caído un 1%. La economía española había decrecido un 1’9% en el primer trimestre, y acumula una caída del 4’1%, la mayor desde que existen estadísticas, hace 40 años. En los países de la eurozona, el decrecimiento interanual ha sido del 4’6% (en la UE 27, es del -4’8%).

El comportamiento del PIB en el segundo trimestre de 2009 en España es el peor de los 16 países de la zona euro. “España comenzó la contracción económica más tarde, por lo que nuestro crecimiento se retrasará”, ha declarado la VP económica Elena Salgado. Por su parte, la portada de El País manifiesta que “El elevado paro frena el consumo y lastra la salida de la crisis”.

Para quienes pensamos que se trata, no tanto de un cambio de modelo productivo, sino de un “cambio de modelo directivo”, la explicación de estos datos tiene más que ver con un amplio nivel de desconfianza (que provoca que las personas con contrato fijo y en empresas estables –más de tres millones de funcionarios, unos cinco millones de profesionales en grandes empresas después de que éstas hayan prescindido del 10% de las plantillas- no consumen lo que deberían, y la mayor parte de las compañías –algunas, bastante saneadas a estas alturas- temen invertir).

Hay un dato que puede resultar más terrible que el endeudamiento de las familias (900.000 M de euros cuando nuestro PIB, que es de alrededor de un billón) o que la tasa de desempleo (más del 17%, en un país con un 30% de contratos temporales), que es el que nos presenta Alfonso Jiménez en el libro Employer Branding, escrito con Miriam Aguado: “Mientras que en EEUU la inversión total en consultoría para empresas supone un 1% del PIB y en Europa el 0’6%, en España estamos actualmente estaríamos aproximadamente en el 0’3% del PIB. Sin embargo, es más llamativo que mientras que en EEUU más del 20% de dichas inversiones se hacen en consultoría relacionada con aspectos humanos de la organización, en Europa ese porcentaje baja a la mitad y en España no alcanza el 5% del total de inversión en consultoría”: Lamentable. Por ello, en calidad directiva, que explica un 60% de la productividad, España ocupa el 26º lugar de la OCDE.

Por cierto, el libro de Alfonso y Miriam, de Peoplematters, es muy interesante. Alfonso Jiménez nos recuerda que durante décadas nacían en España unos 3 hijos por mujer, con una edad media de maternidad de 28 años (650.000-700.000 nacimientos al año). Desde 1978, la demografía se redujo hasta unos 360.000 nacimientos en 1998. Y seguimos en una tasa de 1’4 hijos por mujer, lejos del 2’1 que se requiere para mantener la población. En los años de bonanza, fue la inmigración quien compensó este descenso. Durante esta crisis, contamos con un tercio del desempleo de toda la UE. Alfonso escribe que “la estructura gerencial, la calidad directiva de esta estructura, es la única arma significativa con que cuenta un proyecto empresarial”. La obra (de Almuzara, la editorial de Manuel Pimentel) incluye los casos de Idealista.com, Avon, Banesto, Janssen-Cilag (Johnson & Johnson), Kellog’s, Leroy Merlin, Marco Aldany, NH Hoteles y Steelcase, que han apostado por ser una marca de referencia para su talento (hemos tenido el privilegio de trabajar con seis de estas nueve compañías).

Además de este libro español de management (una prueba más de la “edad de oro del management español”), estos días he estado leyendo una obrita (84 páginas) de Robert Ambers, Las 10 reglas de oro para vencer la crisis. Éstas son:
1. Para decidir el camino, hay que saber cuál es la meta.
2. El riesgo es inevitable; la audacia, fundamental.
3. No hay viento favorable para el que no sabe dónde va
4. Dominar las circunstancias, no someterse a ellas.
5. Quien no ha afrontado la adversidad no conoce su fuerza.
6. Los débiles esperan la ocasión, los fuertes la aprovechan.
7. La crítica es el impuesto que se paga por el éxito.
8. El éxito requiere habilidad, oportunidad y valentía.
9. La fuerza motriz más poderosa es la voluntad.
10.Ser independiente siempre, aislado nunca.

El autor nos regala en la portada cuatro frases que invitan a la reflexión: “El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta” (Charles Dickens), “En la vida hay algo peor que el fracaso: no haber intentado nada” (Franklin Delano Roosevelt), “”El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer” (Jorge Luis Borges) y “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”.

También he estado leyendo El pequeño libro de los espejos, del escritor uruguayo Manuel Arduino (1955). Contiene 90 pequeñas historias (del 45 al 1, del 1 al 45) . Me quedo con una frase que, en El Reino (23), hace decir a Merlín, respondiendo a la pregunta del rey Arturo: “¿qué es un espejo?”. “Tu caballero debe emprender la lid más terrible: debe vencer o morir. Se enfrentará a su propia imagen.” y, al otro lado, la 17: “Cuando Shakespeare se miró al espejo, comprendió que la vida era la tragedia y se puso a reírse de ella”, la 27: “Por cada espejo que se fabrica, hay dos hombres que se reconcilian. Por cada espejo que se desintegra, multitud de hombres van a la guerra” y la 43:
“Un espejo es un eco de cristal.
Un reflejo es un eco de color.
Un parpadeo es un eclipse.
Una noche, eclipse total de sol.
Un espejo de la sombra, de aquel claustro del inframundo en que está presa el alma.
Un espejo del monstruo interior que esconde las llaves de la liberación.”

Todas estas lecturas, con la música de la Orquesta Mondragón de fondo: ¡Viva Mondragón! El CD y DVD del 25 aniversario con Corazón de neón, el Blues de Don Quijote, Olvídate de mí, Stand by me, Caperucita feroz, una preciosa versión del Blowin’ in the wind, Just a gigoló, Viaje con nosotros, Ponte la peluca, Tic Tac, Lola Lola, etc. 18 + 1 canciones maravillosas, marchosas y emotivas.