Páginas vistas en total

jueves, 13 de agosto de 2009

Agentes de cambio, medallas de la libertad

Se atisban signos de recuperación, ahora sí. Tanto Alemania como Francia, los dos países más poderosos económicamente de la Unión Europea, han crecido en el último trimestre un 0’3% del PIB, después de más de un año de decrecimeinto, con lo que parece que la crisis está acabando al menos en estos gigantes de Europa. Tanto Ben Bernake (Presidente del FED, Reserva Federal de EEUU) como Jean-Claude Trichet (responsable del Banco Central Europeo) consideran que la actividad económica se está estabilizando. Hay señales de optimismo en el mercado, como la subida del índice de Dow Jones un 43% desde los mínimos en marzo de este año, la entrada de dinero en los fondos de renta variable (en Europa, 34.000 M € entre abril y junio), la reducción del índice de volatilidad VIX desde los 56 puntos en marzo hasta los 25’47 de ayer, o la caída del índice TED Spread (diferencial entre las letras a tres meses y el Libor) desde 112’92 a 27’42 en un año). Buenas perspectivas. Aquí, en el Gran Meliá Salinas, la ocupación de esta semana es 10 puntos superior a las mismas fechas del año pasado.

Sin embargo, la crisis (y su salida, me temo) va por barrios. El PIB británico caerá en 2009 un 5’5%, según el Banco Central de Inglaterra, el peor dato de la serie histórica de Bloomberg, que se inicia en 1955. La tasa de desempleo ha llegado al 7’8%, la más alta desde 1995. En nuestro país, el déficit público alcanzará según algunos expertos (FUNCAS, BBVA, Santander, AFI) el 10%, superior al 8’4% del PIB que estima el ministerio de Economía. Son entre 16.000 y 31.000 M € extra. Un déficit tan abultado es una mala cosa.

Entre tanta noticia intrascendente (culebrones de verano, sucesos luctuosos lamentables pero que nada aportan, jugadores fichables, amistosos de pretemporada…), ha pasado absolutamente desapercibida la entrega ayer por el Presidente Barack Obama de 16 Medallas de la Libertad, la más alta distinción civil de EEUU. Entre los “agentes del cambio”, el Premio Nóbel Stephen Hawking, la Nóbel de la Paz Mary Robinson, el actor Sidney Poitier, el padre de los microcréditos Muhamad Yunus, el arzobispo Desmond Tute o (a título póstumo) el activista homosexual Harvey Milk. Como mucho, hemos visto la foto de Barack Obama imponiendo (con muchas dificultad) la medalla de la libertad al jefe tribal indio Medicine Crow.

En las páginas web de USA Today y de CBS, podemos leer que los 16 galardonados son:
- Sidney Poitier, el primer actor afroamericano en ganar un Óscar.
- Billie Jean Moffit King, campeona de tenis y defensora de los derechos de gays y lesbianas
- Ted Kennedy, el veterano senador cuya lucha contra el cáncer le impidió asistir a la ceremonia en el lado este de la Casa Blanca
- Joseph Lowery, uno de los mayores colaboradores de Martin Luther King
- El arzobispo Desmond Tutu, luchador contra el apartheid en Sudáfrica
- Nancy Goodman Brinker, empresaria de Texas cuya ONG en honor de su hermana está comprometida con la lucha del cáncer de mama
- Sandra Day O’ Connor, primera juez en el Tribunal Supremo
- Mary Robinson, primera mujer presidenta de Irlanda
- La bailarina hispana Chita Rivera, protagonista de West Side Story
- La Dra. Janet Davison Rowley, investigadora de la leucemia
- El profesor Muhammad Yunus, creador de los microcréditos en Bangla Desh
- El Dr. Joseph Medicine Crow, High Bird, un héroe de Guerra
- El científico Stephen Hawking
- Pedro José “Joe” Greer Jr., cuyo centro médico en Miami trata a miles de “sin techo” al año
- Y a título póstumo, Harvey Milk (el supervisor municipal de San Francisco) y Jack Kemp (el jugador de fútbol americano y congresista que fue candidato a la VP en 1996).

El Presidente Obama destacó que “lo que les une es una creencia… la de que nuestras vidas son lo que hacemos de ellas, sin barreras de raza, género o capacidades físicas que puedan mermar el espíritu humano, y que la prueba más importante de una persona en la vida es lo que puede hacer por los demás” y que los premiados (afroamericanos, hispanos, indios americanos, musulmanes, gays y lesbianas, mujeres pioneras) son auténticos “agentes del cambio”.

16 seres excepcionales: reconozco mi admiración por Mary Robinson (que está ligada a nuestro país y ha visitado varias veces la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander), por Desmond Tutu, por Muhammad Yunus (con quien Santiago Álvarez de Mon ha dialogado en distintas ocasiones), por el actor Sidney Poitier, por la tenista Billie Jean King, por la capacidad intelectual de Stephen Hawking (aunque creo que es terrible en términos de inteligencia emocional). No he visto Mi nombre es Harvey Milk (lo haré al volver a Madrid) y desconocía la extraordinaria labor de los otro nueve “agentes del cambio” galardonados.

“Estos hombres y mujeres extraordinarios, estos agentes del cambio, nos recuerdan que la excelencia no está más allá de nuestras capacidades, que la esperanza está a la vuelta de la esquina y que la justicia puede alcanzarse en las esquinas olvidadas de este mundo. Ellos nos recuerdan que cada uno de nosotros tiene en nuestro interior para lograr sus sueños, para avanzar en los sueños de los demás y de reinventar el mundo para nuestros hijos”, señaló Barack Obama.

El Presidente Truman creó la Medalla de la Libertad en 1945 para honrar a los civiles que destacaron en la II Guerra Mundial y el Presidente Kennedy la reestableció en 1963 para galardonar a quienes mayores servicios habían prestado a la comunidad. En el pasado, han recibido esta condecoración personalidades como la Madre Teresa de Calcuta, el Papa Juan Pablo II o Rosa Parks. Bill Clinton entregó 88 medallas de la libertad y George W. Bush concedió 81 medallas, entre ellas a Tony Blair, y en 2004 a Tommy Franks (general que dirigió las operaciones en Irak y Afganistán), George Tenet (ex director de la CIA) y Paul Bremen (gobernador de Irak): los tres hombres, blancos y ligados a “las armas de destrucción masiva”. Impresionante.
En total se han concedido 441 medallas: 27 a economistas y empresarios (Peter Drucker, Milton Friedman, Galbraith, Gary Becker, Sam Walton, Packard, Thomas Watson, Yunus), 3 a informáticos (Gordon Moore, John Von Neumann), 4 a educadores, 6 a educadores, 13 a médicos, 2 a filósofos, 16 a científicos (Cousteau, Margaret Mead, Hawking), 2 a sociólogos, 8 a astronautas, 3 a arquitectos, 4 a pintores, 4 a bailarines, 27 a actores y actrices (John Wayne, Audrey Hepburn, Lucille Ball, Doris Day, Marlene Dietrich, Walt Disney, John Ford, Charlton Heston, Bob Hope, Rita Moreno, Gregory Peck, James Stewart, Poitier), 17 literatos, 20 músicos (Pau Casals, Plácido Domingo), 3 fotógrafos, 11 periodistas, 2 de radio y 11 de televisión, 3 filántropos, 27 activistas (Lech Walesa, Martin Luther King, Jesse Jackson, Hellen Keller), 16 diplomáticos, 6 ambientalistas, 8 espías, 14 jefes de estado y de gobierno extranjeros (Vaclav Havel, Helmut Kohl, Nelson Mandela, Margaret Thatcher, Álvaro Uribe), 7 juristas, 8 miembros del tribunal supremo, 27 militares, 31 miembros del gobierno de EEUU, 4 primeras damas, 28 congresistas y senadores, 8 ex presidentes y ex VP, 28 figuras políticas, 15 religiosos, 17 deportistas y 11 figuras humanitarias.
Un país que muestra de quién sentirse orgulloso es un país que sabe a dónde va. Entretanto, Mingote dibuja hoy en su periódico al Presidente Zapatero y al líder de la oposición Rajoy esposados y malhumorados, y la siguiente frase: "Acusados de enzarzar a los españoles unos contra otros en lugar de aplicarse a la tarea de pacificar, administrar y gobernar España" (www.abc.es/humor/humor.asp). Aviso a navegantes.

2 comentarios:

Senior Manager dijo...

Gracias por enriquecer mis conocimientos, pues no sabía a fondo en lo que consistía las medallas de la libertad.

Y en relación a la coyuntura (que ya se aleja)... Me parece que se está alejando rápido, debido a la misma sensación que produce el hecho de que todos están comentando que se está alejando (¿se entendió?).

Al parecer el mero hecho de saber que las cosas mejoran, ya hace mejorar las cosas... es que somos así. Obama dice que la economía se recupera y sin comprobar nada, ya nos sentimos mejor.
SM

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Efectivamente, SM, la economía es una ciencia de expectativas, de confianza y desconfianza.

Un abrazo,

Juan Carlos