Páginas vistas en total

domingo, 12 de julio de 2009

Máster en cine... y en globalidad

Domingo de mediados de julio. Por la mañana,m he estado viendo Un novio para mi mujer, dirigida por Juan Taratuto con guión de Pablo Solarz. Está avalada como la comedia argentina de la temporada (la más vista, con 1’3 M de espectadores). Me encanta el cine argentino, porque sabe sacarle punta a la realidad con diálogos bien elaborados y magníficos actores. Nueve reinas, El hijo de la novia, Luna de avellaneda, Lugares comunes, Cama adentro, Iluminados por el fuego, Tiempo de valientes, ¿Quién dice que es fácil? o No sois vos, soy yo son algunos de los títulos más interesantes del nuevo cine argentino. La de hoy, Un novio para mi mujer, no me ha parecido divertida (no me reído en ningún momento) pero sí profunda. Bajo la trama de un chico que se quiere separar de su esposa, una quejica que no sale de casa, nos muestra una interesante reflexión sobre lo importante que es trabajar en algo que te gusta (más del 80% de quienes están empleados no disfrutan con su trabajo) y sentirse queridos. Genial el papel del “cuervo Flores” (Gabriel Goity), un cazador que conoce como nadie las artes de la seducción.

Me he “regalado”, con motivo del 45º aniversario, un Máster en Cine. En realidad, la posibilidad de ver lo mejor del cine español e hispanoamericano (siguiendo las pautas del libro Español de cine, de Antxon Salvador) y del cine europea (a través de las recomendaciones de Diego Moldes en su libro El cine europeo. Las grandes películas).

Español de cine. Lo que hay que ver, de Antxon Salvador, recopila las más de 250 películas imprescindibles de España e Hispanoamérica, desde el cine sonoro hasta hoy. En casi 300 páginas, recoge las cintas que hay que ver, desde La mujer del puerto (1933), Nobleza baturra (1935) y Vámonos con Pancho Villa (1935) hasta Volver, La soledad, Matar a todos, REC, XXY, El orfanato, Historias extraordinarias, Camino y La teta asustada. 41 películas argentinas, 3 bolivianas, 6 chilenas, 5 colombianas, 13 cubanas, 1 ecuatoriana, 127 españolas, 1 estadounidense, 44 mexicanas, 4 peruanas, 3 uruguayas y 7 venezolanas. 255 películas rodadas en castellano en los últimos 76 años.

El cine europeo. Las grandes películas es un compendio del mejor cine del continente (exceptuando el nacional) desde 1930 hasta nuestros días. Cintas de René Clair, Joseph von Sternberg, Fritz Lang, Dreyer, Jean Vigo, Hitchcock, Eisenstein, Bresson, David Lynch, Vittorio de Sica, Carol Reed, Rossellini, Jacques Tati, Visconti, Laurence Olivier, Kozintsev, Goddard, Fellini, Antonioni, Polanski, David Lean, Joseph Losey, Truffaut, Orson Welles, Bergman, Rohmer, Marco Bellochio, Kurosawa, Buñuel, Kubrick, Andrezj Wajda, Ettore Scola, Werner Herzog, Richard Attenborough, Claude Chabrol, John Boorman, Giuseppe Tornatore, Peter Greenaway, Patrice Leconte, Kenneth Branagh, Michael Radford, Roberto Benigni, Tavernier, Manoel de Oliveira, Paul Verhoeven, Cristian Mungiu… 307 grandes películas que uno no debería perderse en esta vida.

En total, más de 550 pelis de dos continentes que espero ver a una media de 10 al mes (en algo más de cinco años, una carrera como las de antes). Todo un Máster en cine.

Y por si esto fuera poco, otro “postgrado”, siguiendo las recomendaciones de la escritora de viajes Patricia Schultz en 1.000 sitios que ver antes de morir. Visitar los 1.000 sitios en los próximos 25 años, antes de que cumpla 70. Partiendo de cero. 23 países europeos (incluyendo los 19 días de España), 17 africanos, 7 de Oriente próximo, 20 asiáticos, 9 de Oceanía, 2 de Norteamérica, 16 de Latinoamérica y 27 del Caribe.

Empiezo el martes, con Sevilla, a la que Patricia Schultz dedica dos páginas.