Páginas vistas en total

miércoles, 29 de julio de 2009

El Rey León

Esta mañana he estado reunido con el presidente ejecutivo de una empresa que pertenece a un sector cuya demanda ha caído esta temporada en más del 50% (datos oficiales de su asociación empresarial). Su propia empresa ha vista reducida su facturación en más del 30% (en consecuencia, ha ganado cuota). Y sin embargo, ha hecho bien las cosas: en lugar de EREs indiscriminados, ha apostado por mantener el talento (por supuesto que ha tenido que prescindir de profesionales, pero uno a uno y en función de mérito), ha mantenido una perspectiva de carrera profesional, ha seguido innovando y transmitiendo confianza a sus clientes. “Esta crisis nos tiene que enseñar a vivir con sensación de crisis permanente”, me comentaba esta mañana. Como siempre ha sido una compañía austera, en los “años felices” no se habían desmadrado y ahora aguantan mejor. Este ejecutivo amigo sostiene la teoría del león (de la empresa líder en cada sector): “por mal que vayan las cosas en la jungla, el león siempre tiene qué comer. En unos casos serán gacelas y en otros conejillos, pero siempre podrá comer”. Un buen ejemplo de Liderazgo. Y como sé que le encanta navegar, recordaba mientras me hablaba de su filosofía de negocio aquella frase de William Shakespeare tan apropiada en estos momentos: “Los barcos están más seguros en el puerto, pero no fueron construidos para eso”. Bendita crisis, para saber aprovechar los vientos que no parecen favorables.

El número de Actualidad Económica de este verano, además de presentar un año más a los 100 españoles más influyentes (liderado por Emilio Botín), lleva a su portada Las empresas más deseadas. Marta G. Aller tiene la amabilidad de citarme en su artículo sobre el ranking de las mejores empresas para trabajar en varias ocasiones. 147 compañías han sido valientes y han mandado sus datos a la revista. “Se equivocan quienes este año escondan la cabeza bajo el ala. Hay departamentos de Recursos Humanos que se están dejando llevar por el miedo y temen que no se hable bien de ellos. Pero este año un ranking como éste es especialmente interesante porque muestra quién apuesta realmente por cuidar el talento”. Los 10 primeros de este ranking (que evalúa cinco variables: gestión del talento, retribución & compensación, ambiente laboral, responsabilidad social corporativa, formación e impresiones de los empleados) son Kimberly-Clark, Telefónica, Banesto, Santander, Roche, La Caixa, Cisco Systems, Accenture, General Electric y Nutreco.

Me interesa especialmente el listado de las diez mejores gestionando el Talento: Santander, Banesto, Henkel Ibérica, Thales, Kimberly Clark, Stricker Ibérica, Capgemini, Kraft Foods, Cisco Systems, Bank of America. Entre los 20 mejores, 4 bancos, 4 aseguradoras, 4 auditoras-consultoras, 2 Farma, 2 TIC.

“El talento no entiende de crisis. Es un continuo, que adquiere más valor en momentos como éste. (...) La única manera (de gestionar el talento) es involucrar en ello a los jefes. La mejor gestión de la plantilla depende de un buen equipo directivo. Sin un buen jefe, los planes de Recursos Humanos no sirven de nada. (…) La gente tiene memoria y si durante la crisis no los tratas bien cuando repunte el mercado los buenos no te siguen” (Miguel Sanz, DG de RRHH de Banesto).

Por cierto, en el ranking de los 100 españoles más influyentes hay 17 damas (eran 12 hace un par de años): la VP del Gobierno de España Mª Teresa Fernández de la Vega, la Presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, la VP Elena Salgado, la ministra de defensa Carme Chacón, las empresarias Esther y Alicia Koplowitz, la Presidenta de Banesto Ana Patricia Botín, la portavoz del PP Soraya Saénz de Santamaría, la actriz Penélope Cruz, la Presidenta de UPyD Rosa Díez, la ministra de igualdad Bibiana Aído, la cantante Alaska, la Secretaria general del PP Mª Dolores de Cospedal, la comunicadora Mª Teresa Campos y la alcaldesa de Valencia Rita Barberá. Casi un 50% de crecimiento del poder femenino en el ranking no está nada mal, aunque no sea suficiente.

2 comentarios:

Carlos Esteve Rozas dijo...

El prestigio de los políticos no se encuentra en la persona, sino en el cargo que ostentan....por eso es una pena que entre las mujeres más influyentes sean casi todas políticas.
Unas sí que valen, que nadie me malinterprete, pero otras forman parte de la cuota.
Con todo, las mujeres en unos años serán las que manden, porque saben mandar.
Saludos

Senior Manager dijo...

¿Qué puede hacer una empresa para retener y motivar el talento interno y al mismo tiempo atraer nuevo talento?
En primer lugar, es preciso identificar las razones “catalizadoras” que pueden motivar a que los mejores quieran trabajar en nuestra empresa; así que hay que descubrir qué se puede hacer en ese sentido. ¿Qué hace atractiva a la empresa? ¿En que se diferencia la empresa de las demás? ¿Cuál es el punto fuerte de la marca?
La atracción y retención del talento en las empresas, funciona de forma similar al de las órbitas interplanetarias… me explico: Las empresas deberían funcionar como el sol, atrayendo y manteniendo en su órbita al talento (en este caso los planetas) que giran a su alrededor, y atrapando al mismo tiempo a los talentos que se aproximan (podrían ser los cometas), a los que es preciso incluir o encuadrar en nuestra órbita, haciendo lo imposible para que no escapen de ella.
SM