Páginas vistas en total

martes, 26 de mayo de 2009

Lecciones de Brawn y del Real Madrid

Jornada de lo más variado: reuniones comerciales, proyectos y, junto a la directora de Eurotalent Sport Raquel Casero y a José Antonio Sáinz, visita al Bernabeu, a la jornada sobre deporte con la DG de la Fundación Real Madrid, el DG de Deportes del Ayuntamiento de Madrid, el DG de la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción), además de Jorge Valdano, como DG de la Escuela de Estudios de la Universidad Europea de Madrid y el Real Madrid. El Deporte como clave en la educación. Es magnífica la labor que realizan estas instituciones por la juventud.

Antoni Gutiérrez-Rubí, experto en comunicación pública y política, me ha mandado un amable correo en el que me envía un artículo suyo publicado en Cinco Días el pasado día 11 de este mes de mayo: Lecciones de Brawn GP:

“La F-1 inició la temporada 2009 en Melbourne con la sorpresa del doble triunfo de un equipo debutante, el Brawn GP (ex Honda). Sus victorias han sacudido los cimientos de la máxima categoría del automovilismo: un sobrio monoplaza blanco (casi sin patrocinio) ha superado a las orgullosas escuderías y al circo multicolor de los sponsors más exigentes.
La rapidez y la habilidad para aprovechar las oportunidades y adaptarse a las nuevas circunstancias, en este caso al nuevo reglamento de la F-1 en relación con los difusores, han sido una lección de humildad para las grandes marcas, demostrando que la inteligencia, la eficacia y el mérito no se compran siempre con dinero, ni se aseguran con el poder.
El mago Ross Brawn, uno de los artífices de los siete títulos mundiales logrados por Schumacher, ha alterado el orden establecido de la aristocracia de la F-1. Nuevas ideas y soluciones frente a viejos privilegios y jerarquías. Flavio Briatore, patrón de Renault, se ha preguntado en voz alta, sin rubor y quedando en evidencia de manera patética: "Ganará el título un piloto que estaba en el paro u otro que estaba a punto de jubilarse. ¿Y la credibilidad?". Pues sí, ganará el más rápido, o ¿no es eso una carrera? Estas son las 10 lecciones empresariales de Brawn GP:

1. La irrupción de lo imprevisto (una oportunidad en el reglamento de la F-1).
2. El triunfo de la creatividad y la simplicidad (el viejo-nuevo difusor).
3. La estrategia ganadora (las ideas frente a la fuerza).
4. La combinación de experiencia y juventud (la fórmula ganadora).
5. La ambición calculada (un coche sin patrocinadores: ya vendrán).
6. La rapidez como actitud colectiva (formaron un equipo en tres semanas).
7. El desafío de lo establecido (una nueva escudería en el imperio de los clásicos).
8. El caos es una oportunidad (los grandes se adaptan mal al desconcierto).
9. El tiempo de los audaces (la compra de Honda, volver a empezar).
10. El triunfo del trabajo bien hecho (equipos ágiles con hambre de gloria).

Como dijo nada menos que el tricampeón del mundo Niki Lauda: "Lo único cierto es que Brawn ha hecho el mejor trabajo". Y Pedro de la Rosa confirma: "El coche está muy bien diseñado, con soluciones muy radicales y diferentes". Ahí están las claves del mejor trabajo: diseño inteligente, radicalidad creativa y diferenciación en la ejecución.
Sólo los lúcidos y ágiles superarán el desconcierto. Las grandes corporaciones, en cambio, no pueden producir esta clase de conocimiento porque están basadas en patrones rígidos y lentos donde los cambios se producen después de largas maceraciones. La nueva realidad social, como por ejemplo en internet, se mueve a una velocidad que va a ser letal para los gigantes que no sepan adaptarse: "La competencia ya no será entre grandes y pequeños, sino entre rápidos y lentos" (Nikesh Arora, vicepresidente de Google). No hay tiempo que perder."
Así es. No hay tiempo que perder.

4 comentarios:

Noe dijo...

Gracias por tu blog Juan Carlos!

Se deduce del interesante texto que reproduces una de las claves del éxito: la adaptación.
Interesantísima la teoría de Pablo Herreros sobre la Ley de la Selección Natural aplicado a las organizaciones, la comento en mi blog:

http://elblogdelascompetencias.wordpress.com/2009/05/20/flexibilidad-clave-animal/

Un abrazo!



Un fuerte abrazo.
Te sigo siguiendo..

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Gracias, Noe.

Me apunto lo del blog de Pablo Herreros.


Un abrazo,

Gonzalito dijo...

Bravo!!! has dado en el clavo Juan Carlos.

Lo mejor de todo sería ir un poco más allá, dentro de esos patrones rígidos característicos de las escuderías "de siempre" no hay siquiera cabida a una rápida reacción innovadora. Se han conformado con adaptar el sistema difusor a sus monoplazas para no terminar la temporada avergonzados, pero en ningún momento han intentado reaccionar a tiempo con acciones novedosas sino que se han centrado en qué se va a poder hacer la temporada que viene... sigue quedando claro que ante este tipo de "compañíass" el que golpea primero, golpea dos veces.

Un abrazo desde Vigo.

Germán Gijón dijo...

Hola, Juan Carlos:
me gustaría incluir un elemento más de diferenciación: arriesgarse. Brawn no sabía si la FIA iba a permitir los difusores en los coches. No obstante, se arriesgó (en realidad sabía que si hacía "lo de siempre", nada tenía que hacer frente a los grandes -grandes en presupuesto-). No entiendo de ingeniería F1, pero es posible que los chasis de los coches Brawn hayan sido diseñados desde la concepción del difusor. Los difusores de los demás son así una especie de apaño, de "extras" a partir del Sí de la FIA, cuando en Brawn forman parte de un todo.
Hicieron lo que dijo Pep Guardiola: "El mayor riesgo es precisamente no arriesgar", o algo así. Y es que el conocimiento si cierto contenido de riesgo es menos conocimiento.
Saludos.