Páginas vistas en total

viernes, 15 de mayo de 2009

Ferrán Soriano y Gregorio Manzano

Esta mañana he participado en el evento A new experience every month organizado por APD Zona Mediterránea en el nuevo edificio de Gas Natural en Barcelona. El tema era la construcción de equipos ganadores, con Ferrán Soriano (que ha sido VP y DG del F. C. Barcelona, es actualmente Presidente de Spanair y autor del libro La pelota no entra por azar) y un servidor. Nos ha presentado Francesc Homs, Consejero de APD, que ha sido Conseller de Economía con el Honorable Jordi Pujol.

Tras las palabras del Sr. Homs, me he referido a cómo crear equipos ganadores (definir el talento, gestionar el compromiso, equilibrar el talento en términos de clase creativa, enfocarlo en una estrategia, generar sinergias, desarrollar el liderazgo, mantener la serenidad y el optimismo) utilizando el ejemplo de La Roja, la mejor selección del mundo según el ranking FIFA.

Posteriormente, Ferrán Soriano ha compartido sus reflexiones sobre el mundo del management a través del ejemplo del fútbol. Nos ha mostrado dos vídeos: el de la final de la Champions del año pasado (John Terry, capitán del Chelsea, el único del equipo que procede de las categorías inferiores, el único que “de verdad es del Chelsea”, que falla el último penalti de la tanda) y el de la semifinal de este año (el gol de Andrés Iniesta en el tiempo de descuento). Los jugadores de primera división están en una banda salarial anual de entre un millón y diez millones de euros, jóvenes de 20 años cuyo talento es especialmente difícil de gestionar.

Antes de empezar, según Ferrán hemos de preguntarnos en qué negocio estamos. Por ejemplo, el Barça y el Athletic de Bilbao, finalistas de la Copa del Rey, no están en el mismo negocio. El del Athletic es identitario, hasta el punto de que, hasta hace poco, su camiseta no era de Niké, Adidas, Puma, etc. El del F. C. Barcelona es más parecido al de un gran parque temático con impacto global. En La Liga hay clubs de 300 M € (el Madrid, el Barça), de 30 M (el Athletic) y algunos en la zona media (el Atlético de Madrid, el Valencia), de unos 100 M €. El Valencia, en los 90 ganaba títulos y estaba saneado. Ahora arrastra una deuda de unos 450 M €.

Ferrán Soriano ha expuesto su “fórmula del éxito”: Compromiso por equilibrio elevado al talento. Para él, el compromiso es la voluntad de ganar. Es intrínseco. El equilibrio es porque, aunque los jugadores en su mayoría están desconectados del dinero, sufren el efecto de la comparación. “Si no podéis explicar por qué un jugador gana más que otro, tenemos un serio problema”. Para Soriano, en 2007 y 2008 el Barça no ganó nada porque no había suficiente compromiso. Equilibrio: todo el mundo sabe lo que tiene que hacer y lo acepta. Desequilibrio funcional lleva al desequilibrio emocional.

En los equipos debe haber al menos un Visionario, un Dr. No (prudente, metódico) y “una espalda” (un ejecutor, un “doer”). Por ejemplo, un Messi, un Puyol y (en la final de la Copa) un Touré. Nos ha mostrado una matriz (que está en su libro) en función de más o menos talento y más menos compromiso, para liderar. Y ahora, que “ha pasado de la pelota a los aviones”, recomienda cambiar todo lo que haya que cambiar el primer año. “Si no, no lo cambiaremos nunca”.

Ha sido sumamente interesante. Posteriormente, ha habido un montón de preguntas (la última, que he tenido la suerte de formulársela yo, es que pueden hacer los equipos de primera división con una deuda conjunta de 3.500 M €; ha respondido que el fútbol genera tanto impacto que las administraciones lo apoyarán pase lo que pase. Ha puesto el ejemplo de cuando bajaron a segunda por impago el Sevilla y el Celta y volvieron a subir, y que el Real Madrid tiene, después de haber recibido 480 M € de la Ciudad Deportiva, una deuda de unos 500 M €, y aún así Florentino Pérez prometió ayer inversiones espectaculares). Un exitazo de convocatoria: a lo largo de dos horas, hemos aprendido un montón.

El director de comunicación de Gas Natural nos ha mostrado a un pequeño grupo el edificio, que es una maravilla.

Otro exitazo de APD, que apuesta por innovadoras fórmulas de relación y formación.

Siguiendo con el deporte rey, Gregorio Manzano, uno de los mejores entrenadores del fútbol nacional, ha escrito en su blog (www.elmallorca.com) a propósito de la jornada de liga (en la que el Barça puede proclamarse campeón) la entrada La teoría del autobús:
“Escribo este blog pocas horas después de haber celebrado con toda la plantilla y cuerpo técnico con una bonita y gran traca de fuegos artificiales la 12 + 1 temporada consecutiva en Primera División. Ha sido un año difícil, muy difícil y sólo los profesionales sabemos que nuestra obligación era aislarnos de todos los problemas externos y centrarnos en nuestro trabajo. Si al finalizar la primera vuelta se hubieran hecho encuestas, todos hubiéramos firmado llegar con opciones reales de salvación en el último partido en casa frente al Villareal. Afortunadamente no ha sido así. A falta de cinco jornadas, el equipo conseguía su objetivo con solvencia y autoridad, ganando el pulso al resto de equipos que mantenían con nosotros ese combate por no caer en la lona de la Segunda División. Por este motivo, la traca de esta permanencia debe servir de alegría colectiva para todos los que aman el fútbol, para todos los que sienten al Mallorca, para todos los que viven del Mallorca, para todos los que se alegran de las victorias del Mallorca y también para los que sufren en las derrotas; en definitiva, para todos los que en estos 12+1 años han visto sus colores entre los grandes.
El próximo domingo todos ellos podrán ver en nuestro campo al futuro campeón del Liga, de Copa y de Champions, pero me gustaría que las gradas no estuvieran repletas de banderas blaugranas sino de banderas rojas y negras. Banderas del Mallorca en gran mayoría. Eso sería muestra de madurez futbolística en Primera División y de haber consolidado a la afición alrededor de un equipo que con uno de los presupuestos más bajos de Primera División sigue aportando historia año tras año.
He recibido un libro esta semana, La roja- El triunfo de un equipo, de mis amigos Juan Carlos Cubeiro y Leonor Gallardo, en el que hacen referencia al triunfo de la Selección en el Europeo y en él mencionan la “Teoría del Autobús” del gurú de la gestión empresarial Jim Collins. Coincido en su teoría, que viene a decir que en la confección de un equipo lo principal es tener a la mejor gente en el autobús y a los no buenos fuera de él, antes de que se sepa hacia dónde quieres conducirlo. Este aspecto ha sido una parte de nuestro éxito de esta temporada: haber sabido encontrar las personas adecuadas para que subieran al autobús. Sólo Aouate se subió en Enero; el resto han sido los mismos. Sin embargo el autobús no tomó el trayecto correcto en la primera vuelta y se necesitó buscar otra dirección para llegar al destino sin cambiar de conductor.
Mateu Alemany decidió subir a ese autobús al saber quiénes iban en él. A partir de aquí todos cambiamos la dirección y todos lo aceptamos como la mejor forma para llegar a su destino. La clave fue motivar y gestionar a los jugadores para que rindieran lo mejor que llevaban dentro.
Ahora que hemos conseguido un modelo de trabajo y de gestión empezamos con la búsqueda de quién se quiere hacer cargo de ese autobús y volvemos a encontrar problemas como casi siempre para que el trayecto de la Primera División el año próximo sea recto y sin grandes desvíos. ¿Será posible?, ¿o la realidad mallorquina es dejarlo todo para el último momento y no saber apreciar lo que cuesta tener un equipo en la élite? Una vez más recuerdo que un equipo en Primera División nadie te lo regala, se gana partido tras partido y temporada tras temporada. Saquemos nuestro orgullo y nuestros sentimientos de una vez por todas y sintamos al equipo como algo nuestro. Y para ello nada mejor que no perder el partido en las gradas el próximo domingo frente al F.C. Barcelona. “


Enhorabuena, Gregorio, por una magnífica temporada en el Mallorca. Un ejemplo de buen hacer en el mundo del fútbol, y de que La pelota no entra por azar.

1 comentario:

Rodrigo dijo...

Me parece muy atinado este blog para debatir la conformación de equipos de alto rendimiento. Aunque reflexionando, he pensado que no estoy de acuerdo con la teoría del bus, solo por el hecho de que no creo que sea muy humano extirpar a las personas que no sirven, ya que creo en la "superación del hombre".
En una organización, es responsabilidad del LIDER poder aprovechar a cada individuo con sus defectos y virtudes. Es mas difícil (que la opción del bus) pero es mas humano.
Saludos