Páginas vistas en total

miércoles, 29 de abril de 2009

Los 100 días de Obama

No recuerdo quién dijo que lo que antes se consideraba magia, después oasa a convertirse en sentido común. Pero así es. Hace unos meses parecía increíble que Barack Obama se convirtiera en el 44º Presidente de los Estados Unidos de América. Su victoria en las elecciones y su designación el 20 de enero de 2009 generaron entusiasmo en todo el mundo. Y ya lleva 100 días, que es el periodo que antes se consideraba “de tregua” para comprobar qué tal lo hace un líder (en el mundo de hoy, ya no hay treguas: desde el minuto uno, los adversarios atacan sin piedad).

Tras sus primeros 100 días, el Presidente Obama se encuentra en una aceptación popular de entre el 65% (Gallup). 68% (New York Times – CBS) al 73% (Pew Research Center). No alcanza el éxito de Kennedy (83%) o Johnson (79%), pero supera a Nixon (62%), Ford (48%), Carter (63%), Reagan (68%), Bush I (56%), Clinton (57%) o Bush II (57%).

En estos algo más de tres meses, Obama ha firmado la orden de cierre de Guantánamo en un año (22 de enero), ha impulsado las energías renovables (26 de enero), ha puesto límites al salario de los ejecutivos en compañías que se apunten al plan de rescate (4 de febrero), ha lanzado un estímulo económico de 615.000 M € (4 de febrero), ha presentado un presupuesto con reforma sanitaria, aumento fiscal y reducción del déficit (26 de febrero), ha propuesto la retirada escalonada de las tropas de Irak (27 de febrero), ha ofrecido diálogo a Irán (20 de marzo), ha presentado un nuevo plan de rescate de 738.000 M € (23 de marzo), ha participado en las cumbres del G-20, OTAN y UE (31-marzo al 4 de abril), ha levantado ciertas restricciones a Cuba (13 de abril) y ha participado en la Cumbre de las Américas (17-19 de abril). Ayer estuvo en la sede del FBI, recordando a sus profesionales que “es necesario seguir adaptando los métodos a las amenazas del siglo XXI” pero “respetando criterios más exigentes que los del enemigo”.

En definitiva, en estos 100 días Obama ha marcado un nuevo estilo en la política internacional (Europa, América, Oriente Medio, China), ha afrontado la crisis económica desde la inyección de dinero y la compra de activos tóxicos y ha puesto por delante la ética y los derechos humanos. En una labor extraordinariamente compleja, yo le daría un notable alto.

¿Sus fortalezas como líder? Las ideas claras, la decisión, la perseverancia, la serenidad, el coraje. Obama sigue dándonos evidencias para sentirnos orgullosos de quien rige los destinos de la primera potencia del planeta.

Y Michelle, la primera dama. Esta abogada y ex senadora por el estado de Illinois, que supera en tres puntos la aceptación popular de su marido, sabe estar en todos los escenarios. Igual con la Reina de Inglaterra, Carla Bruni que usando el rastrillo en el huerto orgánico de la Casa Blanca.Versatilidad y talento femenino. Michelle Obama ha declarado que la principal cualidad de su marido es la consistencia. Una característica esencial en tiempos tan faltos de confianza.

Por otro lado, ayer ESIC celebró en Madrid Hoy es Marketing, uno de los eventos empresariales más importantes del año. El título fue: “Liderando en la incertidumbre: innovación y marketing en estado puro”. El profesor Álex Rovira dijo que “por primera vez, el consumidor es el rey”. Estoy plenamente de acuerdo, aunque el 90% de las empresas estén practicando la anorexia corporativa en lugar del “Dios salve al rey”. “Estamos sufriendo una crisis de demanda y no podemos limitarnos a hacer más de lo de siempre”, comentó el presidente de AECOC Juan José Guibelalde. También estoy de acuerdo al 100%. Sin embargo, algo no se debe estar haciendo bien cuando el 54% de los lanzamientos de gran consumo no superan el año en el lineal. Javier Carballo, fundador de Micropolix, explicó que “si eres capaz de ofrecer una experiencia increíble con un precio apropiado, te aseguras la viabilidad comercial, y si estableces una relación emocional con el cliente, éste te será fiel. Además, esa relación abstracta es muy difícil de copiar”. Efectivamente, las relaciones (de confianza, de superación de las expectativas de los clientes, vínculos emocionales), que son intangibles, son las que marcan la diferencia. Innovar generando experiencias increíbles: ésa es la clave de bóveda del nuevo modelo de negocio. Y posicionarte en el mercado (marketing) como la organización que ofrece eso (a los clientes, a sus profesionales, a los accionistas, a la sociedad en su conjunto) por encima de las demás.

Del LEAN al LIM. El Llíder I+M (Innovación más Marketing) es el que saldrá triunfante de estos tiempos. Eso es liderar talento hoy en día.