Páginas vistas en total

domingo, 19 de abril de 2009

La sombra

Esta mañana he ido con mi amigo Miguel Ángel a ver La sombra del poder, de Kevin McDonald, con Russell Crowe, Ben Affleck, Helen Mirren, Rachel McAdams, Jeff Daniels y Robin Wright Penn. Sinopsis: “El británico Kevin MacDonald, director de "El Último Rey de Escocia" dirige este thriller político que cuenta con un reparto de lujo: Hellen Mirren, Jeff Daniels, Jason Bateman, Ben Affleck, quien abandona sus histrionismos para bordar su papel, y Russell Crowe, quien se pone en la piel del protagonista, papel que en un principio iba a interpretar Brad Pitt. La cinta cuenta la repentina muerte de la ayudante de un político y el asesinato de un camello, hechos aparentemente sin conexión alguna que serán investigados por el periodista Cal McCaffrey y la joven Della Smith, encargada del blog del periódico. El film es la adaptación a la gran pantalla de una miniserie creada para la NBC. McDonald aceptó el reto de reducir una historia de seis horas en 120 minutos y no le ha salido mal. Para ello ha contado con los guionistas Michael Carnahan ("Leones por Corderos"), Tony Giroy ("El Ultimátum de Bourne"), Peter Morgan ("The Queen") y Billy Ray ("El precio de la Verdad"), un equipo de lujo. Una película de intriga y un homenaje al periodismo escrito de calidad.” Nos ha gustado mucho. Francamente muy interesante esta reflexión sobre el poder (una empresa que desea privatizar la seguridad nacional por unos 40.000 M $, ¿nos suena?) y la verdad.

Es curioso que en la cartelera hay varias películas con el título de “la sombra”. Espías en la sombra (cinta francesa sobre las heroínas de la II Guerra Mundial) o la próxima The Internacional, subtitulada Dinero en la sombra. En esta situación, analizar la sombra puede ser analizar la realidad.

En la prensa de hoy, Borja Vilaseca entrevista al profesor Santiago Niño: “El capitalismo se ha convertido en un cadáver”. Nos advierte de que vamos a vivir el hundimiento de la economía entre 2010 y 2012 y que “ha llegado el momento de responsabilizarnos de nuestra propia vida”. En el mismo suplemento, un interesante extra sobre Andalucía y la innovación. Estoy plenamente de acuerdo con Joaquín Moya-Angeler, Presidente de la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), una fundación integrada por 132 firmas: “La innovación ay que desmitificarla”. Son más de 211 grupos de investigación los que participan en proyectos de I+D+i de la CTA, en 218 proyectos aprobados (200 M €). El extra destaca, entre otras, a Abengoa, que tiene la mayor planta fotovoltaica del mundo (800 hectáreas, 280 megawatios). Abengoa es una de las 2.000 empresas mayores del planeta y aspira a ser una de las grandes beneficiadas del programa del Presidente Obama por las energías renovables. En 2008 ganó 140’4 m €, un 16’6% más. Un grupo empresarial admirable, de lo mejorcito de nuestro país.

En la sección de Madrid de El Mundo, Ignacio Amestoy entrevista a José Ibarrola, que expone (Mirar alrededor) en la Casa de Vacas del Retiro. Su padre, Agustín, es el artista de las tres maderas. José también tiene en Oma (Urdaibai) su refugio: “El compromiso es una actitud ética individual que se puede compartir”.

En ABC, Manuel Mantero escribe en la tercera Demonios en España. Se refiere al Demonio de la Agresividad, el Demonio de la Corrupción y el Demonio de la Frivolidad (demonios que precisamente combate el protagonista de la mencionada película). “La cultura española, en general, es mediocre y no tiene más proyección que la instantánea. Hoy se ha perdido el sentido artístico de las llamadas artes, que cumplen sobre todo una función decorativa: música de fondo, arquitectura de fondo, incluso literatura de fondo para soportar con paciencia el viaje en el Metro. La pintura se ha convertido en dama de compañía de la cuenta corriente y de la burguesía más beocia. Esa penuria cultural supone un reflejo de la social, llena de intrascendencia. ¿Quién piensa en la muerte? Parece que el vivir para la muerte analizado por Heidegger se ha cambiado en vivir para el sexo. Se ridiculiza lo responsable, se propaga lo libertario y se ovaciona lo transgresor menos asumido.”

En el mismo diario, Manuel Martín Ferrand escribe: “QUIENES confunden la astucia con la inteligencia, cosa común por estos pagos, están predispuestos para la derrota. Es posible que en los oscuros territorios del delito sean necesarias mucha trastienda y dominio de la triquiñuela; pero, en lo que respecta a la vida pública, suelen dar mejores resultados la sinceridad, incluso descarada, y la expresión nítida, sin dobleces ni reservas. En el PP de Mariano Rajoy la gramática es parda y buena parte de sus notables prefieren la artimaña que la maña. Es una opción que no suele apuntar al éxito aunque, como asegura la crecientemente desacreditada sabiduría popular, cada cual es sabio en su casa.”

Y en las páginas de empresa, Laura de Cubas entrevista a Susana Gómez, directora de RRHH de Kellog’s: “El talento no sólo se busca, también se desarrolla.” Más de 10 nacionalidades y 47% de mujeres. En la compañía el Liderazgo se denomina KBLM y se asienta en seis acciones: crear dirección, promover el alineamiento, estimular e inspirar, alcanzar resultados trimestrales, invertir en personas y organizar para ganar. 32.000 profesionales, 400 de ellos en España. People, Passion, Pride.

También Laura de Cubas se hace eco de la literatura de gestión: De cuando la empresa se convirtió en un “best-seller”:
Se acerca el día del Libro. Una rosa y una novela... o un manual de gestión. Todo apunta a que Leopoldo Abadía, autor de 'La crisis ninja' (Planeta), competirá el próximo 23 de abril con autores de la talla de Pérez Reverte, Neville o Le Carré. ¿Sorprendente? ¿Revolucionario? No. Hace poco menos de una década las grandes librerías no sabían de catanas, pero sí de ratones, y veían cómo Stuart Johnson, con un formato similar, daba la vuelta al mundo buscando a aquel bendito roedor que se había comido su queso. Pero no todos los libros de empresa son iguales ni aptos para todos los públicos. Juan Carlos Cubeiro, socio director de Eurotalent, sitúa el inicio de la literatura de gestión con Peter Druker y señala a 'En busca de la excelencia' (Peters y Waterman, 1982) como su primer superventas. Habla de tres etapas que se dividen a partes iguales entre el mismo número de décadas y, sobre todo, de diversidad de estilos. Porque no es lo mismo manual que novela, ni novela que cuento: «Hay grandes diferencias de extensión, ideas... Relacionar unas obras con otras es como comparar a Cortázar o Cervantes con Samaniego o los hermanos Grimm». El director de Lid Editorial, Marcelino Elosúa, clasifica esta producción en relación a su profundidad, por un lado, y, a sus lectores, por otro. «Tenemos títulos de postgrado y grado, y para profesionales y de divulgación», dice. Estos dos últimos viven hoy su edad de oro porque «cada vez se reconoce más el papel de las empresas en la sociedad, y su gestión ya no es un arte que pasa de padres a hijos, sino una técnica que se puede aprender». De eso saben mucho las escuelas de negocios y ahora también sus profesores, reconvertidos en gurús de un competitivo universo literario para el que se han creado divisiones específicas dentro de las grandes editoriales -cuando no han aparecido nuevas ex profeso- y que cuida al detalle todo el proceso de edición. «A veces la idea surge del autor y otras, de un nutrido equipo editorial que busca al mejor especialista para elaborarlo. También llegan de editoras de fuera. Éstas avisan con antelación y nos dan dos opciones: buscar una fórmula similar para plantear la misma idea desde España o traducirla directamente», explica Elosúa.Más que suerte Este es el caso de 'Cimas y valles', la nueva piedra filosofal de Stuart Johnson y que desde hace un mes corona las mejores estanterías de librerías especializadas y aeropuertos. Sergio Bulat, editor de Empresa Activa, la responsable de este título en nuestro país, habla del ingente número de manuscritos que tiene que rechazar en su intento de emular las proezas de este y otros autores, más de casa, como Álex Rovira y Fernando Trias de Bes, quienes con 'La buena suerte' alcanzaron la friolera de tres millones de ejemplares vendidos. «La criba es muy alta. Muchos, cuando leen esta literatura creen que es muy fácil de escribir y no es así», explica. Pero ésa es la clave del éxito de la gestión -a veces también autoayuda- más divulgativa; la sencillez. «El objetivo es hacer que personas no relacionadas con un campo de conocimiento se acerquen a él sin dificultad -explica precisamente Trias de Bes, que compagina este género con trabajos mucho más técnicos como 'Márketing lateral', coescrito con Philip Kotler-. Es cuestión de hacer simple lo más complejo, lo que requiere mucho tiempo para reescribir, reformular...»E investigar. Juan Carlos Cubeiro, que además es autor de 'La sensación de fluidez' (Pearson Educación), primer libro de 'management' novelado y hoy en su octava edición, reconoce que, en su caso, maneja «una bibliografía cercana al centenar de títulos por obra» y que ha encontrado en el humanismo -de Leonardo da Vinci o Erasmo de Rotterdam, hilo conductor de sus novelas más aclamadas-, una de sus mejores fuentes de inspiración. Porque la empresa vive y bebe de la sociedad y ésta, junto con la historia y el arte, genera innumerables metáforas de las que se nutre esta literatura cuyo éxito siempre se basa 'en el boca oreja', como reconoce Fernando Trias de Bes. Pero hay que saber distinguir el grano de la paja y buscar una calidad, que no necesariamente influye en las ventas, y que, sin embargo, es de vital importancia para cualquier país. «Porque de la reflexión que generen estos textos en los directivos y ejecutivos dependerán muchas decisiones en las que estamos todos incluidos», concluye el director de Lid.”

Y, por supuesto, Rafa Nadal. El más grande. Hoy ha ganado en Montecarlo su primer “penta” (cinco campeonatos seguidos). Es un fenómeno de quien aprendemos constantemente.