Páginas vistas en total

jueves, 19 de marzo de 2009

Innovar: el Top 50

Día de Pepes y Papás. Mañana en casa, comida familiar y bastante descanso.

En El País, en la sección Vida & Artes, Alejandro Bolaños se refiere a la innovación como clave contra la crisis: “Y de ésta, ¿cómo se sale?” El artículo comienza con el siguiente párrafo: “La economía española se recupera. Laboratorios, subcontratas aeronáuticas, gigantes de la energía eólica y solar, pymes informáticas o multinacionales de comunicaciones impulsan la actividad y el empleo. ¿Hay alguna posibilidad de que España salga así de la peor crisis desde la Guerra Civil? El Gobierno ha retomado la vieja apuesta por la innovación para revolucionar el patrón de crecimiento. Pero las palabras van muy por delante de los hechos. El vacío que deja el pinchazo de la burbuja inmobiliaria es enorme y cualquier estrategia creíble para sustituir ladrillos por chips es de maduración lenta y alérgica a la improvisación”.

De los 11.000 millones de euros del fondo de inversión pública, 8.000 se destinan a obras menores en municipios, nos recuerda este artículo. “El dinero adicional para actuaciones de I+D no llega a 500 millones, un gasto que ha servido para dar vida de nuevo a dos planes estatales de investigación (Cenit y Consolider) que el Ministerio de Ciencia e Innovación había cancelado”. La inversión en I+D ha subido al 1’27% del PIB, pero la media de los países avanzados es del 2’25%. El ladrillo, el boom inmobiliario, explica la cuarta parte del crecimiento del PIB (por tanto, el triple de la inversión en I+D) y más de 800.000 empleos. David Taguas, Presidente de SEOPAN (la patronal de las constructoras de obra civil) reclamó antes de ayer entre 5.000 y 10.000 millones anuales en inversión pública en infraestructuras.

Uno de los problemas es creer que la Innovación es exclusivamente I+D. Mitificar la Innovación (patentes, investigación en la universidad, subvenciones públicas) no ayuda en absoluto. En el libro Free Prize Inside (Dentro, un premio gratuito), el gurú Seth Godin (uno de las provocadores en marketing) nos muestra que “si conviertes tu producto, tu servicio, tu escuela, tu iglesia o tu carrera en algo de lo que merece la pena hablar, el mundo se abrirá. Haz que las cosas ocurran, y merecerá la pena”. Godin nos propone apostar por la “sofá innovation” (la innovación blanda) para triunfar. Nos recuerda que Amazon decidió abandonar la publicidad en TV y en prensa y abaratar (hacer gratuitos) los envíos. El resultado fue un crecimiento de ventas del 37% (del 81% a nivel internacional). “Si tu objetivo es crecer, el marketing es todo lo que importa; y todo lo que haces hoy en día es marketing”. No puedo estar más de acuerdo.

Innovar es más barato que publicitarse: Diseño, Estilo, Extras, etc. “Si satisface al consumidor y le provoca decirle a otros lo que quieres que le digan, no es un truco, es innovación blanda”. Como dice Seth Godin: “Inflama a los apasionados”. Nos merecemos crear algo memorable algún día, todos nosotros. No olvidemos que “cuanto más te esfuerces por jugar seguro, más probable es que fracases”.

Sí, todo es marketing porque el producto o el servicio es el marketing. Y, evidentemente, “no hay correlación entre lo buenas que sean tus ideas y cómo la organización la acepte. Ninguna.” Y también nos enseña Godin que “las empresas no innovan. Son las personas las que innovan. Y las innovaciones que se producen son aquellas que cuentan con un “champion” (un campeón) de éxito que las impulsa.” Ser un campeón es la responsabilidad que hemos de aceptar. Y nuestra mayor seguridad laboral.

Godin nos dice que en el libro Art and Fear (Arte y Miedo) de David Bayles y Tod Orland se nos muestran claves esenciales:
- No abandonar
- El reto no es una gran idea, sino perseverar
- Evitar el mito de lo perfecto
- No hay atajos
- A las personas no les gusta decir no

Innovar en plan blando requiere de inquietud, de un vocabulario propio, de mucho papel, de inventar el futuro y mostrarlo, de hacer prototipos, de mucha comunicación…

En la revista Fast Company (una publicación que Seth Godin admira mucho) de este mes de marzo aparecen las 50 compañías más innovadoras. En el nº 1, el equipo de Obama: Desde la presentación de la candidatura en febrero de 2007, lanzó MyBarackObama.com, una red social con dos millones de personas, 35.000 grupos de voluntarios y 200.000 eventos. El 4 de noviembre, Obama, como candidato demócrata, obtuvo la presidencia.

El resto del Top 10 son Google, Hulu, Apple, Cisco Systems, Intel, Pure Digital Technologies, WuXi PharmaTech, Amazon e Ideo. Del 11 al 20, General Electric, Hewlett-Packard, Nokia, Gilead, Facebook, NextEra Energy Resources, Q-Cells, IBM y Zappos. Del 21 al 30, Nintendo, Disney, Crispin Porter+Bogusky, TBWA, New England Sports Ventures, DSM, Nike, NPR, Barabarian Group y W.L. Gore. Y del 31 al 50, Busboy Productions, Skidmore, Wal-Mart, Microsoft, Ubisoft, Vestas, Chevron Energy Solutions, CAA, L-3 Communications, Weta Digital, Lego, Emirates, Genzyme, Etsy, BYD, Warner Music Group, Aravend Eye Care System, Toyota, Relamis Wave Power y Raser Technologies.. Para que nos demos cuenta de lo rápido que va esto, 33 de las 50 empresas innovadoras del año 2008 ya no están en la lista.

Por tanto, menos I+D y más “culturas innovadoras” (el título del último libro, imprescindible, de JuanCarrión). En El Economista de hoy, la periodista Carmen Larrakoetxea escribe sobre un buen ejemplo de empresa innovadora: “Detrás de la pirotecnia Astondoa hay mucho más que 124 años de historia de una empresa familiar o de impresionantes figuras de fuegos artificiales. Hay toda una cultura, un saber transmitido de padres a hijos, en esa actividad no existen universidades, una mezcla de alquimia y arte, una constante innovación y búsqueda de nuevos productos para hacer, como explica Izaskun Astondoa, su directora general, “un traje de fuego a medida”.

Allá por 1885 el bisabuelo de Izaskun, tras conocer lo que se hacía en Valencia, empezó con los cohetes en una pequeña localidad vizcaína, Areatza. Después tomó las riendas el abuelo, que se atrevió con el diseño de espectáculos de fuegos de colores. Luego el padre de Izaskun dio el salto hacia los cielos, hacia los fuegos aéreos, los que conocemos como fuegos artificiales, acontecimientos que en periodos estivales, como en fiestas de Bilbao, reúnen a más de 100.000 personas para disfrutar de un espectáculo al aire libre, más que un derby de fútbol.

La llegada de Izaskun ha supuesto para Astondoa una mayor profesionalización, no en vano su directora general esta titulada en Administración de Empresas en la prestigiosa facultad La Comercial de Deusto. Lo primero que hizo fue reorganizar el accionariado, ya que al tratarse de una empresa familiar de muchas generaciones para los gestores tener un accionariado muy disperso podía ralentizar las decisiones empresariales. A continuación, pirotecnia Astondoa se abrió al mundo. Izaskun y su equipo empezaron a viajar, a contactar con otras pirotecnias y a intercambiar experiencias.

A raíz de estos viajes Astondoa ha optado por una nueva área de diversificación: los “trajes a medida”, los encargos pirotécnicos para empresas y organismos: inauguraciones, aniversarios, presentaciones de productos, etc. Pueden ser espectáculos en interiores y en exteriores, que ayudan a desestacionalizar la actividad pirotécnica respecto del verano. Así, Astondoa pretende sumar a sus ingresos actuales –venta directa de pirotecnia y espectáculos festivos- una incipiente área de negocio que además lleva aparejado un alto desarrollo tecnológico de “chispas frías”, fuegos con menos humos, etc.”