Páginas vistas en total

sábado, 28 de marzo de 2009

Historias de Talento

Esta mañana he estado brevemente en la Escuela de Negocios CEU tomando café (el descanso de las 11.15 horas) con los alumnos del Curso Superior de Coaching, a cuya primera edición le quedan apenas un par de fines de semana tras el descanso de semana santa. Gente excepcional con la que da gusto conversar y aprender, que ha aprovechado a base de bien un programa como éste. El tipo de personas que saldrán fortalecidos de esta crisis.

Después, he comentado una serie de temas con Rosa Heredero, la directora de la Escuela de Negocios, un ejemplo de Liderazgo del siglo XXI: escucha con suma atención, es clara y honesta en sus convicciones y domina un diálogo profundo y sumamente entretenido. Así es el talento femenino en la dirección que todas las organizaciones han de incorporar.

Al salir de la Escuela de Negocios del CEU, he cogido un ejemplar de El Rotativo, la publicación quincenal de la Universidad CEU San Pablo. En la contraportada, la foto en primer plano de un joven (moreno, con una sonrisa media, los ojos abiertos y cierto aire de confianza y optimismo) y el lema: “Hay muchas historias de talento esperando a que tú las protagonices”. Por lo que me ha contado Rosa Heredero, la campaña es de Shackelton y han llenado las facultades (en Julián Romea, donde se cursan Derecho, Económicas y Empresariales y Humanidades y Ciencias de la Comunicación, y en Montepríncipe, donde se encuentran las facultades de Farmacia, Medicina y la Politécnica) de carteles con “historias de talento” de antiguos alumnos del CEU que hoy son investigadores al más alto nivel o tienen distintas responsabilidades de las que sentirse muy orgullosos.

Historias de Talento. Shackelton ha captado perfectamente que el Talento es poner en valor lo que una persona sabe, quiere y puede hacer; que ese talento se concreta en “historias” (vivencias, experiencias concretas) y que la clave está en protagonizarlas, en ser protagonistas y no víctimas. En una frase, expresan las claves del Talento en los momentos actuales. Admirable para una institución educativa que ha cumplido 75 años y que mantiene intacta su ilusión por educar.

Es Historia de Talento la Hora del Planeta, la iniciativa contra el Cambio Climático de WWF (Adena) que ha permitido apagar simultáneamente de 20.30 a 21.30 horas la mayor parte de los edificios más emblemáticos del planeta y que todos nos hayamos unido apagando los aparatos eléctricos y las luces (las de mi casa, como podría verse en Google Earth, así lo estaban). Una demostración palpable de que, si queremos, juntos podemos.
Según WWF, 4.000 ciudades en 88 países de todo el mundo se unieron al evento, incluyendo Nueva York, Pekín, París y Tokio. En España, edificios emblemáticos como el museo Guggenheim (Bilbao), la Sagrada Familia, en Barcelona, la Puerta de Alcalá, en Madrid, se unieron también a la acción. En Alemania, las ciudades de Hamburgo, Berlín y Bonn también participaron en la acción. En Berlín se apagaron las luces del Ayuntamiento Rojo y en Hamburgo, las de la Iglesia de St. Michaelis. También el Empire State (Nueva York), el Vaticano (Roma), las cataratas del Niágara, la Torre Eiffel (París), las pirámides egipcias, el estadio del `Nido del Pájaro` (Pekín) y la Estatua de Cristo (Río de Janeiro), apagaron las luces durante una hora.La idea proviene de Sydney, que en 2007 se convirtió en la primera ciudad en apagar las luces durante una hora. El año pasado se unieron otras 500 ciudades en todo el mundo.

Y por supuesto es una historia de talento la historia de amor que mantiene La Roja con su afición, que somos todos nosotros. Hoy en el estadio Santiago Bernabeu (80.000 espectadores) jugaba un partido de clasificación contra Turquía para el Mundial 2010 de Sudáfrica. El equipo turco, semifinalista en la pasada Eurocopa, perdió contra Alemania en el último minuto de aquel enfrentamiento. De no haber sido así, habría jugado la final de la Eurocopa contra España. El estadio estaba sensacional, lleno de banderas, un ambiente de gala. El partido no fue nada fácil para La Roja, pues el conjunto turco conocía muy bien nuestra manera de jugar (el entrenador Víctor Fernández, comentarista del encuentro, dijo que “por fin, se reconocía en nuestra selección un estilo propio, y ahí estaba la diferencia”). Historia de talento también es la del colegiado Massimo Bussaca, uno de los mejores árbitros del mundo, que realizó una labor impecable.

Gerard Piqué, que marcó el único tanto del partido, le puso “un 10” a la afición. Vicente del Bosque reconoció que la selección no había tenido la soltura de otras ocasiones y que se habían enfrentado a un gran rival. El próximo martes, en Estambul, Turquía-España (Fatih Terim, el entrenador de la selección turca, reconoció que España merecía haber ganado y que en el partido de vuelta “las cosas serán distintas”). Veremos. Gran parte del talento es la capacidad de aprender, de adaptarse y anticiparse a las circunstancias cambiantes.

Historias de Talento. En poco más de un mes se publica nuestro libro (de la Dra. Leonor Gallardo y un servidor) sobre La Roja. Su triunfo en la Eurocopa es una gran historia de talento, que merece ser contada y recordada para siempre.