Páginas vistas en total

sábado, 10 de enero de 2009

Visión compartida en Urdaibai

Hoy teníamos una agenda muy cargada. Los 17 participantes en la expedición de la primera promoción del MPA (10, alojados en el Hotel Ermintxo; el resto, en Txopebenta) hemos ido juntos al Bosque de Oma, pintado por Agustín de Ibarrola.

3 kilómetros de ida y otros 3 de vuelta para contemplar una auténtica maravilla. Agustín de Ibarrola, el artista de las tres maderas, comenzó a pintar en 1983 sobre los troncos de más de 500 pinos de Monterrey en el bosque de Oma, en Kortezubi, cerca de Gernika. Acabó la obra, internacionalmente conocida, en 1991. Siete años después, un grupo alumnos de Bellas Artes de Bilbao ayudaron a repintar algunas figuras de las cortezas de los árboles. Según Ibarrola, el bosque pintado invita a cada persona a recomponer las imágenes señaladas –desde una especie de loseta en el suelo, en la que aparece una flecha- y las que surgen de su imaginación, así como a añadir sus propias motivaciones o sus estados de ánimo, en un lugar muy cercano a las cuevas de Santimamiñe, que guardan valiosas pinturas prehistóricas. Podemos ver distintas fotos de Javi Muñoz, todas maravillosas, en /www.pbase.com/txirloro/elbosque

Se me ocurren pocos sitios del mundo en el que uno pueda dialogar de una manera tan fructífera con la naturaleza.

Y después, una sorpresa: el Centro de Recuperación de Especies de Basando, de la Fundación Xavier Maiztegi, también en Kortezubi (www.basondo.com). Aunque estaba cerrado, gracias a la intervención de Arantza (la propietaria de Txopebenta), Itziar nos ha abierto esta maravillosa sede. Entre bosques de robles y encinas hemos podido ver muy de cerca jabalíes, bisontes, todo tipo de aves silvestres (rapaces), zorros, lobos, gatos monteses…

Es importante saber que Basondo no es un zoo, sino es un refugio para la fauna silvestre amenazada. En 60.000 metros cuadrados de prados y bosques, Itziar y su equipo albergan las principales especies de animales silvestres de la resrva de la Biosfera de Urdaibai: jabalíes, corzos, zorros, gatos monteses, jinetas, nutrias, aves rapaces y migratorias, reptiles, etc., junto con otras especies que ya se han extinguido en nuestro entorno, como el lobo, el lince o el bisonte europeo.

Después de tanto y tan delicioso paseo, hemos comido en Atxoste. Maravilloso. Y por la tarde, una visita a las playas de Laga y Laida, con una temperatura excelente.

Desde las 18.30 hasta las 21 horas, hemos estado trabajando en sala con Rubén Turienzo (profesor experto en Marca Personal) y después con Nekane Rodríguez (especializada en Ética).

Con Rubén, cada uno de los alumnos del Executive MPA ha estado presentando su “Marca Personal”. Es impresionante el nivel de calidad con el que lo han hecho, así como la interacción entre unos y otros.

Rubén Turienzo, autor de libros como Dirige de Cine o Los tacones de Oz, ha resumido la sesión en cinco claves:

- Seguridad (Autoconfianza)
- Tranquilidad (Serenidad)
- Optimismo
- Ilusión
- Utilizar los recursos disponibles, desde la empatía

En su blog (no os lo perdáis: www.rubenturienzo.com), Rubén nos habla de la grandeza de las cosas simples en estos términos: “Bienvenido y bienvenida a la grandeza de las cosas simples. Una línea de pensamiento basada en el discurso ilusionante, en la utilización de la creatividad y la diversión como método de desarrollo. Utilizando las poderosas herramientas del marketing personal aplicadas al liderazgo social apostaremos por líderes y personas empáticas, frescas, valientes, originales, optimistas y resolutivas capaces de enfrentarse a las normas establecidas, desarrollar sus capacidades y optimizar las de sus equipos.”

Después, Nekane ha retomado los tres fundamentos de sus enseñanzas (Ética, Valores y Equilibrio de Vida) para conectar las conductas éticas con la marca personal y movilizar las opiniones de todos los participantes en torno a la autenticidad, la sinceridad, fluir, los retos, los límites, la valentía, la aportación, la generosidad.

Ha sido una doble sesión impresionante, que nos ha dejado con ganas de más.