Páginas vistas en total

jueves, 29 de enero de 2009

TFC

Una jornada histórica. En el Hotel Palace de Madrid, la APD (Asociación para el Progreso de la Dirección), ESIC Business & Marketing School y Eurotalent hemos organizado Talento frente a la Crisis, con ponencias de Laura González-Molero (Presidenta y Consejera Delegada del Grupo Merck), Baldomero Falcones (Presidente y Consejero Delegado de FCC), Juan José Guibelalde (Presidente de AECOC), Carlos Mas (Presidente de PwC), Patricia Abril (Presidenta y DG de McDonald’s), Arturo Dopico (Consejero Delegado de R) y Gabriel Masfuroll (Presidente y Consejero Delegado de USP Hospitales), además de Juan Carrión (Director de Eurotalent, profesor de ESIC y autor de varios libros) y un servidor. Han asistido unas 700 personas (sí, 700), profesionales de alto nivel, varios de los mejores periodistas empresariales, que han recibido el libro Leading managers in Spain 2008 de CRF.

La apertura ha corrido a cargo de Enrique Sánchez de León (DG de APD) y Simón Reyes Martínez-Córdova (DG de ESIC). Después, he tratado de contextualizar la jornada con la ponencia Nuevas perspectivas del talento y la estrategia: Se trata de un cambio de negocio. He hablado de la naturaleza de esta Crisis Ninja (como la llama Leopoldo Abadía), del Neotaylorismo a través de “comportamientos ninja” y de los “siete samuráis”. Se puede pedir la presentación (tanto en powerpoint como en texto) en la dirección de correo electrónico TFC@eurotalent.net

En el bloque Crecer para Liderar han intervenido Laura González-Molero, Baldomero Falcones y Juan José Guibelalde, tres de los mejores directivos de nuestro país. Laura ha presentado a su equipo (en una foto conjunta), ha destacado que cualquier entorno puede generar muchas oportunidades, ha expuesto su fórmula para el éxito (I+E+V) x P, siendo la Innovación, la Estrategia, los Valores y las Personas; ha propuesto “dirigir como si viviéramos en una crisis continua”; ha hablado del “Talento como aliado estratégico”, de aprovechar estos tiempos para el rediseño organizativo, para la comunicación interna, para inspirar, motivar y generar equipos de alto rendimiento… Excelente presentación.

Baldomero Falcones, desde su amplísima experiencia (se licenció como ingeniero en 1970), ha dicho que “el Talento es el motor, la motivación, el compromiso, la Inteligencia Emocional”; que “no hay rendirse nunca” y seguir luchando; que en la crisis “tenemos que empujar la locomotora, porque la salida del túnel está allí”; que la diversidad es riqueza; que “nuestra responsabilidad es provocar el cambio”, fomentar una mentalidad emprendedora; que no hay fórmulas mágicas, pero que el recurso escaso hoy es el talento y que “la motivación permite sacar de cada uno el talento que lleva dentro”. Maravillosas reflexiones de un extraordinario directivo y una gran persona, plenamente en forma.

Juan José Guibelalde se ha referido al “milagro español” que ha permitido llegar a una renta per capita de 23.000 €; se ha referido al problema de la dimensión (en AECOC, de 24.500 empresas asociadas, el 82% factura menos de 3 M €). Con una óptima dimensión se puede atraer talento, invertir en tecnología, subcontratar lo que no es nuclear, crecer, etc. Por temas personales, muchos prefieren seguir siendo “cabeza de ratón”. Se ha referido a las creencias (“¿nos lo creemos o no?”), al sentimiento de pertenencia, a la necesidad de ser felices, a tener “cuidado con los talentosos” (se refería a los inteligentes arrogantes e individualistas), al equilibrio y el sentido común en el Liderazgo, a lo que se espera de un directivo (accesibilidad, coherencia, ética), a la necesidad de ser felices y a que “hace más el que quiere que el que puede”. Brillantísima presentación.

En el segundo bloque, Potenciar la Calidad y la Excelencia, han intervenido Carlos Mas Ivors y Patricia Abril. Carlos Mas se ha referido a que la excelencia técnica “ya no nos diferencia”. La Calidad es mucho más y depende de las personas, de cómo aportan valor en la relación con el cliente. Presidiendo una empresa de más de 150 años, “se neceita una mentalidad largoplacista”, global, de atracción y desarrollo del talento. Ha hablado del liderazgo del Comité de Dirección, de recompensar (más allá del salario), de “nuestros pegamentos”: organización y capital humano. Y del proyecto LIDERA Personas, así como de conciliar el largo plazo con el corto, en una empresa que ha crecido un 21% en 2008 y está convencida de crecer un 20% este año. Una Marca poderosa. Ha sido una ponencia sumamente interesante y práctica.

Patricia Abril ha iniciado su presentación comentando que el Talento es un tema crucial, que a ella le apasiona. Que “las empresas son tan buenas o tan malas como las personas que trabajan en ellas”. Que “las marcas reflejan el trabajo de las personas”. Que esta crisis pone a prueba la cultura de las organizaciones. Que el talento ha de estar presente no sólo en la alta dirección, sino en todos los niveles de la empresa (en McDonald’s se habla del “taburete de tres patas”: empleados, franquiciados y proveedores). De las 5P (Producto, Precio, Promoción y Plaza + Personas), de la diversidad que debe ensalzarse en las empresas. Patricia ha mencionado que el 35% de la Alta Dirección de su compañía empezó en restaurantes (una prueba de cómo se desarrolla y potencia el talento). Detectar oportunidades en una cultura de alto rendimiento, que ha de fomentar la motivación de logro. Una ponencia muy realista, muy inspiradora y muy práctica.

Después del café, en la cúpula del Hotel Palace, hemos disfrutado del bloque El poder de la Innovación, con Arturo Dopico y Gabriel Masfuroll. Arturo Dopico ha definido la innovación como “ver lo que otros no ven” y ha insistido en que “la innovación es un estado de ánimo”. Nos ha presentado “diez formas de matar una buena idea” y ha comentado que “el tamaño suele ser una excusa para la mala gestión” (parece antagónico a las ideas de Guibelalde; sin embargo, en las TIC hay un nivel mínimo de ”economías de escala”, que R conoce bien, en tanto que en la alimentación y la distribución (por ejemplo, en la industria cárnica, con una media por compañía de 11 empleados) es imprescindible un cierto tamaño). El “Expediente R” incluye un camino para la innovación que apuesta por la singularidad (empezando por el nombre que consiguieron con Wolf Ollins, de una sola letra), la eficiencia, la notoriedad, la satisfacción del cliente… R cuenta con un Cuadro de Mando Integral, con un 46% de retribución variable sobre fija, con 92% de promoción interna (en su sector es el 35%), con 98’5 horas/año de formación (la media de la industria es 38 horas), con un 60% de MBAs. Una empresa admirable y una presentación sorprendente y espectacular.

Gabriel Masfuroll llegaba a la presentación desde Dubai y después se tenía que ir a Barcelona. Con un entusiasmo contagioso, ha hablado del líder como representación del equipo, de cómo las ideas que exponía en el 92 no funcionaron y en el 97 sí. USP nace en el 98 (como R) y en esta “década prodigiosa” cuenta con 7.000 empleados, 42 centros con 2 M de pacientes y una facturación de 350 M €. Sus principios son ilusión, ahínco y pasión. Gabriel tiene cuatro pilares: Familia, Empresa, Deporte y Discapacidad. En su libro Aprender de los mejores (2005) ya hablaba de todo ello y del valor de la Marca. Nos ha contado lo importante que es internacionalizar la empresa, que “el corazón debe mandar”, de la mentalidad positiva, de la responsabilidad social, de contar con “buena gente”, de la estrategia y la tecnología, de anticiparte al futuro. Un huracán de ilusión extraordinaria.

Tras estos “siete samuráis” (Laura, Baldomero, Juan José, Carlos, Patricia, Arturo y Gabriel), ha intervenido para cerrar el acto Juan Carrión, que ha hablado de Organizaciones inteligentes y organizaciones idiotas, ante la crisis. Juan ha partido de las trayectorias de Madonna y de Los Pecos. Las empresas Madonna se reinventan. Las que son como Los Pecos, se anquilosan. Ha comentado la tipología de Carlo Cipolla de personas/organizaciones inteligentes (gano yo y ganáis vosotros), malvadas (gano yo pero no vosotros), incautas (ganáis vosotros pero no) y estúpidas (nadie gana), además de las tristes (0.0). Ha tratado de los peligros del taylorimo y la desconfianza hoy. Nos ha recordado que “sólo la persona que asume riesgos es auténticamente libre” y nos ha deseado “¡Que la decencia os acompañe!”

Hemos aprendido un montón de cómo el Talento sale triunfante en estos difíciles momentos.