Páginas vistas en total

jueves, 31 de enero de 2008

Fitur

Esta mañana he acompañado a mis buenos amigos los venezolanos Nelson Ríos y su esposa Olga a la Feria Internacional de Turismo (Fitur), que se celebra en Madrid desde ayer día 30 hasta el próximo domingo.

Nelson, que ha sido VP de Petróleos de Venezuela y actualmente preside Congresys (fue un maravilloso anfitrión durante mi reciente participación en la gala de los Premios Vida Profesional organizados por Sodexho Pass en Caracas) es una magnífica persona y uno de los más lúcidos ejecutivos que conozco. La próxima semana, a la vuelta de París, va a estar con buena parte de eurotalent contándonos sus vivencias, intuiciones y profundizando en la colaboración conjunta entre ambas organizaciones a éste y aquel lados del Atlántico.

En Fitur, certamen que acogerá estos días a más de 250.000 visitantes, nos hemos detenido especialmente en los pabellones de las comunidades autónomas españolas (Andalucía, Cantabria, Valencia, Castilla La Mancha, etc.). Me ha encantado el comentario de Nelson de que, tras viajar en numerosas ocasiones a los Estados Unidos, estaría muy bien conocer en profundidad nuestro país, tan completo y diverso.

También hemos tenido la oportunidad de saludar a la responsable del turismo dominicano en España, Paola Dimitri, al secretario de turismo (equivalente a nuestros ministros) del país caribeño, Félix Jiménez (cariñosamente conocido por todos como Felucho), hemos visitado el stand de Venezuela y el resto de los países de Iberoamérica.

A las 14:15, comida con una docena de compañeros de eurotalent como homenaje a Sara Cisneros, que deja la empresa para embarcarse en nuevos proyectos profesionales y personales. Ha sido una muestra espontánea de cariño de sus colegas: hemos ido a un restaurante italiano porque a ella le gustan los macarrones con tomate. Ha habido regalos para la homenajeada y hemos pagado “a escote” entre todos. Como ha dicho José Antonio Sainz en nombre de todos, Sara siempre tiene un hueco en eurotalent para cuando ella quiera. Es una lástima perder un talento tan extraordinario; sin embargo, estoy convencido de que pronto se reincorporará al equipo.

Y por la noche, cena de una Comunidad Autónoma como ya es tradición en Fitur.

miércoles, 30 de enero de 2008

Diez pecados capitales

Un día muy completo en Cantabria, con varias reuniones estratégicas muy interesantes. La lluvia, muy propia de la estación en que nos encontramos.

He aprovechado, en el avión de ida y en el de vuelta, para leer Los diez pecados capitales del jefe… o cuando el jefe daña la productividad y la felicidad, de Leo Farache. Leo ha sido Director General de Movierecord (en la época de José Monserrate) y me lo presentó hace algún tiempo un amigo común. A través de ejemplos muy claros y prácticos, el autor va desgranando cada uno de estos “pecados” y al final de cada capítulo propone conductas de mejora. He disfrutado mucho con esta lectura que, partiendo de dos datos que muchos repetimos (que el 60% de la productividad es calidad directiva y que en nuestro país sufrimos de un 36% de jefes tóxicos) sugiere acciones positivas.

Los diez pecados capitales de los jefes son, según Leo Farache, los siguientes:

1. El jefe no decide, no manda
2. El jefe manda, pero no lidera (el jefe, para ser líder, tiene que ser cómplice).
3. El jefe es un prepotente (porque no es muy educado, no es muy humano o no es muy honrado).
4. El jefe oye, pero no escucha.
5. El jefe pierde su propio control.
6. El jefe es resultadista (antepone el resultado a hacer las cosas bien).
7. El jefe no despide a los empleados o directivos perjudiciales (o directivos C).
8. El jefe no piensa primero en los clientes.
9. El jefe tiene miedo, o el jefe divide (y perderá).
10.El jefe es injusto.

El “bonus track” (10+1) es El jefe es un hp. Leo se moja: le gusta Joan Plaza, Vicente del Bosque, Pepe Monserrate, Emilio Botín, Sergio González Ortal, Christian Barrios y detesta a Capello, Van Gaal o Beckham (y a IQ., G., JP y Pedro Pablo, que le han enseñado “lo que NO hay que hacer”).

Me quedo con dos citas suyas: “Nadie llegó a la cumbre acompañado por el miedo” (Publio Siro) y “El deber de toda las cosas es ser una felicidad; si no son una felicidad son inútiles o perjudiciales” (Jorge Luis Borges).

martes, 29 de enero de 2008

El directivo feliz

Esta tarde hemos presentado Javier Fernández Aguado y un servidor el último libro de Carlos Herreros de las Cuevas, El directivo feliz, del que tuve oportunidad de hablar en este blog.

El acto se ha celebrado en la Escuela de Negocios CESMA, cuyo Presidente nos ha dado la bienvenida. La mesa la ha moderado nuestra amiga Alicia Kaufmann, catedrática de sociología de las organizaciones de la Universidad de Alcalá de Henares, como miembro de la junta directiva de AECOP (Asociación Española de Coaching y Consultoría de Procesos). Javier ha hecho un recorrido histórico por el concepto de felicidad desde Aristóteles y su Ética a Nicómaco. La erudición de Javier Fernández Aguado es espectacular y su fina ironía, muy divertida.

Mi presentación ha partido de definir al autor, Carlos Herreros, como El sabio que no quería molestar. Ha descrito, de forma humorística, una matriz llamada SOC: en el eje de ordenadas, un continuo entre quienes y no quieren impactar, y en el de ordenadas, si realmente lo hacen o no. Carlos es un sabio que, no queriendo, impacta a través de sus opiniones y su obra. SOC es Smiths Of the Caves (Herreros de las Cuevas, en inglés).

He repasado muy brevemente la obra de Carlos en los cinco últimos años: Conversaciones estratégicas. Escenarios (2002), La sucesión del líder. Un ejemplo de coaching ejecutivo (2003), El coaching: cura, libera y subvierte (2004) y El directivo feliz (2007).
Y las que considero las cinco ideas principales de la obra:
1. “La felicidad es el grado en el que concluye positivamente la evaluación de la vida de una persona” (página 9), recogiendo las ideas de Martin Seligman, Mihalyi Csikzentmihalyi, Daniel Kanehman y Warren Bennis.
2. “La empresa como conjunto de recursos y capacidades” (página 45), con el relato de La tortuga y la liebre de John Kay.
3. “La metacapacidad más valiosa es la colaboración” (p. 56), con el ejemplo de los “focos de fuego” de Lynda Gratton.
4. Las “Cinco vías (CASIO) hacia la felicidad: Circunstancias, Actitudes, Estándares, Importancia, Otras áreas” (p. 215), de Michael B. Frisch
5. “De las 3C (Comando, Control, Compartimentalización) a las 3I (Innovación, Interacción, Información)” de Manfred Kets de Vries en Coach y Diván (en un artículo de Carlos en la web del Top Ten).

Por ultimo, he utilizado fragmentos de películas para diferenciar la felicidad como rutina (Happiness, de Todd Solonz), como ritmo (Odette, una comedia sobre la felicidad), como reto (En busca de la felicidad) y como coaching (El príncipe de las mareas).

Carlos ha cerrado esta parte del acto compartiendo algunas reflexiones sobre la felicidad.

Después los asistentes han formulado interesantes preguntas ligadas al libro: ¿hay muchos directivos felices?, ¿cuál es el papel del miedo?, ¿hasta qué punto la felicidad es endogámica? Etc.

Por último, un cóctel en el que hemos charlado animadamente. Entre el público, varios compañeros de eurotalent (Manolo, Isa, Biba, Fernando), de AECOP (Manuel Seijo, Alicia, etc), numerosos coaches… Excelente velada.

Y a las 20.45 en casa, antes de que Zoe se haya dormido.

lunes, 28 de enero de 2008

Broche final

Leo en Expansión que Sergi Arola cierra su acuerdo con Occidental que desde 2000 mantenía su restaurante La Broche junto al Hotel Miguel ängel. La cadena hotelera mantendrá el local sin el cocinero catalán, y Sergi y su esposa Sara abrirán en Madrid un nuevo "bistrot".

Conozco a Sergi desde hace más de seis años. La primera vez que fui a La Broche, unos empresarios madrileños me quisieron agasajar y pidieron la mesa frente a la cocina, famosa porque le gustaba al entonces alcalde de Madrid Álvarez del Manzano y a su esposa. Desde entonces, he ido algunas veces más a ese reaturante, al que posee en el Museo Reina Sofía, al del Hotel Arts en Barcelona, incluso al del Hotel El Embajador en Santo Domingo, que fue un maravilloso intento frustrado.
Como conferenciante, hemos trabajado "al alimón" en la apertura del Salón Capital Humano en Madrid (creo que en 2005) y en la semana de la innovación en Palma de Mallorca, así como en programas de radio y televisión. Es un emprendedor nato, con ideas muy claras y un estupendo comunicador. Admiro de Sergi y de todos los cocineros españoles de primer nivel su capacidad de integrar a una comunidad de talento, de hablar bien unos de otros y de transmitir un marketing enormemente atractivo del que todos nos sintamos orgullosos. La cocina española es hoy la primera del mundo gracias a ellos.
"Tras diez años, La Broche ha cumplido un ciclo", ha declarado Sergi Arola. Estoy plenamente de acuerdo. Y también, "las reglas de juego de un restaurante gastronómico sólo las entendemos los cocineros. Es dufícil encontrar empresarios que quieran montar un establecimiento como La Broche".
Por cierto, hablando de artistas, felicidades a Super-Sarkozy, que hoy cumple años (53). Y, esto de forma más seria, a las tres Escuelas de Negocios de nuestro país (Instituto de Empresa, IESE, ESADE) que se mantienen entre las 25 primeras del mundo según el ranking de FT.

domingo, 27 de enero de 2008

La era de la diversidad

Delicioso día que apunta a la primavera. Obama derrota a Hillary Clinton en Carolina del Sur. Antes de ayer, un amigo norteamericano me comentaba que los Clinton (Billary, como les llama The Washington Post) está jugando muy sucio contra Barack Obama y eso les podría pasar factura en una lucha final contra McCain, que saldría beneficiado de la mala imagen que está proyectando el exPresidente y su esposa. “El Partido Demócrata no será el mismo desde Carolina del Sur”, ha escrito Peggy Noonan en The Wall Street Journal. Un historiador en The New York Times ha resaltado que su pais no necesita otra copresidencia (Clinton-Clinton) tras Bush-Cheney. Veremos el superpartes (5 de febrero). Obama ha dicho que “esto no va de blancos contra negros sino de pasado contra futuro”. Y que su intención es “construir una nueva mayoría que no esté condicionada por la raza ni por el sexo ni por la ideología sino por un práctico deseo de transformación en beneficio de todos”.

“Superada la época de la guerra por talento, estamos en la era de la diversidad”, escribe en Infoempleo Marta Romo, gerente de eurotalent, en un enorme artículo titulado Talento femenino en la empresa. El artículo aparecerá en el canal eurotalent de febrero, el próximo viernes. El mismo concluye: ”El talento femenino es básicamente ser mujer y disfrutar siéndolo, creérselo. Sé tú misma es el mejor consejo que podemos dar a cualquier persona. Dejar de ser una misma para encajar en un puesto de trabajo e incluso en un estreotipo social es algo que muchas veces las mujeres han venido haciendo para sobrevivir. Sobrevivir no es lo mismo que vivir, es bien distinto. Dejar aflorar todo nuestro talento es vivir”.

XL semanal, la revista dominical del Grupo Vocento (la más leída del país, al parecer) dedica su portada a El sueño de Obama. Confesiones del candidato que ha revolucionado la batalla por la Casa Blanca. Y trata el tema (también en portada): Mileuristas cum laude. ¿En qué trabajan los mejores de la clase? La periodista Isabel Navarro, autora del informe, habla de María y Laura Lara Martínez, con 41 matrículas de honor cada una, que ganan 16.000 euros anuales como investigadoras de la Universidad de Castilla La Mancha; Miguel García-Sancho, 9’2 de nota en selectividad, 12 matrículas de honor y 2’8 de media (sobre 3), en la carrera, gana 20.000 euros como becario de investigación; Laura Muries, 9’59 en selectividad, 50 matrículas de honor en la carrera, gana 40.000 euros anuales en París como analista de un fondo de capital o Xavier Rubio, ingeniero informático, premio extraordinario de fin de carrera, con 25 sobresalientes y 3 matrículas, gana 15.000 euros como becario de la Generalitat.

Isabel Navarro tiene la cortesía de dedicarme una columna (que titula “La calidad directiva es nuestro pecado nacional”) en ese artículo, y me formula las siguientes preguntas:
- ¿Son muy diferentes las habilidades para triunfar en el mundo de la educación y en el profesional?
- JCC: El expediente académico predice muy bien la inteligencia, pero el talento es una combinación de inteligencia académica e inteligencia social.
- ¿Qué es la inteligencia social?
- JCC: Tener autoconfianza, algo que en el mundo académico no se fomenta. Otra cualidad muy importante en el trabajo es el autocontrol, y una variante es la resiliencia. Me explico: un empleado que en el momento de mayor presión no sólo no se derrumba, sino que saca lo mejor de sí mismo, tiene resiliencia. El tercer aspecto tiene que ver con la automotivación. Y la cuarta habilidad tiene que ver con la empatía. Por último, hay que tener integridad moral.
- Los responsables de RRHH a los que prepara, ¿de qué se quejan?
- JCC: Se quejan de que ahora mismo falta talento en términos cuantitativos. También de la falta de compromiso del trabajador. Ahora mismo, la rotación es bastante alta, no tanto por el salario sino por la calidad del jefe, ya que desgraciadamente la calidad directiva, en España, es nuestro pecado nacional.
- ¿Qué datos existen?
- JCC: Según el Foro Económico de Davos, somos los vigésimosextos de la OCDE en calidad directiva. Nos encontramos con que hay un 36 por ciento de jefes tóxicos y la rotación es alta porque los buenos estudiantes que además tienen habilidades sociales cada vez aguantan menos trabajar para tiranos.
- ¿No cree que a la gente joven le faltan modelos de referencia? Sus padres les ofrecieron una formación excelente y ahora se encuentran con un mundo laboral que no valora sus esfuerzos.
- JCC: El pacto laboral de sus padres consistía en que ellos trabajaban para una empresa, le daban obediencia y a cambio tenían un empleo para toda la vida. El modelo ahora ha cambiado porque ni siquiera las empresas duran toda la vida. La vida media de una empresa en el año 80 era de 43 años y hoy en día es de 14. La consecuencia es que no hay estabilidad.

Del resto de la prensa del domingo, me quedo con Un día en la vida del director de personas, de Borja Vilaseca en El País. Negocios; La Hoja de Ruta personal de Álex Rovira en El País Semanal y la entrevista de Ima Sanchís a Severiano Ballesteros en la revista Magazine de La Razón y La Vanguardia: “El triunfador es aquel que consigue ser más veces feliz en la vida”. Diversidad, Talento, Felicidad…

sábado, 26 de enero de 2008

Jane Jacobs

Ayer escribí mal el nombre de la principal mentora de Richard Florida. No es Gene Jacobs (escuché mal su nombre en la conferencia de Florida y no había leido nada de ella), sino Jane Jacobs.
Como hoy tenía que terminar un capítulo para un libro sobre Diversidad y Coaching que estoy co-dirigiendo con la Dra. alicia Kaufman (mi capítulo va de Diversidad, coaching y felicidad), he aprovechado para indagar sobre Jane Jacobs. Y he quedado fascinado por la personalidad de esta periodista, urbanista y activista social que tristemente falleció hace dos años.
Nacida en Scranton, Pennsylvania el 4 de mayo de 1916, Jane Butzner (su apellido de soltera), fue a Nueva York en mitad de la Gran Depresión y empezó a trabajar como periodista para el Sunday Herald Tribune. Durante la II Guerra Mundial, trabajó para la Oficina de Información de la Guerra. En 1944 se casó con Robert Hyde Jacobs, con quien tuvo dos hijos. Se convirtió en una activista urbana y en pensadora sobre la vida en la ciudad.
En 1968 se trasladó a Toronto, donde vivió el resto de su existencia. La marcha a Canadá estuvo motivada por su oposición a la Guerra de Vietnam (y que sus dos hijos tuvieran que ir al frente) y que para su marido Toronto ofrecía mejores condiciones. En 1974 se convirtió en ciudadana canadiense. Seis años después, reflexionó sobre Quebec y su futuro en su obra La cuestión del separatismo.
En 1996 recibió la Orden de Canadá y en 1997 la ciudad de Toronto esponsorizó la conferencia "Jane Jacobs. ideas que importan". Desde entonces se entrega el Premio Jane Jacobs para ciudadanos que contribuyan a la vitalidad urbana.
Jane Jacobs siempre se expresó políticamente, apoyando en el 2000 al ecologista Tooker Gomberg (que perdió) y en 2003 a David Miller (que ganó).
Jane Jacobs murió a los 89 años el 25 de abril de 2006. Dejó un hermano, dos hijos y una hija, dos nietos y dos bisnietos. Su familia expresó lo siguiente: "lo importante no es que murió sino que vivió, y que la obra de su vida ha influido mucho en cómo pensamos; por favor recuérdenla leyendo sus libros e implantando sus ideas".
Como homenaje, la Fundación Rockefeller instituyó la Medalla Jane Jacobs para reconocer a los individuos que contribuyan al diseño urbano, especialmente en la ciudad de Nueva York. El 4 de mayo, Torontó proclamó el "día de Jane Jacobs". En el último otoño, la Gran Manzana exhibió la exposición "Jane Jacobs y el futuro de Nueva York", con numerosos artículos de especialistas.
Entre las obras de Jane Jacobs, La muerte y vida de las grandes ciudades americanas (1961), obra seminal sobre el nuevo urbanismo, pues muestra el impacto de las ciudades en el desarrollo económico; La economía de las ciudades (1969), Las ciudades y la riqueza de las naciones (1984): no es el estado sino la ciudad la clave; Sistemas de supervivencia (1992): un diálogo platónico en el que contrapone dos concepciones morales (iniciativa y control); La naturaleza de las economías (2000), otro diálogo platónico sobre las dinámicas de los sistemas sociales; La Era Oscura hacia delante (2004) en el que proclama las cinco claves para evitar la decadencia: comunidad, educación, ciencia, gobierno representativo y responsabilidad profesional. Por supuesto, he pedido los libros por Amazon para ponerme al día de sus ideas.
Jane Jacobs sabía (y nos enseñó) que la colaboración es la clave, según explicaba ayer Richard Florida. Es, como escribe Carlos Herreros de las Cuevas en su último libro, El directivo feliz (que el próximo martes tendré el honor de presentar en Madrid junto con Javier Fernñandez Aguado), "la metacapacidad más valiosa es la colaboración".
Leeremos sus obras. Y, con expertos como su heredero intelectual, Richard Florida, implantaremos sus ideas.

viernes, 25 de enero de 2008

Richard Florida

Hoy continuaba la 1ª Conferencia sobre nueva cultura urbana en Valencia. A primera hora, me he reunido con Ofelia Santiago, gran consultora y excelente persona con la que estoy convencido de que eurotalent va a consolidar su posicionamiento en la Comunidad Valenciana.

A partir de las doce, he quedado con Richard Florida y su esposa Rana en la recepción del hotel Westin. Hemos tenido bastante tiempo para hablar de todo tipo de temas, desde el proceso para conseguir que una ciudad o región atraiga clase creativa hasta las elecciones americanas, pasando por la blogosfera, Toronto o los principales atractores de talento. Ha sido un inmenso privilegio compartir una conversación de tal nivel estratégico. Después nos hemos ido a comer (los tres exclusivamente) a uno de los mejores restaurantes de Valencia, a degustar buen jamón y queso nacionales y un arroz del Señoret (con el marisco ya pelado). Más tarde he podido enseñarles la ciudad del Turia: el Palacio de la música, la ciudad de las Artes y las Ciencias, el puerto de la America’s Cup y alrededores, el centro histórico con la plaza de toros, el ayuntamiento, etc.

Ha sido una delicia pasar tres horas y media de animada charla con los Florida.

Por la tarde, Richard Florida ha dado una conferencia impresionante, bajo el título Ciudades y Clases Creativas. En el inicio de su presentación (algo más de una hora) nos ha comentado que lo que se debate hoy es el “estado del bienestar 2.0”, una nueva visión progresista de la economía creativa.

El Dr. Florida lleva más de 25 años estudiando los fenómenos del crecimiento y desarrollo económico. Como profesor de la Universidad Carnegie Mellon, vivió la situación de decadencia de Pittsburgh (Pennsylvania). La sede de compañías como Westinghouse, Alcoa, Heinz y de varias universidades, perdió más de 150.000 empleos en dos años. De ser la segunda metrópoli del país tras Nueva York en los 50, se convirtió en una ciudad de 350.000 habitantes. A partir de ahí, se diseñó una estrategia de colaboración entre las universidades (Carnegie Mellon, Pittsburgh) y las empresas punteras. Eric Schmidt, CEO de Google, estudió allí. Los fundadores de SUN Microsystems, también. Los responsables de I+D de Apple o Microsoft, lo mismo. Y Lycos era la gran esperanza de la ciudad.

Ya en Cambridge, Massachussets, Richard Florida leyó en un periódico (The Boston Globe) una noticia que para él lo cambió todo: Lycos se trasladaba a Boston. La ciudad del este no había puesto ningún incentivo, ni sus costes laborales eran menores, ni su legislación más beneficiosa. Cuando le preguntó Richard a los fundadores de Lycos por qué se trasladaban, pura y simplemente fue porque la gente con talento que necesitaban estaba allí. La teoría clásica decía que si creas empresas de alta tecnología, la economía de la ciudad ganará. Pues es justo al revés: el motor no son las empresas sino las personas. De ahí el concepto de Clases Creativas.

Las empresas TIC son, tanto en Europa como en USA, apenas el 6% del empleo. Sin embargo, la Clase Creativa representa más del 35% de la población laboral y más del 50% de los salarios, cuando en los 50 no llegaba al 10% de los trabajadores y en 1980 menos del 12%.

¿Es una teoría elitista? En absoluto. Todos los seres humanos somos creativos. Lo que ocurre es que no tratamos a muchos trabajadores como personas creativas, lo que es éticamente vergonzoso y económicamente ineficiente.

Por si todo esto fuera poco, la Creatividad es diversa. El padre de Richard Florida, que estuvo trabajando en la misma fábrica de gafas desde los 13 a los 65 años, le enseñó que lo importante no es la tecnología sino las personas. El reto no es sólo atraer a ese tercio de clase creativa, sino convertir al resto (el 60-70% de la fuerza laboral) en personas creativas. Liberar la energía de todos y cada uno. Hace 100 años, los trabajadores de cuello azul vieron dignificar su trabajo (profesionales como el Sr. Florida padre, que cambiaron la forma de trabajar con el “New Deal”). Hoy debe ocurrir lo mismo con la economía de servicios. El alcalde de Toronto le contó al ponente que una señora jamaicana, que era profesora en su país natal, llegó a la ciudad canadiense y se tuvo que poner a limpiar pisos en un hotel. Era tan vergonzoso que le mentía a sus hijos sobre lo que hacía. La alienación sigue presente en las actividades terciarias.

Además está el poder de la colaboración, que le enseñó a Florida su mentora Gene Jacobs (el Premio Nóbel Robert Lucas cree que la cooperación es una “externalidad de Jacobs”). La competencia ya no es entre estados, sino entre megaregiones, como la de Madrid-Valencia-Barcelona, una de las cinco mayores del mundo.

En su próximo libro, Who’s your city?, ha analizado opiniones de 30.000 profesionales sobre lo que más valoran en la vida: su trayectoria profesional, sus relaciones, dónde viven. La decisión de la ciudad donde vivir es una de las principales. Entre la seguridad o la libertad no hay intercambio: las mejores ciudades poseen ambas.

¿En función de qué se prefiere una ciudad para trabajar? En quinto lugar, por seguridad. En 4º, por oportunidades (infrestructura). En tercer lugar, por buen liderazgo. En segundo lugar, por su apertura a la diversidad. Y lo más importante es por el auténtico carácter de la ciudad: por su alma.

Por tanto, junto a las 3 T (Talento, Tecnología y Tolerancia) hay una cuarta: Territorio. Su identidad única.

La mayor batalla de nuestro tiempo es entre la Creatividad y el Control. Hay futuro, hay esperanza, en cuanto dediquemos nuestros sueños y nuestros esfuerzos a conseguir destapar las posibilidades creativas de las personas.

Extraordinario Richard Florida. Y el resto de los ponentes (José Miguel Iribas, Jeremy Rifkin, Alejandro Zaera, Josep Vicent Boira y los DG de Urbanismo Marcos Vaqur y de Calidad Ambiental Jaime Alejandre). El congreso no sólo no ha defraudado las expectativas de los organizadores (SEPES, Ministerios de la Vivienda y de Medio Ambiente, las universidades valencianas), sino que el Presidente del Comité Organizador (Félix Arias, Director General de SEPES) anunció en el cierre de esta 1ª conferencia internacional que habrá continuidad el año que viene.
Creo que la entrevista que le ha hecho Miquel Alberola a Richard Florida para El País aparecerá pasado mañana domingo en la edición nacional.

jueves, 24 de enero de 2008

Niueva cultura urbana

Día intenso entre Madrid y Valencia. Por la mañana, entrevista con quien ha sido hasta hace muy poco el primer ejecutivo de una gran multinacional en España. Ha decidido cambiar de vida y convertirse en conferenciante, profesor y asesor. Por sus ojos se ve que le encanta su nueva vida.
Después, en la ciudad del Turia, comida con un buen amigo que también está cambiando de aires. Una de los mejores paellas que he probado nunca.
Por la tarde, he asistido al 1º Congreso Internacional de una Nueva Cultura Urbana, invitado por Carles González Triviño. He escuchado una conferencia muy interesante de José Miguel Iribas, autor de El Efecto Albacete, sobre ciudades y proyectos urbanos. Anteriormente habían intervenido María Teresa Fernández de la Vega y Jeremy Rifkin (éste, al parecer en un tono muy apocalíptico).
Esperábamos cenar con Richard Florida, el "padre" de la Clase Creativa. Él y su mujer (llamada Rana) estaban muy cansados del viaje desde Toronto vía Londres (una lástima). He cenado entes gente encantadora: el ponente de esta tarde y su esposa, urbanistas, periodistas, etc. frente a la Ciudad de las Artes y las Ciencias.
Mañana tendremos ocasión de escuchar a Florida y no sé si comer con él. Veremos qué tal.

miércoles, 23 de enero de 2008

Innovar, ¿o morir?

Mi amigo Paco Bas, alumno de Master hace 15 años, magnífico actor (participó en Soldadito español (1988) de Antonio Giménez-Rico con Maribel Verdú y Juan Luis Galiardo, en Los jinetes del alba, en La chica de Tahití (1990) con Vaitiare y Ozores, en Solo o en compañía de otros (1991), en Jet Marbella Set (1991), también con Ozores, en Como un relámpago (1996) de Miguel Hermoso y en Libertarias de Vicente Aranda) y aún mejor consultor, presentó ayer junto a otros dos directores de Deloitte el informe La innovación en la empresa española, recogido hoy en La Gaceta y Expansión. A la hora de abordar la innovación en nuestro país, "existe un enorme desfase entre la moda de hablar de innovación y la realidad de las empresas", en opinión de los autores de esta investigación.
Las compañías españolas sólo apuestan por la innovación funcional e incremental (añadir valor a un producto existente), no por estrategias de océano azul. Sólo un tercio de las empresas de nuestro país ha implantado algún proceso de innovación totalmente definido a partir de una serie de ideas brillantes. La mitad de las compañías nacionales posee una estrategia de innovación, un 39% cuenta con ella pero no ha sido comunicada y en un 11% simplemente no existe.
Para invertir o no en una nueva idea, el 54% de las empresas españolas tiene en cuenta su potencial de penetración en los mercados existentes (a nivel global es el 67%), el 43% el potencial de crear una mayor base de clientes estables (el 27% en el global), el 32% la posibilidad de expandir productos complementarios (el 42% a nivel global) y en cuarta posición (29%) el potencial de entrar en nuevos mercados (a nivel global es una de las dos pimeras, con el 51%).
¿Qué sectores son los más innovadores? El financiero (en modelo de negocio y en tecnología), en energía (innovación de procesos), telecomunicaciones (innovación de productos) y bienes de consumo (innovación de productos y procesos). No por casualidad, los cuatro sectores con los que más trabajamos en eurotalent.
"La innovación en la empresa va bien, pero podría ir mucho mejor", comentó Paco Bas como Director de Innovación de Deloitte. "El reto es profesionalizar la innovación". "La asignatura pendiente es la innovación abierta, de alto impacto y fruto de las ideas propuestas tanto desde dentro como desde fuera de la organización."
Sí, la innovación como asignatura pendiente. Innovación abierta: de productos, de procesos, de tecnología, de modelo de negocio.
Dos buenas noticias ligadas al talento: hoy El Economista, en su suplemento Ecoaula, se hace eco (casi una página) del MPA, destacando su practicidad, personalización y desarrollo de la Inteligencia Emocional frente al miedo. Y la editorial Pearson me ha informado de que Leonardo da Vinci y su Códice para el Liderazgo se traducirá al polaco.

martes, 22 de enero de 2008

Mujeres referentes

Hoy he pasado todo el día en el LIDERA, el Programa de la Comunidad de Madrid para más de 800 mujeres profesionales, que dirige María Benjumea, Presidenta de Infoempleo y va por su segunda edición.

Por la mañana, con las directivas de mayor nivel (medio centenar), trabajando la Visión de Futuro. Por la tarde, con jóvenes profesionales (otras 50) sobre Competencias de Liderazgo. EN ambos casos, extraordinario Talento femenino: muy capaces, entusiastas, totalmente comprometidas.
Una de las particularidades del Programa es la intervención de las llamadas "mujeres referente". Por la mañana hemos tenido a María Eugenia Girón, ex Consejera Delegada de Carrera y Carrera, y por la tarde a Carlota Mateos, directora de Rusticae y a Remedios Orrantia, Directora de RRHH de AstraZeneca. Tres perfiles bien distintos, pero mensajes muy similares: Perseguir un Sueño, Creer en una Misma, Afrontar el éxito y la adversidad con la misma serenidad. Tres ejemplos de cómo hacer bien las cosas y aprovechar las oportunidades.

lunes, 21 de enero de 2008

Mintzberg y los MBA

Ayer tuve ocasión de ver (en la matinal) Los crímenes de Oxford, la última película de Alex de la Iglesia. Me pareció muy buena. Más de dos millones de euros de recaudación en el primer fin de semana. Digno heredero de El orfanato. Para escribir el Cine de Gestión sobre esta cinta para Expansión & Empleo (que creo saldrá el próximo sábado) me leí la novela del argentino Guillermo Martínez en la que está basada la película. Bien escrita. También ha caído este finde el libro Sorrounded by Geniuses (Rodeado de Genios) del consultor Alan Gregerman. Interesante, sin más.
Entrevista a Henry Mintzberg, uno de los gurús más iconoclastas del mundo de la gestión, en La Gaceta (Juanma Roca, una vez más). Según Mintzberg, las escuelas de negocios han sido víctimas del "sistema corrupto" que ellas mismas han creado. Es más: "cuando, por ejemplo, Harvard enseña liderazgo en clase y hace creer a sus alumnos que los va a convertir en líderes, está completamente equivocado. ¡No puedes crear a un líder en una simple clase!"
"La dirección de empresas no es una ciencia. Se trata de una arte, de algo con un evidente componente empresarial. Y al tratarse de algo artesanal es muy importante haber experimentado ese arte y tener la experiencia necesaria para dominar esa parte empresarial. Y ese arte no se enseña como si fuesen matemáticas", nos dice este experto canadiense. Estoy parcialmente de acuerdo. Para mí, la dirección es ciencia (hay una serie de enunciados, como corresponde a una ciencia social), arte y ética. Por otro lado, nada nuevo. El viejo sistema platónico de verdad, bondad y belleza. Aristóteles le añadió un cuarto pilar: la utilidad.
"Muchos alumnos se apuntan a un MBA no para aprender, sino para ascender o también para salir mejor colocados", añade. Y respecto al GMAT (como test de admisión), Mintzberg explica: "mide la inteligencia. Es un método útil, pero insuficiente a todas luces. Es útil para identificar a estudiantes de éxito, pero no directivos de éxito". Sin duda: el Talento (también el directivo) va más allá de la inteligencia (al menos, de la inteligencia lógica y de la lingüística).
Este profesor de la McGill University habla de la "farsa de las admisiones" (las pruebas no tienen nada que ver con las habilidades o competencias que se necesitan para ser directivos), critica el método del caso (no puedes decirle a la gente que tome decisiones sobre un tema a partir de n caso de 20 páginas) y el outdoor training (que no se puede comparar con la experiencia), así como la arrogancia de muchos graduados con el MBA.
En definitiva, Henry Mintzberg dice que "el MBA no es blando; el MBA no es social; el MBA no es directivo; el MBA no está integrado. Favorece lo duro, lo económico, lo analítico, o descompuesto".
Me temo que tiene más razón que un santo. Ahora, cuando una Escuela de Negocios se atreve a hacer algo diferente, los medios le prestan poca atención. Tal es el caso de Rosa Heredero, Directora de la Escuela de Negocios del CEU. Se ha atrevido (talento femenino) a crear un Executive MPA (MBA centrado en las personas), de 350 horas, con tres bloques: Estrategia, Organización y Talento. El MPA considera la dirección como ciencia, como arte y como etica, y por ello va a tener sesiones con directores artísticos (de orquestas, cine, teatro, ballet, televisión) y una de las mejores especialistas en ética empresarial. El MPA valora la experiencia, y por ello sus profesores no son académicos al uso. El MPA contará con diez sesiones de preguntas y respuestas con directores generales, porque foemnta la perspectiva estratégica. El MPA no tiene como pruebas de admisión el GMAT ni nada similar, sino entrevistas de detección de competencias y otras herramientas de medición de la inteligencia emocional. El MPA va más allá de los conocimientos, impulsando un perfil de directivo con dos "competencias" obligatorias: la Humildad y Ser un Equipo. El MPA cuenta con una Defensora de la Practicidad del Máster, que garantizará la utilidad de éste. Y profesores de los cinco continentes, así como un proceso de coaching personalizado para cada alumno.
Estoy convencido de que el Executive MPA, uno de los más innovadores postgrados que hoy se imparte en nuestro país (que tengo el honor de dirigir, y que coordinan Marta Romo y Óscar del Moral) responde acertadamente a las críticas de Henry Mintzberg. En este nuestro país de Quijotes, si fuera de una Escuela de Negocios americana o francesa, merecería todo tipo de atención en la prensa económica. Como es de casa, pasa de puntillas entre cotilleos de empresas y augurios apocalípticos.

domingo, 20 de enero de 2008

Mujeres y fogones

Anoche le preguntaron al cocinero Karlos Arguiñano en un programa de televisión por qué la mayor parte de los chefs son varones. El dueño del restaurante de Zarauz, que reconoció que le habían hecho esa pregunta muchas veces, comentó que antes, en los hoteles y restaurantes, se preparaba comida para muchos clientes, y utilizaban cazuelas y ollas muy grandes y pesadas. Por eso, por puro esfuerzo físico, se contrataba a cocineros y no a cocineras, cuando las mujeres han dominado la cocina en sus casas desde siempre.
De hecho, Carme Ruscalleda es la única mujer en el "top ten" de los mejores cocineros españoles. Afortunadamente, también este aspecto del talento femenino las cosas están cambiando. Desde mañana y hasta el jueves se va a celebrar en Madrid la VI Cumbre Internacional de la Gastronomía, más conocida como "Madrid Fusión". Con más sabor femenino que nunca.
La propia Carme Ruscalleda (tres estrellas Michelin en su restaurante Sant Pau de San Pol de Mar y dos estrellas Michelin en el Sant Pau del barrio Nihonbsahi de Tokio, abierto en 2004) tratará de "Cocina viajera: creatividad entre Oriente y Occidente". Ayer declaraba a un periódico: "El trabajo del cocinero es pintar en el paladar de sus clientes, que conecta con el intelecto, momento en que recuerdas lo que has comido".
Tras ella, intervendrá Mari Carmen Vélez, propietaria y cocinera del restaurante La Sirena, de Petrer (Alicante), un templo de los mariscos. Tratará de "Los nuevos aliolis: mil colores, mil sabores" y preparará salsas con aceite de oliva y con tinta, té matcha y chocolate respectivamente.
María José San Román, de Monastrell (Alicante) expondrá sus investigaciones del azafrán. Y Keiko Nagae, la chef del Senzone La Table du Lancaster de París ofrecerá "La pastelería para gourmands", con ingredientes galos y nipones.
Carmen Ruscalleda recibirá a la francesa Anne Sophie Pic y las italianas Luisa Valazza y Nadia Santini, también de fama mundial.
Una vez más, durante la semana que comienza Madrid se convertirá en la capital mundial de la gastronomía. Este año, con más talento femenino que nunca.

sábado, 19 de enero de 2008

Diez años en "guerra"

Este fin de semana, Juanma Roca nos habla en La Gaceta del estudio de McKinsey Making talent a strategic priority (Convirtiendo el talento en una prioridad estratégica), diez años después de The war for talent (La guerra por el talento).

En 2006, esta consultora afirmó en un informe que el talento per se es la principal prioridad estratégica para el resto de la década. En otro informe de hace dos meses, declaraban que según los directivos se producirá un recrudecimiento de la “guerra por el talento” y una intensificación de la globalización en esta guerra: “ninguna otra tendencia ha sido considerada tan desafiante como la del talento”.

Según Making talent a strategic priority, en esta última década las empresas han basado sus políticas de recursos humanos en mejorar sistemas y procesos y han menospreciado la gestión del talento. En esta línea, “sus esfuerzos han sido escasos o incorrectos”. Estoy plenamente de acuerdo.

Es más. “muchas empresas siguen enfocando el talento como una cuestión táctica más que como un problema integral que está íntimamente ligado a la estrategia de negocio a largo, lo cual requiere la atención directa de la dirección y numerosos recursos”. Tanto lo directores de recursos humanos como los jefes de línea prestan escasa atención en la práctica a la gestión del talento, porque no es una prioridad o porque las unidades apenas comparten información al respecto. Por si todo esto fuera poco, los propios directores de recursos humanos sienten que los sistemas y políticas de RRHH son inadecuados, que no se evalúa a los profesionales por la efectividad de su gestión del talento y que en general las decisiones de RRHH influyen poco en cómo se lidera a las personas.

Los principales obstáculos a la gestión del talento son:
- Los altos directivos no le dedican suficiente tiempo (59%)
- La organización se aísla en compartimentos estancos (48%)
- Los jefes de línea no están demasiado comprometidos con el desarrollo de las capacidades y la carrera de sus empleados (45%)
- Los jefes de línea no son partidarios de diferenciar a los mejores empleados de los mediocres (40%)
- La alta dirección no está demasiado involucrada en la gestión estratégica del talento (39%)
- Los jefes de línea no gestionan el talento de los profesionales de bajo rendimiento de forma adecuada (37%)

Por si todo esto fuera poco, más del 60% de los directivos cree que es un departamento administrativo, no un socio estratégico del negocio, y no se le evalúa por el éxito o fracaso de sus políticas de gestión del talento.

En definitiva, la mayor parte de las organizaciones (en todo el mundo, y especialmente en nuestro país) poseen enormes oportunidades de mejora en situar al talento en el corazón de la estrategia, en organizarlo de forma diferente (la estructura sigue a la estrategia), en definir apropiadamente el talento y en desarrollar el liderazgo a todos los niveles. Habrá ganadores y perdedores, estoy convencido.

Juanma Roca ha titulado a su artículo “Guerra por el talento sin generales”. Así es. Como escribió Peter Drucker respecto a la última Guerra Mundial, duró tanto porque “no murieron suficientes generales”. Estoy convencido de que en esta “guerra por el talento” no va a pasar lo mismo.

viernes, 18 de enero de 2008

Resonancia y disonancia

Día completamente dedicado al coaching. Por la mañana, primer contacto con el Director General de un gran grupo industrial. Más tarde, sesión de coaching estratégico con el de una empresa de distribución y, a la hora de comer, he compartido mesa y mantel con el director general de una empresa de energía que ha cambiado de organización y desea un coaching de equipo para cohesionar a sus colaboradores y reforzar su liderazgo.

Por la tarde, de 4 a 9, he tenido el privilegio de dirigirme a los alumnos del Master de Coaching de la Universidad Camilo José Cela y el Instituto de Inteligencia, invitado por Juan Carlos Álvarez Campillo. Una veintena de profesionales que dedican viernes por la tarde y sábados de todo un año para mejorar como coaches. He hablado del Desarrollo del Liderazgo y de lo que esto supone para el individuo, el equipo y la empresa.

Tanto ayer, escuchando a Richard Boyatzis, como hoy, trabajando el coaching individual y colectivamente, he estado pensando en la Resonancia. Según el Diccionario de la Real Academia, Resonancia (del latín resonantia) es “el sonido producido por la repercusión de otro” en tanto que Disonancia (de dissonantia) es “el sonido desagradable”. Lo que ocurre con las ondas sonoras también sucede con las neuronas espejo: las relaciones pueden ser resonantes o disonantes. De hecho, el Liderazgo es una relación resonante (Richard lo ha tratado con Annie McKee en sus libros Primal Leadership y Resonant leadership, muy recomendables).

Las relaciones son resonantes cuando parten de un Ideal (se transite ilusión, esperanza), se reconocen las fortalezas del otro, se trabaja (desde la acción) desde la situación actual a la real y el clima es de disfrute y cooperación. Las relaciones son disonantes cuando se abusa de la crítica, sin plan de acción alguno y se genera estrés. En la Resonancia prima el Amor; en la Disonancia, el Miedo. De nosotros depende elegir uno u otro.

Para la Resonancia, Esperanza, Compasión y Atención. Se me ocurren pocos ejemplos mejores que la película La vida secreta de las palabras, de Isabel Coixet.

El nuevo libro de Richard Boyatzis, Annie McKee y Frances Johnston, Becoming a Resonant Leader (Harvard Business Press) sale a la venta el 6 de marzo. Lo tengo prereservado en Amazon.

jueves, 17 de enero de 2008

Mira quién baila

He disfrutado, y mucho, de la Convención de Telvent en Sevilla. Por la mañana (hemos empezado a las 8.30 de la mañana), Manuel Sánchez como Presidente ejecutivo de la compañía, ha presentado su visión para el futuro, titulada “Mirando hacia delante”. Manuel me ha impresionado muy positivamente, no sólo por la presentación de hoy, sino por las distintas interacciones que hemos mantenido. Me parece uno de los mejores ejecutivos de nuestro país, y los resultados están ahí.

Después ha mostrado el panorama económico de 2008 Ricardo Martínez Rico, Consejero Delegado de Montoro y Asociados. Muy interesante el momento nacional e internacional que estamos viviendo, y las posibilidades de futuro, expuestos por Ricardo con total claridad.

Antes del café, Javier Salas (ex Presidente de Iberia) ha hablado para presentar la posición del Consejo de Administración de la compañía. El Consejo de Telvent (12 miembros, entre ejecutivos, dominicales e independientes) es de auténtico lujo, como dirían en Andalucía: además de Javier Salas, Cándido Velázquez, Emilio Casinello, Manuel Gasset, Bernardo Villazán, José Manuel Fernández Norniella… Todos allí, implicados plenamente en la convención.

Y posteriormente, me tenido la oportunidad de hablar de Impulsar el Compromiso a través del Liderazgo (me gusta poco la “Gestión del Compromiso”). Ha habido muchas preguntas y me siento plenamente satisfecho con el resultado de la ponencia. Muchos directivos de Telvent han venido después a felicitarme, lo que siempre gusta por lo que supone de reconocimiento de un trabajo hecho con ilusión.

Después de comer, Richard Boyatzis, que publica nuevo libro en marzo (un conjunto de actividades para desarrollar el Liderazgo resonante). Nos ha hablado sobre ese concepto, con el sugestivo título de El Liderazgo sin Inteligencia Emocional es como bailar sin ritmo. Por supuesto, ha empezado bailando, al ritmo de Respect de Aretha Franklin. El Liderazgo como relación resonante nos anima a ser inspiradores (empezando por nosotros mismos) y, a lograr que los demás den lo mejor de sí mismos, Richard ha provocado nuestra reflexión sobre ·”el síndrome del sacrificio”, sobre la disonancia, la renovación, el estrés y el cambio.

Dentro de su exposición, nos ha regalado el poema “Pedra Filosofal”

Eles não sabem que o sonho
é uma constante da vida
tão concreta e definida
como outra coisa qualquer,
como esta pedra cinzenta
em que me sento e descanso,
como este ribeiro manso,
em serenos sobressaltos
como estes pinheiros altos
que em verde e ouro se agitam
como estas aves que gritam
em bebedeiras de azul.
Eles não sabem que o sonho
é vinho, é espuma. é fermento,
bichinho alacre e sedento.
de focinho pontiagudo,
que fossa através de tudon
um perpétuo movimento.
Eles não sabem que o sonho
é tela, é cor, é pincel,
base, fuste, capitel.
arco em ogiva, vitral,
pináculo de catedral,
contraponto, sinfonia,
máscara grega, magia,
que é retorta de alquimista,
mapa do mundo distante,
rosa dos ventos, Infante,
caravela quinhentista,
que é Cabo da Boa Esperança,
ouro, canela, marfim,
florete de espadachim,
bastidor, passo de dança.,
Colombina e Arlequim,
passarola voadora,
para-raios, locomotiva,barco de proa festiva,
alto-forno, geradora,
cisão do átomo, radar,ultra som televisão
desembarque em foguetãona superfície lunar.
Eles não sabem, nem sonham,
que o sonho comanda a vida.
Que sempre que um homem sonha
o mundo pula e avança
como bola colorida
entre a mãos de uma criança.

(António Gedeão)


Sí, el sueño comanda la vida. Nos ha hecho pensar en seres queridos y en malos jefes, en momentos deliciosos de nuestra existencia, en valorar nuestros sueños… Ha sido una maravilla.

En fin, que he vuelto cansado a Madrid porque la jornada ha sido intensa, pero absolutamente deliciosa. Es un orgullo que haya multinacionales de nuestro país que valoren lo importante.

miércoles, 16 de enero de 2008

Las 7 claves del networking

Hoy ha sido un día extraordinario en términos comerciales, como si la reunión estratégica de ayer atrajera llamadas, peticiones e inicio de proyectos. ¿Será ese el secreto?

Por la tarde, me he ido a Sevilla, a la III Convención Estratégica de Telvent (Grupo Abengoa), una empresa española multinacional que está en vanguardia en lo que a tecnología se refiere. La de este año se llama “Another brick in the wall” y tiene como invitados a Richard Boyatzis, uno de los más grandes en el mundo de la Inteligencia Emocional, y un servidor. Hablaré del Compromiso a través del Liderazgo, con las siguientes claves estratégicas (acrónimo de TELVENT): Talento, Ética, Liderazgo, Valor, Equipo, Network y Tecnología (las 3T de la Clase Creativa). Se da la circunstancia de que tanto Rick como yo haremos las ponencias en inglés, que es el idioma de la compañía.

Uno de los temas que voy a tratar son las 7 leyes del networking, variación de las formuladas por Dick Van Vloteen en 2004 y que pueden encontrarse en Internet:
1. Reciprocidad: Los que dan son los que reciben.
2. El efecto red: Quienes se conocen se apoyan unos a otros.
3. Reputación: Va más rápida que tú mism@
4. Interacción: los seres humanos interactuamos entre nosotros de cinco maneras (robándonos, pidiéndonos, acordando, cayéndonos bien, amándonos)
5. Las emociones son contagiosas (y se transmiten en un par de minutos)
6. Los que se adaptan (los que tienen buenos amigos) sobreviven
7. It's a small world (after all)

Resulta curioso que la tesis de los “seis grados de separación” que estableció Stanley Milgram en 1967 es muy poco igualitaria. Muchos tienen pocos vínculos y unos pocos poseen muchos vínculos. Ni que decir tiene que la Inteligencia Emocional es determinante en más de un 90%.

Seguro que voy a disfrutar de las interacciones con los directivos de Telvent y de las enseñanzas de mi admirado Boyatzis.

martes, 15 de enero de 2008

El guión estratégico

Como comentaba en este blog el pasado 6 de enero, los Reyes Magos me han "traído" el guión estratégico 2008 de eurotalent. Como en toda obra de arte (y, para muchos de nosotros, la empresa debe serlo), un guión preestablece qué es lo que queremos conseguir, paso a paso. Lo mismo en una película, en una obra de teatro, en un ballet, en un concierto. Improvisando, de cualquier manera, la obra de arte no es posible.

Nos hemos reunido el equipo de directores, gerentes y consultores de eurotalent a debatir y decidir, en dos partes (la primera, esta tarde; la segunda, el lunes que viene) qué queremos conseguir esta temporada, desde la Ilusión (algo tan poco presente en las organizaciones actuales). El brainstorming (tormenta de ideas) respecto a lo que nos ilusiona este 2008 ha sido impresionante, porque ha participado todo el mundo y las aportaciones han sido valiosas.

Como modelo hemos utilizado el Cuadro de Mando Integral, no desde un planteamiento burocrático (que suele ser común), sino desde la flexibilidad, utilizando las cuatro perspectivas: los resultados a lograr (el marcador final), una “nueva mirada” hacia nuestros socios estratégicos (lo que en otros entornos serían los clientes), los procesos eficientes e innovadores (con una visión distinta del I+D+i y de la responsabilidad social y cultural de las compañías) y el Talento colectivo (sinérgico) desde nuestro enfoque de gestión del cambio (lo que cariñosamente llamamos “modelo POSÍ”: Protagonismo, Optimismo, Sentimientos/Emociones e Iniciativas).
Dado que se trataba de una Reflexión estratégica, no hemos seguido la secuencia desde los resultados de negocio pretendidos hasta el talento, sino al revés: de las grandes causas a las consecuencias.

Una compañera ha tomado nota de todo y nos lo enviará mañana. Tenemos que pensar sobre lo debatido, hacer nuestro propio DAFO de la situación (con la secuencia adecuada: Fortalezas, Debilidades, Oportunidades, Amenazas). Y avanzar juntos la semana que viene (el lunes, de 9:30 a 13:30) en el Plan de Acción conjunto e individual.

Estoy plenamente satisfecho con este “regalo”. Puntual en su finalización y prácticamente en su inicio. Abierto, transparente, claro y conciso. Desde mi punto de vista, pocas cosas forjan tanto un auténtico Equipo como una dinámica de estas características.

lunes, 14 de enero de 2008

American Ganster

Me ha encantado que Javier Bardem recibiera el Globo de oro al mejor actor de reparto y Julie Christie como mejor actriz por Lejos de ella.
He visto el pasado fin de semana la última película de Ridley Scott, American Ganster. Me gusta el cine de este director británico de 70 años, que crea como nadie “mundos completos”: la Roma imperial (Gladiator), Florencia (Hannibal), una ciudad del futuro (Blade Runner), las cruzadas (El Reino de los Cielos), la campiña francesa (Un buen año) o, como en este caso, el Harlem de finales de los 60.

De las 17 películas que ha realizado (en los 70, Los duelistas y Alien, el octavo pasajero; en los 80, Blade Runner, Legend, La sombra del testigo y Black Rain; en los 90, Thelma y Louise, 1492: La conquista del paraíso, La tormenta blanca, La teniente O’Neil y Gladiator; y en este siglo XXI, Hannibal, Black Hawk derribado, Los impostores, El reino de los cielos, Un buen año y American Ganster), he visto todas ellas (una cinta cada dos años, desde 1977). Creo que Alien, Blade Runner, Thelma y Louise y Gladiator está en lo mejor de la historia del cine. Por algo Sir Ridley ha sido nominado tres veces al Oscar (por Thelma y Louise en el 91, Gladiator en el 2000 y Black Hawk derribado en 2001), aunque no lo ha ganado nunca. Evidentemente, también ha hecho petardos, como Legend (con Tom Cruise) o La teniente O’Neil (con Demi Moore).

Me ha gustado mucho American Ganster, la historia (real) de Frank Lucas, traficante afroamericano de drogas durante la guerra del Vietnam. Durante 15 años, Lucas fue el chofer de “Bumpy” Johnson. Aprendiendo de él (de su “modelo de negocio”, pero sobre todo de sus comportamientos como líder social), construyó un imperio que daba trabajo a 100.000 personas. A él se enfrenta Richie Roberts, un policía honesto y curtido contra el hampa. La película huele a Oscars, no sólo por su director, sino por el guionista (Steven Zaillian, de La lista de Schindler), el productor (Brian Grazer, Una mente maravillosa), los protagonistas (Denzell Washington, que lo ganó con Training Day y Russell Crowe, que lo obtuvo por Gladiator) y los secundarios (Cuba Gooding Jr., Armand Assante, Josh Brolin…). Ha sido la gran apuesta de la Universal esta temporada.

¿Qué podemos aprender de American Ganster? Ridley Scott presenta a un “empresario” que “ofrece” un producto con el doble de calidad y la mitad de precio que sus competidores, básicamente porque compra en la fuente, sin distribuidores que incrementan el coste. El personaje que interpreta Denzel Washington vive con un código ético riguroso (que comparte el policía interpretado por Russell Crowe): bajo perfil, viste elegante y discreto, no bebe ni se fuma, se casa con su novia (Miss Puerto Rico). Aprovecha un resquicio en el mercado, ocasionado por el fallecimiento de su jefe y maestro, para controlarlo. Se apoya en la confianza de su propia familia para la distribución. Crea una marca (Magia Azul), con el doble de calidad a la mitad de precio (el kilo de heroína al 50% valía 60.000$ y Lucas compraba en Indochina heroína al 100% por 4.200$ el kilo). Todo funciona a las mil maravillas, en un entorno en el que un tercio de los soldados americanos en Vietnam se drogaban y en el que dos tercios de los policías de Nueva York ligados a los estupefacientes eran corruptos. Nixon dijo (y en la película aparece) que la droga era el principal enemigo del país. La colaboración entre los dos protagonistas, al final de la película será determinante para el desenlace.

Es curioso el proceso de creación de American Ganster. En el año 2000, el New York Magazine publicaba la historia de Frank Lucas. A Brian Grazer, que suele producir películas basadas en historias reales (8 millas, Cinderella man, la mencionada Una mente maravillosa), le pareció una curiosa metáfora del “sueño americano”. Convenció al guionista Steven Zaillian que hiciera un guión sobre la vida de Frank Lucas (además de Schindler, ha escrito Gangs of New York). Trató durante meses con Lucas y con Richie Roberts, en los 70 policía y después abogado defensor. El proyecto pasó por Oliver Stone, por Antoine Fuqua (director de Training day, que le valió el Oscar a Denzel Washington) y finalmente por Ridley Scott, que creó este “duelo interpretativo” entre un mafioso de ética familiar intachable y este policía íntegro de ética familiar más que dudosa.

De las últimas pelis anglosajonas que he visto, American Ganster me parece una de las mejores con diferencia.

domingo, 13 de enero de 2008

El último Ángel

Se nos ha ido Ángel González, para muchos el mejor poeta vivo en España en estos momentos. Como ha escrito Juan Carlos Gea en La Nueva España, admirábamos “la precisa claridad irónica de Ángel González, su mezcla de desenvoltura suavemente cosmopolita, melancolía civil, su cálida sorna verbal y no verbal”. Joaquín Sabina, que no se separó ayer del cuerpo y de la familia del poeta, ha declarado: «No sé qué decir. Estoy huérfano. He perdido a mi padre, a un maestro, un hermano, una guía, un amigo, un ejemplo... Ahí estamos todos, tratando de consolarnos como podemos. Ojalá los españoles se enteren de que este señor era un poeta en carne viva, uno de los seres humanos más dignos, decentes y ejemplares que he visto en mi vida y, desde luego, digno de que la gente vaya mañana a las librerías y acabe con las existencias de sus libros. Bendito seas, Ángel González».

Me he “encontrado” con Ángel Gonzalez varias veces en los últimos 30 años. La primera, según recuerdo, gracias a mi profesora de literatura en 3º de BUP, en otoño del 78. Carmen no era de las que se quedaban, en la historia de nuestras letras, a las puertas de la guerra civil. Nos habló de Ángel González, que llevaba publicando desde 1955 (Áspero mundo, que fue accésit del Premio Adonais), había ganado el Antonio Machado en 1962 (con Grado elemental) y se dedicaba a dar clases en universidades americanas.

Las dos décadas siguientes supusieron su consagración para el gran público: Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1985, Premio Internacional Salerno de Poesía en 1991, Académico de la Lengua desde enero de 1991, Premio Internacional Reina Sofía de Poesía Iberoamericana ese mismo año.

Otro encuentro fue con él fue gracias a Los lunes al sol, la película de Fernando León de Aranoa sobre el paro y sus secuelas. La investigué en profundidad (para un DVD-libro que hicimos para una empresa cliente, que regaló 300 ejemplares) y me encontré con que Aranoa (y su co-guionista, Ignacio del Moral) habían basado su guión en la poesía de Ángel González. Esa dignidad de Santa y sus compañeros es muy de nuestro Ángel.

El verano de 2007, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, los poemas de Ángel González volvieron a aparecer por un sitio y otro. El 5 de enero de este año, el blog de Raúl Gil (“adicto a las palabras”) recogía el poema Me basta así y recordaba que la poesía es un arma cargada de futuro. Como decía Luis Marañón en los comentarios al blog: “en medio del asfalto alborotado por las compras de última hora, tres personas en torno a una blackberry que destilaba poesía”. Maravilloso.

Ángel González, que había recibido el Premio Ciudad de Granada – Federico García Lorca de Poesía en 2004, aceptaba asistir este año a “Poesía en el Palacio” en la ciudad de la Alhambra, que organiza Yolanda Sáenz de Tejada. Creo que no me lo hubiera perdido por nada del mundo.

En su recuerdo, me quedo hoy con uno de sus poemas…

PARA QUE YO ME LLAME ÁNGEL GONZÁLEZ
Para que yo me llame Ángel González,
para que mi ser pese sobre el suelo,
fue necesario un ancho espacio
y un largo tiempo:
hombres de todo el mar y toda tierra,
fértiles vientres de mujer, y cuerpos
y más cuerpos, fundiéndose incesantes en otro cuerpo nuevo.
Solsticios y equinoccios alumbraron
con su cambiante luz, su vario cielo,
el viaje milenario de mi carne
trepando por los siglos y los huesos.
De su pasaje lento y doloroso de su huida hasta el fin, sobreviviendo
naufragios, aferrándose
al último suspiro de los muertos,
yo no soy más que el resultado, el fruto,
lo que queda, podrido, entre los restos;
esto que veis aquí, tan sólo esto:
un escombro tenaz, que se resiste
a su ruina, que lucha contra el viento,
que avanza por caminos que no llevan
a ningún sitio. El éxito
de todos los fracasos. La enloquecida fuerza del desaliento...


…y con la Tribuna de Bernardo Marín en El País.com

"Somos una sucesión de hombres, que aparecen y desaparecen a lo largo de la vida", dijo Ángel González en una de sus últimas apariciones públicas. Siendo así, yo no conocí al autor de la mayoría de sus libros de poesía. Pero sí a su heredero, al último Ángel. Un señor con aspecto de caballero del XIX y mentalidad del XXI que no se daba ninguna importancia, pese a ser probablemente el mejor poeta vivo en español.

Ángel hablaba muy bajito, con acento asturiano. En cierta forma hablaba como escribía, sin la menor pedantería ni solemnidad. Con frases sencillas, pero muy ingeniosas, como si las llevara pensando muchos años. Parecía siempre feliz, la vida le había dejado heridas pero no resentimiento. Le gustaba ver el fútbol, y seguía a los equipos de su tierra, el Oviedo y el Sporting, aunque en los últimos años no le dieran muchas alegrías. Ejercía de asturiano y a la vez detestaba todo nacionalismo. Quizá por eso no le gustaba mucho ver los partidos de la selección. "Tanta bandera junta me asusta", dijo un día.

Pese a su mala salud no renunció al tabaco. Ni a un buen whisky en el Kontiki, su bar de la esquina, en la plaza de San Juan de la Cruz, una extensión social de su propia casa. Allí almorzaba muchos días, allí una camarera brasileña le regañaba como a un niño malo para que terminara el plato. "Está muy flaco, Don Ángel". Y él, obediente, comía.

No tuvo hijos. Y aparte de su mujer, Susi, apenas tenía parientes. Sin embargo estaba siempre acompañado por una entusiasta familia postiza, la de sus amigos: Benjamín Prado, Almudena Grandes, Luis García Montero, Caballero Bonald, Joaquín Sabina , Javier Rioyo y Juan Cruz, entre otros.

Yo mismo tuve la suerte de ejercer a tiempo parcial de nieto adoptivo de Ángel. En el verano más tórrido que se recuerda en Madrid le acompañé a un centro comercial a comprar un cacharro de aire acondicionado portátil. La dependienta era particularmente torpe, se equivocaba todo el rato. De un trámite que podía haber resuelto en un minuto hizo un problema que tardó en resolver un cuarto de hora. Exasperado, miraba a Ángel buscando complicidad para mi cabreo. Pero él agradeció el pésimo servicio con muchísima amabilidad y una gran sonrisa. Ese día confirmé mis sospechas: este tipo, además de un gran poeta es muy buena persona.

Hace dos meses tuve que trasvasar toda la información que guardaba en su viejo ordenador Mac a otro nuevo que había comprado; una labor que ¡ay! quedó inacabada. Recuerdo su expresión divertida y asombrada cuando vio el minúsculo pendrive en el que había guardado todos los documentos de la computadora antigua. "¡Aquí cabe mi trabajo de 20 años!", dijo.

La última vez que lo visité, poco antes de Navidades, fue para conectar su ordenador a Internet. Me pidió que le incluyera en su carpeta de favoritos la página web de este periódico, la de algunos medios asturianos, la de la Real Academia y el blog de un amigo, entre otras. Luego, quiso que le ayudara a buscar noticias sobre el nombramiento, unos días antes, de él y de Juan José Millás como doctores honoris causa en la Universidad de Oviedo. Estaba ya muy mal de salud pero parecía haber disfrutado enormemente de ese homenaje. Y consultaba la información sobre el acto con el mismo placer con el que un niño repasa las fotos de su veraneo.

Seguía leyendo -y releyendo a Proust- y escribiendo: El País Semanal publicó hace apenas dos meses un poema suyo inédito. Su obra tiene un fondo triste pero él siempre encontró un asidero de esperanza para mantener la sonrisa. Me alegro de que el buen humor y el interés por muchas cosas le hayan acompañado hasta el último día.

Mi pequeño homenaje será comprar cuanto antes unos ejemplares de su Antología poética y regalarlo a amig@s para que puedan disfrutar del valor de la poesía de este Ángel que siempre estará con nosotros.

sábado, 12 de enero de 2008

Málaga y León Felipe

Anoche volví, junto con José Antonio Sáinz, de Málaga con el AVE. Menos de 2h 30 minutos, sin paradas. Comodísimo, puntualísimo, con un servicio exquisito. Donde está el AVE, que se quite el avión.

Hemos tenido José Antonio, Biba y yo el placer y el privilegio de trabajar estos días con el Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Málaga. Me ha impresionado extraordinariamente este equipo de líderes, que sirve altruistamente a la provincia desde su capacidad y su compromiso como empresarios. El Presidente de la Cámara, Jerónimo Pérez Casero, es un líder versátil, que jamás levanta la voz. Dirige al equipo desde una excepcional claridad de ideas, reconduciendo los debates a través de un finísimo humor. El gerente (puesto que la gestión de esta cámara es profesionalizada), Andrés García Martínez, es un eficaz directivo que impulsa con una enorme ilusión los proyectos de la Cámara. El secretario general, Andrés García Maldonado, es un hombre culto (autor de más de 30 libros), luchador comprometido por la democracia, que equilibra su conocimiento legal con el dinamismo de la institución. El resto del equipo (los vicepresidentes Rafael García Padilla y Juan Cobalea, Juan Cruzado, José Julián Prieto, Juan Vallejo, y Ana Navarro como tesorera) enriquece mediante la diversidad los análisis y la toma de decisiones de este comité.

Este año se cumple el 40º aniversario de la muerte y el 70º del exilio de León Camino Galicia de la Rosa, conocido como León Felipe (1884-1968). Hijo de notario, estudió Farmacia en Madrid, recorrió España como cómico, trabajó en Guinea Ecuatorial en la administración de hospitales; en 1922 marchó a México, donde trabajó de bibliotecario en Veracruz y profesor de literatura española en la Universidad de Cornell (EEUU). Iniciada la guerra civil, volvió a España como militante republicano. Se exilió en 1938 y jamás regresó a nuestro país.

La poesía de León Felipe es cercana a Walt Whitman, de quien fue traductor. Enérgica, entusiasta, llena de energía. Hace 70 años, tras la toma de Málaga por las tropas de Franco, el poeta empezó a escribir La insignia, una de sus obras más famosas.

¿HABÉIS hablado ya todos?
¿Habéis hablado ya todos los españoles?
Ha hablado el gran responsable revolucionario,
y los pequeños responsables;
ha hablado el alto comisario,
y los comisarios subalternos;
han hablado los partidos políticos,
han hablado los gremios,
los Comités, y los Sindicatos,
han hablado los obreros y los campesinos;
han hablado los menestrales: ha hablado el peluquero, el mozo de café y el limpiabotas.
Y han hablado los eternos demagogos también.
Han hablado todos.
Creo que han hablado todos.
¿Falta alguno?
¿Hay algún español que no haya pronunciado su palabra?...
¿Nadie responde?... (Silencio).
Entonces falto yo sólo.
Porque el poeta no ha hablado todavía.
¿Quién ha dicho que ya no hay poetas en el mundo?
¿Quién ha dicho que ya no hay profetas?

Un día, los reyes y los pueblos,
para olvidar su destino fatal y dramático
y para poder suplantar el sacrificio con el cinismo y con la pirueta,
substituyeron al profeta por el bufón.
Pero el profeta no es más que la voz vernácula de un pueblo,
la voz legítima de su Historia,
el grito de la tierra primera que se levanta en el barullo del mercado,
sobre el vocerío de los traficantes.
Nada de orgullos
Ni jerarquías divinas ni genealogías eclesiásticas.
La voz de los profetas -recordadla- Es la que tiene más sabor de barro.
De barro, del barro que ha hecho al árbol -al naranjo y al pino-
del barrio que ha formado nuestro cuerpo también.
Yo no soy más que una voz -la tuya, la de todos-
la más genuina, la más general, la más aborigen ahora,
la más antigua de esta tierra.
La voz de España que hoy se articula en mi garganta,
como pudo articularse en otra cualquiera.
Mi voz no es más que la onda de la tierra, de nuestra tierra,
que me coge a mí hoy como una antena propicia.
Escuchad, escuchad, españoles revolucionarios, escuchad de rodillas.
No os arrodilléis ante nadie.
Os arrodilláis ante vosotros mismos, ante vuestra misma voz,
ante vuestra misma voz que casi habíais olvidado.
De rodillas. Escuchad.
Españoles, españoles revolucionarios,
españoles de la España legítima,
que lleva en sus manos el mensaje genuino de la raza para colocarlo humildemente
en el cuadro armonioso de la Historia Universal de mañana,
y junto al esfuerzo generoso de todos los pueblos del mundo... escuchad:
Ahí están -miradlos-ahí están, los conocéis bien.
Andan por toda Valencia,
están en la retaguardia de Madrid
y en la retaguardia de Barcelona también.
Están en todas las retaguardias.
Son los Comités, los partidillos, las banderías, los Sindicatos,
los guerrilleros criminales de la retaguardia ciudadana.
Ahí los tenéis.
Abrazados a su botín reciente, guardándole, defendiéndole,
con una avaricia que no tuvo nunca el más degradado burgués.
¡A su botín! ¡Abrazados a su botín!
Porque no tenéis más que botín.
No le llaméis ni incautación siquiera.
El botín se hace derecho legítimo cuando está sellado por una victoria última y heroica.
Se va de lo doméstico a lo histórico, y de lo histórico a lo épico.
Este ha sido siempre el orden que ha llevado la conducta del español en la Historia, en el ágora
y hasta en sus transacciones,
que por eso se ha dicho siempre que el español no aprende nunca bien el oficio de mercader.
Pero ahora, en esta revolución, el orden se ha invertido.
Habéis empezado por lo épico,
habéis pasado por lo histórico
y ahora aquí, en la retaguardia de Valencia,
frente a todas las derrotas,
os habéis parado en la domesticidad.
Y aquí estáis anclados, S
indicalistas, Comunistas, Anarquistas, Socialistas, Trotskistas, Republicanos de Izquierda...
Aquí estáis anclados, custodiando la rapiña, para que no se la lleve vuestro hermano.
La curva histórica del aristócrata,
desde su origen popular y heroico hasta su últimadegeneración actual,
cubre en España más de tres siglos.
La del burgués, setenta años.
Y la vuestra, tres semanas.
¿Dónde está el hombre? ¿Dónde está el español?
Que no he de ir a buscarle al otro lado.
El otro lado es la tierra maldita,
la España maldita de Caín, aunque la haya bendecido el Papa.
Si el español está en algún sitio, ha de ser aquí.
Pero, ¿dónde, dónde?... P
orque vosotros os habéis parado ya
y no hacéis más que enarbolar todos los días nuevas banderas con las camisas rotas
y con los trapos sucios de la cocina.
Y si entrasen los fascistas en Valencia mañana,
os encontrarían a todos haciendo guardia ante las cajas de caudales.
Esto no es derrotismo, como decís vosotros.
Yo sé que mi línea no se quiebra, que no la quiebran los hombres,
y que tengo que llegar hasta Dios para darle cuenta de algo que puso en mis manos
cuando nació la primera substancia española.
Esto es lógica inexorable.
Vencen y han vencido siempre en la Historia inmediata, el pueblo y el ejército que
han tenido un punto de convergencia, aunque este punto sea tan endeble y
tan absurdo como una medalla de aluminio bendecida por un cura sanguinario.
Es la insignia de los fascistas.
Esta medalla es la insignia de los fascistas.
Una medalla ensangrentada de la Virgen.
Muy poca cosa.
Pero, ¿qué tenéis vosotros ahora que os una más?

Pueblo español revolucionario, ¡estás solo!
¡Solo! Sin un hombre y sin un símbolo.
Sin un emblema místico donde se condense el sacrificio y la disciplina.
Sin un emblema solo donde se hagan bloque macizo y único todos tus esfuerzos y
todos tus sueños de redención.
Tus insignias, tus insignias plurales y enemigas a veces, se las compras en el mercado caprichosamente
al primer chamarilero de la Plaza de Castelar, de la Puerta del Solo de las Ramblas de Barcelona.
Has agotado ya en mil combinaciones egoístas y heterodoxas todas las letras del alfabeto.
Y has puesto de mil maneras diferentes, en la gorra y en la zamarra
el rojoy el negro, la hoz, el martillo
y la estrella. Pero aún no tienes una estrella SOLA,
Después de haber escupido y apagado la de Belem.
Españoles, españoles que vivís el momento más trágico de toda nuestra Historia, ¡estáis solos! ¡Solos! El mundo, todo el mundo es nuestro enemigo, y la mitad de nuestra sangre -
la sangre podrida y bastarda de Caín- se ha vuelto contra nosotros también.
¡Hay que encender una estrella!
¡Una sola, sí!
Hay que levantar una bandera.
¡Una sola, sí!
Y hay que quemar las naves.
De aquí no se va más que a la muerte o a la victoria.
Todo me hace pensar que a la muerte.
No porque nadie me defiende
sino porque nadie me entiende.
Nadie entiende en el mundo la palabra "justicia".
Ni vosotros siquiera.
Y mi misión era estamparla en la frente del hombre
y clavarla después en la Tierra
como el estandarte de la última victoria.
Nadie me entiende.
Y habrá que irse a otro planeta
con esta mercancía inútil aquí,
con esta mercancía ibérica y quijotesca.
¡Vamos a la muerte!
Sin embargo, aún no hemos perdido aquí la última batalla,
la que se gana siempre pensando que ya no hay más salida que la muerte.
¡Vamos a la muerte! Este es nuestro lema.
Que se despierte Valencia y que se ponga la mortaja.
¡Gritad, gritad todos.
Tú, el pregonero y el speaker, echad bandos,
encended las esquinas con letras rojas
que anuncien esta sola proclama:
¡Vamos a la muerte!
Que lo oigan todos.
Todos.
Los que trafican con el silencio
Y los que trafican con las insignias.
Chamarileros de la Plaza de Castelar,
chamarileros de la Puerta del Sol,
chamarileros de las Ramblas de Barcelonadestrozad,
quemad vuestra mercancía.
Ya no hay insignias domésticas,
ya no hay insignias de latón.
Ni para los gorros
ni para las zamarras.
Ya no hay cédulas de identificación.
Ya no hay más cartas legalizadas
ni por los Comitésni por los Sindicatos.
¡Que les quiten a todos los carnets!
Ya no hay más que un problema.
Ya no hay más que una estrella,
Una sola, SOLA, y ROJA,
sí, pero de sangre y en la frente, q
ue todo español revolucionario ha de hacérsela
hoy mismo, ahora mismo
y con sus propias manos.
Preparad los cuchillos, aguzad las navajas,
calentad al rojo vivo los hierros.
Id a las fraguas.
Que os pongan en la frente el sello de la justicia.
Madres, madres revolucionarias,
estampad este grito indeleble de justiciaen la frente de vuestros hijos.
Allí donde habéis puesto siempre vuestros besos más limpios.
(Esto no es una imagen retórica.
Yo no soy el poeta de la retórica.
Ya no hay retórica.
La revolución ha quemado
todas las retóricas.)
Que nadie os engañe más.
Que no haya pasaportes falsosni de papel
ni de cartónni de hojadelata.
Que no haya más disfraces
ni para el tímidoni para el frívolo
ni para el hipócrita
ni para el clown
ni para el comediante.
Que no haya más disfraces
v ni para el espía que se sienta a vuestro lado en el café,
ni para el emboscado que no sale de su madriguera.
Que no se escondan más en un indumento proletario
esos que aguardan a Franco con
las últimas botellas de champán en la bodega.
Todo aquel que no lleve mañana este emblema español revolucionario,
este grito de ¡Justicia! sangrando en la frente,
pertenece a la Quinta Columna.

Ninguna salida ya
a las posibles traiciones.
Que no piense ya nadie
en romper documentos comprometedores
ni en quemar ficheros
ni en tirar la gorra a la cuneta
en las huidas premeditadas.
Ya no hay huidas.
En España ya no hay más que dos posiciones fijas e inconmovibles.
Para hoy y para mañana.
La de los que alzan la mano para decir cínicamente:
"Yo soy un bastardo español"
y la de los que la cierran con ira
para pedir justicia bajo los cielos implacables.
Pero ahora este juego de las manos ya no basta tampoco.
Hace falta más.
Hacen falta estrellas,
sí, muchas estrellas, pero de sangre,
porque la retaguardia tiene que dar la suya también.
Una estrella de sangre roja,
de sangre roja española.
Que no haya ya quien diga:
esa estrella es de sangre extranjera.
Y que no sea obligatoria tampoco.
Que mañana no pueda hablar nadie de imposiciones,
que no pueda decir ninguno que se le puso la pistola en el pecho.
Es un tatuaje revolucionario, sí.
Yo soy revolucionario,
España es revolucionaria,
Don Quijote es revolucionario.
Lo somos todos.
Todos.
Todos los que sienten este sabor de justicia
que hay en nuestra sangre y que se nos
hace hiel y ceniza cuando sopla el viento del norte.
Es un tatuaje revolucionario, pero español.
Y heroico también.
Y voluntario además.
Es un tatuaje que buscamos sólo para definir nuestra fe.
No es más que una definición de fe.

Hay dos vientos hoy que sacuden furiosos a los hombres de España,
dos ráfagas fatales que empujan a los hombres de Valencia.
El viento dramático de los grandes destinos,
que arrastra a los héroes a la victoria o a la muerte,
y la ráfaga de los pánicos incontrolables
que se lleva la carne muerta y podrida de los
naufragios a las playas de la cobardía y del silencio.
Hay dos vientos, ¿no los oís? Hay dos vientos, españoles de Valencia.
El uno va a la Historia.
El otro va al silencio.
El uno va a la épica.
El otro a la vergüenza.

Responsables:
El gran responsable y los pequeños responsables:
Abrid las puertas,
derribad las vallas de los Pirineos.
Dadle camino franco
a la ráfaga amarilla de los que tiemblan.
Una vez más veré el rebaño de los cobardes huir hacia el ludibrio.
Una vez más veré en piara la cobardía.
Os veré otra vez
robándole el asiento
a los niños y a las madres.
Os veré otra vez.
Pero vosotros os estaréis viendo siempre.
Un día moriréis fuera de vuestra Patria. E
n la cama tal vez.
En una cama de sábanas
blancas, con los pies desnudos
(no con los zapatos puestos, como ahora se muere en España), c
on los pies desnudos y ungidos, a
caso, con los óleos santos.
Porque moriréis muy santamente,
y de seguro con un crucifijo
y con una oración de arrepentimiento en los labios.
Estaréis ya casi con la muerte, que llega siempre.
Y os acordaréis
-¡claro que os acordaréis!-
de esta vez que la huisteis y la burlasteis,
usurpándole el asiento a un niño en un autobús de evacuación.
Será vuestro último pensamiento.
Y allá, al otro lado,
cuando ya no seáis más que una conciencia suelta,
en el tiempo y en el espacio,
y caigáis precipitados al fin en los tormentos dantescos
-porque yo creo en el infierno también-
no os veréis más que así,
siempre, siempre, siempre,
robándole el asiento a un niño en un autobús de evacuación.
El castigo del cobarde ya sin paz y sin salvación por toda la eternidad.
No importa que no tengas un fusil,
quédate aquí con tu fe.
No oigas a los que dicen: la huída puede ser una política.
No hay más política en la Historia que la sangre.
A mí no me asusta la sangre que se vierta,
a mí me alegra la sangre que se vierte.
Hay una flor en el mundo que sólo puede crecer si se la riega con sangre.
La sangre del hombre
está hecha no sólo para mover su corazón
sino para llenar los ríos de la Tierra, las venas de la Tierra,
y mover el corazón del mundo.

¡Cobardes: hacia los Pirineos, al destierro!
¡Héroes: a los frentes, a la muerte!
Responsables:
el grande y los pequeños responsables:
organizad el heroísmo, unificad el sacrificio.
Un mando único.
Sí. Pero para el último martirio.
¡Vamos a la muerte!
Que lo oiga todo el mundo.
Que lo oigan los espías.
¿Qué importa ya que lo oigan los espías?
Que lo oigan ellos, los bastardos.
¿Qué importa ya que lo oigan los bastardos?
¿Qué importan ya todas esas voces de allá abajo, si empezamos a cabalgar sobre la épica?
A estas alturas de la Historia ya no se oye nada.
Se va hacia la muerte...
y abajo queda el mundo de las raposas,
y de los que pactan con las raposas.

Abajo quedas tú, Inglaterra, v
ieja raposa avarienta,
que tienes parada la Historia de Occidente hace más de tres siglos
y encadenado a Don Quijote.
Cuando acabe tu vida
y vengas ante la Historia grande
donde te aguardo yo, ¿qué vas a decir?
¿Qué astucia nueva vas a inventar entonces para engañar a Dios?
¡Raposa! ¡Hija de raposos!
Italia es más noble que tú.
Y Alemania también.
En sus rapiñas y en sus crímenes
hay un turbio hálito nietzscheano de heroísmo e
n el que no pueden respirar los mercaderes,
un gesto impetuoso y confuso de jugárselo todo a la última carta,
que no pueden comprender los hombres pragmáticos.
Si abriesen sus puertas a los vientos del mundo,
si las abriesen de par en par, y pasasen por ellas la Justicia
y la Democracia Heroica del hombre,
yo pactaría con las dos para echar sobre tu cara de vieja raposa sin dignidad y sin amor
toda la saliva y todo el excremento del mundo.
¡Vieja raposa avarienta: has escondido,
soterrado en tu corral,
la llave milagrosa que abre la puerta diamantina de la Historia...
No sabes nada.
No entiendes nada y te metes en todas las casas
a cerrar ventanasy a cegar la luz de las estrellas!
Y los hombres te ven y te dejan.
Te dejan porque creen que ya se les han acabado los rayos a Júpiter.
Pero las estrellas no duermen.
No sabes nada.
Has amontonado tu rapiña detrás de la puerta,
y tus hijos, ahora, no pueden abrirla
para que entren los primeros rayos de la aurora nueva del mundo.
Vieja raposa avarienta, eres un gran mercader.
Sabes llevar muy bien
las cuentas de la cocina
y piensas que yo no sé contar.
Sí sé contar.
He contado mis muertos.
Los he contado todos, los he contado uno por uno.
Los he contado en Madrid,
los he contado en Oviedo,
los he contado en Málaga,
los he contado en Guernica,
los he contado en Bilbao...
Los he contado en todas las trincheras,
en los hospitales,
en los depósitos de los cementerios,
en las cunetas de las carreteras,
en los escombros de las casas bombardeadas.
Contando muertos este otoño por el Paseo de El Prado,
creí una noche que caminaba
sobre barro,
y eran sesos humanos que tuve por mucho tiempo pegados a
la suela de mis zapatos.
El 18 de noviembre,
sólo en un sótano de cadáveres,
conté trescientos niños muertos...
Los he contado en los carros de las ambulancias,
en los hoteles,
en los tranvías,
en el Metro...,
en las mañanas lívidas,
en las noches negras sin alumbrado y sin estrellas...
y en tu conciencia todos... Y
todos te los he cargado a tu cuenta.
¡Ya ves si sé contar!
Eres la vieja portera del mundo de Occidente,
tienes desde hace mucho tiempo las llaves de todos los postigos de Europa
y puedes dejar entrar y salir a quien se te antoje.
Y ahora, por cobardía,
por cobardía nada más,
porque quieres guardar tu despensa hasta el último día de la Historia,
has dejado meterse en mi solara los raposos
y a los lobos confabulados del mundo
para que se sacien en mi sangre
y no pidan enseguida la tuya.
Pero ya la pedirán, ya la pedirán las estrellas...

Y aquí otra vez, a
quíen estas alturas solitarias.
Aquí, donde se oye sin descanso
la voz milenariade los vientos, del agua y de la arcilla
que nos ha ido formando a todos los hombres.
Aquí, donde no llega el desgallitado vocerío de la propaganda mercenaria.
Aquí, donde no tiene resuello ni vida el asma de los diplomáticos.
Aquí, donde los comediantes de la Sociedad de Naciones no tienen papel.
Aquí, aquí
ante la Historia,
ante la Historia grande
(la otra,
la que vuestro orgullo de gusanos enseña a los niños de las escuelas,
no es más que un registro de mentiras
y un índice de crímenes y vanidades).
Aquí, aquí
bajo la luz de las estrellas,
sobre la tierra eterna y prístina del mundo
y en la presencia misma de Dios.
Aquí, aquí, aquí
quiero decir ahora mi última palabra:
Españoles, españoles revolucionarios:
¡El hombre se ha muerto!
Callad, callad.
Romped los altavoces
y las antenas,
arrancad de cuajo todos los carteles
que anuncian vuestro drama en las esquinas del mundo.
¿Denuncias? ¿Ante quién?
Romped el Libro Blanco,
no volváis más vuestra boca
con llamadas y lamentos
hacia la tierra vacía.
¡El hombre se ha muerto!
Y sólo las estrellas pueden formar
ya el coro de nuestro trágico destino.
No gritéis ya más vuestro martirio.
El martirio no se pregona,
se soporta
y se echa en los hombros como un legado y como un orgullo.
La tragedia es mía, mía,
que no me la robe nadie.
Fuera, Fuera todos.
Todos.
Yo aquí sola.
Sola bajo las estrellas y los Dioses.
¿Quiénes sois vosotros?
¿Cuál es vuestro nombre?
¿De qué vientre venís?
Fuera... Fuera... ¡Raposos!
Aquí, yo sola.
Sola, con la Justicia ahorcada.
Sola, con el cadáver de la Justicia entre mis manos.
Aquí yo sola,
sola con la conciencia humana,
quieta, parada, asesinada para siempre
en esta hora de la Historia
y en esta tierra de España,
por todos los raposos del mundo.
Por todos, por todos.
¡Raposos! ¡Raposos! ¡Raposos!
El mundo no es más que una madriguera de raposos
y la Justicia una flor que ya no prende en ninguna latitud.

Españoles, españoles revolucionarios.
¡Vamos a la muerte!
Que lo oigan los espías.
¿Qué importa ya que lo oigan los espías?
Que lo oigan ellos, los bastardos.
¿Qué importa ya que lo oigan los bastardos?
A estas alturas de la Historia
ya no se oye nada.
Se va hacia la muerte
y abajo queda el mundo irrespirable de los raposos y de los que pactan con los raposos.
¡Vamos a la muerte!
¡Que se despierte Valencia
y que se ponga la mortaja!...


EPÍLOGO
Escuchad todavía...
Refrescad antes mis labios y mi frente... tengo sed...
Y quiero hablar con palabras de amor y de esperanza.
Oíd ahora: la Justicia vale más que un imperio,
aunque este imperio abarque toda la curva del Sol.
Y cuando la Justicia está herida de muerte
y nos llama en agonía desesperada,
no podemos decir: "yo aun no estoy preparado".
Esto está escrito en mi Biblia,
en mi Historia,
en mi Historia infantil y grotesca,
y mientras los hombres no lo aprendan
el mundo no se salva.

Yo soy el grito primero,
cárdeno y bermejo,
de las grandes auroras de Occidente.
Ayer, sobre mi sangre mañanera,
el mundo burgués edificó en América todas sus factorías y mercados,
sobre mis muertos de hoy,
el mundo de mañana levantará la Primera Casa del Hombre.
Y yo volveré, v
olveré porque aun hay lanzas y hiel sobre la Tierra.
Volveré, volveré con mi pecho y con la Aurora otra vez.

70 años después, muy afortunadamente, estamos en otra España muy diferente. León Felipe decía que “los poetas no tienen biografía, sino destino”. Ojalá que el destino de este poeta sea que aprendamos de la historia para no volver a repetirla. Como él escribió, “Quiero hablar con palabras de amor y de esperanza”.