Páginas vistas en total

domingo, 21 de diciembre de 2008

Pesimismo heleno y Talento sexy

Magnífico día en Madrid. El termómetro ha alcanzado los 26º y estábamos a 8º por la noche. Más propio de primavera que “de lo más crudo del crudo invierno”.

El País narra los Quince días al borde del abismo. Las revueltas siguen en Grecia, el país más pesimista de la Unión Europea. Corrupción rampante (el primer ministro Kostas Karamanlis, del partido Nea Demokratía, ha pedido disculpas), un paro juvenil del 23% y un sueldo medio menor de 700 euros. Siete de cada diez griegos creen que el país va por mal camino, según el Eurbarómetro publicado el jueves. Y el diario Ta Nea resalta: “La cuestión no es si Grecia tiene un mal gobierno, porque un mal gobierno puede cambiarse en las próximas elecciones, sino si Grecia se ha convertido en un país ingobernable”. Lástima. La cuna de nuestra civilización está en una crisis profunda.

También en El País, entrevista al Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernandez Ordóñez. El titular: “La desconfianza es total”. Porque “el mercado interbancario no funciona y se generan círculos viciosos: los consumidores no consumen, los empresarios no contratan, los inversores no invierten y los bancos no prestan…” Precisamente la falta de confianza puede alargar el final de esta crisis.

En la parte de Negocios del mismo periódico, excelentes los artículos de Carmen Alcaide Es urgente ayudar a las pymes (que suponen el 99’8% de las empresas españolas) y de Mario Armero Audacia contra crisis: “Tengo para mí que el fuuro nacional vendrá marcado por la capacidad de actuar sobre lo que suelen llamarse las cuatro Íes: Innovación en personas y tecnología: Inspiración en liderazgo y esperanza; Inclusividad (un nuevo modelo económico) e Integridad, para evitar los excesos del pasado”. Tengo una gran admiración tanto por Carmen como por Mario y estoy plenamente de acuerdo con sus ideas.

En El Mundo, Definitivamente Shakespeare, un artículo de Pilar Ortega que pone de manifiesto la coincidencia del Teatro Selecto en una muy cuidada edición de Ángel-Luis Pujante y la biografía de Peter Ackroyd (casi 800 páginas). Por no hablar del Hamlet que actualmente se interpreta en el Teatro María Guerrero de Madrid (y que no pienso perderme).Shakespeare siempre está de moda, pero ahora más que nunca.

En el Magazine de El Mundo, entrevista de Elena Pita a Vicente del Bosque, seleccionador nacional de fútbol: “Soy muy, pero que muy competitivo. Otra cosa es que no lo exprese”.

En el ABC, Antonio Astorga se hace eco del Concierto de Navidad para la Fundación Padre Arrupe que dirigió Inma Shara el viernes 20 con la Orquesta Sinfónica Checa en el Hotel Auditórium de Madrid. Mi admirada Inma acaba de dirigir ante el Papa en el Vaticano. Como ella suele decir (y se pone de manifiesto en la entrevista, “la música es el lenguaje universal de los sentimientos, el lenguaje del corazón. Es capaz de anularte el raciocinio”. Felicidades una vez más, querida maestra.

En Público, en las páginas de Culturas, S. Brito comenta el estreno de Estómago, del brasileño Marcos Jorge, Espiga de Oro de la Seminci. Es la cuarta película más taquillera del año en Brasil (no me la pienso perder). El director de la cinta considera que “las buenas comidas se acabn convirtiendo en mierda, y el poder hace lo mismo con las personas”.

Y en XL Semanal (revista de La Razón y La Vanguardia), entrevista a Helen Mirren, 63 años, una de las grandes damas del cine británico. Óscar por su papel de la Reina de Inglaterra en The Queen. Su próximo proyecto es una adaptación al cine de La Tempestad (Shakespeare, de nuevo). Su última película, Love Ranch, dirigida por su marido Taylor Hackford, en el que interpreta a la Madame de un burdel, una prostituta veterana. Dice: “la experiencia me ha enseñado que entre mujeres hay que tener ojo con las puñaladas solapadas” y “el talento me parece muy sexy. Los hombres despiertos, vivos, con inquietudes, me chiflan”. Interesante.

Dejo para comentar estos días El País Semanal con las imágenes del año y el Anuario Marca 2008, en el mejor año de la historia del deporte español.