Páginas vistas en total

domingo, 14 de diciembre de 2008

Canallas, insultos y meritocracia

¡Vaya día que tuve ayer! Llegué a Las Palmas con un retraso de 45 minutos y, aunque tenía billete de vuelta con Air Europa a las 17.25, anunciaban un retraso superior a dos horas. Cogí billete en el de Iberia de las 19.30 que salió más allá de las ocho (el de Air Europa todavía no estaba embarcando; por tanto, el retraso era superior a tres horas). Llegué a Barajas (a la zona del satélite) a las 12 y 10 de la noche. Una maravilla.

Por tanto, me perdí el clásico F. C. Barcelona – Real Madrid. Esta mañana he visto las principales imágenes y he leído, además de las páginas deportivas de los periódicos nacionales, el Marca y el As. Juande, el entrenador merengue, fue muy realista: planteó un partido a la defensiva, tapando huecos, parando a Messi (Sergio Ramos), a Xavi (Gago) y a Márquez (Raúl). El Barça no pudo desarrollar su juego, agresivo, letal. En el minuto 26, Drenthe se quedó solo ante Valdés y falló. Si hubiera marcado, con el 0-1 el Madrid habría seguido al contragolpe y el resultado había sido otro. Hasta el 67 no hubo un ataque peligroso de los blaugranas (disparo alto de Messi). Tres minutos después, penalti de Salgado a Busquets; lanzó Etoo y paró Casillas, que le adivinó la intención. En el 83, corner del Barça, Puyol remata y se la pasa a Etoo, que la empuja lo justo; Palanca no puede sacarla y se convierte en el 0-1. En el 91, Messi levantó el balón ante Casillas y Cannavaro no puede sacarla.

Todos pueden estar contentos. El Madrid no fue goleado (las apuestas estaban 6-1 a favor de los culés; “al campeón no se le gana 6-0” había declarado Pep Guardiola) y dio una buena imagen (además, jugaron canteranos como Palanca o Javi García). El Barcelona ganó (como había dicho Schuster en su última rueda de prensa, “no se puede ganar en el Camp Nou”), mostró una enorme ambición –aunque demasiada prisa- y aventaja a los blancos en 12 puntos. Ningún equipo de la historia ha sido campeón remontando esta ventaja. En cualquier caso, la imagen del equipo blanco ha mejorado mucho en apenas una semana. De eso no cabe duda.

En la prensa de hoy, muchos temas interesantes. “Vivimos en el centro de un gran chantaje”, declara José Luis Sampedro (91 años), escritor y economista en un artículo de Antonio Lucas en El Mundo. Tiene “perfil de caballero andante” y publica Economía humanista, una selección de textos en los que anunciaba que esto no se puede sostener. “Aquí se mercantilizan hasta los afectos. Estamos entrando en un periodo de barbarie. Y tenemos a los bárbaros dentro”. Este sabio, a quien tuve ocasión de tratar hace más de un cuarto de siglo (presentó una revista, Estudios de Economía, que hacíamos en AIESEC en los 80), es optimista: “Afortunadamente, la sociedad está muy por delante de sus políticos. Es el ciudadano el que se mueve, el que está alerta”.

Canallas. Como Bernard Madoff, uno de los ejes de Wall Street, ex Presidente de Nasdaq, que ha estafado más de 50.000 millones de dólares. A sus 70 años, ha pagado una fianza de 7’5 millones de euros y está tranquilamente en su casa de la parte de Manhattan. Como Rod Blagojevich, gobernador de Illinois que se veía a sí mismo como candidato a presidente en 2016, pretendía vender el escaño de Obama como senador (hubo personas que ofrecieron 1’5 millones de dólares).

Insultos. En Los Domingos de ABC, Alfonso Armada titula su análisis ¡Ornitorrinco! El insulto degrada el zoco político. Se refiere a las malsonantes palabras de Carlos Fabra, Joan Tardá, Pedro Castro, Josu Erkoreka… “La degradación del lenguaje termina evidenciando uno de los peligros que acechan a la política del manñana: la irrelevancia” (Ramón Vargas-Machuca).

Alberto Corazón, diseñador gráfico y artista plástico: "Madrid sigue sin diseñar su identidad”, en El Mundo. El 21 de enero, estrena muestra sobre La Plaza Mayor y otros trabajos conceptuales de los 70” en el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid. Según Corazón, la mano olímpica del 2016 o MAD, locos por Madrid “son intentos, pero ninguno cuaja. El fundamento de la identidad de Madrid está en su cultura, algo en lo que hay que hurgar”.

Nos falta diseño en la “era conceptual” y nos creemos demasiado nuestra leyenda negra. El historiador Fernando García de Cortázar escribe sobre Henry Kamen en un curso en El Escorial no hace mucho. Habló sobre Felipe II y en el turno de preguntas, los participantes criticaron al monarca. Kamen respondió: “Es inaudito. Los únicos en todo el mundo que se creen ya la leyenda negra a pies juntillas son ustedes, los universitarios españoles. Me abochorna”. Don Fernando apunta: “Nuestro tiempo, que reduce la vida y la cultura a la política y la política a la propaganda, se contenta muchas veces, muy de acuerdo con el nivel moral que lo distingue, con juicios de este tipo. Tratemos de saber si Marco Aurelio, Dante, Erasmo, Montaigne, Cervantes o Goethe eran de derecha o de izquierda. La estupidez d tan elemental clasificación salta a la vista. ¿Por qué? Porque somos mucho más que abstracciones o símbolos, porque somos algo mucho más complejo, caótico, caprichoso y cambiante que lo que quieren hacernos pensar los herederos de Robespierre y los ciegos e ingenuos devotos del turismo revolucionario”. Aquí, leyenda negra asumida. En El País Domingo, Timothy Garton Ash titula su artículo El poder de Harry Potter: “El principal arma del Reino Unido no son los misiles ni la libra, sino su influencia cultural”.

Lo dejo; tengo demasiado éxito. El artículo de Silvia Blanco en El País. Vida y Artes se refiere a los profesionales y artistas encumbrados que abandonan en plena gloria (Juan Rulfo, Arthur Rimbaud, Deluxe, Daniel Day-Lewis, Jordi Parramón, Thomas Pynchon). “Tener talento no tiene nada que ver con saber gestionar el éxito o la fama”.Sí, las expectativas elevadas suelen desarrollar el miedo al fracaso.

Por otro lado, “una sociedad democrática sólo puede ser una sociedad meritocrática” (Javier Cercas en El País Semanal). Y por eso dice sobre Obama: “Es listo, es culto, es hábil, tiene el encanto de un galán, el sentido común de una madre de familia numerosa y el instinto de un político puro; lo tiene todo, y un ventarrón de entusiasmo que lo empuja”.

La Educación, fuente de prosperidad. Amadeo Petitbó, catedrático de economía aplicada y DG de la Fundación Rafael del Pino, explica el papel de la educación (ya descrito por Jovellanos: “la instrucción es no sólo la primera, sino también la más general fuente de prosperidad de los puebles”. El gasto público en educación en España ha pasado del 4’6% del PIB en 1995 al 4’2% en 2005, en tanto que en la OCDE se ha elevado del 5’3% al 5’4%. Además, “las diferencias salariales entre los distintos niveles de formación son cada vez menores en España”.

Afortunadamente, hay algunas buenas noticias. Ariadna Trillas, una de las mejores periodistas que conozco, escribe sobre Desigual en El País. Negocios. Leticia Blanco analiza los buenos resultados de esta cadena de moda en el suplemento Mercados de El Mundo. Luis Doncel, también en El País Negocios, celebra el 20º aniversario de Aguirre Newman. Felicidades.

Felicidades también a Susanna Griso y su equipo de Espejo Público, que cumplió dos años (400 programas) el jueves 11. Es la mejor presentadora, según el Foro del Espectador. Susanna toma vacaciones (supermerecidas) del 22 de diciembre al 7 de enero. Yo también espero que en 2009 des muchas buenas noticias.

Y el deporte. José María Odriozola, reelegido ayer Presidente de la Federación Española de Atletismo, con los que llegará a 24 en este cargo, es entrevistado por Manuel Frías en ABC. A sus 69 años, comenta que “hay que ser muy agresivos para atraer a la juventud al deporte y volver a hacer competiciones en los colegios”. Javier Gómez, en El Mundo, se pregunta si Ramón Calderón es el peor presidente de la historia del Real Madrid. “Nunca la casa Blanca ha vivido en semejante estado de histeria: abonada a los titulares de escándalos, con mitos blancos, como Míchel, que se van de un portazo, una deuda como un grillete de 500 kilos, un equipo con la simetría de un Miró y un desprestigio creciente”. Y cita a Eugenio Martínez Bravo, presidente de Plataforma Blanca: “Es la peor presidencia de la historia. El señorío, la discreción y la honradez han dejado de existir”.

Y la selección nacional de balonmano femenino juega hoy la final del europeo. Nunca había ganado a Alemania y ayer le metió 32 a 29 Inaudito. Una magnífica noticia. Ojalá le ganen a Noruega (el mejor equipo del mundo, que ha disputado cinco finales desde 1996 y ha ganado cuatro). En cualquier caso, España estará en el Mundial de China de 2009.