Páginas vistas en total

sábado, 6 de diciembre de 2008

30 años de Constitución: Arquitectura de la Convivencia

Hoy se cumple el 30º aniversario de nuestra Carta Magna. Es una fecha muy especial, porque nunca hemos tenido una Constitución tan duradera como ésta, que ha asegurado nuestras libertades y nos ha permitido el desarrollo económico y social. Sin embargo, es un poco triste que según las encuestas menos del 50% de los ciudadanos hoy votaría a favor, casi un 20% en contra y otro 20% no sabe, no contesta.

Un proceso fascinante en 100 sesiones. Tras las elecciones generales del 15 de junio de 1977 (que ganó la UCD), el Congreso crea una Comisión Constitucional encargada de redactar un proceso de Constitución. Ésta nombra a siete ponentes: José Pedro Pérez Llorca, Gabriel Cisneros y Miguel Herrero Rodríguez de Miñón por la UCD, Gregorio Peces Barba (PSOE), Manuel Fraga (AP), Jordi Solé Tura (PCE) y Miguel Roca (Minoría catalana). Se reunieron en 29 sesiones a puerta cerrada en cinco meses (agosto-diciembre de 1977) y alumbraron un anteproyecto el 5 de enero de 1978. A este texto se presentaron más de 3.000 enmiendas, que se debatieron en la Comisión Constitucional en 24 sesiones (meyo-junio). El pleno del Congreso lo aprobó el 21 de julio y lo envió al Senado, donde recibió 1.254 enmiendas. Tras 17 sesiones en comisión y 10 en pleno (agosto-octubre), fue reenviado al Congreso el 13 de octubre. Una Comisión Mixta resolvió las discrepancias en dos semanas. El 31 de octubre fue votado por ambas cámaras, con el 94% de votos a favor. El 6 de diciembre, tal día como hoy hace 30 años, los españoles votaron (sólo un tercio se abstuvo) y en un 88% dieron su aprobación. El Rey sancionó el texto en solemne sesión conjunta de Congreso y senado el 27 de diciembre y fue publicado en el BOE el 29 de diciembre de 1978.

Parece que, si bien partidos políticos y expertos desean reformarla, no hay consenso para ello. Los padres de la Constitución (todos viven menos Gabriel Cisneros, que falleció en julio del pasado año; Jordi Solé Tura, de 78 años, posee Alzheimer) creen que “vale para 30 años más”. Péces-Barba y Roca reformarían el Senado como una cámara auténticamente territorial y Fraga, el Título VIII (el de las Autonomías). Jordi Solé, hijo de Solé Tura, publica un precioso artículo de opinión, Respetad a mi hermana. Nos recuerda que Constitución es cooperación, debate, negociación, libertades, laicidad. Y finaliza: “Los países, como los individuos, tienen que saber distinguir y honrar los giros decisivos de su historia. En España, a falta de grandes gestas militares podemos conmemorar gestas de paz y reconciliación, y la Constitución, mi hermana, es de las más importantes sin duda. No la maltratéis, por favor”.
Feliz cumpleaños.