Páginas vistas en total

sábado, 8 de noviembre de 2008

Resaca electoral

Este sábado en Cinco Días Paz Álvarez recoge una serie de opiniones sobre Obama, El líder que necesita el mundo. Antonio Garrigues (“su elección es una de las mejores noticias para Estados Unidos, que está viviendo en los últimos tiempos una crisis de identidad”), Jordi Canals (“ha pasado un gran examen, en el que se ha puesto a prueba sus numerosas cualidades que tendrá que seguir poniendo en ejercicio”), José Medina (“cuando una persona pierde el dinero, no ha perdido nada. Cuando pierde la salud, ha perdido ago. Cuando pierde la esperanza, lo ha perdido todo”), Douglas McEncroe (“es sincero con los que trabajan a su lado y no fomenta las luchas internas ni las envidias. Trabaja con disciplina, tiene un discurso coherente y parece saber escuchar”) y un servidor.

Para estas opiniones, había mandado a Paz Álvarez “ocho lecciones” de Obama:

1.- El poder de la educación. Un sistema de becas que hace posible que un joven afroamericano sin recursos se gradúe en unas de las mejores universidades del mundo y llegue a ser director de la Harvard Law Review.
2.- La diversidad es riqueza. Una persona de etnia diferente, edad diferente (47), vivencias distintas (Indonesia, Hawai, Kenia) a la mayoría de los políticos de su país.
3.- La pasión moviliza. Ha logrado incorporar a la política a colectivos que antes ni siquiera se lo planteaban (jóvenes, mujeres y minorías étnicas).
4.- Canalizar la energía hacia el futuro. Frente a la crispación, ilusión y esperanza.
5.- Entusiasmo en los contenidos, serenidad en la presentación.
6.- Audacia, valentía, coraje.
7.- Las desigualdades profundas destruyen la economía.
8.- Si queremos, podemos. Yes, we can.

En Expansión & Empleo, se hacen eco de sus VI Premios a la Innovación en RRHH: a Cap Gemini, Unión Fenosa, Cetelem, Banco Sabadell, Santander, Indra, Ikea, MRW, Duro Felguera, Dunlop, T-Systems… Interesantes y valiosas experiencias.

En Financial Times de este fin de semana, una entrevista con la Premio Nóbel de Literatura Toni Morrison. En sus 9 novelas, “ha dicho lo indecible”, según John Sutherland, profesor del University College de Londres.

El País nos habla del equipo económico de Obama y de que los asesores de McCain echan la culpa de su derrota a Sarah Palin (quiso dar su discurso de derrota antes que McCain, compró ropa para toda la familia a cuenta del partido, no sabía que África era un continente, habló con un humorista que se hizo pasar por Sarkozy, no supo enumerar a los países integrantes del Tratado de Libre Comercio: USA, Canadá y México).

El Mundo también trata la rueda de prensa de Obama ayer, junto a su equipo económico: “No va a ser fácil salir del agujero” y publica una entrevista a David Hamburg, psiquiatra, asesor político, presidente de la Fundación Carnegie y presidente del Grupo de la ONU para la prevención del genocidio: “No sé si un negro podría haber sido elegido presidente de EEUU sin la grave situación económica actual”. A grandes males, grandes remedios.

En la contraportada de El Economista, una entrevista a José María Irisarri, Presidente de Vértice 360º: “A veces la calidad choca con la audiencia”. En el Liderazgo, también. Por eso es tan buena una noticia como la elección de Obama.

3 comentarios:

Francisco M. Rangel Pardo dijo...

Estimado Sr. Cubeiro,

Leo en sus líneas lo siguiente: "En Expansión & Empleo, se hacen eco de sus VI Premios a la Innovación en RRHH: a Cap Gemini, Unión Fenosa, Cetelem, Banco Sabadell, Santander, Indra, Ikea, MRW, Duro Felguera, Dunlop, T-Systems…"

Y como entiendo que usted es un experto en RRHH me gustaría saber sobre qué base se da un premio de este tipo a una empresa.

Lo digo por un simple motivo, yo conozco muy de cerca varias de las anteriores empresas y no comprendo cómo se puede dar un premio de innovación en RRHH a una empresa dónde existe gran talento en las capas más bajas oculto bajo capas y capas de incompetencia acumulada, dónde la función de comunicación interna de RRHH se basa en envíos masivos de emails sobresaturando de información (desinformación) a los trabajadores, dónde la función de formación brilla por su ausencia, por poner un ejemplo, en lugar de apostar porque la gente aprenda inglés se apuesta porque aprendan inglés sólo aquéllos que estén en un puesto donde lo necesiten, limitando de este modo la proyección profesional, dónde la retribución se basa en la división de la plantilla en n únicos grupos y se desintegra la posibilidad de negociación individual en función de responsabilidad, implicación, compromiso, esfuerzo..., dónde la equidad brilla por su ausencia partiendo de una ausencia total de transparencia en las condiciones laborales, y no sólo las retributivas, dónde ya ni siquiera hablemos de técnicas de alto rendimiento, empowerment, evaluación del rendimiento...

Me suena a un "todos mienten" o más bien a un "todo es mentira" en este tipo de premios, dónde existen multitud de empresas, con menos renombre que las anteriores, dónde gente muy comprometida con los RRHH están luchando día a día con la difícil tarea de conciliar intereses de trabajadores, empresarios y del propio mercado.

Estimado Sr. Cubeiro, agradezco de antemano su atención y confío en que su respuesta aclarará bastante mis dudas.

Juan Carlos Cubeiro dijo...

Buenos días, Francisco.
Los Premios de Expansión & Empleo los concede un jurado de expertos, con el asesoramiento académico del Instituto de Empresa, que evalúan una serie de iniciativas como especialmente innovadoras.
Podría darse el caso de una organización poco equitativa y/o poco humanista que recibiera uno de estos galardones si ha presentado algún proyecto considerado innovador en el ámbito de los RRHH.
Sinceramente, no creo que "todos mientan". Si bien nunca he sido jurado de estos premios, pondría la mano en el fuego por varios profesionales que sí lo han sido, gente honesta que se toma el humanismo en la empresa muy en serio.

Es labor de todos reconocer las buenas prácticas y, como comentas, difundir la labor de empresas menos conocidas que apuestan decididamente por conciliar los intereses de las personas y de la organización en su conjunto.

Un abrazo,

Francisco M. Rangel Pardo dijo...

Gracias por su pronta respuesta y por sus aclaraciones, aunque en ningún momento he querido referirme con el "todos mienten" al jurado, ya que estos supongo se basan en su profesionalidad y experiencia para evaluar los proyectos presentados, sino más bien a lo que se dice en estos proyectos, que puede estar bastante alejado de la realidad, aunque también pienso que muchas veces la gente que escribe estos proyectos ni siquiera son conscientes de la "mentira" que pueda haber detrás, más o menos como los financieros que asesoran a sus clientes basándose en la fórmula de Black-Scholes o en el modelo CAPM, les están diciendo una mentira, pero en la mayoría de los casos no son conscientes de ello.

Bueno, en cualquier caso podemos continuar la discusión (en el buen sentido por supuesto, siempre se aprende discutiendo estas cosas con expertos como usted) para un encuentro personal cuando vuelva por Valencia.

Un abrazo!