Páginas vistas en total

martes, 25 de noviembre de 2008

El Talento está sobrevalorado

Hoy me he levantado a las 5 y media de la mañana (el jet lag suele afectar más el segundo día que el primero). He estado trabajando en el ordenador hasta las 8 y media, y después a desayunar, al Café de los arquitectos, en el mismo hotel.

Ayer y anteayer, al llegar, he estado en la librería Border’s comprando libros (mi droga personal). Entre ellos, Talent is overrated (El Talento está sobrevalorado) del editor de las revista Fortune, Geoff Colvin.

Se trata, evidentemente, de una provocación (muy comercial, por cierto). Colvin se refiere al talento como ese don divino, innato, inexplicable. En unas 200 páginas, nos cuenta que lo que separa a los mejores del resto no es un don especial, ni la experiencia, sino lo que los expertos llaman la “práctica deliberada”. Es dura. Duele. Pero funciona.

En un mundo en el que “el éxito está basado en el capital humano” (Colvin dixit), el Talento no es genético, sino aprendido. ¿Cómo? Anders Ericsson, que lo ha estado investigando durante 30 años, lo define no como experiencia ni como capacidades innatas ni como rasgos generales (memoria, inteligencia), sino como dominio sostenido en el tiempo.

Los elementos de la “práctica deliberada” son:
- diseñada específicamente para mejorar el rendimiento
- se debe repetir mucho (más de 10.000 horas)
- con feedback continuado
- es mentalmente exigente
- cuesta

Las perciben con talento (cada uno en lo suyo) perciben más, se dan cuenta de indicadores que para otros pasan desapercibidos, tienen perspectiva, usan su intuición, saben y recuerdan más y mejor (la memoria es emocional). Utilizan mejor sus sentidos, en definitiva.

Lecciones prácticas:
- Hemos de saber dónde ir (objetivos)
- Hemos de practicar una y otra vez (hábito)
- Hemos de comprobar los progresos (coaching)

Los ganadores comparten un modelo mental que separa la información relevante de la que no lo es, que reflexiona, que anticipa, que mejora continuamente.

Sí, eso es el Talento: Disfrute, Diversidad, Dedicación, Dominio.

El libro se hace eco de las investigaciones de Benjamín Bloom sobre 120 jóvenes de éxito. Sus hogares estaban orientados al niño, con una fuerte ética del trabajo, con padres que eran buenos profesores, en un entorno estimulante. Pensemos en Mozart, en Tigre Woods, en Nadal, en las hermanas Williams, en los Gasol o en Fernando Alonso.

¿De dónde viene la Pasión? De la motivación extrínseca e intrínseca simultáneamente. En opinión de Colvin (que suscribo), “de la fluidez”.

En fin, un libro muy interesante. Que nos hace concebir el Talento como lo que es: Capacidad por Compromiso en el Contexto adecuado.

Hoy he visitado el Art Institute de Chicago, un museo fabuloso con una colección de pintura americana y de arte asiático espectaculares, he paseado por la Avenida Michigan de sur a norte, por el Grant Park (donde Obama dio su discurso de aceptación) y por el campus de Loyola University en el centro de la ciudad (en la librería de la universidad de los jesuitas tanbién he comprado varios libros de marketing y negociación). Un maravilloso centro académico en mitad de la metrópoli.

De vuelta al aeropuerto O’ Hare. El avión de Iberia sale a las 4.45 de la tarde (casi las 12 de la noche en España). Me llevo un montón de vivencias, de aprendizajes, de reflexión para la acción.
Espero volver pronto a Chicago. Esta vez me ha gustado más que nunca.

1 comentario:

surkiniumo dijo...

Juan Carlos, que tengas un estupendo viaje de vuelta.

Es un placer seguir tu blog y una fuente de aprendizaje e inspiración.

Lideres con TALENTO y PREPARACIÓN como tu, llevarán a Europa al lugar que le corresponde.

Carlos, alumno CS Coaching CEU

un abrazo.