Páginas vistas en total

jueves, 11 de septiembre de 2008

Se sienten solos

Se ha presentado hoy la Encuesta de la Infancia 2008 de la Fundación SM, la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE y el Movimiento Junior de Acción Católica, según la cual el 27 por ciento de los niños españoles de entre 6 y 14 años, cerca de un millón de jóvenes, aseguran sentirse solos en su casa al volver del colegio.

Además, 350.000 chicos de 6 a 14 años pasan la tarde de los días laborables solos en el hogar, más de 70.000 suelen cenar sin la compañía de sus padres de lunes a viernes y 350.000 piensan que tanto su padre como su madre están poco con ellos porque trabajan demasiado. Otros 15.000 niños y preadolescentes están en situación de incomunicación extrema. En los hogares de inmigrantes, los chicos sienten más gravemente la soledad (40'4 %).

¡Qué lástima! Centenares de miles de chicos y chicas pasando la tarde sin contacto con otras personas. Eso sí, el 47% de chavales de 6 a 11 años ellos dispone de teléfono móvil (82% por ciento si se trata de menores de 12 a14 años). Me ha recordado aquel análisis de Robert Putnam, Solos en la bolera (2002), sobre la sociedad estadounidense: personas aisladas socialmente, en una triste vida. Es lo que Félix Ovejero llamó “el deterioro de la cultura cívica”.

Los autores de este estudio sobre la infancia en España, Fernando Vidal y Rosalía Mata, resaltaron que se advierte el cambio «de niños mediterráneos a niños anglosajones», lo que encierra «un riesgo social de aislamiento». Aseguran que uno de cada cinco niños tiene un comportamiento cada vez más pasivo. Asimismo, han demostrado que los chavales que viven en el campo son más felices que los de ciudad y que los de clase baja, de padres inmigrantes o de familias rotas tienen más riesgo de sentir soledad, aislamiento o incomunicación con los padres y de sufrir violencia en el colegio. Según las menciones de los menores, la familia tipo se define como aquella en la que el padre es albañil, la madre dependienta y el niño aspira a ser deportista,” ilusión que se desvanece al crecer”.

Otro dato terrible: un 4 % de los chicos de entre 6 y 11 años y un 1,3 % de los preadolescentes dice que sufre la violencia de forma sistemática. La mayoría de los encuestados niegan que sus padres les insulten o peguen con frecuencia, pero hay unos 175.000 niños y 140.000 preadolescentes a los que al menos uno de sus padres les pega con frecuencia.

El estudio destaca que en el colegio los niños de inmigrantes están más solos y se les maltrata más, aunque son menos violentos que los hijos de no inmigrantes.

Casi la mitad de los niños viven en hogares formados por cuatro miembros (padres y dos hijos). Un 12 % lo hace con uno de sus progenitores, generalmente la madre, por divorcio o separación. El 75 % visitan a sus abuelos con frecuencia. Según esta Encuesta de la Infancia, 580.000 niños ven la televisión todos los días, toda la tarde, y más de la cuarta parte de 12 y 14 años no ha navegado jamás por internet.

Recomendación del Parlamento Europeo y del Consejo sobre las competencias clave para el aprendizaje permanente (18 de diciembre de 2006). Las ocho competencias clave son:

1. comunicación en la lengua materna;
2. comunicación en lenguas extranjeras;
3. competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología;
4. competencia digital;
5. aprender a aprender;
6. competencias sociales y cívicas;
7. sentido de la iniciativa y espíritu de empresa y
8. conciencia y expresión culturales.

Esta Recomendación añade: “Las competencias clave se consideran igualmente importantes, ya que cada una de ellas puede contribuir al éxito en la sociedad del conocimiento. Muchas de las competencias se solapan y entrelazan; determinados aspectos esenciales en un ámbito apoyan la competencia en otro. La competencia en las capacidades básicas fundamentales de la lengua, la lectura y la escritura, el cálculo y las tecnologías de información y comunicación (TIC) constituyen el fundamento esencial para el aprendizaje, mientras que todas las actividades de aprendizaje se sustentan en la capacidad de aprender a aprender. Hay una serie de temas que se aplican a lo largo del marco de referencia y que intervienen en las ocho competencias clave: el pensamiento crítico, la creatividad, la capacidad de iniciativa, la resolución de problemas, la evaluación del riesgo, la toma de decisiones y la gestión constructiva de los sentimientos.” Esta Recomendación, recogida en el Diario Oficial de la Unión Europea el 30 de diciembre de 2006, define cada una de las ocho competencias y los conocimientos, capacidades y actitudes esenciales relacionados con cada una. Se trata de un marco de referencia de lo que han de desarrollar nuestros jóvenes… y nosotros mismos.


Redes sociales, capital social, confianza… Citando a Yogi Berra, “si no vas al funeral de alguien, no esperes que los demás vayan al tuyo”.