Páginas vistas en total

sábado, 13 de septiembre de 2008

El modelo

Ayer por la tarde fui con Zoe a ver Espíritu del Bosque, una película española de dibujos animados producida en Galicia por Dygra y distribuida por Manga Films. Es la continuación de El Bosque Animado, también de dibus, basada en la novela de Wenceslao Fernández Flórez. El Bosque Animado es uno de los relatos más bellos de la literatura y anticipa el fenómeno del Realismo mágico latinoamericano. Este Espíritu del Bosque enseña a niños y mayores qué es un ecosistema y cuál es su espíritu, su “alma”.

La economía y la sociedad de nuestro país estamos, como he comentado algunas veces en este blog, en una encrucijada y no mucha gente parece darse cuenta. En Cinco Días, este fin de semana el Profesor Barea, catedrático emérito de la Universidad Autónoma de Madrid, señala en su artículo El coste de la crisis que, según los datos de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), el trienio 2008-2010 va a suponer un coste de bienestar de 78.600 millones de euros, teniendo en cuenta nuestro potencial de crecimiento del 3%. El paro alcanzará el 16% en 2010, el doble que en 2007 y el déficit público alcanzará el 3% (el año pasadp había superávit). El consumo caerá un 0’4% en 2009 y subirá un 1’3% en 2010. La inversión disminuirá un 2% en 2008, un 6’6% en 2009 y 0’5% en 2010. La construcción residencial continuará en derrumbe: -9’3% en 2008, -17’8% en 2009 y -11’1% en 2010. Don José Barea concluye: “Llega el momento de preguntarnos si nuestra crisis es consecuencia de la crisis financiera originada en Estados Unidos como consecuencia de las hipotecas subprime, como ha dicho el Presidente del Gobierno, o si por el contrario son causas internas derivadas de nuestro modelo productivo. A mi entender son estas últimas las que han dado lugar a la situación en que nos encontramos. La necesidad de financiación de la economía española alcanzó en 2003 el 3% del PIB, sólo cuatro años más tarde llegó al 10% del PIB como consecuencia de un desarrollo basado en la demanda interna: vivienda y consumo. Como el ahorro interno no era suficiente para financiar la demanda, las empresas y las instituciones financieras acudieron a préstamos del exterior. El crecimiento desequilibrado de la economía española y la pérdida de competitividad originado por dicho modelo de desarrollo ha dado lugar a que los prestamistas empezaran a dudar de la sostenibilidad de nuestro modelo de crecimiento. Esta percepción dio lugar a que desde mediados del año pasado empezaran a notarse ya síntomas de comienzo de crisis en la economía española, comenzando por dificultades para endeudarse con el exterior”.

El profesor Barea concluye: “Cierto es que la crisis financiera global iniciada en Estados Unidos y la desconfianza que ha originado, ya que nadie presta a nadie, está influyendo en España, si cabe con más intensidad que en otros países, a consecuencia del derrumbe de nuestro mercado inmobiliario y del fuerte monto de las titulaciones hipotecarias colocadas en los mercados financieros mundiales. Pero el origen de la crisis, como ya he dicho, se encuentra en nuestro modelo de crecimiento y el fuerte endeudamiento exterior necesario para su funcionamiento. Y no olvidemos la inflación, que se sitúa en el 5%. La falta de reformas estructurales para cambiar el modelo productivo hará que la crisis sea larga, pues el gobierno no parece decidido a acometerlas: recordemos que Japón estuvo 10 años con crecimiento plano”.

Como dice mi amiga Lola, se trata de una crisis de avaricia. Y es imprescindible cambiar el modelo. Sin embargo, como destaca Javier Fernández Aguado también en Cinco Días, abundan Las organizaciones Narciso. Como el personaje de Ovidio en La Metamorfosis, están “afectados por la envidia, por la vanidad, por el orgullo y por la ignorancia”. Egoísmo en lugar de agradecimiento. Como dice Javier, “algunas organizaciones se contemplan como sumamente perfectas. De nadie tienen que aprender, porque todo ellos lo saben. ¡Qué duras son las caídas de esos colectivos formados por soberbios engolfados en lo que consideran su mayor perfección! El mayor castigo, sin embargo, no es la desaparición de una institución enferma, sino el convertirse en meramente residual.” El profesor Fernández Aguado apuesta por el aprendizaje continuo, personal y organizativo, como necesidad imperiosa.

En el mismo periódico, Cinco Días, Paz Álvarez dice que estamos Necesitados de caras nuevas, y pone el ejemplo de Obama y Sarah Palin. Rosario Cordero tiene la amabilidad de comentar y recomendar mi libro Clase Creativa (“Las claves para retener el talento es situarse en el grupo de empresas escogidas: las que son éticas, rentables, emocionalmente atractivas, responsables, dialogantes, reconocidas, respetadas y creíbles.” Y Arturo Cenzano, desde Zaragoza, comenta el éxito de la Expo del Agua. Casi cinco millones y medio de personas, 236.000 visitantes para este fin de semana de clausura y contenidos magníficos. No he leído, desgraciadamente, de la excelente calidad de servicio y del entusiasmo de los profesionales que han trabajado en la Expo, causa directa del éxito.

En Expansión, Tino Fernández habla precisamente del cambio de modelo económico y del impulso de la I+D+i. Aunque nos advierte: “No hay suficientes profesionales para conseguir que la innovación sea un motor económico.” Y cita un estudio del World Economic Forum: no hay ninguna compañía española entre las 140 candidatas a ser una multinacional en el sector tecnológico. El 40% son de Asia, un 26% europeas, el 20% americanas y el 14% africanas o de Oriente Próximo. Veremos.

En el mismo periódico, conviene leer la columna de Plácido Fajardo, Nuevo curso; el artículo de opinión de Luis Huete, ‘Beneficios sucios’ y crisis (“hemos de convertir nuestras empresas en verdaderos protagonistas de la historia que nos ha tocado vivir”) y el Cine de Gestión de Antonio Peñalver sobre Che, el argentino (“el Che muestra claramente rasgos positivos de un líder: sustenta una visión y unos objetivos claros, cree en los valores de su proyecto, sigue unos principios de gestión, sabe comunicarlos a los colaboradores, predica con el ejemplo, transmite tranquilidad y emociona con los retos, consiguiendo con todo ello, además, los resultados esperados”). Tino Fernández nos habla del impulso de la marca personal en el artículo Yo mismo, S.A.

En El Economista vemos la cruda realidad: ‘El Pocero’ deja en el paro a 17.000 trabajadores y exige ayuda a Barreda. Se refiere a Francisco Hernández, el Pocero de Seseña, que ha batido un nuevo record: mandar al desempleo de una tacada a 17.000 personas, según reconoce en una carta enviada al Presidente de Castilla- La Mancha, José María Barreda. “El apoyo que me manifestó en 2006 no lo veo, más bien esta todo retrasado y por eso me tomo la libertad de escribirle para anunciar que tendré que tomar las medidas legales que sean pertinentes.” Sí, la libertad. Esa libertad asimétrica según la cual, cuando las cosas van viento en popa y el empresario (en realidad, un mero especulador) se forra, apelan al mercado libre y cuando hay que afrontar la realidad, quiere que los poderes públicos le resuelvan la situación. Como en Estados Unidos: el gobierno federal, al rescate de dos entidades financieras, y todos tan contentos. Qué asco de malversación del término Libertad.

El Economista pone de su parte para que el modelo económico se transforme. A partir del próximo sábado 20, el Curso Factores Clave para la Dirección de pymes, elaborado por ESIC. 12 DVDs de 50 minutos sobre Estrategia, Cadena de valor, Finanzas, Comercial y Marketing, Dirigir personas, Habilidades directivas, etc. Más cómodo y más útil no puede ser.

Me apunto para cuando vaya a Barcelona no perderme Spamalot, el musical basado en Los caballeros de la mesa cuadrada de Monty Python, adaptada por El tricicle, que comentan El Economista y Babelia, el suplemento cultural de El País. Ya se sabe: Always look on the bright / side of life.

Y de El País me quedo además con la entrevista de contraportada a José Luis Cuerda, director de Los girasoles ciegos. Acaba de regresar de Toronto, y comprobar respecto a su película, que “los de Toronto son como los de Ourense: ríen o lloran en las mismas escenas”. Precisamente él hizo El Bosque animado con Rafael Azcona de co-guionista en 1989 y recuerda que nadie tenía la carcajada como él.

Un nuevo modelo. Con el pensadores magníficos como Javier, como Luis, como Plácido, como Antonio… (y como Santiago e Ignacio Álvarez de Mon, Douglas McEncroe, José Manuel Casado, Pilar Jericó, Juan Carrión, Marta Romo, Nekane Rodríguez y tantos otros). Con periodistas tan certeros y apasionados como Paz, como Tino, como Juanma, como Montse, como Rosario, como Alejandro y su equipo y Consuelo y el suyo, como Ángeles, como Pilar, como Juan… Con economistas como Emilio Ontiveros o como Don José Barea. Con la labor que hacen APD, Manager Business Forum, IIR, CRF... Con empresarios y directivos de verdad, con humildad, liderazgo, ilusión… y no con aprovechados narcisos que desprecian cuanto ignoran. Qué gran país, que debe cambiar de modelo ya.

También en el cambio de modelo, PODEMOS.