Páginas vistas en total

jueves, 30 de marzo de 2017

Lecciones de Aprendibilidad. POr qué se ha quintuplicado la mortalidad empresarial


Excelente la inauguración ayer de la Talent Tower, nuestra sede corporativa en la Avenida de Burgos, 18 (un edificio de 11 plantas con salón de actos con la última tecnología audiovisual, “Talentoteca” con libros, revistas especializadas, DVDs y CDs, espacio de restauración para el talento, salas zen y de mindfulness, Talent Space, etc). Jonas Prising, CEO mundial de ManpowerGroup, Mara Swan, CEO mundial de Right Management, Head of Talent corporativa y responsable de marketing y Stefano Scabbio, CEO de la región europea, estuvieron ‘Conversando sobre Davos’, presentando las últimas novedades del Foro Economico Mundial celebrado hace dos meses. Estuvimos arropados por casi 100 clientes, incluyendo Helena Herrero (HP), Ángel Cano (exCEO de BBVA), Ramón Paredes (SEAT), José María Cervera… nuestros socios del CEG, Universia, Forética, etc. y la práctica totalidad de l@s directiv@s de nuestro Grupo (Julia, aún convaleciente; te echamos de menos). En las redes sociales, más de 3’562 M de impactos en la primera hora (mi profunda gratitud a nuestro amigo Guzmán de IngenieroJob, que se presenta la semana que viene: vais a triunfar de todas todas). En fin, fue el colofón a una maravillosa jornada de interacción y aprendizaje con tres directivos de talla mundial.
Últimamente solemos insistir en que la Aprendibilidad Organizativa (Organizational Learnability), la capacidad que tiene una empresa de aprender (y que le asegura la superviviencia si lo hace a un ritmo igual o superior al del entorno, según la ley de Revans) es EL requisito clave en estos tiempos. La esperanza de vida de las compañías en los años 40 (en plena II Guerra Mundial, lo que resulta un tanto paradójico) era de 75 años; en la actualidad es de 15 años (en España, más próximo a 10).
¿De dónde sale este dato? En su día, Steve Denning (periodista experto que colabora con Forbes en temas de gestión y liderazgo, cuyo libro ‘The Leader’s Guide to Radical Management’ resulta de especial interés) publicó sobre el Shift Index como, probablemente, el estudio empresarial más importante de todos los tiempos
(www.forbes.com/sites/stevedenning/2012/01/25/shift-index-2011-the-most-important-business-study-ever/#31407cf83a6e). Se refería a la investigación del centro ‘The Edge’ de Deloitte, con análisis de 20.000 compañías estadounidenses desde 1965 y a lo largo de medio siglo. El resultado es lo que llamaron “The Big Shift” (El gran cambio).
Los autores del Shift Index: John Hagel III, John Seely Brown y Lang Davison, publicaron la primera edición del estudio en 2009 (en él decían que la velocidad definía los negocios, que el mundo se estaba aplanando y la competición intensificando). Fue Richard Foster en su libro ‘Destrucción creativa’ (2001) quien había analizado las Fortune 500 y determinado el ratio 75/15.
El Shift Index ha confirmado la tendencia (la mortalidad multiplicada por cinco) y nos ha explicado por qué. La drástica reducción del 75% en el ROA (Rentabilidad de los Activos), que ha sido capturada por el “talento” (no te extrañará) y los clientes. En la edición de 2010, los expertos analizaron el ROE (Rentabilidad sobre Recursos Propios) y el ROI (Rentabilidad de la Inversión), y demostraron que estos indicadores siguieron las misma pauta.
Las empresas, en definitiva, se encuentran “entre la espada y la pared”. Entre el talento (pata Hagel, Seely Brown y Davison, la “clase creativa” de Richard Florida) y el poder del cliente. Por ello, las plataformas que están triunfando (las GAFAs y los ATUNes), de Amazon a Airbnb, “triangulan” entre sus “users”, “consumers” y “organizers” mejor que nadie. Gestionan tres veces el Talento.
En la edición de 2011, los investigadores llegaron más allá. El diferencial (GAP) del ROA entre empresas “ganadoras” y “perdedoras” sigue creciendo. La “tasa de derribo” (topple rate) y la intensidad competitiva en los Estados Unidos se han doblado en las últimos 40 años. La “infraestructura digital” se ha multiplicado por entre 2 y 5 veces y la disrupción ha aparecido en todo tipo de sectores.
La revolución industrial 4.0. presentada el año pasado en Davos recibe muchos nombres. Steve Denning lo llama “management radical”. Roger Martin (Toronto), “capitalismo de clientes” (customer capitalism). Ranjay Gulati, “reorganizarse para la resiliencia” (reorganizing for resilience). O, simplemente, Talentismo. Los Google, Apple, Facebook y Amazon de este mundo lo han sabido aprovechar; los Tesla, Uber, Netflix y Airbnb, también. Selección darwinista en estado puro. O aprendemos o estamos fuera; no debemos ignorarlo.

La canción de este estupendo día que nos ha hecho tan felices (gracias, Raúl) es de Keane: ‘Somewhere Only We Know’ www.youtube.com/watch?v=Oextk-If8HQ. Estás inivitad@ a la Talent Tower, el nuevo espacio donde no se “trabaja”; empleamos nuestro Talento como equipo. 

miércoles, 29 de marzo de 2017

Para alcanzar tus objetivos, que te guste lo que haces


Jornada importante la de hoy en Madrid. Hemos recibido en la Talent Tower, nuestra nueva sede corporativa, a Jonas Prising (presidente y CEO mundial de ManpowerGroup), Mara Swan (CEO mundial de Right Management y responsable de talento de todo el Grupo) y Stefano Scabbio (director de la región europea). Con ellos estaremos en distintas actividades hasta el viernes. Esta tarde, en el espacio Human Age, una sesión de ellos tres con unos 65 CEOs y DGs de empresas clientes ‘Conversando sobre Davos’.
He estado leyendo en www.psychologytoday.com (una web que me interesa mucho) un artículo del Dr. Art Markman de hoy mismo, ‘To reach your goals, like what you do’ (Para alcanzar tus objetivos, que te guste lo que haces): www.psychologytoday.com/blog/ulterior-motives/201703/reach-your-goals-what-you-do
Se refiere el autor al contraste entre incentivos a corto plazo y objetivos a medio y largo. El ejercicio conduce a la salud; estudiar, a tener un mejor empleo; practicar un instrumento, a dominarlo en el futuro. Markman se hace eco de un estudio de Kailing Wooley y Ayelet Fishback publicado el mes pasado en el Boletín de Psicología Social y de la Personalidad que despeja muchas dudas.
Según este análisis, el mejor predictor de que un objetivo se consiga es que la tarea inmediata te guste. Disfrutar del camino para llegar a la meta (es “el viaje a Ítaca”). Debe ocurrir en un cambio de hábitos alimenticios, de ejercicio, de estudios. Como decimos respecto al Talento, del Disfrute al Dominio pasando por la Diversidad (sentirnos orgullos@s de la diferencia) y la Dedicación.
Siempre he creído en el esfuerzo (sostenido, en algo que te apasiona) y no en el sacrificio (pasarlo mal para lograr lo que te propones). De ahí el valor de la vocación.
El corolario, una vez más, es la importancia de contar con un buen coach. Por ejemplo, mi entrenadora deportiva, la gran Irma Valderrábano. Más allá de que contribuya a la mejora de mi forma física, por su manera de “acompañarme” ha logrado que me guste la práctica del ejercicio como antes no podía imaginar. Le estoy muy agradecido por ello. Como Marca, creo que a Irma le hace única.

Creo que leeré el libro ‘Hábitos de Liderazgo’ de Art Markman. Probablemente merecerá la alegría.

La canción de hoy, de Bangles: ‘Eternal flame’ www.youtube.com/watch?v=PSoOFn3wQV4

martes, 28 de marzo de 2017

3 pilares de un Equipo eficaz. La lucha con el dragón


Fue un honor y un placer compartir la tarde de ayer con nuestro equipo comercial de Grupo tratando precisamente del Trabajo en Equipo. Mi gratitud a Fernando y su equipo de colaboradores.  Maite Ordóñez, una excelente consultora, planteó analizar tres bloques de intangibles de especial relevancia.
- Humildad y aprendizaje. La humildad no es “depreciar el talento”, sino seguir aprendiendo constantemente. Es importante analizar en toda circunstancia (sea de éxito o no) las fortalezas y las oportunidades de mejora, y separar los errores (de los que se aprende, por “propósito de enmienda”) de los fracasos (que hunden tu autoestima).
- Excelencia y engagement. La Excelencia (que es un hábito y no un acto, como nos enseñó Aristóteles) significa en la práctica superar las expectativas del cliente (para lo cual hay que escucharle atentamente y emplear la curiosidad para innovar). El Engagement es cuestión de 3 E (Silvia Damiano): en inglés, Disfrute (Enjoy), Conexión emocional y Empowerment.
- Convicción y automotivación. “Nadie motiva a nadie”. Como estrategia de motivación, hemos de desterrar “el palo y la zanahoria” (Daniel Pink) y aprovechar los tres motivadores intrínsecos: el propósito (para qué), la autonomía (de nuevo, delegación efectiva: Empowerment) y la maestría (aprendizaje). Sólo puedes si crees que puedes.

Sabes muy bien que forjar un Equipo de Alto Rendimiento no es sólo cuestión de Voluntad (condición necesaria, imprescindible, pero no suficiente). Depende de disponer o no de una Visión compartida, de un Enfoque profesional (con proceso abierto de debate y proceso cerrado de ejecución), de Roles compartidos (diversidad), del Desarrollo de la confianza y el compromiso en el seno del equipo, de Aprendizaje (Team Learning, en términos de Peter Senge), del Dinamismo del entorno (que debe ser eficaz y sistemáticamente analizado: DAFO y parrilla ERAC). Un Equipo de Alto Rendimiento no se improvisa; un EAR se merece.

He estado (re)leyendo ‘La lucha con el dragón’, del gran filósofo Antonio Medrano. Mi gratitud a Martín y a Marta de ALITER, la Escuela de Negocios humanista, que me lo regalaron en el I Foro de NeuroLiderazgo celebrado en la Fundación Telefónica el jueves pasado. Antonio Medrano, uno de los principales pensadores europeos en estos momentos, repasa como nadie podría hacerlo la lucha del héroe/heroína de la luz frente al monstruo de las tinieblas. Un combate mítico y místico, que nos presenta desde la antropología a la espiritualidad.
Antonio parte de las distintas tradiciones: egipcia (Ra y Horus contra Apep), babilónica e hitita (Merduk y Tiamat, Teshub e Illuyankas), israelita (Leviatán, Rahab y Behemoth), védica (Indra contra Vritra), hinduista (Parjanya, Krishna), del budismo (Mara, el dragón tentador), zoroástrica (Azi Dahaka), americana (el águila azteca contra la serpiente), africana, del Gnosticismo. En Europa, Thor y la serpiente de Midgard; Sigfried contra Fafnir; los celtas Taranis, Lug y Fraoch; Hércules frente a la hidra de Legna. En la tradición cristiana, Cristo, San Miguel Arcángel, San Jorge, el simbolismo hermético (en España, el apóstol Santiago).
Hay una serie de pautas comunes en esta lucha. El dragón representa lo monstruoso, negativo, terrible y caótico: el símbolo del Ego. Frente a él, el espíritu y el alma, la serenidad y la paz, que siempre triunfan. Las “bodas sagradas”, el retorno de la primavera, la reconquista de la unidad. La síntesis de sabiduría y amor. El reino de la suprema felicidad, donde se han reconciliado el intelecto y la sensibilidad.
Gran libro el de nuestro querido filósofo. Te recomiendo también de Antonio Medrano ‘Magia y Misterio del Liderazgo’ y ‘La senda del honor’ (el concepto de honor del maestro Medrano nos resultó utilísimo cuando escribimos ‘Los mosqueteros de Guardiola’). Muchas gracias, Antonio, por compartir tu amplísima sabiduría y provocarnos esenciales reflexiones.

La banda sonora de esta jornada, ‘I promised myself’ de Nick Kamen. www.youtube.com/watch?v=2z6ssQe_bpU     

lunes, 27 de marzo de 2017

De Nietzsche a Risto, la Filosofía es la profesión del futuro


Primero de los días de una semana especialmente madrileña, en la Talent Tower, nuestro edificio corporativo que precisamente estrena Jonas Prising (CEO mundial de ManpowerGroup) pasado mañana.
De la prensa de hoy, quiero empezar con un par de artículos de PAPEL (la revista de El Mundo). El primero, ‘Se buscan Nietzsches. Razón: Silicon Valley’, de Berta G. de Vega (@martinidemar). En LinkedIn está Edward Grefenstette. Pero también podemos admirar a Peter Thiel (fundador de PayPal; su libro ‘De cero a uno’ es imprescindible para entender lo que está pasando) o Charalampos Tsourakis (Google, hoy profesor en Harvard). Platón nos enseñó que la diferencia entre sabiduría y astucia pasa por la justicia y la verdad. Y nuestro compatriota Emilio Lledó explica el interés actual por la Filosofía por el valor de la curiosidad, del asombro, “pero sin dogmatismos, sin grumos mentales”. Las personas que han estudiado Filosofía suelen destacar por sus analisisi, por su razonamiento, sus conclusiones, su posicionamiento ético ante los dilemas morales (de valores). Según el filósofo y emprendedor Tristan Harris (en su popular charla de TED), la tecnología nos está secuestrando la mente, pero debemos rebelarnos. De momento, el pensamiento crítico (conceptual) no puede “robotizarse”, y por ello es más valioso que nunca. Seguro que mis compañer@s mentores/as del Human Age Institute están plenamente de acuerdo.
En la misma publicación, Javier Gómez de Santander y Javier Nadales entrevistan a Risto Mejide, que prepara nuevo programa: ‘All you need is love… o no’. “No creo tanto en la felicidad, sino en la facilidad: están a una letra de distancia por algo”. “Los principios sólo son principios cuando te cuestan algo. A mí me ha costado mucho dinero tener huevos”. “Ya no tengo miedo a la cámara. Antes me parapetaba tras unas gafas oscuras. Ahora las llevo, pero transparentes”. “¿Crees que ahora soy un cabrón? Igual soy mucho más cabrón porque lo disimulo mejor”. “No es el cambio radical, es el movimiento constante”. “El amor es una auténtica putada”. El “enfant terrible” de la tele se ha convertido en un chico “in love”. Espero que volvamos a coincidir en los próximos Princesa de Girona (un servidor ya lo ha confirmado).
Sigamos con el pensamiento crítico, que es el valioso en el Talentismo. Jordi Sevilla nos previene de la complacencia y nos anima a marcarnos como país ‘Cinco retos, que son seis’. Son los que ha señalado en el documento de Llorente & Cuenca ‘Retos económicos 2017’:
- Crear más de dos millones de puestos de trabajo adicionales para volver a la situación que teníamos antes de la crisis. Este año se recuperará la renta pero no el empleo, porque ha cambiado la relación entre ambos. Cuidado con el desempleo juvenil (50%) y el de larga duración (45%). Empleabilidad, ¡qué bonito nombre tienes!
- Mantener la demanda interna. El consumo de las familias y la inversión han sido motores de la recuperación desde 2014. Con la subida prevista de la inflación, sólo caben mejorar la inversión pública y las subidas salariales.
- Evitar que el sector exterior siga drenando recursos. Por el alza del precio del petróleo, fuerte crecimiento del déficit exterior en enero. Debemos expandir nuestra base exportadora y ser menos dependientes de la energía exterior.
- Sostenibilidad a largo plazo de las finanzas públicas. Por la crisis crecieron los gastos y se redujeron los ingresos automáticamente. Ahora toca reducir ese déficit cerca del 4’3% (el compromiso era del 3% en 2012). Tenemos una elevadísima deuda pública acumulada.
- El reto de los retos (no hay quinto malo) es la mejora de la productividad. “España no puede seguir creciendo por la cantidad de factores productivos aportados, sino por la calidad de los mismos”. Tamaño empresarial, innovación, digitalización y formación profesional adecuada para trabajadores y empresarios.
El sexto reto es el medioambiental: invertir en energías renovables y transformar nuestra forma de consumir, de trabajar, de vivir. Gracias Jordi por el informe y esta valiosa síntesis.
En una línea similar, el maestro Emilio Ontiveros reflexionaba sobre la relación entre productividad y función empresarial. Partiendo de la cita de Paul Krugman en ‘La era de las expectativas racionales’ (1994): “La productividad no es todo, pero en el largo plazo es casi todo. La capacidad de un país para mejorar sus condiciones de vida depende casi enteramente de su habilidad para elevar la producción por trabajador”, recomienda encarecidamente ‘Crecimiento y empleo, una relación turbulenta e incomprendida’ de Juan Francisco Jimeno (reseñado en su día en este Blog). Según el DIRCE (Directorio Central de Empresas) del INE, de las 3.236.800 empresas que existían en España en enero de 2016 (último dato disponible), sólo el 15’8% tienen una antigüedad de 20 o más años; el 20’1% tienen menos de dos años. 1’79 M (55’3%) no tienen ningún asalariado. Sólo el 4% tiene 20 o más trabajadores. El profesor Ontiveros señala que “son muy pocas las aproximaciones empíricas a este ámbito (calidad de la función empresarial) en nuestro país”, con las excepciones de Vicente Salas y Emilio Huerta. El presidente del BCE ha demostrado que la innovación proviene principalmente de la calidad directiva. “La eficacia de las medidas para mejorar la productividad en España crecería si la calidad de los directivos fuese más alta”.
Otro filosofo, Daniel Inerarity, trataba ‘La supervivencia de Europa’. “Hay civilizaciones enteras que no han sobrevivido a su crisis”. Todo nuestro léxico es material inflamable en manos de los populistas, que denuncian una “conspiración de las élites”. La Unión Europea, como dice Inerarity (y suscribo) no tiene que ver con la necesidad (mercantil) sino con la libertad (esencia del talento). Una Europa abierta, común y fuerte.
En política internacional, Moisés Naïm considera que ‘Los americanos blancos se están muriendo’. Los varones caucásicos de menor educación, especialmente. El Nobel Angus Deaton y Anne Case (Princeton) denuncian que la mortalidad de éstos era en 2015 un 30% más alta que la de los afroamericanos. Las causas son el desempleo y las “desventajas acumulativas”: hábitos disfuncionales como “la muerte por desesperanza” (no ven un futuro para ellos ni sus familias). La mitad toma medicinas contra el dolor y dos tercios consume opiodes. Más muertes por consumo de drogas que por armas y accidentes de coche. Los hispanos, por el contrario, no añoran un pasado mejor, porque no lo tuvieron. No nos extraña que esos WASP votaran en un 60% por Trump.
Y Rosa Montero, sobre ‘Las nietas de esas brujas’. Las manifestaciones feministas del 8 de marzo fueron especialmente activas (en Madrid, Asunción, Montevideo). Debe ser por la que está cayendo. “Somos las nietas de todas las brujas a las que no pudisteis quemar” (cartel en la manifa de Gran Vía).

La canción de hoy es ‘Here I go again’ de Whitesnake. www.youtube.com/watch?v=DSlSaGcc0QM “I keep searching for an answer”.