Páginas vistas en total

miércoles, 21 de junio de 2017

El deporte como escuela de vida


Esta mañana APD ha organizado en Málaga una jornada sobre equipos y estrategias de élite. Una reflexión sobre la empresa y el deporte enormemente valiosa. Mi profunda gratitud a Felipe Medina, Aiste Chimichiute y todo el equipo de APD Zona Sur.
Ha abierto el acto el alcalde de Málaga, Ilmo, Sr. D. Francisco de la Torre. Después, Felipe Medina (director de APD Sur), José Migual Villada (DKV Seguros) y Carlos Carrasco (Colegio Oficial de Médicos) han presentado el evento. Como sabes, Málaga cuenta con equipos de primera en fútbol y baloncesto, y destaca en un buen número de actividades deportivas, desde la vela al atletismo.
Hemos tenido una mesa redonda muy interesante sobre patrocinio deportivo, moderada por José Ruiz Pardo, presidente del Club de Marketing de Málaga, con Antonio Lacasa (Director del Centro de Especialización de Marketing y Deporte de ESIC), Santiago Alfonso (Director de Marketing y Comunicación del Grupo Cosentino) y Gema Lobillo (docente e investigadora de la Universidad de Málaga). Han hablado del ROI de las inversiones en el patrocinio deportivo, de valores y propósito, de la necesidad de los clubes no de “pedir” patrocinio sino de “ofrecer” patrocinio (aportar valor), etc.
Posteriormente un servidor ha explicado en 30’ esta “década prodigiosa” del deporte español, desde que con la Dra. Leonor Gallardo escribiéramos ‘Liderazgo, Empresa y Deporte (premio Éveris de Ensayo 2008) con el modelo 5+1 E: Estrategia, Equipo, Emociones (no anularlas sino canalizarlas), Empeño (aprovechar el potencial), Equilibrio (Flexeverancia: Perseverancia en los valores, en la identidad; Flexibilidad en todo lo demás). Y la Ética, “el modo más inteligente de vivir”. En este mundo híperVUCA, estos seis pilares son más importantes que nunca. He recordado aquella frase de nuestro premio Nobel D. Jacinto Benavente: “Muchos creen que el talento es cuestión de suerte, y sin embargo la suerte es cuestión de talento”.
Con ‘Liderazgo Guardiola’ (2009) aprendimos que las siete claves de las empresas más admiradas (tomarse en serio la misión, la visión y los valores; el éxito atrae al éxito; incorporar el talento que se necesita; clima laboral; promoción interna en más del 80%; gestión del desempeño; compensación equitativa y competitiva). Una Marca que es una promesa de valor, y responde a las 5 preocupaciones de la alta dirección: crecimiento rentable, excelencia, innovación eficiente, productividad, sostenibilidad.
‘Mourinho vs Guardiola’ nos descubrió más las similitudes del líder-coach que las diferencias (evidentes, en las ruedas de prensa) entre los actuales entrenadores del Manchester United y el Manchester City y en su día del Real Madrid y el FC Barcelona. L@s líderes-coaches saben decidir, gozan de autoridad moral, escuchan con atención, muestran humildad y humanidad, prescinden de personas tóxicas, ponen el foco en el cliente, canalizan las emociones y son ecuánimes. El nuevo liderazgo potencia una identidad mediante la cultura del esfuerzo y con un estado de ánimo ganador.
De la trilogía de La Roja (Eurocopas de 2008 y 2012, Mundial de 2010) aprendimos el valor de un equipo, como grupo que genera sinergias. Como definirlo, inspirar al equipo, compometerlo, equilibrarlo, atemperarlo (serenidad, resiliencia).
Mi buena amiga Raquel Casero, a quien hacía tiempo no veía, nos ha hablado de lo que el deporte aporta a la empresa y viceversa. El valor del entrenamiento, con ejemplos como Paquito Fernández Ochoa (que llamaba a Raquel “la seño”), Rafa Nadal, Jon Santacana, Imán Ghbalou (campeona del mundo WMF), de las cualidades de los deportistas, la diferencia entre orientación a la tarea (excelencia) y al ego (el fin justificando los medios). Y el hecho de que nuestros deportistas de oro son milenials… con valores y con grandes entrenadores, eso sí.
Tras el descanso del café, hemos tenido una fantástica mesa redonda con Raquel Casero (socia-directora de Hi Coaching), Valdemaras Chomicius “Homicius” (bronce olímpico Barcelona 92, entrenador y consejero) y Javier Imbroda (17 temporadas entrenador de la ACB, seleccionador nacional, ex director de deporte del Ayuntamiento de Málaga, autor del libro ‘Si temes la soledad no seas entrenador).
Hemos recordando la independencia de Lituania y su equipo nacional de baloncesto (el deporte como pasión y como esperanza) en 1992, la importancia del entrenamiento (en el deporte como en la vida) y los avances de la neurociencia (especialmente, nuestro conocimiento sobre las hormonas). El gran Javier Imbroda ha comentado, por primera vez en público, que padece un cáncer desde hace 10 meses y que “este partido también lo va a ganar”. Estoy seguro, totalmente seguro, de ello.
Ojalá tengamos un ‘Informe Robinson’ sobre la hazaña de Lituania en los Juegos del 92 (Chomicius, Sabonis, Kurtinaitis, Marciulionis, con Vladas Garastas de seleccionador y, sí, Javier Imbroda de segundo entrenador).
“The other dream team” es el vídeo sobre Lituania en Barcelona 92: https://enbasket.com/the-other-dream-team-la-historia-de-la-lituania-de-barcelona-92/ Una historia maravillosa de un pueblo que elevó su orgullo a través del deporte.
Gracias, Javier, Valdemaras, Raquel, por esta mesa tan especial.          

martes, 20 de junio de 2017

El perfil hormonal del buen líder


Hoy he pasado un estupendo día en Milán, participando en la HR Conference de Top Employers Italia (79 empresas certificadas), en el Politécnico di Milano con AIDP (el AEDIPE transalpino). Mi gratitud a Alessio, Massimo, Davide, Cristina, Michelle, Emmanuella y todo el equipo italiano de TE.
Ha abierto la sesión Alessio Tanganelli y después Massimo y Davide han presentado las tendencias globales de RRHH según el estudio de Top Employers.
Posteriormente, el profesor Mariano Corso, responsable científico del Observatorio de Innovación en Prácticas de RRHH nos ha hablado sobre ‘Guiar a la persona hacia el futuro del empleo’. Giuseppe de Nichilo, DRH de Toyota, ha tratado su caso de éxito, la gestión del cambio con la perspectiva 2020.
Tras el break, el presidente de Costa Cruceros, Neil Palomba, nos ha hablado del “Smart Working” (de moda en Italia) y de la transformación de su compañía, perteneciente al mayor grupo turístico del mundo (Carnival Corporation). Y Daniela Conti, DRH de la Fondazione Poliambulanza (un importante grupo de hospitales), nos ha explicado las medidas tomadas como empresa saludable (desde yoga y mindfulness a campamentos de verano). Andrea Orlandini, VP de AIDP, ha comentado los distintos roles del DRH en la gestión del cambio: de abogado y psicólogo a negociador, antropólogo, con conocimientos de estrategia, finanzas, marketing, digital, etc. Renovarse o morir.
Como clausura del evento, un servidor ha tenido el privilegio de hablar (en inglés, porque mi italiano no me permite dar una conferencia a este nivel todavía) sobre el valor estratégico de la gestión del talento y por qué el talento, el liderazgo y la empleabilidad marcan la diferencia.
Vivimos en un “mundo de locos”, en el que Putin y Trump han formado un continuo, Europa está liderada por el eje Mercron (Merkel & Macron) y Eurovisión lo gana Portugal con un fado. Un mundo imprevisible, híperVUCA, que en realidad es un cambio de época: el Talentismo.
El “nombre del juego” es la Empleabilidad (Sumantra Ghoshal, 2004). Me he referido a su teoría del “smell of the place”, Milán o Valencia en primavera, Calcuta en verano. Las empresas que triunfan lo hacen por su ambición interna y los valores. He contado “los 7 magníficos” del Liderazgo: aprendizaje, atracción, fidelización, engagement, clima, margen y facturación. Y todavía no hemos visto nada (los conocimientos se duplicarán en 72 días para 2020). Para sobrevivir, adaptarse al menos al ritmo del entorno (Ley de Revans, una ley “darwinista” que aplicó Jack Welch).  
-       Los CEOs tienen, como sabes, cinco preocupaciones (concerns) principales: el crecimiento rentable, la excelencia, la innovación eficiente, la productividad y la supervivencia de la compañía que dirigen. Ninguna de esas cinco es el Talento o el Liderazgo. Sin embargo, son las palancas para lograr las consecuencias deseadas. He definido el Liderazgo como “Talento para influir decisivamente en los demás” y compartido las investigaciones de Amy Cuddy sobre la presencia (actitud, postura corporal, “desgraciado” o WonderWoman), de los Gottman sobre la fidelización (5:1) y de Sonja Lyubomirsky sobre la felicidad (la regla del 40% voluntario).
Tras el almuerzo (“light lunch”), hemos disfrutado del “Executive Circle” sobre People Strategy 4.0. con una veintena de DRH de empresas TOP liderado por Mariano Corso.
El profesor Corso ha presentado un modelo para la estrategia “People First”:
- Capacidades Digitales.
- Procesos de RRHH
- Smart Working y Gestión basada en resultados
- Employer Branding y Desarrollo del Talento
- Cultura Digital y de Innovación
Los distintos Top Employers han compartido sus mejores prácticas y el diagnostico de su momento actual. Empresas tan importantes como AstraZeneca (Patrizia), Valeo (Paolo), Zurich (Donato), Toyota (Giuseppe), Costa Cruceros (Paolo), Sanofi (Andrea), EY (Valeria), AIPD (Andrea) y un largo etcétera. Hemos aprendido mucho de sus aportaciones.
La Asociación Italiana para la Dirección de Personas edita una revista muy interesante y me han regalado tres números recientes: Los retos del futuro, El cambio, En la mente del número. De este último, sobre Neurociencia y Liderazgo, quiero destacar ‘El perfil hormonal del buen líder’, de Maria Emanuela Salati, Attilio Leoni y Nicola Todisco.
Un reciente estudio del NeuroLeadership Institute (Davis y Mehta) sostiene que los mejores líderes combinan:
- un alto nivel de testosterona
- un bajo nivel de cortisol
- la oxitocina adecuada al contexto
Tiene sentido. Los autores se refieren a la oxitocina como “la hormona de la confianza” (Paul Zak) y agregan la dopamina (gratificación) y la serotonina (la hormona del buen humor). “Las hormonas influyen en el Liderazgo, pero también los comportamientos del/de la líder modifican el perfil hormonal”. Sí, funciona en los dos sentidos. Por ejemplo, dormir adecuadamente reduce el cortisol y participar en actividades sociales (si son positivas) eleva la oxitocina. Incluso el modo de pensar, y el lenguaje que utilizamos, provoca subidas y bajadas en los niveles de cortisol, de testosterona y oxitocina, de serotonina y dopamina.
Vuelta a Madrid en el vuelo desde Bérgamo a las 21,20 h. Mañana por la mañana, Málaga, para participar en una jornada sobre empresa y deporte. 

lunes, 19 de junio de 2017

Máquinas espirituales, Economía colaborativa y WonderWoman


Jornada en Madrid. Esta tarde he salido para Milán, donde me ha invitado el Top Employers Insititute para impartir una conferencia sobre Talento y Liderazgo. Mi gratitud a Alessio, Massimo, Cristina, Belén y a todo el equipo italiano del TEI por esta generosa oportunidad.
De la prensa de ayer, echo de menos a John Carlin (sus reflexiones sobre el deporte y la sociedad nos acompañan a lo largo del año) y me quedo con:
- Las “ideas” de José Antonio Marina. En este caso, los robots espirituales. Hace 20 años, el visionario Ray Kurzweil publicó ‘La era de las máquinas espitirituales’. El actual director de investigación de Google ha acertado bastante sobre la Inteligencia Artificial. El Parlamento Europeo está preocupado por la autonomía de los robots y su capacidad de “decidir”. Se están recuperando las leyes de Asimov: una “inteligencia expandida” en la que JAM está trabajando (proyecto Centauro).
- El modelo colaborativo ya es el 1’4% del PIB, por Esther Paniagua. Se hace eco del estudio de la fundación EY, la Asociación Española de Economía Digital, FEF, Círculo de Empresarios y COTEC. El mayor impacto es en compraventa, alojamiento y transporte. La mitad de la población (55%) ha utilizado P2P. “El mayor problema de la UE es la híper-regulación”.
- Cinco ideas que mató Trump, por Moisés Naïm. El periodista se refiere a la verdad, la creencia de que dirigir una empresa enseña a dirigir un gobierno, que POTUS (el Presidente de los EEUU) sea la persona con más poder del mundo, que la longevidad de una democracia la protege de la corrupción y el nepotismo y la apatía política (gracias a Donald Trump, millones de personas se han activado).
- La revancha del wahabismo, por Javier Martín, autor de ‘La casa de Saúd’ y uno de los mayores expertos en Oriente Medio. Arabia Saudí trata de mantener su poder ante nuevos enemigos (Qatar) y viejos rivales (los hermanos musulmanes). El eje Turquía-Qatar es un nuevo poder tras las “primaveras árabes”.
- Nadar como la sirenita ya no es un cuento, por Cristina Galafate. Se trata de un nuevo “coaching” para niñas con una única aleta: la inmovilidad de las piernas favorece el abdomen. El equipo para la actividad cuesta 139€.
- WonderWoman, la primera película de superhéroes con una mujer protagonista, está siendo un éxito de público y crítica. Hacía falta una cinta así, aunque sea con un plan de marketing muy discreto y escaso/nulo merchandising.
- Y dos entrevistas muy interesantes: de Jorge Rivera a José María Álvarez-Pallete, Presidente de Telefónica: “La revolución digital necesita un marco universal de valores”, “Al teléfono fijo le costó 75 años llegar a 100 M de usuarios; a Pokemon Go, 23 días”, “La vida analógica y la vida digital se están fusionando”, “Aprendo en Twitter lo que no está en los escritos”. Y de Carlos Salas al economista Daaron Acemoglu (‘Por qué fracasan los países’): “La Inteligencia Artificial modifica la forma en que se obtiene información. Estamos viendo artículos escritos por robots”, “A las revoluciones casi siempre les acaba saliendo el tiro por la culata… Venezuela es hoy un régimen cleptocrático y represivo”, “La realidad es que muchos políticos son corruptos. La única razón por la que no se van a corromper es porque están vigilados”.         

domingo, 18 de junio de 2017

Dime con quién andas. Cómo mejorar tu entorno para elevar tu Talento


El otro día encontré en una librería ‘Cultiva tu memesfera. Somos lo que nos rodea’, de Sergio Parra (o, mejor, el libro me encontró a mí). Sergio Parra es novelista (con siete obras en su haber), divulgador, colabora con distintos medios y bloguero del Instituto de la Felicidad de Coca-Cola.
Sergio concibe nuestra vida como esos naipes de “las siete familias”. Somos la suma de las personas con las que compartimos nuestro tiempo. O, como diría el refranero: “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Nuestra felicidad, por ejemplo, depende más de cómo son nuestros amigos que del dinero que poseamos (Nicholas Christakis, Harvard). Por eso nos propone estudiar el bosque más allá de los árboles. El autor divide el texto en cuatro partes.
1. Memes y memesfera. El término fue creado por Richard Dawkins en ‘El gen egoísta’ (1976). Son los virus de la mente (elementos de una cultura transmitidos por medios no genéticos, especialmente por imitación) y guardan paralelismo con los genes (ADN). Desde las canciones de verano a las opiniones de familiares y amigos. “Están hechos del mismo material que están hechos los sueños”. Hay semilleros (que contagian) y parterres (personas que se dejan contagiar). “La imitación está imbricada en los circuitos neurológicos de nuestro cerebro”, por eso imitamos desde bebés, inconscientemente. Y además están las neuronas espejo (Giaccomo Rizzolatti), base de la empatía. La memesfera es la atmósfera de memes que respiramos, que nos rodea y que nos influye. “La memesfera eres tú”.
2. Qué contiene la memesfera. Estamos formados por las 150 personas que podemos ver (el número de Dunbar: el límite del cerebro para mantener y auténtica relación social) y por los millones que no podemos ver. “La información estadística abstracta no nos influye tanto como una anécdota” (Nicholas Taleb Tassim). Y de ellos, 12 son “el grupo de compasión” (Malcolm Gladwell). Nos afectan amigos de amigos de amigos, hasta tres grados de separación. El riesgo de ser obes@ aumenta un 57% si un@ de nuestr@s amig@s engorda (lo mismo ocurre con el alcoholismo). Sergio Parra nos propone una “dieta de memes”: normas para mantener bajo control lo que antes era producto del azar. Nuestro estado de ánimo depende de la serotonina (evitar el daño), dopamina (buscar novedades) y norepinefrina (regular las recompensas), según el psicólogo Robert Cloninger. En términos morales, si quieres ser buena persona has de rodearte de buenas personas (Stephen J. Dubner y Steven D. Levitt, Chicago). Como ejemplos, los experimentos de Stanley Milgram (1961) y Phillip Zimbardo (1971),  ‘El señor de las moscas’ de William Golding o los índices de Felicidad por países (España es nº 43, el nº 1 es Vanuatu). “Ser feliz depende de la felicidad de quienes nos rodean”. Sergio se refiere a John Gottman (que predice con un 94% de fiabilidad qué parejas terminarán separándose) y lo atribuye a los sentimientos ante un conflicto: el desprecio y la crítica destructiva (más en las mujeres), la actitud defensiva y el hermetismo (más en los hombres). El contagio emocional se produce por contagio gestual. Respecto a la violencia, nos recuerda la “teoría de las ventanas rotas” (Wilson & Kelling), que se probó en Nueva York con Giuliani de alcalde y Bratton como jefe de policía). “Determinados delitos se contagian con más facilidad que otros”. Inteligencia: si quieres ser list@, hazte amig@ de Einstein”. El efecto Flynn (James Flynn, filósofo y activista de los derechos civiles de finales de los 70) demuestra que el CI está profundamente influido por el entorno. Como caso de éxito, las academias KIPP (en inglés, programa Conocimiento es Poder), que ha conseguido un 80% de universitarios en zonas deprimidas. Roseto es un pueblo del este de EEUU con una esperanza de vida superior. Sus hábitos de alimentación y ejercicio físico no difieren del resto del país. Su unicidad no está en la genética, sino en la procedencia: Roseto de Valfortore, a 160 Km al sureste de Roma, en los Apeninos, de donde muchos rosentinos emigraron en el XIX. El Roseto americano es un ejemplo de cohesión social (y eso afecta a la salud). Frente a la “ansiedad por el estatus” (Alain de Botton), la buena compañía. José Antonio Marina distingue entre culturas de independencia/autonomía y las de competitividad/logro. Tanto Goleman como Mario Alonso Puig se han referido a la influencia de los demás en nuestro estrés. Hay de hecho un “contagio de suicidio” (David Phillips, 1974) y de la buena suerte (el mejor talismán es nuestra conexión con los demás: Richard Wiseman): Sólo el 10% de nuestra existencia es aleatoria; el 90% se define por nuestra manera de pensar (súperPareto).
3. Cómo nuestro look, nuestro nombre, nuestro lenguaje y dónde vivimos determina quiénes somos. Memes geográficos: donde vivimos influye en nuestro civismo, nuestra moral e incluso nuestra felicidad. Como ejemplos, Lepe, Okinawa, los estudios de Hofstede sobre la cultura… el aspecto, que tiene efectos psicológicos asombrosos (Russel Hill y Robert Barton, Durham, en Atenas 2004: vestir de color rojo aumentaba las posibilidades de medalla). “Efecto Proteo”: cuidar la estética hace que los demás te traten de forma diferente. El look también define el nicho social. Matt Riley (‘Qué nos hace humanos’) lo llama “teoría de Asterix sobre la personalidad humana”: “En los tebeos de Goszinny y Udezo de la desafiante aldea gala que resiste al poderoso Imperio Romano hay una nítida división del trabajo. Hay un hombre fuerte (Obelix), un jefe (Abraracurcix), un druida (Panoramix), un bardo (Asuranceturix), un herrero (Esautomatix), un pescadero (Ordenalfabetix) y un hombre con ideas brillantes (Asterix). La armonía del pueblo le debe algo al hecho de que cada uno de ellos respeta el talento de los otros”. Las palabras son “huellas dactilares de la mente”. “El lenguaje no sólo transmite significados literales, sino también la actitud del hablante” (Steven Pinker). Hablamos como hablan los que nos orbitan (Noam Chomsky). La elección del nombre de pila por los padres muestra la extracción socio-económica (Stanley Liberson, ‘Una cuestión de gusto’) y permiten alianzas psicológicas, como las de los equipos de fútbol o los partidos políticos. “Escoge bien el libro que vas a leer porque vas a meterte en el cerebro de una persona que no conoces”. “No es posible leer una novela sin atribuir a la heroína los rasgos de la mujer que amamos” (Proust). “Un libro es un/a autor/a en sus mejores días, con la mente templada y el paso firme. Y eso muy raramente suele darse en la vida cotidiana”.
4. ¿Estoy discriminando a la gente si la selecciono por sus memes? Cultivar la memesfera nos aporta una nueva perspectiva. “El precio que nuestra especie ha pagado por la seguridad de vivir en grandes grupos de comunicadores que interactúan según diferentes intereses así como de las variables interrelaciones” es el precio de pensar estratégicamente respecto al otro (Daniel Dennett, ‘Romper el hechizo’).
Tener presente la memesfera con lleva tomar decisiones. “Con el amor ocurre algo similar. Nos da miedo quedarnos solos y somos capaces de permanecer al lado de una persona durante décadas aunque no nos haga feliz. La costumbre disfrazada de amor. El miedo disfrazado de amor. Los conceptos románticos de determinada clase de cine disfrazados de amor. El qué dirán disfrazado de amor”.
Los intentos de revolución, según Sergio Parra, son la oxigenación (excluir a los elementos nocivos, a los que no tienen nada que ofrecer) y la exclusión (“la información es clave y cada vez algo más físico, fisiológico: la información como vitamina o toxina; y nuestra respuesta es cada vez más somática, biológica”, Miguel Ibáñez). Porque “del mismo modo que podemos contagiarnos con un virus, podemos pillar un desaliento emocional que nos torne más vulnerables a ese virus y que, de un modo o de otro, socave nuestro bienestar” (Daniel Goleman). Debemos tener en cuenta el impacto memesférico de quienes nos rodean.
Gracias, Sergio, por invitarnos a la reflexión con compañeros de viaje como Richard Dawkins, Susan Blackmore, Alain de Botton, Nicholas Christakis, Daniel Dennett, Malcolm Gladwell, Richard Wiseman, Daniel Goleman, Steven Johnson, Steven Pinker, Nassim Nicholas Taleb, Matt Ridley, Oliver Sacks, Edward Wilson o Fernando Savater. Los memes, genes culturales, son algo muy a tener en cuenta en el aprecio o desprecio de nuestro talento.