Páginas vistas en total

sábado, 30 de julio de 2016

Por qué no funcionan los programas de Diversidad

-->
¡Cómo disfrutamos Zoe y yo con el concierto de Gloria Gaynor (ella prefiere llamarlo “la fiesta con Gloria”) en el Jardín Botánico anoche.  Nuestra gratitud a Sonia y Jacobo por la iniciativa y la compañía. Estoy seguro de que repetiremos.
La creadora del ‘I will survive’ allá por 1979 (presente en el vídeo inaugural y en el cierre) es una artista total: www.youtube.com/watch?v=v8B87ExEjw8 A sus 66 años (y 15 discos, el próximo sobre Godspell), nos hizo bailar durante hora y media sin parar. Interpretó temas propios (‘I am what I am’, ‘Never can say goodbye’), de Donna Summer (‘Last dance’), Roberta Flack (‘Killing me softly’) y con su maravillosa banda, de Barry White (‘My first, my last, my everything’), Earth, Wind & Fire (‘September’) y The Police (‘Every breath you take’). Fabulosa. 2.500 personas disfrutamos de este Hyundai Park en directo, plena experiencia vital.
En el AVE de hoy a Alicante (donde vamos a pasar un delicioso fin de semana entre amig@s), he estado leyendo el número de julio-agosto de Harvard Business Review. En portada: ‘Diversidad. La mayor parte de los programas no funcionan. Qué podemos hacer al respecto’.
La tesis (probada) de Frank Dobbin (profesor de sociología en Harvard) y Alexandra Kalev (Universidad de Tel Aviv) es que los programas de diversidad son poco útiles porque se centran en controlar el comportamiento de los directivos, y eso provoca mayor reacción y mayor sesgo. En los 90, Morgan Stanley dedicó 54 M $ a luchar contra la discriminación de género, con escasos resultados. Los mismo Smith Barney y Merril Lynch (100 M $ cada una) en programas contra la discriminación sexual. La formación en diversidad, los tests de selección, la gestión del desempeño… son insuficientes. En su lugar, dicen los autores, debemos actuar: engagement (implicación), contactos, responsabilidad social. Que las palabras sean sustituidas por los hechos.
En la misma línea, la entrevista a Iris Bohnet (directora del programa de políticas públicas para la mujer en Harvard): “Para que cambien las creencias, deben cambiar primero las experiencias”.
Lisa Burrell, editora de la HBR, cita a la profesora Lauren Rivera (Northwestern University) y su fascinante libro ‘Pedigrí’. La selección en las empresas de servicios profesionales favorece a las universidades y escuelas de renombre, cuyos alumnos pertenecen a las élites. Por debajo de la idea del mérito, tan loable, está la del pedigrí. “Los estereotipos sirven como sistema navegador inconsciente”. En los diálogos de selección, los profesionales “eliminan” a quienes no son como ellos. ¿Hay lugar para la esperanza? Daniel Kahneman no da mucho, la verdad. Ni John Beshears y Francesca Gino (Harvard), que lo han investigado en profundidad. “Es extraordinariamente difícil reconectar el cerebro humano”. Bueno, si un@ no quiere. Para eso está el coaching (individual, de equipos), que siempre es voluntario. Y el esfuerzo práctico de l@s líderes.
Además, el estrés y el poder, por Sarah Damaske (Penn State). Hasta ahora se pensaba que el estrés como respuesta era menor en los directivos de mayor responsabilidad. Su investigación demuestra que tiene más que ver con las demandas del puesto. “Los costes físicos, emocionales y cognitivos son más altos”.
Angelo Kinicki (Arizona State University) y Chad Hartnell (Georgia State University) han desafiado la creencia generalizada de que los CEOs encarnan la cultura de sus compañías. Analizando a los Consejeros Delegados de 114 empresas, dividiendo su estilo de Liderazgo y la Cultura Corporativa en mayor orientación a la tarea o a las personas, han demostrado que los CEOs difieren de la cultura imperante en lugar de alinearse a la misma (lo que genera retornos sobre activos –ROA- del 1% al 4% superior). No es choque, sino complementariedad, y ocurre en todo tipo de sectores. La estrategia difiere de la ejecución. Muy interesante.
¿Se puede salvar el Capitalismo? Varios libros muy recientes abordan el tema: ‘Elevar el suelo. Cómo una renta base puede renovar nuestra economía y relanzar el suelo americano’, de Andy Stern; ‘Inequidad global. Un nuevo enfoque en la era de la globalización’, de Branko Milanovic; ‘Salvar el capitalismo, para la mayoría, no para unos pocos’, Robert B. Reich; ‘Enfrentarse al Capitalismo’, de Phillip Kotler. La nostalgia no ayuda; bienvenidos al Talentismo.   

viernes, 29 de julio de 2016

Talento y Poder: powerful o powerless


Ayer por la mañana, en la reunión que mantuvimos con Carlos Ongallo, el maestro en aprendizaje experiencial, para la preparación de la rentrée de septiembre, Carlos destacaba el término “power” (poder, energía, potencia, corriente, facultad) en el núcleo de ManpowerGroup y trabajar sobre ello. “Poder” proviene de la raíz latina “poti” (amo, dueño) y ésta del griego “posis” (esposo).
Por la tarde, en la FNAC de Joaquín Sorolla, encontré ‘Unlimited Power’ (Poder sin límites), el clásico de Tony Robbins, y me lo releí de vuelta a Madrid. El texto tiene 30 años y mantiene su vigencia.
Tony Robbins es el gurú del desarrollo personal que mejor partido le ha sacado a la Programación NeuroLingüística (PNL). Su documental ‘No soy tu gurú’ (en el sentido de que no estás estropead@ y él te arregla), en Netflix, es muy interesante. Algunas frases de esa producción son: “Disfruto de la incertidumbre porque tengo una fe absoluta”, “La vida no es en blanco y negro”, “La vida cambia en un instante”, “Los problemas nos ayudan a crecer, los problemas esculpen nuestra alma”, “La vida ocurre por nosotr@s, no a nosotr@s”, “Empujar te desgasta. Cuando algo tira de ti, es trascendente y te da energía”, “Cuando algo es cierto, tu sistema nervioso responde”, “Todos tenemos lo que toleramos”, “Sólo tiene sentido el amor puro”. Gracias, Silvia, por recomendarme el vídeo.
Power. La banda sonora podría ser ‘Need you now’ de Lady Antebellum. www.youtube.com/watch?v=eM213aMKTHg        
De ‘Poder sin límites’, me quedo con:
- Los 7 rasgos de las personas de éxito: la Pasión, la Fe, la Estrategia, la claridad de los Valores, la Energía, el poder de Adhesión y la maestría en las Comunicaciones.
- La diferencia en la que se resume la diferencia es el pensamiento (“No cambian las cosas, cambiamos nosotr@s”, Thoreau). Tony Robbins es el mejor divulgador de la PNL. De las representaciones mentales a la conducta y a la fisiología (“¿Por qué las travesuras no lo parecen mientras las estamos haciendo?”, Daniel el Travieso).
- La Fe es el nacimiento de la Excelencia (“Pueden porque creen que pueden”, Virgilio). Las fuentes de las creencias son el ambiente, los acontecimientos, los conocimientos, la representación de la experiencia futura como si ya se hubiera realizado (visualización).
- Las 7 mentiras del éxito, y frente a ellas las creencias valiosas: Todo ocurre por un motivo que puede servirnos, No hay fracasos sino resultados, Asumir la responsabilidad pase lo que pase, No es necesario entenderlo para utilizarlo, Nuestros mayores recursos son los humanos (las personas), El trabajo es un juego, No hay éxito duradero sin una entrega personal.
- La fisiología es el camino real de la Excelencia. Las personas triunfadoras se notan por sus gestos. La energía es el combustible de la Excelencia: respiración, alimentación, sueño, ejercicio.
- La fórmula del éxito definitivo es saber lo que un@ quiere (“What do you want?”). A partir de las metas y los objetivos (la precisión), las relaciones (quien te entiende te crea), los metaprogramas, la interrupción de patrones (dañinos) y los anclajes (intensidad del estado, sincronización, exclusividad del estímulo y repetición del mismo).
- El Liderazgo es el desafío de la Excelencia. “No hay verdadero éxito si no se respetan los valores básicos”. Sin la función de los valores, no hay compromiso satisfactorio.
- Las cinco claves del éxito son aprender a superar la frustración, aprender a superar el rechazo, aprender a superar la presión financiera, aprender a superar la vanidad (“una de las pasiones más desastrosas”) y aprender a dar siempre más de lo que esperas recibir.
“Con tal de que tuvieras bastante Amor, serías el ser más poderoso del mundo”, Emmett Fox. Gran libro, tan impactante hoy como hace tres décadas.
Comienza el último fin de semana de este tempestuoso julio. Cine esta tarde, concierto de Gloria Gaynor con Zoe y mañana y pasado en Alicante con vari@s amig@s a l@s que tengo ganas de ver y de disfrutar con su compañía. Mi gratitud hacia ell@s.              

jueves, 28 de julio de 2016

Cada uno puede perder su estrella


Deliciosa la cena anoche en el Club Allard, dos estrellas Michelín, con su Directora General, Luisa Orlando, y Raúl Grijalba, presidente de ManpowerGroup. El Club Allard es uno de los templos de la gastronomía madrileña y su chef, María Marte, premio nacional de gastronomía, la sorpresa más grata de nuestra cocina en los últimos años.
Disfrutamos de uno de los menús de la casa (Encuentro, Seducción, Revolución): el justo medio. Me gusta la palabra “Seducción”, que como sabes proviene del latín “ducere” (guiar, conducir) con el prefijo separativo “se”. Seducir es guiarte aparte, el tratamiento personalizado, la experiencia única.
Seducción consiste en el Club Allard en una fantástica secuencia de Anguila ahumada con rocoto y cocoblanco, Bombón de carabinero, Cupcake de huevo de codorniz y trufa, Cigalas confitadas con ajomarino, “Arroz del mar”, Pato a la brasa con maíz, Urta con migas de remolacha y escabeche de tomatillo, Pichón de bresse con boletus, Flor de Hibiscus con Pisco Sour, Pera-piña, Monte invernal y La Pizarra (una pizarra escolar con números y letras comestibles). Me encantó, además de nuestro diálogo a tres bandas sobre el talento, la gastronomía, la viticultura y los emprendedores, la cena de reconciliación de la pareja de la mesa de al lado. Todo un torrente de emociones en un marco ideal.
Probablemente conozcas la historia de María Marte (Jarabacoa, 1976). Su vocación por la cocina le viene desde niña (en lugar de las cocinitas de juguete, preparaba platos de verdad). Su gran ilusión era venir a España, país que consideraba “cuna de la gastronomía”. En 2003, recién llegada de República Dominicana, encontró un empleo en el Club Allard para limpiar los fogones (también limpiaba una peluquería, para sacar adelante a su familia). Cuando quedó una vacante entre los cocineros del Club (de la que le informó un aparcacoches amigo), pidió una oportunidad pero el entonces chef se la denegó. A la siguiente oportunidad, le aceptaron, si bien debía seguir limpiando (el ritmo era tan vertiginoso que en ocasiones dormía en las escaleras porque no le daba tiempo de ir y volver a casa). En 2006 ya era la mano derecha del chef, y un año después el Club Allard recibía su primera estrella Michelin. En 2011 le otorgaron al restaurante la segunda estrella. En estos años, María Marte pasó por todas las partidas de la cocina: pastelería, cuarto frío, carnes y pescados. En octubre de 2013, el chef decidió unilateralmente irse y se temía por las dos estrellas Michelin. Luisa Orlando confió en ella como chef. Al año siguiente, con la reválida, el establecimiento mantuvo esos premios. “Fue como ganar dos estrellas de golpe”, comenta María. Desde entonces ha ganado el premio Club Gourmet a la Mejor Chef (2014), el Premio Nacional de Gastronomía al Mejor Jefe de Cocina (2015) y la Estrella de la Comunidad de Madrid (2015), entre otros galardones. Los medios la han llamado “la Cenicienta” (El País), “la luchadora” (Diez Minutos), “el triunfo de la constancia”, “la pasión como ingrediente” (Elle), “la mujer valiente y hecha a sí misma con una historia de cuento” (El Correo). Pura Marca (coherente con la Marca Club Allard).
La unidad mínima del Liderazgo, como sabes muy bien, es el tándem. En este caso, María Marte es la operativa (vocación, esfuerzo, dedicación, tesón) y Luisa Orlando la estrategia. Hemos sido compañeros Luisa y yo durante diez años en Arthur Andersen y Coopers & Lybrand (solíamos ir a ver pelis japonesas y neozelandesas), después fue DRH de PwC Landwell, DG del Grupo SM y desde 2012, DG del Club Allard.
De todas las creaciones que degustamos anoche (tan sorprendentes como sinceras), me quedo con la “flor de Hibiscus”. Fue el primer plato propio de María Marte: una flor de hibiscus de caramelo con una espuma de pisco sour sobre crumble de pistacho. Una genialidad. La chef está tan implicada que tiene este plato tatuado en su cuerpo. 
En honor a María, una canción de su compatriota Juan Luis Guerra, 'Burbujas de amor': www.youtube.com/watch?v=3t1BKR2IY7M "Sueña, corazón, no te nubles de amargura. Y este corazón, se desnuda de impaciencia ante tu voz".
Luisa nos enseñó muchas cosas sobre la gestión del talento y la experiencia del cliente (la enorme responsabilidad de las dos estrellas Michelin, y la aspiración de una tercera en los próximos años), el papel que juegan todos en el equipo (“Cada uno puede perder su estrella”), la claridad de ideas, los qués y los cómos. Muchísimas gracias, Luisa, por compartir tantas lecciones.
TrypAdvisor sitúa al Club Allard como el sexto mejor restaurante… a nivel mundial. El éxito no es por casualidad. Y con un catering que quita el sentido.
María Marte y Luisa Orlando, Luisa Orlando y María Marte, ejemplos de Liderazgo Femenino por los que apostar activamente.
Hoy jueves reuniones en Madrid de proyectos externos e internos, almuerzo entre amigos y por la tarde en Valencia, de 5 a 9, con una empresa cliente del sector de la alimentación.

miércoles, 27 de julio de 2016

Decidir lo posible y lo imposible

-->
Esta mañana he tenido sesión de coaching estratégico con el Consejero Delegado en España de una de las mayores empresas industriales del mundo. Un excelente directivo con el que aprendo muchísimo y al que le agradezco sobremanera su actitud. Es un difrute dialogar con él y aprender juntos.
Para prepararme esta reunión, he acudido a unos versos de Yolanda Sáenz de Tejada, para much@s de nosotr@s la mejor poeta de nuestro país, incluídos en su último libro, ‘Alquiler de humedades’:
¿Sabes lo que
más echo de
menos
aparte de tu
risa?,
que me abraces
en la cama,
mientras duermo.
“Lo posible nunca lo decidimos nosotros (lo imposible, sí)”, escribe Yolanda. Me ha resultado muy útil para la mencionada sesión. Muchas gracias, querida poeta.

En este mundo híperVUCA, los ejecutiv@s deben involucrarse no sólo en los resultados (facturación, margen, productividad, eficiencia) sino también en las causas, que ineludiblemente están ligadas al talento: a su atracción, a su fidelización, a su desarrollo (el talento que no se aprecia, se deprecia), a su compromiso (la energía que le pone al proyecto profesional y vital). Estas cosas que antes eran “de Recursos Humanos”, hoy son estratégicas, porque el 90% del éxito estratégico consiste en la ejecución.
Quienes dirigen bien la empresa, y su propia vida, se mueven entre dos valiosos conceptos: el locus de control y el desapego. El locus de control interno es un tema ampliamente tratado en psicología (Teoría del Aprendizaje Social de Rotter), que es nuestra percepción sobre lo que ocurre debida a nuestra responsabilidad. Algo básico para nuestra felicidad (como ha demostrado Sonja Lyubomirsky, la felicidad no se busca sino que se construye, porque es voluntaria en un 40%).
De otro lado, el desapego. Pocas cosas son más complicadas para las personas que sobrellevar la incertidumbre. No podemos controlarlo todo. Hay fuerzas que se nos escapan y hemos de llevarlo con serenidad, fe y paciencia, mucha paciencia. En palabras del Dalai Lama: “La mayoría de nuestros problemas se deben a nuestro deseo apasionado y el apego a las cosas que nosotros malinterpretamos como entidades duraderas”.
En la web MejorConSalud nos aportan cinco consejos al respecto para mejorar nuestra salud emocional:
1. El desapego no es romper los vínculos emocionales, es reforzarlos con mayor equilibrio.
2. Somos cada un@ responsables de nuestras vidas.
3. Somos personas libres que debemos favorecer la felicidad de los demás.
4. Hemos de aprender a vivir el presente.
5. Debemos tomar conciencia de que nada es eterno, que las pérdidas forman parte de la vida. 
El mantra de “locus de control + desapego” es la conocida “plegaria de la serenidad”: “Concédeme serenidad para lo que no puedo cambiar, fortaleza para cambiar lo que sí puedo cambiar y sabiduría para entender la diferencia”. El “círculo de influencia” y el “círculo de preocupación” de Stephen Covey.
La canción para decidir sobre lo posible y lo imposible podría ser el clásico de Karina: ‘En un mundo nuevo’ (1971): www.youtube.com/watch?v=LhkuOFbhuiY En un mundo nuevo... y feliz.                  

martes, 26 de julio de 2016

Cibernícolas. 4 vicios y 4 virtudes de esta era tecnológica


Martes en Madrid, de reuniones internas y trabajo (incluyendo coaching estratégico) con clientes. Almuerzo en La Penela cercana a la Plaza de Castilla, con José María Segón (AON), gran directivo y mejor persona, y parte de su equipo.
Ayer, al volver de Cataluña, estuve viendo el documental ‘El Bosco. El jardín de los sueños’ de José Luis López-Linares. Presentado no hace mucho en salas comerciales, nos presenta de una forma muy completa ‘El jardín de las delicias’, cuadro enigmático y complejo. Puedes ver el tráiler en www.rtve.es/television/20160606/bosco-jardin-suenos-documental-desvela-misterios/1354837.shtml Más de 4.000 personas pasan por delante de este tríptico que muestra el Paraíso, con Adán y Eva, en el centro; el mundo y los placeres de la carne, a la izquierda; el infierno, a la derecha. Para el historiador Reiner Falkenburg, el cuadro fue concebido como un elemento de conversación para los duques de Nassau. En esta película dialogan sobre el mismo personajes de la talla de Salman Rushdie, Cees Nooteboom, Nélida Piñon, Laura Restrepo, Ludovico Einaudi, William Christie, Silvia Perez Cruz, Renée Fleming, Michel Onfray, Miquel Barceló, Isabel Muñoz, Elisabeth Taburet-Delahaye, o Albert Boadella.  Una cinta maravillosa, una exposición (la del V Centenario de Hyeronimus Bosch) que seguro veremos antes del 11 de septiembre.
He estado leyendo ‘Cibernícolas. Vicios y virtudes de la vida veloz’ de Jesús J. de la Gándara. El Dr. de la Gándara es jefe del servicio de Psiquiatría y Salud Mental de Burgos, autor de una decena de ensayos y de varios poemarios. Es un estudioso de la interacción entre los avances técnicos, los cambios sociales y los problemas de salud mental.
Estamos en una nueva era, posmoderna (Lyotard), hipermoderna (Lipovetsky) o ultramoderna (Marina), en la sociedad red (Castells). Con un estilo rápido, lleno de pantallas, donde domina “la égida de la publicidad, el imperio de la moda, la tiranía del placer y la agonía del deber. “La belleza se antepone a la salud, el dinero a la ostentación, la sexualidad es preferible al amor y la relación virtual a la amistad confidente”. Es la “yoificación” de la vida cotidiana.
El autor se apoya en Aristóteles y su concepto de “areté” (excelencia, virtud) como disposición adquirida a través de la “paideia” (educación) para hacer el bien, no sólo en potencia sino en acto. “No hay bien sin acción ni sin esfuerzo”. Los “músculos éticos” a entrenar (Alain de Botton, School of Life) son 10: resiliencia, empatía, paciencia sacrificio, buenos modales, sentido del humor, autoconsciencia, perdón, esperanza y confianza. La “ética hacker” incluye la pasión, la libertad y la compensación. “No deleguemos en los ordenadores lo más humano de las actividades mentales e intelectuales, en particular, aquellas que requieren sabiduría” (Joseph Weizenbaum, padre de la cibernética). Internet nos puede hacer más estúpid@s (Nicholas Carr, 2008) o más brillantes (Clive Thomson, 2014) no en función de la red, sino de nosotr@s: de nuestra cognición, de nuestra emocionalidad, de nuestra ética. Como gran ejemplo, el de Nelson Mandela con el poema ‘Invictus’ de William E. Henley: “Soy el amo de mi destino; soy el capitán de mi alma”. 
Jesús de la Gándara nos alerta:
- Contra el vicio del posesionismo (tener en lugar de ser), la virtud de la intelegancia (inteligencia + elegancia: saber elegir con gusto y desprenderse de lo superfluo).
- Contra el vicio del apresuramiento (las prisas y el estrés), la virtud de la ticopraxia (de TIC, tecnologías de Información y Comunicaciones, y praxia: la habilidad para manejar las TIC de forma rápida y relajada, eficaz y ética).
- Contra el vicio de la infosaturación (la inundación de chats, mensajes, noticias, basura informática), la virtud de la ciberprosexia (atención nítida e intensa para lo importante, ágil y flexible para deshacerse de lo superfluo).
- Contra el vicio del espejismo ególatra (fantasías estéticas, placeres inalcanzables, paraísos artificiales), la virtud de la telempatía (la comunicación emocional a distancia, múltiple e intensa, comprometida y proactiva).
Estupendo libro, como dice el autor, para ser “más inteligentes, elegantes, empáticos, atentos y eficientes”. Mejores y más felices cibernícolas.

¿La banda sonora? De una parte, la que empleé en Sevilla, en la MasterClass del Human Age Institute sobre ‘Terminator Coaching’: www.youtube.com/watch?v=pVZ2NShfCE8 (Terminator II). De otra, el tema de The Buggles, ‘El vídeo mató a la estrella de la radio’: www.youtube.com/watch?v=W8r-tXRLazs Ya sabes, la tecnología debe ser un trampolín del talento.  

lunes, 25 de julio de 2016

La historia de amor entre el cine y el jazz


25 de julio, festividad del patrón de España (no laborable en cuatro comunidades autónomas, entre ellas Madrid y Galicia). Felicitaciones a los Jaimes, Santis y Yagos. Inolvidables los “abrazos” al Santo en la catedral compostelana durante estos años.
Jornada entre Madrid, Barcelona y Tarragona. AVE a las 7 de la mañana, reunión con nuevo cliente (el DG de esta empresa ha sido pupilo de coaching estratégico en una compañía anterior) y en la ciudad romana, entrevista con un directivo para otra empresa cliente.
De la prensa de ayer, me quedo con:
- ‘Cine y jazz, una historia de amor’ (Begoña Donat, Papel). Hollywood ha amado esta música desde ‘El cantor de jazz’ (1927) y la primera peli en technicolor, ‘El Rey del Jazz’ (1930). Zoe Saldana ha interpretado a Nina Simone (Nina), Queen Latifah a Bessie Smith (Bessie), Beyoncé a Etta James (Cadillac Records), Forest Whitaker a Charlie Parker (Bird), Diana Ross a Billie Holliday (El ocaso de una estrella), James Stewart a Glenn Miller (Música y Lágrimas) y ahora se estrenan ‘Miles Ahead’ (Don Cheadle como Miles Davis) y ‘Born to be blue’ (Ethan Hawke como Chet Baker). Francis Ford Coppola, Woody Allen o Clint Eastwood han homenajeado al género. El jazz es “la música que no desea expresar nada” (Stravinsky).
- Siguiendo con el jazz, Festival de San Sebastián (Heineken Jazzaldia). El jueves 21 de julio, Gloria Gaynor estuvo en la playa de La Zurriola (‘You’re the first, the last, my everything’ de Barry White; ‘Every breath you take’ de Sting; su inolvidable ‘I will survive’). Dos horas más tarde, en las terrazas del Kursaal, Marc Ribot y The Young Philadelphians. El viernes por la mañana, en el museo de San Telmo, el saxofonista navarro Mikel Andueza. Por la tarde, en el auditorio Kursaal, el guitarrista John Scofield, el pianista Brad Mehidau y el batería Mark Juliana. A esta 51ª edición habrán asistido 140.000 espectadores. “El jazz sale al encuentro” (Miguel Martín, director del festival).
La banda sonora de esta entrada es ‘Misty’ de la gran Ella Fitzgerald www.youtube.com/watch?v=rPOlakkBlj8
- Entrevista a Alejandro Sanz (Guimoar Roglán, Guillem Sartorio, Papel): “El himno de España nos representa bien. No nos ponemos de acuerdo ni para ponerle la letra”, “Cada vez que me llamaban artista, a mi madre le daba un disgusto”.
- ‘¿Podemos incentivarnos a nosotros mismos’ (Fernando Trías de Bes, mentor de creatividad e innovación del Human Age Institute). Cita a Robert Green (“En la vida no hay premios ni castigos, sino consecuencias”), comenta las películas ‘Náufrago’ de Tom Hanks y ‘La vida es bella’ de Roberto Beningni y señala “La actitud es fundamental. Esta es atemporal, mientras que el premio y el castigo son temporales y acaban por no funcionar”). Fernando concluye: “Se está bien con uno mismo cuando lo que se siente, se hace y se piensa están alineados y son coherentes entre sí. Con los propósitos es lo mismo”.
- José Antonio Marina, con sus papeles para el pacto educativo (del mismo equipo que elaboró el libro blanco de la profesión docente: JAM, Carmen Pellicer, etc). Puedes leerlos en joseantoniomarina.net
- “España es una sociedad sin afición por la ciencia” (Carlos López Otín, Bioquímico experto en cáncer). “No ha visto ninguna protesta pidiendo cultura o conocimiento”, “Las sociedades que invierten en I+D son las que más progresan”, “Es dramático que los jóvenes científicos no puedan volver”.
- Profesiones de siempre, que no caducarán y serán demandadas: Zulima Cuadros (Manpower Selección) nos habla de comerciales, financieros y expertos en marketing. La Flexibilidad es clave.
- Entrevista a Luc Ferry, autor de `La revolución transhumanista’. Financiada desde el Silicon Valley (especialmente Google, desde 2008), el programa Calico pretende que el ser humano sea bi o tricentenario. “GAFA (Google, Apple, Facebook, Amazon) es mucho más potente que los estados hoy”.
- Carbonero y el “coach” del coach”. Luis Martínez se refiere a ‘Quiero ser’, al que califica de “programa condenado”. Sara Carbonero y un coach para ser un buen coach. Luis busca en Baudrillard: “El valor de algo no guarda relación con ningún sujeto libre que lo elige por necesidad o gusto, sino con el estatus y posición social que representa. No consumimos objetos, sino signos; no consumimos carencias, sino que nos dejamos usar por esos signos que acaban por definirnos”.
- Los 9 mejores presidentes de EEUU en la pantalla: Harrison Ford (‘Air Force One’), Bill Pullman (‘Independence Day’), Morgan Freeman (‘Deep Impact’), Peter Sellers (‘Teléfono rojo, volamos hacia Moscú’), Jack Nicholson (‘Mars Attacks’), Kevin Kline (‘Dave’), Billy Bob Thorton (‘Love actually’), Martin Sheen (‘El ala oeste de la Casa Blanca’) y por supuesto Kevin Spacey (‘House of cards’). Yo también incluiría a Fitzgerald Grant (interpretado por Tony Goldwin) en ‘Scandal’. A falta de la presidenta Olivia Pope.   

domingo, 24 de julio de 2016

Los contextos (geográficos) de la genialidad

-->
Hoy domingo es Santa Cristina, el santo de mi hermana y mi sobrina, entre otras. Cristina de Bolsena fue una mártir del siglo III, hija de un rico magistrado llamado Urbano, que se convirtió al cristianismo y fue torturada por su propio padre y murió a la octava tortura (la de las lanzas). Sus reliquias se conservan en la catedral de Palermo. Cristina significa “fiel seguidora de Cristo” y al parecer las Cristinas son fuertes, responsables y de una gran belleza interior.
Anoche llegamos Zoe y yo de La Vera con un montón de preciosas vivencias entre amigos. Localidades enigmáticas como Garganta de la Olla (“ad Fauces”) en la Edad Media, con su iglesia de San Lorenzo, su museo de la Inquisición, su “casa de las muñecas” y su leyenda de la “serrana de la Vera”; Yuste, siempre Yuste, con Pablo (Pawel Stepkowski), el prior, su compañero paulino (Orden de San Pablo Primer Eremita) Krzysztof Andrzej (el padre Cristóbal), su maravillosa capilla inspirada en los iconos de Jerzy (Jorge) Nowosielski, pintados por Magdalena Bielecka y su lema: “Cuida de tu alma, ésa es la única limitación”; el Museo Pecharromán, presentado por el propio artista, Ricardo Pecharromán, en Pasarón de la Vera; los almuerzos en La Abadía de Cuacos (con Isabel, Bea y Carlos) y en K’ Leti Jarandilla de La Vera (con el gran Alfonso Pitarch, uno de los mejores empresarios extremeños y ganador del Challenge EBS); la gala solidaria en Jaraiz y la cena con los hermanos Tello (Ángel, Mónica, Raquel, Beatriz); las 46 gargantas de las comarca, piscinas naturales… Momentos inolvidables. Ojalá el DG de Turismo de Extremadura, D. Francisco Martín Simón (“Paquino”, para sus paisanos) sepa poner en valor una de las regiones más hermosas de Europa.
En el viaje, he estado leyendo ‘The geography of Genius’ (La Geografía del Genio) de Eric Weiner. El autor define a una persona genial como alguien con “la capacidad de expresar ideas nuevas, sorprendentes y valiosas” (Margaret Boden). La pregunta que debemos hacernos no es “¿qué es la creatividad?”, sino “¿dónde se encuentra?”. Porque l@s genios no surgen por generación espontánea, sino que se agrupan geográficamente (Keith Simonton, Universidad de California Davis). Eric nos presenta los 8 escenarios más creativos:
- Atenas: el genio es simple. En 186 años, entre dos guerras que duraron un cuarto de siglo, está la Grecia clásica. ¿Qué tuvo de especial? “La creatividad no puede separarse de su reconocimiento” (Csikzentmihalyi). Polis (“las personas alcanzan mayor potencial si pertenecen a estados independientes, aunque sean pequeñas”, la ley de Danilewky). Pensadores peripatéticos (que andaban mucho; l@s caminantes son más creativ@s: Marily Oppezzo y Daniel Schwartz, Stanford). La Acrópolis como punto de encuentro. Incertidumbre. Cierta competencia (Teresa Amabile, Harvard; “Supérate respecto a los demás”, Homero). Magnetismo (Pericles como líder, el sistema democrático). Sócrates como “compadre”. Aspasia, mujer de Pericles, como “ayudadora”. El symposium (“beber juntos”; Torsten Norlander, psicólogo sueco, ha demostrado que el alcohol facilita la etapa de incubación de las ideas). Genio y virtud (areté) como elementos inseparables. Apertura para el logro. Y consciencia sobre la muerte (Christopher Long, Dara Greenwood: casi la mitad de los genios perdieron a su padre antes de cumplir los 20).
- Hangzhou: el genio no es nada nuevo. China, dinastía Song, 969-1276. Una explosión artística y tecnológica. Cultura del te (lleva a pensamientos más profundos), higiene, capacidad de sorprenderse, competitividad, profusión, honor a la tradición (lo nuevo necesita de lo viejo), mucho humor, sistema educativo apropiado.
- Florencia: el genio es caro. 25 de enero de 1504; en Florencia, a la vez, dos docenas de artistas de la talla de Leonardo, Miguel Ángel, Botticelli, etc. “Lo que se honra se cultiva” (Platón). El mecenazgo de los Medici, con gran gusto artístico (“no toleraban innovación, la exigían”). Los talleres (bottega). Solucionadores de problemas (como Verrochio o Leonardo). Esfuerzo de equipo. Sprezzatura (lo que separa lo bueno de lo inolvidable). Procesos significativos y “ayudadores” como Bichellini. En lugar de una gran universidad (como Bolonia), compartir conocimiento. Dos generaciones después de la “peste negra” de 1348. Lorenzo el Magnífico como “el compadre”. Equilibrio: las justas proporciones. El genio como la ilusión de la inmortalidad (sus obras quedan).
- Edimburgo: el genio es práctico. La sorprendente capital de Escocia, con su voluntad de ser diferente a los demás. David Hume, Adam Smith, Arthur Conan Doyle. Una prestigiosa escuela de medicina. Pensamiento janusiano (las dos caras, los pros y contras, la ambigüedad). Lugares pequeños para lanzar preguntas abiertas. Dos o más ideas disparatadas en el mismo espacio (“pensamiento homospacial”, según el psiquiatra Albert Rothenberg). Para Schopenhauer, “el talento alcanza la diana que nadie puede; el genio alcanza una diana que nadie ve”. Tolerancia. Buenos bebedores (estimulación mental mutua).
- El genio es caótico: Calcuta. Una ciudad fea, de una fealdad adorable. Vida pública. Rabindranath Tagore como el “David Hume” de Calcuta, del renacimiento bengalí. La creatividad colabora con el caos (“el corazón es caótico e irregular”, Ary Golderberger, cardiólogo). Deidades. Sagacidad. Reacciones al reto.
- El genio no es intencional: Viena musical. Mozart y Freud, las dos caras del genio vienés. Música (mucho más que entretenimiento). Beethoven: estímulo y aislamiento. “Robar el fuego de los dioses, como Prometeo”. Relación del organismo vivo (la ciudad) con la naturaleza. Schnapps. “La representación del caos” (Haydn).
- El genio es contagioso: Viena en el diván. Cafeterías, psicoanálisis. “El negocio de Viena es la vida”. La interpretación de los sueños. Experiencias diversificadoras. Las pasiones freudianas: fumar, viajar, hacer colecciones. Síntesis intelectual y aplicación práctica. Tándem (el Sancho Panza de Freud fue Wilhelm Fliess, médico y numerólogo).
- El genio es débil: Silicon Valley. La imagen (icónica) de Steve Jobs. La reputación de zona tecnológica. Bill Hewlett y Dave Packard, creando en un garaje, estudiantes de Stanford. El rector Fred Terman como “hombre práctico”, con su instituto de investigación. La diversidad de California. Como una sinfonía de Mozart o una peli de Pixar, operar a dos niveles (personas y procesos). Vínculos débiles que les hacen fuertes. El fracaso como “fertilizador”. Mitos que inspiran, como la “ley de Moore”. Lo pequeño es hermoso y creativo.
La creatividad como intersección entre persona y lugar. Un libro que ayuda a reflexionar sobre el poder de los contextos.